Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-09-2008

Pistas prcticas para cuidar de la Tierra

Leonardo Boff
Koinonia


Dos principios son fundamentales en la superacin de la crisis actual por la que pasa el planeta Tierra: la sostenibilidad y el cuidado.

La sostenibilidad, asentada en la razn analtica, tiene que ver con todo lo que es necesario para garantizar la vida y su reproduccin para las generaciones actuales y futuras.

El cuidado, fundado en la razn sensible y cordial, se refiere a los comportamientos y a las relaciones con las personas y la naturaleza, marcadas por el respeto a la alteridad, por la amorosidad, por la cooperacin, por la responsabilidad y por la renuncia a toda agresividad.

Articulando estos dos principios podremos devolver equilibrio y vitalidad a la Tierra. Ofrecemos algunas sugerencias prcticas para que cada uno haga su revolucin molecular (Guatarri): la que comienza por la propia persona, y es la base para el gran cambio de todo el sistema. He aqu algunas:

Alimente siempre la conviccin y la esperanza de que es posible otra relacin con la Tierra, ms en armona con sus ciclos y respetando sus lmites.

Crea que la crisis ecolgica no debe transformarse en una tragedia, sino en una oportunidad de cambio hacia otro tipo de sociedad ms respetuosa e incluyente.

D centralidad al corazn, a la sensibilidad, al afecto, a la compasin y al amor, pues son estas dimensiones las que nos movilizan para salvar ala Madre Tierra y sus ecosistemas.

Reconozca que la Tierra est viva pero es finita, semejante a una nave espacial, con recursos escasos y limitados.

Rescate el principio de la religacin: todos los seres, especialmente los vivos, son interdependientes, y por eso tienen un destino comn. Deben convivir fraternalmente entre s.

Valore la biodiversidad y a cada ser, vivo o inerte, pues todos tienen valor en s mismos, independientemente del uso humano.

Reconozca las virtualidades contenidas en lo pequeo y en lo que viene de abajo, pues ah pueden estar contenidas grandes soluciones.

Cuando no encuentre una solucin, confe en la imaginacin creativa, que esconde en s respuestas sorprendentes.

Tome en serio el hecho de que para los problemas de la Tierra no hay una sola solucin, sino muchas, que deben surgir del dilogo, de los intercambios y de la complementacin entre todos.

Ejercite el pensamiento lateral, es decir, pngase en el lugar del otro y trate de ver con sus ojos. As ver dimensiones diferentes y complementarias de la realidad.

Respete las diferencias culturales (cultura campesina, urbana, negra, indgena, masculina, femenina etc.), pues todas ellas muestran formas distintas de ser humanos.

Supere el pensamiento nico del saber dominante y valore los saberes cotidianos, del pueblo, de los indgenas y de los campesinos, porque cooperan en la bsqueda de soluciones globales.

Exija que las prcticas cientficas sean sometidas a criterios ticos a fin de que las conquistas beneficien ms a la vida y a la humanidad que al mercado y al lucro.

No deje de valorar la contribucin de las mujeres porque son portadoras naturales de la lgica de la complejidad y son ms sensibles a todo lo que tiene que ver con la vida.

Haga una opcin consciente por una vida de sencillez que se contraponga al consumismo. Se puede vivir mejor con menos, dando ms importancia al ser que al tener y al parecer.

Cultive los valores intangibles, es decir, los bienes relacionados con la espiritualidad, la gratuidad, la solidaridad, la cooperacin y la belleza, como los encuentros personales, los intercambios de experiencias, el cultivo de las artes, especialmente de la msica.

Ms que parte del problema, considrese parte de su solucin.

 

http://servicioskoinonia.org/boff/articulo.php?num=292



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter