Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-09-2008

Washington, el ms devastador huracn sufrido por Cuba

Patricio Montesinos
Rebelin


El rgimen del presidente Goerge W. Bush volvi a insistir en que no levantar el bloqueo impuesto a Cuba desde hace casi 50 aos, pese a una nueva demanda de la Isla, tras ser azotada por el terrible huracn Gustav, y en momentos que se preparaba para enfrentar a Ike, otro aterrador cicln que en las ltimas horas atraviesa la mayor de las Antillas.

Ante la reiterada peticin de Cuba, contenida en una declaracin de su Ministerio de Relaciones Exteriores, la Casa Blanca respondi con su acostumbrado cinismo de que no consideraba sabio suspender la cruel guerra econmica, financiera y comercial que aplica a la nacin caribea desde el mismo triunfo de su Revolucin, en 1959.

En declaraciones a la prensa, la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, justific la conducta de su gobierno alegando que nada indica que en Cuba se hayan escenificado supuestos cambios democrticos que hagan variar la postura hostil de Washington.

Una vez ms el rgimen de Estados Unidos, que se autotitula el mayor defensor de los derechos humanos en el mundo, demostr su crueldad hacia Cuba, e hizo caso omiso a la voluntad casi unnime de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que cada ao exige el fin del bloqueo contra la Isla.

Ni siquiera Washington fue persuadido por el candidato presidencial demcrata, Barack Obama, quien solicit tambin una suspensin, por no menos de 90 das, de las restricciones a los viajes y al envo de remesas y ayuda a sus familiares en la nacin latinoamericana de los cubanos residentes en territorio norteamericano.

Evidentemente al rgimen de Bush, como a las anteriores administraciones estadounidenses, le interesa poco lo que le ocurra a los cubanos, y sigue apostando por rendir por hambre a la mayor de las Antillas.

En esta ocasin los huracanes Gustav e Ike han sido buenos aliados de Estados Unidos, pero nunca sern tan devastadores como las constantes agresiones y el bloqueo impuesto a Cuba por las sucesivas administraciones de la Casa Blanca.

La agresividad de Washington le ha costado miles de vidas a la isla caribea, mientras las prdidas por la guerra econmica, comercial y financiera nunca podrn ser superadas por los ciclones que cada ao se empean en azotarla.

Gracias a la preparacin de Cuba, Gustav no ocasion muertes a su paso por la Isla, y as de seguro ocurrir con Ike. El bloqueo tampoco conseguir, como hasta ahora, doblegar por hambre a los cubanos.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter