Portada :: EE.UU. :: EEUU, subasta presidencial
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-11-2004

Querido Osama, gracias, tu George

Guillermo Almeyra
La Jornada


Lo que dio el triunfo a Nosferatu, el Seor de las Moscas y Rey de los Vampiros (los chupasangre de todo el mundo estn contentsimos, como lo expresan los cursos burstiles) no fue tanto un acuerdo con su poltica en Irak (aunque el mismo es real), sino la ignorancia, el chovinismo, el conservadurismo, la religiosidad de sacrista de la mayora de sus compatriotas. Contra el Relecto (ms que por Kerry) votaron los estados ms cultos e industrializados (los de la costa Este, del Norte junto a los Grandes Lagos, los de la costa Oeste), y en favor de Nosferatu sufragaron en cambio los ms conservadores y atrasados. Aunque se esboz una divisin de clase, edad y sexo (contra el Siniestro votaron ms mujeres y hombres jvenes, ms negros, ms latinos, ms sindicalizados que en favor de aqul y de su vice, Mr. Halliburton), en realidad la divisin real fue cultural: 40 por ciento de sindicalizados ignoraron su posicin de clase votando por la derecha, al igual que una proporcin similar de latinos y buen porcentaje de negros no tuvo en cuenta sus problemas como minoras, porque repudian la idea del matrimonio entre homosexuales, son partidarios de la libre venta de armas, inclusive de la guerra, o son fundamentalistas religiosos. El antintelectualismo de masas encontr a su lder, adems, en un hombre que se jact de no haber ledo jams un libro completo, y la encuesta segn la cual slo 7 por ciento atribua importancia a la inteligencia de los candidatos refleja bien esa masa ignara de Homeros Simpson.

De modo que el Huno se legitim al conseguir una mayora importante en una eleccin muy concurrida, y logr un respaldo conservador y reaccionario, pero no un apoyo pleno para realizar una poltica nazi tanto en el plano interno (restringiendo los derechos democrticos) como en el plano internacional. El problema de la guerra pes poco en su electorado, porque la poblacin de Estados Unidos jams sufri una guerra en su territorio y es incapaz de imaginar que el conflicto contra China que prepara el establishment ser incluso nuclear y golpear su tierra hasta ahora inviolable. Pes tambin poco, porque para los votantes del Descerebrado todos los otros pueblos son inferiores y algunos son incluso subhumanos, y porque el odio mundial a la prepotencia imperialista estadunidense es, para ellos, simplemente envidia. La tan sospechosamente oportuna grabacin de Osama Bin Laden no aument tanto el miedo a nuevos atentados terroristas, sino sobre todo el patrioterismo y la reaccin ovejuna, de grey, que llev a cerrar filas detrs de la bandera y del comandante en jefe. Dicho sea de paso, algn da se conocern los mecanismos que hacen aparecer y desaparecer a Bin Laden, como mueco que obedece a los hilos del marionetista, tan a tiempo y en los momentos ms oportunos para los petroleros y armamentistas que manejan al ex socio en negocios de Bin Laden, el actual inquilino de la Casa Blanca, y le hacen decir las palabras necesarias para reforzar al principal enemigo de la causa islmica que dice representar...

La base electoral del Flagelo Mundial no es estable y se basa en sentimientos y carencias culturales que pueden pasar a segundo plano en una futura situacin grave de la economa y de la sociedad, o sea, precisamente ante lo que la conduccin republicana est haciendo prever en el horizonte. En cambio, la campaa electoral dividi en dos al pas. Y la parte que perdi en las urnas gan en cambio en organizacin, porque por primera vez los movimientos sociales se unieron por razones polticas. Esa accin comn continuar, porque siguen existiendo los problemas que la originaron. Tambin seguir la protesta de intelectuales y artistas, y con el desastre de las tropas estadunidenses en Irak aumentar tambin la resistencia a la guerra. Por otra parte, si El que Habla con Dios se ha legitimado y logrado un apoyo de masas, tambin ha construido un repudio de masas a su persona y su poltica, de modo que la sociedad se ha polarizado y politizado, y en la parte ms avanzada no faltarn los que extraigan las consecuencias del haber tenido que depender de los demcratas y de las concesiones polticas de JF Kerry, que pareci siempre una mozzarella averiada.

Por consiguiente, ni el Innombrable tiene manos libres para hacer lo que quiera -por el contrario, deber tener en cuenta el repudio internacional y el odio de la mitad de los votantes- ni estamos ante una mquina fascista, al estilo de la que tena Hitler al emprender sus aventuras. Una mayora reaccionaria y conservadora, una mayora ignorante, provincial, no basta para la guerra preventiva. Ahora bien, sta sigue siendo la poltica de los que manejan al Iluminado por Dios. Y los votos no resuelven los problemas econmicos ni sociales. Hay que esperar, por tanto, cambios en un pas que vive una intensa crisis poltica, una crisis de hegemona, un proceso de polarizacin social, y los prolegmenos de una importante crisis econmica. Y que, en Amrica Latina, su patio trasero, no cuenta ya sino con muy pocos Mr. Amigou

[email protected]




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter