Portada :: EE.UU. :: EEUU, subasta presidencial
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-11-2004

Qu sucedi realmente el dos de noviembre?

Paquita Armas Fonseca
La Jiribilla


El martes dos de noviembre, cerca de las ocho de la noche, al conectarme a Internet le entre decenas de informaciones, esta fechada en Washington: La empresa encuestadora Zogby International prev, de forma preliminar y antes del cierre de los centros de votacin, una amplia victoria del candidato demcrata John Kerry frente al presidente George W. Bush en el Colegio Electoral. ( ) Presidida por John Zogby y considerada como una de las encuestadoras con mayor credibilidad, asegur en Internet que Kerry cuenta con un total de 311 votos electorales, frente a 213 de Bush. Los datos de Zogby se basan en un estudio realizado en las ltimas 24 horas entre 955 posibles votantes. Para ganar la Presidencia de EE.UU. se requieren al menos 270 de los 538 votos del Colegio Electoral. Como yo, miles de personas se alegraron de esos resultados. Cualquier cosa menos Bush!

Durante las jornadas anteriores la aplastante mayora de los rganos de prensa, desde The New York Times hasta El Nuevo Herald, brindaban su apoyo al candidato demcrata. Lo de ms valor en Hollywood se pronunciaba a favor del opositor a Bush, as como doscientos cincuenta expertos en poltica exterior, y por supuesto, la intelectualidad norteamericana progresista.

Los tres debates televisivos, segn las encuestas, los gan el demcrata, pero la intencin de voto aunque pareja pareca favorecer al inquilino de la Casa Blanca. En el resto del mundo donde se realizaron encuestas por mayora abrumadora se prefera a Kerry, y no por sus cualidades, sino por... cualquier cosa menos Bush.

Las elecciones fueron seguidas en todo el planeta a pesar de las diferencias de horario. La tranquilidad por las cifras durante el tiempo inmediato al comenzar el escrutinio invadi a todo aquel que estaba pendiente de los comicios; Kerry pegado a los talones de Bush. El senador Ted Kennedy, uno de los pesos pesados del Partido Demcrata, asegur que Kerry derrot a Bush. Tal declaracin la hizo tras haberse encontrado con los Medias Rojas, el equipo del que el candidato demcrata es aficionado. Tenemos ahora a John Kerry que gan la Presidencia, dijo. Cuando un periodista lo interrumpi para decir que los resultados an no fueron divulgados, el hermano del asesinado presidente John F. Kennedy seal simplemente que todo indica que las cosas van en la direccin de John Kerry.

La demora en el cmputo de la Florida hizo crecer la ansiedad, pues las encuestas daban intenciones bien similares, hasta que solo faltaba Ohio.

Sin conocer las cifras finales, George W. Bush haba ganado, y esta vez tanto con el voto popular como con el de los colegios electorales. Este triunfo legitim para muchos su fraude del 2000.

Pero qu sucedi realmente el dos de noviembre?

Muchos analistas culpan a Kerry de no haber sido ms agresivo con las fallas del gobernante, otros aseguran que la frialdad y su poco carisma decidieron en los comicios.

Hubo tres razones para la derrota de John Kerry, resumi Larry Sabato, profesor de la Universidad de Virginia (este): Est muy a la izquierda, ms a la izquierda que la mayora de los estadounidenses sobre temas esenciales como el aborto, los derechos homosexuales y el porte de armas de fuego. En segundo lugar, es muy poco expresivo; un demcrata moderado y expresivo habra derribado fcilmente al presidente George W. Bush en las elecciones del martes 2 de noviembre, era cambiante en sus opiniones y as desperdici sus mejores cartuchos: el tema de Iraq.

Sern estas las razones? Hay otros analistas convencidos de que quien venci el dos de noviembre fue el miedo. Desde un principio hasta ese mismo da por la madrugada, Bush dijo una y otra vez que l era capaz de enfrentar al terrorismo, el nico que evitara otro 11 de septiembre. No por gusto, ni por casualidad, das antes se difundi un video de Osama Ben Laden, esta vez en estudio y maquillado, como tendindole una mano a su amigo de hace aos.

Una simple ciudadana norteamericana expres lo que, en este sentido, siente la mayora: "Pienso que (Osama) Ben Laden le tiene miedo a Bush. Es por ello que no nos ha atacado.

De cada cinco votantes uno dijo que los valores morales son el factor ms importante que les influy en el voto y casi ocho de cada diez respaldaron a Bush en este aspecto. Cules valores morales? Los ms conservadores: negacin del aborto, rechazo a los gays, discriminacin hacia negros y minoras.

Para el Premio Nobel Jos Saramago, con el triunfo electoral de Bush gana la mentira como arma de destruccin masiva.

En nada hombre de izquierda, el escritor peruano Marios Vargas Llosa, afirm: Era preferible el triunfo de Kerry, aunque sin mucho entusiasmo, porque la verdad es que a m tampoco el senador Kerry me parece una figura muy convincente. Pero creo que, entre los dos, Kerry representaba por lo menos, en las relaciones entre Estados Unidos y Europa, una mejora de la gran tensin, de la gran crispacin que existe en la actualidad. Y sobre todo, en poltica interna norteamericana, la posibilidad de una accin ms liberal, menos conservadora, menos determinada por consideraciones religiosas.

William Paterson, profesor de Ciencia Poltica de la Universidad de New Jersey sostiene: Una victoria de Bush enviara al mundo el mensaje de que el pueblo americano apoya la continuacin de una guerra ilegal e inmoral, mientras que su derrota se vera como un rechazo de esa guerra, aunque sabemos que el actual enfoque de Kerry sobre Iraq no difiere mucho del de Bush.

Otro catedrtico, Juan Cole, profesor de Historia de la Universidad de Michigan, vaticina: Bajo la presidencia de Bush, EE.UU. se convertir en una potencia permanente en el Golfo Prsico, tras los imperios portugus, safaw, otomano y britnico. Ahora, EE.UU. carece de una gran base terrestre permanente en la zona, aunque utiliza una base naval en Bahrein y otra area en Qatar. En esos pequeos pases solo caben instalaciones reducidas. Pero con doce bases permanentes en Iraq, la situacin de EE.UU. en el Golfo se har hegemnica, quiz durante todo el siglo XXI. Al convertirse en una potencia iraqu, EE.UU. entrar en contacto militar y diplomtico, permanente y activo, con los vecinos de Iraq, incluyendo Siria e Irn. Lo ms probable es que el sendero de Bush sobre las bases iraques conduzca inexorablemente a ms conflictos militares en esa regin.

Esta vez un poco ms del 60 % de los electores decidi sobre quin es el presidente estadounidense. La ms alta concurrencia a las urnas en ese pas fue la de 1960 en la que se alcanz el 63,1%.

George W Bush obtuvo un buen respaldo popular a partir de los votantes. Y el resto? Por qu casi el 40 % no va a las urnas y muchos ni se inscriben? Algunos expertos consideran que una buena parte de los norteamericanos vive tan seguro de su sistema y sus derechos que no se interesan por las elecciones o quien gobierne. Actitud muy peligrosa en unos comicios como los de este ao.

Los que votaron por Bush puede que lo hayan hecho impulsados por el miedo, pero sobre todo porque realmente se creen el pueblo elegido, los superdotados capaces de gobernar al mundo.

Pero por qu la gran prensa apoy en bloque a Kerry? Alguien puede pensar que alguno de los grandes e influyentes peridicos expresa la opinin de sus periodistas? Todo el mundo sabe que el poder est detrs de cada campaa publicitaria. El poder hizo a Watergate y a la becaria de Clinton, entonces quera el poder a Bush o prefera a alguien muy similar a l pero con una imagen an limpia? Qu se esconde realmente detrs de lo acontecido en los ltimos meses de la contienda electoral? Qu sucedi realmente el dos de noviembre? El futuro puede deparar alguna sorpresa. Si el mandatario causa molestias a quienes lo llevaron a la cspide, cualquier cosa puede pasar, desde un disparo de un loco hasta una enfermedad de causa desconocida.

Lo tremendo es el resultado: un alcohlico fundamentalista gobernar por otros cuatro aos la potencia ms fuerte del planeta. Ya se sabe que no le ser fcil: ni en el exterior, ni en el interior. Las ltimas horas han sido testigo de protestas en diferentes ciudades con intervencin de la polica. Si una buena parte de los norteamericanos est adormecida por las mentiras, hay otra, minoritaria an, que puede y debe empezar a revertir el camino que lleva ese pas directamente al fascismo.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter