Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-09-2008

La organizacin de Cooperacin de Shangai apoya a Rusia

Danielle Bleitrach
Rebelin

Traducido por Caty R.


El 28 de agosto de 2008, la Organizacin de Cooperacin de Shangai (OCS) se reuni en Dushanbe, la capital de Tayikistn. Teniendo en cuenta el contexto internacional, en el Cucaso pero no nicamente, el resultado de esta reunin se espera con inters. La primera noticia que lleg, transmitida por Le Figaro online, era realmente importante: China y los dems pases asiticos aliados de Mosc en la Organizacin de Cooperacin de Shangai, han adoptado una posicin unida sobre las actuaciones de Rusia en Georgia, declar con satisfaccin, en Dushanbe, el presidente ruso Dmitri Medvedev.

Estoy seguro de que la postura unida de los Estados miembros de la OCS ser un xito internacional y espero que sirva como un claro mensaje para quienes tratan de convertir lo blanco en negro y justificar esta agresin, declar el presidente, con referencia al ataque del ejrcito georgiano a la regin separatista de Osetia del Sur en la noche del 7 al 8 de agosto.

La OCS agrupa a China, Rusia y cuatro de las cinco ex repblicas soviticas de Asia Central (Kazajistn, Kirguizistn, Uzbekistn y Tayikistn), y es la mayor organizacin regional del mundo. Sin embargo su tamao, la magnitud de su poblacin y sus intereses econmicos y estratgicos, podrn contrarrestar a la Alianza Atlntica y su agresividad?

La Organizacin de Cooperacin de Shangai puede convertirse en una respuesta a la OTAN?

En un artculo reciente, del 15 de septiembre de 2007, dos investigadores (1) planteaban la cuestin de la evolucin de la OCS tras las maniobras conjuntas que efectuaron entre el 8 y el 17 de agosto de 2007, un ejercicio antiterrorista denominado Misin de Paz 2007, que moviliz a unas 6.500 personas y 90 aviones aportados, por primera vez, por todos los pases miembros. Estbamos presenciando el nacimiento de una OTAN euroasitica?

En aquel momento respondieron que a pesar de las grandes maniobras la OCS se encontraba muy lejos de semejante objetivo y que se trataba, para los pases agrupados en la organizacin, de supervisarse entre ellos tanto como de constituir una unin defensiva frente a las maniobras estadounidenses. Sin embargo, la situacin actual, los tejemanejes estadounidenses y la forma en la que EEUU y sus aliados europeos intentan dinamitar las naciones, invitan actualmente al planeta, por todas partes, a la formacin de bloques regionales que claramente podran acelerar las agrupaciones militares. As es en el caso de la Organizacin de Shangai, pero tambin en Amrica Latina se perfila una unin militar defensiva. Hay cinco factores que podran desempear un papel acelerador en la constitucin de uniones militares:

1. Kosovo. La autoproclamacin de este Estado mafioso apoyado por Estados Unidos, ha logrado inquietar un poco ms a los rusos, ya prevenidos por la instalacin en Europa del proyecto de escudo antimisiles de Estados Unidos. Europa aparece cada vez ms sometida y a remolque de la OTAN, como se confirm en la Cumbre de Bucarest. La adhesin del presidente francs al liderazgo estadounidense tambin ha revuelto la situacin. Nos encontramos ante una situacin paradjica que, de hecho, debilita a la OTAN. Tenemos una Europa cada vez ms declaradamente alineada con Estados Unidos y cuyo sistema de defensa est plenamente integrado en el de EEUU. Los que imaginan a Europa como un contrapeso del imperialismo estadounidense deben desengaarse y, por una parte, la actitud de resistencia de los rusos se explica por su convencimiento de que no tienen nada que esperar de semejante Europa. Pero esta Europa sometida tambin es impotente, dividida frente a las consecuencias del sometimiento, y especialmente reacia a asumir los gastos de la poltica estadounidense que pretende incendiar la regin euroasitica convirtiendo a Europa no slo en una zona de conflicto, sino adems de conflicto nuclear. El objetivo es tan tremendo y el peligro tan enorme que nos enfrentamos a un nuevo equilibrio del terror. La instalacin de los misiles en Polonia slo puede reforzar ese estatuto abominable. Los europeos presentan muchas propuestas altisonantes pero permanecen paralizados frente a los riesgos.

2. Otro factor que hay que tener en cuenta en relacin con la OTAN es el carcter casi mafioso del entramado militar industrial que se esconde tras la organizacin. Europa no slo est presa en un pacto militar del que corre el riesgo de ser la vctima, sino tambin en un sistema de alianzas con autnticas mafias muy peligrosas. Parece evidente que la corrupcin de la OTAN ya afecta actualmente al armamento, los lobbies, pases del Este y las conexiones con Estados Unidos, en una degeneracin tal que se podra hablar de una especie de mafia erigida en organizacin de seguridad trasatlntica (2).

La reunin de Bucarest puso de manifiesto este carcter sin el cual no se entenderan casos como la presidencia actual de Georgia. Ah tenemos el ejemplo del un presidente totalmente irresponsable e insensato que ya habla sobre el teln de fondo de la bandera europea como para implicar a la Unin Europea en sus locuras belicistas. Tampoco se entendera el papel de Sarkozy y su regreso a la OTAN si olvidamos los intereses del entramado industrial militar francs, que contribuy a su eleccin tanto como, probablemente, Estados Unidos, que adems le proporcion el ministro ms atlantista en la persona de Kouchner, relacionado con George Soros, y los vnculos poltico financieros de sus amigos con autnticas mafias que a menudo duplican su nacionalidad y se instalan en los pases que sirven de detonantes para las crisis internacionale.s. No olvidemos que dicha imbricacin entre los complejos industriales militares y las mafias instaladas en el poder, que mezclan alegremente el trfico de drogas, armas, y estrechos vnculos con la Alianza Atlntica, no slo se da en el Cucaso; en Amrica Latina, el caso de Uribe y Colombia demuestra que se trata claramente de un modelo.

Resultado, la OTAN est desprestigiada y todos los aliados potenciales de EEUU, tanto en el Cucaso como en Asia Central, se quedaron petrificados por el rechazo de los rusos a ceder al chantaje de los estadounidenses y europeos. Durante un tiempo, Rusia haba negociado el estatus, especialmente con la integracin de Ucrania y Georgia slo aplazada- y continuaba con la poltica de congelacin del mosaico surgido del colapso de la Unin Sovitica. Toda la poltica rusa consista en explicar que no habr solucin en Europa sin el acuerdo de Rusia. La provocacin georgiana ha cambiado totalmente la situacin.

3. Irn. La solicitud de este pas para integrarse en la OCS tiene posibilidades de xito? Existen vinculaciones, por ejemplo Tayikistn, que pertenece a la OCS, y su civilizacin de tradicin persfona est muy cerca de Irn.. Pero lo ms probable es que la negociacin del estatuto con Ucrania y Georgia tenga como contrapartida un estatuto con las mismas expectativas por parte de Irn. Lo que est ocurriendo en Iraq, la forma en que se estn atizando las guerras civiles con vistas a un ataque contra Irn, tambin es importante. Como lo son, igualmente, los previsibles fracasos de la OTAN en Afganistn y en la crisis de Pakistn. En todo esto Rusia quiere reforzar su papel convirtindose en un mediador inevitable en una situacin conflictiva?. Es poco probable que asistamos a evoluciones rpidas, pero los lazos se estrechan entre los pases amenazados.

4. Frente a los recientes acontecimientos, en Amrica Latina aparecen movimientos dirigidos hacia una defensa militar comn, una especie de OTAN latinoamericana. Chvez ha expresado claramente su apoyo a Rusia en el asunto del ataque a Osetia del Sur y ha invitado a una reunin de amistad y trabajo a la flota rusa en las aguas del Caribe. Adems, los rusos han reanudado relaciones amistosas con los cubanos. En cuanto a las relaciones de defensa de Amrica Latina, estn en un magnfico momento con China, cuya fuerza econmica y financiera ha conferido autenticidad a la poltica del establecimiento de las relaciones Sur-Sur..

5. Pero el gran acontecimiento es, sin duda, la forma en que fueron instigados los disturbios y los motines en el Tbet con el objetivo inmediato de trastornar los Juegos Olmpicos, el rechazo a considerar a China una nacin como las dems y la ayuda evidente al movimiento separatista del Dalai Lama. Por aadidura, tambin se fomentaron revueltas en la frontera entre Khirghizie (un pas de Asia Central miembro de la OCS) y China. Sobre el modelo de las revoluciones de colores fomentadas por las ONG de Gerorge Soros, es decir la CIA, Khirghizie conoci la revolucin de los tulipanes; Ozbekistan y Tayikistn han sufrido agresiones desestabilizadoras parecidas (3).

As, desde hace varios aos las evoluciones de la Organizacin de Cooperacin de Shangai llaman a atencin de los observadores occidentales. La organizacin dirigi, del 8 al 17 de agosto de 2007, la maniobra antiterrorista Misin de Paz 2007, que moviliz a cerca de 6.500 personas y 90 aviones procedentes, por primera vez, de todos los pases miembros.

Algunos analizan el fortalecimiento de la OCS a travs de maniobras y ejercicios como la institucionalizacin de una coalicin antihegemnica china-rusa abocada a convertirse en una alianza militar, un lter ego euroasitico de la OTAN, que contrarrestara el poder de Estados Unidos y la OTAN en la cuenca del Caspio y en Asia Central.

La organizacin de Cooperacin de Shangai en torno a una alianza china-sovitica

La creacin de la Organizacin de Cooperacin de Shangai y su aparente aumento de poder tienen como teln de fondo el fortalecimiento de las relaciones entre la Rusia post sovitica y la China popular, establecidas por Deng Xiaoping en una especie de comunismo de mercado. Tras una cumbre del G7 organizada en Mosc, Boris Yeltsin visit China, del 24 al 26 de abril de 1996, para poner en marcha una asociacin estratgica entre ambos pases. Se firmaron numerosos acuerdos que concernan a la puesta en marcha de un telfono rojo, transferencias de tecnologa nuclear, explotacin de recursos energticos, cooperacin en industria militar e intercambios comerciales. La bsqueda de socios en Asia Central se tradujo en la firma, el 26 de abril de 1996 en Shangai, de un tratado de seguridad regional que vinculaba tambin a. Kazajstn, Tayikistn y Kirguistn; as, los cinco pases formaron el Grupo de Shangai desde 1996 a 2000. Este tratado se refera a las fronteras comunes de los cinco pases firmantes (casi 8.000 kilmetros) y constituy la base de la Organizacin de Cooperacin de Shangai, fundada el 26 de abril de 2001, con la misin de luchar contra el terrorismo y el separatismo. Adems de los pases mencionados anteriormente, la OCS acogi a Uzbekistn el mismo da de su constitucin. En julio de 2005 India, Pakistn e Iraq obtuvieron un estatuto de observadores, como lo obtuvo Mongolia el ao anterior, pas muy importante pero que rechaz integrarse en la OCS..

Es poco decir que durante los ltimos meses Estados Unidos ha multiplicado por toda la zona factores de desequilibrio, no slo en Asia Central y China, sino tambin en Irn y Pakistn. Pero la alianza fundamental es la de Rusia y China, en el sentido de protegerse frente a la agresividad de Estados Unidos..

La hostilidad rusa y china contra Estados Unidos durante la crisis de Iraq dio la oportunidad de fortalecer los lazos entre ambas potencias. El 3 de diciembre de 2002 firmaron una declaracin conjunta que empieza con un llamamiento al respeto de un mundo multiplolar (4).. Desde entonces, la consolidacin de este duopolio se ha impuesto a los observadores por medio de la multiplicacin de hechos y gestos: la exigencia comn de un mundo multipolar y el estreno de un tringulo diplomtico entre Mosc, Pekn y de Nueva Delhi a Vladivostok, en junio de 2005, para materializar esta visin del orden internacional; resolucin de las cuestiones esenciales de las divergencias fronterizas (el trazado del 97% de los 4.300 kilmetros de fronteras entre China y Rusia est fijado); maniobras militares conjuntas y firma de nuevos contratos de armamento (5); fortalecimiento de la cooperacin energtica con el compromiso de Mosc de construir dos gaseoductos en 2011. En resumen, China necesita a Rusia para modernizar su ejrcito y cubrir sus necesidades energticas; Rusia necesita a China para abrir puertas a su economa (industria de defensa y sector energtico) y para permanecer en la carrera tecnolgica..

Este tndem ruso-chino tambin est dirigido a frustrar el unilateralismo estadounidense. A raz de las dificultades de las relaciones entre Rusia y EEUU (endurecimiento de la poltica interna de Rusia, problemtica de las relaciones entre Rusia y Ucrania y Rusia y Georgia, levantamiento en. Uzbekistn) y las relaciones entre China y EEUU (ley del 14 de marzo de 2005, contra la secesin, dirigida contra Taiwn), Pekn y Mosc endurecieron el tono y utilizaron para sus propios fines el marco de la OCS. La cumbre de Astana del 5 de julio de 2005 exiga a Estados Unidos que retirase sus tropas de los territorios de Uzbekistn y Kirguistn, Estados miembros de la OCS. En ese contexto, la presencia del presidente iran Mahmud Ahmadinejad en la cumbre de Shangai, el 15 de junio de 2006, y la perspectiva de una posible adhesin de Irn a la Organizacin de Cooperacin de Shanghai hicieron aparecer el fantasma de una futura alianza euroasitica, rival de la OTAN y eje poltico militar de un futuro siglo altaico (en referencia al macizo de Altai, cordillera de Asia Central que ocupa territorios de Rusia, China, Mongolia y Kazajistn, N. de T.).. La cumbre de Bishkek del 16 de agosto de 2007 y la maniobra Misin de Paz 2007 lo confirmaban.

Sin embargo, es probable que aunque Estados Unidos no hubiera multiplicado los ataques, la idea de una alianza poltica militar realmente seguira en marcha; todava en la actualidad China se mantiene prudente (6) y no tienen ningunas ganas de verse implicada en un conflicto con Estados Unidos. China se enfrenta a grandes retos y lleva a cabo su desarrollo con prudencia; y a menudo se le compara con un elefante en equilibrio sobre una tela de araa. S, pero es mejor un elefante en equilibrio sobre una tela de araa que un elefante en una cacharrera., que es como aparecen, cada vez ms, Estados Unidos y sus aliados europeos.

China quiere la paz y ha utilizado toda su influencia sobre Corea del Norte para que este pas renuncie a la nuclearizacin militar; tampoco es partidaria de la idea de una nuclearizacin militar de Irn, aunque apoya la nuclearizacin civil. Los dems pases tampoco son ms belicistas, incluidos los rusos y las ex repblicas de Asia Central; todos estos pases se ocupan de sus intereses econmicos y les importara muy poco el asunto militar si los estadounidenses y los europeos no jugasen sistemticamente a la provocacin.

Cyrille Gloaguen, investigador del Instituto francs de Geopoltica, seala el carcter econmico de la OCS: A la manera de Kazajistn, las repblicas de Asia Central ven en esta Organizacin, sobre todo, la oportunidad de salir del aislamiento y abrir sus mercados hacia Chica, India, Irn y Pakistn. De hecho, la OCS se est convirtiendo en un foro en el que el conjunto de los pases de la regin, empezando por Irn, India y Pakistn, se esfuerzan por coordinar sus polticas comerciales y energticas (7). En el plano militar, la mayora de los pases de Asia Central hacen equilibrios entre las propuestas estadounidenses y las de los rusos, incluida China quien, fiel a su propia estrategia, avanza ms fcilmente en el terreno econmico que en el poltico y todava menos en el militar. Sin embargo, la actitud de Estados Unidos, que no slo intent arruinar los Juegos Olmpicos (por las ONG francesas interpuestas) sino que, sobre todo, al armar a la India, desestabilizando a Pakistn y promoviendo las revueltas del Tbet, obliga a pensar que Estados Unidos no desea la paz en absoluto..

El fracaso cada vez ms previsible de la OTAN en Afganistn, el riesgo actual del estallido de Pakistn, as como todas las polticas temerarias de desestabilizacin llevadas a cabo por EEUU y sus aliados europeos, pueden conseguir que Asia y toda Rusia basculen hacia una unin poltica militar que al principio nadie quera. Nadie salvo, quiz, Rusia, que ha actuado desde el principio para fortalecer su posicin en Eurasia cuando comprendi que Estados Unidos y Europa llevaban a cabo contra ella una autntica guerra fra, acosndola con maniobras hostiles y ahora, adems, nucleares.

Notas

(1) Michel Guenec, Doctor en Geopoltica (Pars VIII) y Jean-Sylvestre Mongrenier, Investigador en el Instituto francs de Geopoltica (Pars VIII) e investigador asociado en el Instituto Thomas More, 15 de septiembre de 2007.

(2) Publicado el 2 de abril de 2008 en www.dedefensa.org La marcha hacia el Este: una estrategia del neoconservador Mccain (+ Lockheed Martin) para formar una mafia llamada OTAN.

(3), Uzbekistn ha respondido con dureza a una desestabilizacin de este tipo. Tras la condena por Estados Unidos de la masacre de Andijan (valle de Ferghana) el 13 de mayo de 2005, el Presidente uzbeko, Islam Karimov, puso fin a la presencia militar estadounidense en su pas (base de Karshi-Khanabad). China y Rusia todava no han conseguido el cierre de la base area de Manas en Kirguizistn (donde estn ubicados 1.200 militares estadounidenses desde 2001).

(4) Firmada en Mosc el 1 de julio de 2005, la Declaracin conjunta sobre el orden internacional en el siglo XXI, recuerda la voluntad de ambas potencias de promover un orden mundial justo y racional, basado en los principios y normas reconocidos universalmente por el Derecho Internacional, as como la primaca de la ONU.

(5) Desde principios de los aos 90, la industria rusa abastece el 85% de las importaciones chinas de armamento. Los contratos chinos representan entre el 40 y el 50% de las exportaciones rusas de armamento.

(6) Sealamos a este respecto la negativa de China de adherirse a las estructuras de la OSC y las de la OTSC (Organizacin del Tratado de Seguridad Colectiva), tambin muy importante en el plano militar; recordemos que Pekn tambin rechaz que las maniobras militares fueran patrocinadas conjuntamente por la OCS y la OTSC.

(7) Cyrille Gloaguen, LOrganisation de Coopration de Shanghai, France-Alliance Atlantique, Printemps 2006.

Original en francs: http://socio13.wordpress.com/2008/08/28/lorganisation-de-cooperation-de-shanghai-prend-position-par-danielle-bleitrach/


Caty R. pertenece a los colectivos de Rebelin, Cubadebate y Tlaxcala. Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar a la autora, a la traductora y la fuente.






Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter