Portada :: Cultura :: Leer
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-09-2008

Literatura contra la resignacin: "Traductor del mdium"
Tres palabras para Eladio Orta

Enrique Falcn
Rebelin


Eladio Orta: "Traductor del mdium".

Poesa. 104 pgs.

Ediciones Idea; coleccin Atlntica.

Tenerife, 2008.



Hay una poesa, que menudea en nuestro pas, que todo lo que hace es predisponernos a la resignacin. La de Eladio Orta, por el contrario, se ha querido convertir en incendio conforme ms cava tierra y sangre adentro ms all de lo que a las palabras les es permitido decir. Cuando en septiembre de 2001 lleg desde las marismas, hasta nuestra casa, una versin primera de Traductor del mdium, pudimos confirmar el abismo con llagas al que podan llegar a alcanzar los poemas con tierra de unos de los poetas ms sobresalientes de nuestro tiempo.

Irremediablemente escrita con los dientes, hinchada con dolor en su propia vena yugular, la poesa de Orta viene escarbando desde hace aos una insobornable rebelda: la que viene acompaando la aparicin de libros como Resistencia por esttica (1999), + de poemas tontos (2003), Sincrona del solejero (2004), los "27 poemas exteriorizados" de Leche de camello (2005) o ms recientemente Vaco tcito y Antisonetos (libros, los dos, publicados en 2007): textos fundamentales en los que el lector de los poemas que aqu siguen debera rastrear las huellas de una profunda y creble rebelin.

No sera ahora nada nuevo recordar las lecturas crticas que han querido advertir, en la obra de Orta, una posicin deliberada y militantemente perifrica (de los centros de poder, de las lgicas gestoras que se presuponen culturales, de la propia vida urbana como foco de dominio asfixiante), en lo que sera la construccin  potica de una atencin extrema "(...) sustentada en la herramienta de precisin de un lenguaje campesino, que tiene la palabra exacta para animales, herramientas, espacios y situaciones, que el lenguaje estandarizado de la ciudad no alcanza y, por tanto, es incapaz de percibir" [cfr. en D. Belln, 2007 (1)]; "(...) una poesa capaz de atreverse a crear belleza con lo menos indicado" [cfr. en J. M. Parreo, 1998 (2)]; "(...) una prctica de enfrentamiento a las retricas codificadas del poder" [cfr. en L. Bagu, 2006 (3)]; "(...) una potica de disidencia explcita hasta el extremo" [cfr. en U. Stabile, 1999 (4)]; "(...) una obra que juega fuera de los lmites de la poesa convencional" [cfr. en J. Riechmann, 1998 (5)]; "(...) una potica del ah, de la naturaleza vista desde un lado humano, no como refugio aislacionista sino como entorno tico" [cfr. en V. L. Mora, 2007 (6)];... La comprensin cabal de lecturas crticas como las anteriores ayudara a reconocer la inutilidad de separar la obra de Eladio Orta que comprende, desde 1992, ms de nueve volmenes publicados del combate de un vetado poeta ayamontino que escribe desde los retamales del Campo de Canela, en Huelva. Y as, nos sera casi imposible poder abismarnos en la lectura de Traductor del mdium si no nos percatsemos de una defensa incansable del espacio natural de las marismas frente a la avaricia de las promotoras inmobiliarias que, en connivencia de los poderes pblicos, pretenden expulsar a los habitantes de la Isla Canela para construir hoteles, campos de golf y urbanizaciones de lujo hasta llegar al lmite mismo de un espacio protegido.

La Conferencia Internacional de Salud Urbana, celebrada en Toronto hace apenas dos aos, situaba el suroeste espaol, y ms concretamente el entorno de Huelva, como uno de los casos de estudio ms importantes del planeta en cuanto a dficit flagrante en la salud de los llamados pases desarrollados. Mientras tanto en el contexto exacto en el que la poesa de Orta resiste, y del que bastantes poemas de este Traductor del mdium dan cumplidamente cuenta, los niveles de ozono sobrepasan all los umbrales mximos permitidos, se siguen vertiendo materiales radiactivos en las balsas de fosfoyesos, y las tasas de asma y de cncer superan con mucho las medias tolerables. Las polticas de invasin de las grandes constructoras y la prctica ininterrumpida de las corruptelas en la gestin urbanstica de la zona unidas a esa otra violencia que convierte a los pobladores del campo en terreno de pruebas para un proyecto mayor de acoso son algunas de las amenazas presentes que, de un costado a otro de Traductor del mdium, sitan en sus poemas la seal, la herida, de una honesta resistencia. Hasta los mosquitos de esa marisma amenazada parecen dar sobrada cuenta, una vez convertidos en motivos recurrentes entre estos poemas, de la dignidad del aguijn.

Mucho de cosecha y de frontera acorralada hay, de hecho, entre las pginas de este nuevo libro, en el que el ritmo de la tierra (encontraremos ahora un poema para cada estacin del ao) corre simblicamente parejo al de la propia escritura: aqu ser explcitamente reconocido que la poesa de Orta slo pueda ser escrita en invierno para ser, luego, corregida en el esto. La tierra es donde se vive pero en la medida que es tambin desde donde se resiste es aquello tambin (con) lo que se respira; y "zapatos de tierra" finalizar con uno de los versos ms hermosos y contundentes que pueblan este libro.

Pasto para el fuego, aguijn envenenado, traductor del mdium, materia de estircol y llaga de la boca: cinco maneras para aproximarnos a una prctica de la poesa decididamente dispuesta a liberarse retorcimiento del habla y su sintaxis, por en medio de los servilismos del lenguaje en un tiempo como el nuestro. Perturbador, abrupto y spero (esa corporalidad grotesca y subversiva que crticos como Mndez Rubio ya detectaron en su obra anterior a 2004), y al mismo tiempo familiar, tierno y totalmente reflexivo, el verso de Eladio Orta tiene su nica patria en el incendio de las cosas y el mundo. Quiz en derrota, pero nunca irreductiblemente, nunca en doma.

Hay un tipo de poesa, que menudea en nuestro pas, que todo lo que hace es predisponernos a la resignacin. Existe otra, por el contrario, que jams ha podido olvidar el sabor de la sangre. Ante las asesinas amenazas de la invasin en las marismas, las fracturas de la palabra vuelven radicalmente crtica la textura agrietada con que aqu se muestran la tierra y su lenguaje: es entre la llama y el silencio donde este proyecto de escritura valientemente rebelde como pocos se atreve a crecer con su veneno, y consigue resistir.

Notas:



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter