Portada :: Bolivia :: Acoso a Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-09-2008

Estados Unidos ataca a Bolivia. Siempre la misma mierda

Juan Carlos Camao
Felap


Cerca de la medianoche del pasado jueves 11 de septiembre, el canal "Encuentro", de la televisin argentina, puso en pantalla un excelente trabajo documental sobre la digna vida y la heroica muerte de Salvador Allende. Un conmovedor ejemplo de quien fuera presidente de Chile al inicio de los aos setenta- enfrentado a la oligarqua de su pas y a la trama criminal pinochetista, urdida, entre otros, por el mismsimo Henry Kissinger, quien actualmente hace las veces de "analista" de la poltica exterior de EE.UU.. Hombre de consulta de proclamados demcratas de Latinoamrica y el mundo entero, preocupados porque con "sus" propias democracias los pueblos deciden votar, por ejemplo, a Evo Morales, en Bolivia. Deciden elegirlo y, luego, refrendarlo. Es decir: a la tan declamada democracia para sojuzgar, democracia y media, para liberar.

"El drama que vivimos hoy es consecuencia de que lo volvieron a votar al seor Evo Morales", dijo una diputada opositora, lo ms suelta de cuerpo y a cara descubierta, por televisin. Sincerando, una vez ms, lo incmodo que le resulta a los dueos del dinero y a sus legisladores que "sus" propias democracias se les escapen de las manos. Ya, en su momento, ante la reiteracin de triunfos electorales del presidente Hugo Chvez en Venezuela, la inefable Condoleezza Rice reflexion, en voz alta, sobre la conveniencia de analizar qu hacer con el "mal funcionamiento" del engranaje poltico por excelencia.

En el documental que pas el canal "Encuentro", decamos, hombres y mujeres de encomiable integridad -que fueran compaeros y compaeras de Allende y que permanecieran con l hasta ltimo momento dentro del Palacio de la Moneda, bajo el bombardeo- recordaron casi hora por hora aquella trgica jornada.

En otros canales, tambin cerca de la medianoche del ltimo jueves 11 de septiembre, se reiteraba la noticia referida a las muertes en Bolivia, el llamamiento de Evo Morales a recuperar la cordura, y las manifestaciones del gobierno de Estados Unidos pretendiendo, primero, desmarcarse de un conflicto que, junto a las oligarquas separatistas, fogonea desde hace largos meses. Primero desmarcarse, pero inmediatamente despus descaradamente- acusando al presidente de Bolivia de encender la hoguera "para disimular su aislamiento internacional". El mismo argumento que fuera utilizado otrora contra el presidente de Venezuela, Hugo Chvez. El mismo latiguillo de cuando le dieran el golpe de estado, en el ao 2002, y el mismo ahora, cuando el primer mandatario venezolano respald, sin que le tiemble la voz, al gobierno boliviano.

Las groseras polticas y los genocidios que caracterizan a distintos gobiernos de Estados Unidos a lo largo de la historia no varan. Siempre la misma mierda. En "Chile para recordar", uno de los grandes y minuciosos trabajos del periodista y escritor, Gregorio Selser ya fallecido-, se alude a que la matanza de casi un milln de personas, a mediados de los aos sesenta, en Indonesia donde EE.UU. estuvo implicado con sus servicios de inteligencia, armas y efectivos regulares disfrazados de mercenarios-, sirvi de inspiracin al golpe contra Allende y para el inmediato genocidio de al menos quince mil mujeres, hombres y nios. Explica Selser que meses antes del asalto pinochetista al gobierno de la Unidad Popular, en muchos barrios de Santiago haba aparecido pintada la palabra "Yakarta". Era la consigna. Hacer en Chile lo que, como genocidio en Indonesia comenz por su capital, Yakarta.

Aqu y all, ayer y hoy. Siempre la misma mierda. Y frente a tanto genocidio, a tanta brutalidad, lo que sigue siendo escalofriante es la hipocresa de no pocos "demcratas" y no poca prensa de fcil irritabilidad, al escuchar a Hugo Chvez decir "coo", "carajo" "yankis de mierda". Los espantan las palabras y no los holocaustos con que EE.UU. viene regando este mundo para devorrselo.

Por estos das, los gobiernos de Brasil y Argentina firmaron acuerdos comerciales y llegaron, con propuestas recprocas, a concluir que el intercambio bilateral se regir a partir de las monedas de ambos pases y no del dlar. El presidente Lula reiter, adems, que la idea de crear el Banco del Sur es, ya, mucho ms que una idea.

Por otra parte, en Ecuador, el presidente Rafael Correa, elevando la apuesta por encima de la democracia formal, avanza hacia una profunda modificacin de la carta magna, con la declarada intencin de que la participacin popular sirva para cambiar la matriz institucional y distributiva, todava afn a los intereses de la clase dominante. Adems, le pone punto final al enclave militar de EE. UU. en la base de Manta.

Fernando Lugo, recientemente electo presidente de Paraguay, no nicamente ha designado un canciller Alejandro Hamed Franco, considerado por EE.UU. amigo de pases del "Eje del mal"-, sino que se propone avanzar en profundas relaciones comerciales con Venezuela.

El Imperio est inquieto. Las derechas, alzadas. Conspirando tempestades y trabajando a destajo en la creacin de condiciones mediticas que instalen ideas madres en el conjunto social, para el desembarco masivo violando territorio ajeno- de "hombres de negocios enmascarando a agentes de la CIA, el Pentgono, el FBI y a rompe huesos y carniceros, clones de los que actuaron y actan- en Irak, Afganistn, Yugoslavia. Varios de los que por estos das saben viajar a bordo de la IV Flota, que se pasea "solidaria" por ros y mares de nuestro continente. Y que ha llevado al canciller de Brasil, Celso Amorn, a consultar a funcionarios del gobierno de Bush a ttulo de qu tanta "solidaridad" naval husmeando el Amazonas.

En tanto, cosa para nada menor, los medios de comunicacin que responden, directa o indirectamente, a la lgica e intereses de EE.UU. redoblan las campaas ms sutiles y las ms burdas: desprestigiando gobiernos y organizaciones de masas que no se arrodillan. Una labor que se conoce como el paso de antesala a las demoliciones y saqueos de recursos naturales gas, petrleo, minerales, agua, territorios-. O sea: lo hecho en Yugoslavia, hace unos aos, en lo que fuera, quizs, una de las ms claras evidencias de la aplicacin de la teora del descuartizamiento. De eso se trata. De crear las condiciones previas, incluidos los bloqueos intermitentes que desgasten parcial y selectivamente, a diferencia del sistemtico, interminable y criminal aplicado contra Cuba desde hace cerca de cincuenta aos.

De los tiempos de la obediencia debida al Consenso de Washington, a estos das de discursos y actitudes sin mordazas, hay un trecho: lo suficientemente importante como para no regresar al pasado y, por los retos frente al poder ciego, sumamente difcil de transitar hacia el futuro. Al pretendido gendarme del mundo lo incomoda que, a pesar de su voracidad y ferocidad, se haya extendido el lenguaje de la multilateralidad. Eso, que no es sencillo y tiene sus bemoles al interior de la lucha intercapitalista, se da de patadas con el proyecto de dominacin integral que Estados Unidos halcones y palomas- se reservaba para el presente siglo.

En el documental que, referido a Salvador Allende, pasara el canal "Encuentro", casi a la medianoche del jueves 11 de septiembre, las mujeres y hombres que dieron testimonio, se mostraban serenos. Dolidos y dignos. Quien cerr las entrevistas fue un seor mayor, sepulturero. Aqu sealando con un dedo- fue enterrado Allende, dijo. Y palabras ms o menos, ganado por la emocin, agreg que l, como millones de personas, lo haban votado para presidente. Una manera de hacerse cargo de la historia, enfrentndose a las cmaras y a los largos miedos con que los Pinochet y los Kissinger llegaron a penetrar hasta los huesos a la sociedad chilena por dcadas.

A la misma hora, de ese jueves 11 de septiembre, en su llamado a la cordura, Evo Morales convoc, sin miedos, a defender la soberana y a luchar por la defensa de un proyecto de pas enfrentado a quinientos aos de ultraje.

El autor es Presidente de la Federacin Latinoamericana de Periodistas (FELAP).


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter