Portada :: EE.UU. :: EEUU, subasta presidencial
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-11-2004

Si esto es la democracia...
La campaa electoral de Estados Unidos desnuda las miserias del sistema

Daniel Samper Pizano
El Tiempo


"La democracia es la peor forma de gobierno, excepto todas las dems". Winston Churchill (1947)

Esta columna se escribe sin conocer los resultados de las elecciones en los Estados Unidos. Es ms: esta columna se escribe sin necesidad de conocerlos. Ha sido suficiente con probar algunos sorbos del sistema electoral ms emblemtico del mundo, de la parafernalia que lo rodea, de los candidatos en liza, de su demagogia, de su clientelismo, de sus planteamientos y de sus equipos, para saber que -al margen del nombre del vencedor- sali perdiendo la democracia.

Bueno, si es que podemos llamar democracia a lo que hemos visto en los ltimos aos en Estados Unidos, pas admirable, envidiable y ejemplar por muchas otras cosas. Desde una eleccin fraudulenta hasta la quiebra de la separacin de los poderes estatales. Desde la proclamacin de una guerra preventiva a base de mentiras hasta la ejecucin de torturas. Desde la utilizacin electoral de Dios y la religin hasta un movimiento imperial neoconservador agazapado tras la sonrisa tontarrona del primer mandatario. Desde suculentos contratos oficiales a los amigos del gobierno hasta la manipulacin de ciudadanos a travs de los medios de comunicacin. Desde el dispendio de enormes sumas en publicidad mendaz (George W. Bush, que se escondi de la guerra en Vietnam, gast ms de 100 millones de dlares en pintar como un cobarde a John Kerry, que s combati) hasta una campaa sistemtica de amedrentamiento general de la ciudadana por cuenta del gobierno.

Cmo llamar a un sistema poltico que acusa tan graves vicios? Miedocracia? Plutocracia? Mentirocracia? Oligocracia?

Una cosa no es: democracia. No puede haber democracia cuando es preciso reclutar miles de abogados para que un candidato no vuelva a hurtarle las elecciones al otro pellizcando urnas aqu y all. Aun as, el historiador gringo Gore Vidal sostena que "Bush se volver a robar las elecciones". Por algo dice el filsofo brasileo Millr Fernandes: "La democracia comienza a la hora de votar. Y termina a la hora de contar."

A lo mejor resulta que no puede sobrevivir el sistema democrtico en las sociedades contemporneas. No opera ninguna democracia verdadera en el mundo, y Estados Unidos, el pas ms poderoso del planeta, refleja esa realidad en su ms agudo grado. Cuando naci la democracia en la Grecia antigua, el censo electoral de las ciudades-estados no pasaba de unos pocos miles de almas, los ciudadanos dialogaban personalmente con los candidatos y vigilaban las actuaciones de los elegidos desde las propias barras de la asamblea. Por eso se llamaba "gobierno (kratos) del pueblo (demos)". El mismo Millr Fernandes ironiza sobre el principio filosfico del sistema: "La democracia es la creencia de que una multitud de idiotas juntos puede resolver problemas mejor que un cretino solo".

Pero ahora es peor; el "gobierno del pueblo" se volvi un espejismo. Hay quien supone que la existencia de un Parlamento garantiza la democracia. (No oyeron al poltico britnico Clemente Atlee, segn el cual "democracia es el gobierno con discusin previa, pero solo funciona si la gente deja de discutir"). La verdad final es que los que gobiernan son a menudo los altos intereses econmicos, la corrupcin, las influencias. Alguien que no haya sido declarado cientficamente bobo creera que un sistema enderezado a seleccionar al mejor, el ms capaz y el ms limpio de los ciudadanos habra escogido alguna vez a George W. Bush? O que es una coincidencia que este Bush sea hijo de otro Bush que tambin fue presidente y que tanto uno como otro eran los ms calificados para el cargo?

Por su parte, Colombia ha desarrollado una extravagante variedad democrtica que se caracteriza porque -salvo admirables excepciones- casi todo es para los miembros de un puado de familias y una privilegiada casta social y poltica: desde la Presidencia de la Repblica (hereditaria) hasta los mejores empleos particulares, pasando por contratos, puestos diplomticos, curules y nombramientos. Y columnas de opinin en los peridicos, evidentemente.

Si lo que hemos visto en Estados Unidos es la democracia -repito: sea quien fuere el ganador-, va siendo hora de remendarla o de inventar un sistema nuevo de organizacin social y poltica que mantenga a raya los intereses creados y atienda ms a los derechos y necesidades de la gente. S que criticar la democracia es anatema, pues muchos la tratan como una religin. Por eso adverta Bertrand Russell: "Una fantica creencia en la democracia hace imposibles las instituciones democrticas".

El 2 de noviembre del 2004 marca una fecha histrica. La campaa presidencial que termin hace dos das desnud por completo las miserias del sistema. Ha quedado demostrado que el pas que dicta ctedra de democracia a los dems no pudo pasar el examen. Necesitamos inventar un modelo de democracia para el tercer milenio. El que existe hoy es un vergonzoso remedo suyo.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter