Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-09-2008

El traspaso de poder en la devastada provincia de Anbar aclamado como una victoria

James Cogan
WSWS

Traducido del ingls por Beatriz Morales Bastos


Los ms vociferantes defensores de la guerra de Iraq estn presentando la ceremonia celebrada el pasado lunes [1 de septiembre] para transferir formalmente la provincia de Anbar a las fuerzas del gobierno iraqu como el punto culminante de la oleada [de tropas] de la administracin Bush. La regin de Iraq en la que una vez hubo la mayor la resistencia a la ocupacin se considera ahora tan firmemente bajo control que se pueden retirar las tropas estadounidenses a las extremadamente fortificadas bases a las afueras de las principales ciudades y pueblos.

El editorial del Wall Street Journal del 2 de septiembre era tpico de la reaccin a favor de la guerra. Tras alabar primero a Bush por haber anulado a los derrotistas y ordenado un renovado compromiso estadounidense con Iraq, el peridico declar: El traspaso de Anbar es ante todo un tributo a los cientos de estadounidenses que han combatido y muerto en lugares como Faluya, Ramadi e Hit en estos ltimos cinco aos.... Lo que importa es que nuestras tropas y nuestro pas tienen la determinacin de luchar hasta la victoria final.

La victoria final postulada por el Wall Street Journal (y por la que fueron sacrificados cientos de soldados estadounidenses) es la reduccin de Iraq al estatuto de Estado ttere de Estados Unidos. Es lo postulado por una oligarqua financiera y corporativa que desde los aos setenta ha aspirado a tener bajo su dominio los recursos petrolferos y de gas de Oriente Prximo y que estaba dispuesta a aceptar cualquier crimen para lograr ese objetivo.

El regocijo del peridico contrasta vivamente con los sentimientos de millones de trabajadores y de jvenes estadounidenses que se han opuesto sistemticamente a la ocupacin de Iraq. La invasin de 2003 fue una guerra de agresin ilegal emprendida con los falsos pretextos de que Iraq posea armas de destruccin masiva y de que estaba ayudando a al-Qaeda. Los habitantes de Anbar y los soldados enviados all a luchar estn pagando un precio enorme.

Cuando empez la guerra Anbar tena una poblacin predominantemente sunn de aproximadamente un milln y medio de personas. La provincia, la mayor de Iraq, ocupa toda la parte oeste del pas que hace frontera con Arabia Saud, Jordania y Siria. Del noroeste al sudeste est atravesada por el ro Efrates y la frtil tierra del valle de este ro antiguamente estaba salpicada de granjas, huertos, pueblos y ciudades.

El ejrcito estadounidense ocup las principales ciudades de Anbar en abril de 2003 y pronto se vio confrontado a la realidad de que la inmensa mayora de la poblacin se opona a su presencia. En Faluya, la segunda ciudad ms grande del pas, los estudiantes se manifestaron el 28 de abril para pedir a las tropas estadounidenses que haban establecido un puesto de mando en su escuela que se fueran de ella. Paracaidistas de la 82 unidad aerotransportada dispararon contra los manifestantes desarmados y mataron a 17 e hirieron a otros 70.

Este acto cre el marco para aos de sangrientas operaciones contra la resistencia en Anbar que han dejado la mayor parte de la provincia en ruinas y producido algunas de las peores atrocidades de la ocupacin.

El asedio estadounidense a Faluya llev a la destruccin de esta ciudad entre abril y noviembre de 2004. Cuando acab la batalla de Faluya, 36.000 de las 50.000 viviendas de la ciudad haban sido destruidas o daadas, adems de 65 escuelas y 60 mezquitas. Murieron miles de personas y muchos de los 300.000 habitantes que haba antes de la guerra se convirtieron en refugiados El asalto final supuso el bombardeo deliberado por parte de Estados Unidos de hospitales y ambulancias, el uso en zonas habitadas de balas de fsforo blanco prohibidas internacionalmente y la ejecucin de prisioneros iraques heridos.

Todo el distrito central de Ramadi, la capital provincial de Anbar, sufri una suerte similar. La mayor parte de la zona fue arrasada durante 2005 y 2006 en un intento de expulsar a las guerrillas anti-ocupacin. Ciudades como Al Qaim, Hit y Haditha fueron devastadas por las principales ofensivas estadounidenses. Haditha ser particularmente recordada como el escenario de una matanza indiscriminada de civiles iraques el 19 de noviembre 2005 en la que se acab a tiros con la vida de 15 civiles que estaban en sus casas como mortfera represalia por una bomba a la orilla de la carretera que haba matado a un marine estadounidense.

Aunque se sigue sin saber el nmero exacto de civiles iraques muertos en Anbar, con toda probabilidad supera los 100.000. Las bajas estadounidenses en la provincia entre marzo de 2003 y el traspaso de esta semana asciende a 1.305 muertos y a 10.000 heridos, sin contar los miles de soldados que sirvieron en la provincia y volvieron a casa con grados diversos de trauma psicolgico.

A pesar de los aos de asesinatos y muertes, la oleada de tropas estadounidenses adicionales enviadas a la provincia a principios de 2007 desempe un papel relativamente menor en el descenso en el nmero de combates que tuvo lugar durante todo el ao pasado. El factor principal fue la formacin del Consejo Despertar, un movimiento de los dirigentes tribales de Anbar contra las tendencias radicales islamistas en la resistencia contra la ocupacin.

El autodenominado Estado Islmico de Iraq (ISI, por sus siglas en ingls), que se adhiri a la interpretacin wahhabista del Islam sunn que prevalece en Arabia Saudi y que comparte al-Qaeda, haba desarrollado una considerable base de apoyo para principios de 2006. Durante todo ese ao se produjo una lucha de poder por el control de la resistencia, con los wahhabistas tratando de utilizar edictos religiosos y la violencia para suplantar la tradicional autoridad de los jeques tribales.

En septiembre de 2006 40 tribus y sub-tribus en Anbar declararon una contienda sangrienta contra el ISI por el asesinato de varios destacados jeques. Pidieron y recibieron la ayuda de los mandos estadounidenses en la provincia que, en ese momento, consideraban que, efectivamente, haban perdido el control de la provincia.

El movimiento Despertar vio cmo miles de partidarios tribales (muchos de ellos antiguos resistentes) entraban a formar parte de la polica o de unidades del ejrcito local iraqu. Las milicias tribales pagadas por Estados Unidos, que inicialmente fueron conocidas como Unidades de Respuesta de Emergencia, trabajaron con ellos. En los meses siguientes se dio caza y masacr a miles de islamistas radicales.

Durante 2007 las tribus, respaldadas por el ejrcito estadounidense, impusieron su control sobre prcticamente toda la provincia. Por el momento, slo se ha informado de 16 vctimas mortales estadounidenses cadas en combate en Anbar, una cifra menor que la mayora de las cifras mensuales totales de los aos 2005 y 2006. Los mandos estadounidenses han insinuado vehementemente que unidades de marines de entre los 26.000 soldados desplegados en el oeste de Iraq pronto podrn enviados a Afganistn.

Sin embargo, la muy elogiada estabilidad descansa sobre una frgil base. Una proporcin significativa de las unidades del ejrcito iraqu en Anbar y los 28.000 miembros de la polica provincial son en realidad una apenas disimilada fuerza tribal. El Movimiento Despertar no es leal ni al gobierno dominado por los chies del primer ministro Nouri al-Maliki en Bagdad ni al actual gobierno provincia en Anbar, que actualmente est controlada por un rival de las tribus, el Partido Islmico Iraqu (IIP, por sus siglas en ingls).

El IIP es un partido sunn que colabor con la ocupacin estadounidense en un momento en que la mayora de la provincia apoyaba a la resistencia. Slo el 2% de la poblacin vot en las elecciones provinciales de 2005 que llevaron al poder al IIP.

Los jeques que patrocinaron el Movimiento Despertar tienen el objetivo de derrotar al IIP en las prximas elecciones locales y de utilizar el periodo de gobierno para consolidar su posicin en Anbar. Entre los mejores premios est el enorme campo de gas de Akkas, cuyas reservas se calculan en siete trillones de pies cbicos. Tambin se estn haciendo prospecciones para determinar si la provincia descansa sobre importantes yacimientos de petrleo sin explotar.

Las rivalidades entre facciones en Anbar (esencialmente un conflicto con la clase dirigente sunn sobre quin actuar como agentes locales para Estados Unidos y otras transnacionales que hacen cola para explotar los recursos de Iraq) podra acabar fcilmente en una lucha abierta. El IIP tiene ministros en el gobierno de Maliki y ha estado buscando el apoyo de Bagdad para arrancar a los jeques el control de las fuerzas de seguridad en Anbar. La semana pasada el ministro del Interior aprob el despido del comandante de la polica de Anbar, un partidario tribal, y su sustitucin por un simpatizante del IIP. En seal de protesta pocos dirigentes tribales asistieron el lunes a la ceremonia de traspaso de poder el lunes.

Un jeque, Mohammad Mahmood al Natah, declar a la revista Time: Si el Partido Islmico sigue presionando al gobierno para sacar a los miembros del Movimiento Despertar de las fuerzas de seguridad, entonces hay muchas probabilidades de que Anbar vuelva a la violencia. En caso de un nuevo colapso en la seguridad, los soldados estadounidenses se volvern a encontrar en la primera lnea de una guerra de guerilla en Anbar, muriendo por las ambiciones de Wall Street.

Enlace con el original: www.wsws.org/articles/2008/sep2008/anba-s06.shtml



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter