Portada :: Bolivia :: Acoso a Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-09-2008

Bolivia: la historia seala

Jordi Oriola i Folch y Mnica Vargas Collazos
Rebelin


El mismo da que se hacen pblicos documentos clasificados del Archivo de Seguridad Nacional de los Estados Unidos que dejan aun ms clara la implicacin de este pas en el golpe de Estado que derroc al presidente Allende en Chile, Evo Morales denuncia la injerencia de los EEUU en Bolivia y expulsa al embajador estadounidense por conspirar contra la democracia boliviana. Algunos medios de comunicacin nos explicarn quizs la situacin como aquella de un gobierno populista y autoritario que busca limitar la libertad de opinin e, injustificadamente, impedir contactos entre EEUU y lderes polticos de la oposicin democrticamente elegidos en las regiones del oriente. Pero afirmar sto implicara vendarse irresponsablemente los ojos ante la historia latinoamericana y las evidencias. Quien encabeza la oposicin en Bolivia son los grupos de mayor poder econmico, grandes propietarios de tierras (donde an mantienen regmenes de semi-esclavitud), que incumplen las normativas de reparticin agrarias y que se oponen a las polticas de redistribucin de los recursos, en uno de los pases ms empobrecidos del continente. Cuentan con el apoyo de los Estados Unidos, y adems disponen de un grupo de choque, la Unin Juvenil Cruceista que siembra el terror atacando violentamente a los que no piensan como ellos. Sus ltimas acciones: la toma, asalto y saqueo del Instituto Nacional de la Reforma Agraria, de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones, de los escasos medios de comunicacin televisivos y radiofnicos no controlados por la oposicin, de aeropuertos, aduanas y de oficinas de organizaciones de la sociedad civil. El objetivo es de volver ingobernable el pas. La historia se repite, y el peligro de un intento de golpe de Estado se insinua. Cuando el gobierno de Estados Unidos se reune con los responsables polticos de estas acciones, hace un flaco favor a la democracia boliviana. Tendremos que esperar la desclasificacin de los archivos de la administracin Bush dentro de 35 aos para darnos cuenta? Evo Morales ha tomado una decisin que muchos gobiernos deberan atreverse tomar, pero que no lo hacen por temor a las repercusiones econmicas (y hasta militares) que ello conllevara. Por ello, hoy celebramos una accin valiente, que se sustenta en la soberana a un estado y la dignidad un pueblo.








Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter