Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-09-2008

Minar la fe

Khaled Amayreh
Uruknet

Traducido del ingls por Beatriz Morales Bastos


Una red de tneles debajo de la Mezquita de Aqsa, apodada por los medios de comunicacin israeles como "lugares tursticos", ha causado ya grietas evidentes en la superestructura de la explanada de Haram Al-Sharif que aloja muchos lugares histricos, incluida la Cpula de la Roca.

"No tengo la menor duda de que el gobierno israel tiene la voluntad y desea destruir la Mezquita de Aqsa. Slo quieren hacerlo de modo que parezca que la demolicin es resultado de causas naturales", afirm en jeque Mohamed Hussein, jefe del Consejo Supremo Musulmn que supervisa el santuario de Jerusaln, considerado el tercero de los santos lugares del Islm. "Cuanto estn haciendo aqu demuestra que estn empeados en destruir este santuario islmico. Es el momento de que los pueblos musulmanes, los gobiernos musulmanes y las organizaciones musulmanas de todo el mundo acten para detener esta blasfemia. Puede que maana sea demasiado tarde".

Altos cargos palestinos y musulmanes, incluyendo la Organizacin de la Conferencia Islmica (OIC, por sus siglas en ingls), han advertido repetidas veces acerca de las excavaciones israeles cerca y debajo de la mezquita, pero en vano.

La semana pasada Jordania, custodio legal del santuario de Jerusaln, pidi a Israel que dejara de sabotear los cimientos de la Mezquita de Aqsa y le advirti de que "esta sensible cuestin podra prender fuego a toda la zona".

Israel ignor las advertencias jordanas y opt por apaciguar a los grupos religiosos judos que defienden la demolicin de los santos lugares islmicos y cristianos en Jerusaln. Israel tambin se niega a que expertos musulmanes de la OIC y de la UNESCO inspeccionen las excavaciones que se estn haciendo debajo de la mezquita alegando que ese paso podra poner en duda la "soberana israel" sobre la ocupada ciudad rabe.

La comunidad internacional, incluido el ms cercano aliado de Israel, Estados Unidos, no reconoce la anexin por parte de Israel de Jerusaln este tras la ocupacin de la ciudad en 1967. Esto no ha impedido a los sucesivos gobiernos israeles construir enormes asentamientos judos dentro y en torno a la ocupada ciudad rabe, lo que ha reducido Jerusaln este a prcticamente un ghetto y la ha separado del resto de Cisjordania. El aislamiento de Jerusaln este se ha completado con la construccin del gigantesco "muro de separacin".

A los musulmanes y cristianos de Cisjordania se les impide de forma rutinaria acceder a sus santos lugares Jerusaln este, excepto a aquellos que estn en posesin de permisos especiales emitidos por los servicios internos de inteligencia israeles, el Shin Beth.

Adems de abrir tneles debajo de [la explanada de ] Haram Al-Sharif, el gobierno israel tambin ha permitido a una secta juda fantica, el movimiento Chabad, construir una sinagoga cerca de la seccin occidental del complejo islmico. Chabad llama abiertamente tanto a la expulsin o exterminio de los palestinos como a la destruccin de los santos lugares islmicos y cristianos en Palestina.

Altos cargos musulmanes Waqf han descrito la sinagoga como "una continua fuente de tensin, de provocacin y de hostigamientos", as como "un punto de apoyo" que seala las malas intenciones de Israel en relacin a los santos lugares musulmanes.

"La decisin de construir una sinagoga en este lugar particular demuestra que a Israel le interesa alimentar el fuego de la tensin religiosa", afirm Adnan Al-Husseini, un alto cargo musulmn de Jerusaln este. "Es evidente que a Israel no le interesa ni la paz ni la coexistencia".

Israel no slo est enfureciendo y desafiando a los 1.400 millones de musulmanes que se calcula que hay en el mundo, sino que tambin est silenciando los intentos por parte de la comunidad rabe de Jerusaln de hacer pblico los que est ocurriendo en los santuarios islmicos de Jerusaln este.

El pasado 24 de agosto la polica paramilitar israel asalt y cerr las oficinas de la Fundacin al-Aqsa en la ciudad de Um Al-Fahm, en Israel propiamente dicho. Se confiscaron documentos, incluyendo mapas y otros registros referentes a la Mezquita de Aqsa, especialmente a las excavaciones israeles debajo del santuario islmico.

El gobierno israel sostiene que la Fundacin al-Aqsa tiene relaciones con Hamas.

"Nos atacan debido a nuestra fe", afirm el jeque Raed Salah, dirigente del movimiento islmico en Israel. Aadi que la Fundacin operaba legalmente y que haba sido autorizada por las autoridades israeles. Neg las afirmaciones israeles de que la Fundacin estaba "coordinada con comandantes de Hamas Jerusaln este" y aadi que la acusaciones eran infundadas.

El Shin Beth acosa constantemente a Salah por sus actividades en defensa de los santos lugares islmicos en Jerusaln este. Hace varios aos durante una manifestacin en Um Al-Fahm un agente del Shin Beth fue sorprendido cuando trataba de introducir hachs en el bolsillo de Salah.

Dirigentes palestinos a ambos lados de la Lnea Verde condenan "la creciente persecucin por parte del Estado de Israel de sus ciudadanos rabes". El Centro Legal para la Defensa de los Derechos de las Minoras rabes ha urgido al ministro de Defensa, Ehud Barak, a revocar su decisin de cerrar las oficinas de la Fundacin al-Aqsa. El Centro afirma que la medida "infringe gravemente la libertad de expresin y la libertad religiosa de toda la minora rabe de Israel".

La organizacin tambin ha acusado al gobierno israel de crueldad al cerrar la organizacin benfica en vsperas del sagrado mes de Ramadn durante el cual el movimiento islmico intensifica sus actividades benficas.

Israel evoca de forma rutinaria las relaciones con Hamas cuando trata de cerrar instituciones benficas islmicas tanto en Israel como en los territorios ocupados. A principios de este ao el ejercito israel saque organizaciones benficas, negocios, clnicas, orfanatos y escuelas dirigidos por grupos islmicos en toda Cisjordania afirmando que estaban relacionados con Hamas.

Enlace con el original: www.uruknet.info?p=46779



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter