Portada :: Mundo :: Guerra en Osetia del Sur
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-08-2008

Ayuda armamentstica para Tbilisi

Knut Mellenthin
Junge Welt

Traduccin Luis Montilla


Un da despus de la decisin tomada con entera unanimidad por ambas cmaras del parlamento ruso, el presidente Dimitri Medvedev ha firmado el martes un decreto por el que reconoce como estados independientes a Osetia del Sur y a Absajia. "No ha sido una decisin fcil la que hemos tomado, pero es la nica oportunidad para salvar vidas humanas" dijo el Jefe de Estado ruso en una entrevista televisiva. Las dos repblicas ahora reconocidas por Mosc se haban separado de Georgia a principio de la dcada de 1990 despus de que el Gobierno de Tbilisi hubiera anulado su estatus de autonoma y de que las tropas se hubieran entrado en accin. Un nuevo intento georgiano de reconquistar Osetia del Sur en la noche del 8 de agosto, condujo a Rusia a una accin de ayuda militar y humanitaria.

Muchos gobiernos occidentales, entre ellos tambin el alemn, haban intentado hasta el final con una posicin intimidatoria y arrogante detener al presidente ruso, para que este no obedeciese la voluntad de los representantes del pueblo y de la inmensa mayora del pueblo ruso, del absajio y del sudosetio. El presidente del Consejo de Asuntos Exteriores del Bundestag alemn, Ruprecht Polenz (CDU) describi la decisin del parlamento como "herramienta de tortura". "Las fronteras y la integridad territorial de Georgia deben ser respetadas como las de cualquier otro Estado" dijo el presidente estadounidense George W. Bush. La canciller alemana Angela Merkel seal que el reconocimiento de Osetia del Sur y de Absajia era "absolutamente inaceptable". Tambin el Secretario general de la OTAN Jaap de Hoop Scheffer, as como el presidente francs y actual presidente de la UE, Nicolas Sakozy, rechazaron la decisin de Rusia.

Y mientras los presidentes de Absajia y Osetia del Sur hablaban de un gran da en la historia de su pueblo, la reaccin georgiana a la firma de Medvedev, como era de esperar, era un tajante rechazo. El viceministro de Asuntos Exteriores georgiano, Giga Bokeria, un estrecho confidente del presidente Mijail Saakaschvili, seal que el reconocimiento ruso de ambas repblicas era "una clara agresin". Alexander Lomaja, jefe de la seguridad georgiana declar, que la decisin de Medvedev no tiene "ningn valor legal" y traer "duras consecuencias polticas", sin precisar esta amenaza.

Mientras tanto se pronunciaron los senadores estadounidense Joe Lieberman (antiguo demcrata, ahora independiente) y Lindsey Graham (republicana) a favor de rearmar rpidamente a Georgia para una guerra de revancha. Los EE.UU. se haban concentrado hasta ahora en proporcionar a Georgia armas "ligeras" para luchar contra el terrorismo. Ahora necesitan sistemas areos de defensa y armas pesadas contra tanques, precisaron ambos senadores. Lieberman tiene una estrecha amistad con el candidato republicano a la presidencia John McCain y le apoya en su campaa electoral.

Varios militares rusos manifestaron el martes su intranquilidad ante la concentracin de buques de guerra de la OTAN en el Mar Negro. Tras sus denuncias hay ya diez barcos, entre ellas tres fragatas de Alemania, Espaa y Polonia. Se esperan ocho buques ms. Entre los barcos que ya se encuentran en el lugar, hay tambin dos estadounidenses que supuestamente traen a Georgia ayuda humanitaria civil. El destructor "USS McFaul" est equipado con cohetes dirigidos Tomahawk que pueden llevar cabezas nucleares y que tienen un alcance de 2.500 kilmetros. El buque de guerra estadounidense est anclado desde el domingo frente a Batumi en Georgia y hoy debe atracar en Poti de forma demostrativa. Este puerto georgiano esta protegido por tropas rusas frente a traficantes de armas.

http://www.jungewelt.de/2008/08-27/001.php


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter