Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-09-2008

Esto puede terminar en una crisis como la de 1930

Paul Krugman
Clarn

El sistema financiero estadounidense se desplomar hoy o quiz en los prximos das? No lo creo, pero no estoy para nada seguro.


La cuestin es que Lehman Brothers, un importante banco de inversin, est en bancarrota. Y nadie sabe qu pasar despus. Para entender el problema, el lector debe saber que el viejo mundo de los bancos, en el que instituciones instaladas en grandes edificios de mrmol aceptaban depsitos y prestaban ese dinero a clientes de largo plazo, en gran medida ha desaparecido, reemplazado por lo que se conoce como "sistema bancario fantasma".

Los bancos depositarios, los de los edificios de mrmol, ahora tienen un papel menor en canalizar los fondos de los ahorristas hacia los tomadores de crditos; la mayor parte de las transacciones financieras se realizan a travs de complejas operaciones organizadas por instituciones "no depositarias", instituciones como el extinto Bear Sterns. y Lehman.

El nuevo sistema supuestamente iba a ser ms eficiente en distribuir y reducir el riesgo. Pero, tras el estallido de la burbuja inmobiliaria y la consecuente crisis de las hipotecas, parece evidente que ese riesgo fue ms bien escondido que reducido: haba demasiados inversores que no tenan idea de lo expuestos que estaban. Y conforme las incgnitas desconocidas se fueron transformando en incgnitas conocidas, el sistema comenz a experimentar corridas bancarias posmodernas.

Estas no se parecen a la versin tradicional: con pocas excepciones, no estamos hablando de multitudes de depositantes enloquecidos que corren a golpear las puertas cerradas de los bancos.

Hablamos de actores financieros que con frenticas llamadas telefnicas y clics de los mouse cierran una lnea de crdito o tratan de reducir el riesgo de incumplimiento de pago.

Pero los efectos econmicos -congelamiento del crdito, espiral descendente en el valor de los inmuebles- son los mismos que los de las grandes corridas bancarias de los aos 30. Y el problema es este: las defensas que se han creado para impedir la repeticin de esas corridas bancarias -seguros de depsitos y acceso a lneas de crditos de la Reserva Federal- slo protegen a los habitantes de los edificios de mrmol, que no son parte central de la actual crisis. Esto abre la puerta a la posibilidad real de que 2008 sea una repeticin de 1931.

Los funcionarios son conscientes de los riesgos; antes de que le asignaran la responsabilidad de salvar al mundo, Ben Bernanke era uno de los cuatro especialistas ms destacados del mundo en la economa de la Gran Depresin. En el ltimo ao, la Reserva Federal y el Tesoro han orquestado una serie de planes de rescate ad hoc.

Los funcionarios y los banqueros privados pasaron el fin de semana encerrados en la Fed de Nueva York tratando de idear un acuerdo que salvara a Lehman o, al menos, le permita quebrar ms lentamente. Pero Henry Paulson, secretario del Tesoro, se mantuvo inflexible en su postura de no "endulzar" el acuerdo aportando ms fondos pblicos. Muchos pensaron que slo estaba fanfarroneando. Pero la ayuda no lleg, y aparentemente tampoco se lleg a un acuerdo. Paulson parece apostar a que el sistema financiero podr asimilar el sacudn.

Pronto sabremos si fue valiente o estpido. La verdadera respuesta al actual problema, por supuesto, habra sido tomar medidas preventivas antes de que llegramos a este punto. Pero aqu estamos, en manos de Paulson, que aparentemente piensa que jugar a la ruleta rusa con el sistema financiero es su mejor opcin.

******

(*)Paul Krugman es economista, divulgador y periodista norteamericano, cercano a los planteamientos neokeynesianos.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter