Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-09-2008

Desenmascarar la falacia de equiparar anti-sionismo con anti-semitismo

Khaled Amayreh
Uruknet

Traducido del ingls por Beatriz Morales Bastos


Influyentes crculos sionistas de todo el mundo han estado acosando a los gobiernos occidentales para que promulguen legislaciones que incriminen a las personas crticas con Israel sobre la base de que el anti-sionismo es, en realidad, anti-semitismo disfrazado.

Los esfuerzos sionistas no han sido un completo fracaso ya que algunos polticos y legisladores occidentales de forma desvergonzada estn repitiendo como un loro el bulo sionista, ignorando el inmenso abismo que existe entre el odio patolgico a los judos, conocido comnmente como anti-semitismo o judeofobia, y el rechazo moral de las manifiestamente criminales polticas de Israel respecto al pueblo palestino.

Hace unos pocos aos un famoso escritor francs fue declarado culpable de anti-semitismo por escribir un libro sobre la mitologa sionista en relacin a Palestina.

En Austria se arroj a la crcel a un historiador britnico por cuestionar la versin israelo-sionista del holocausto.

Y en Estados Unidos, el pas de la Primera Enmienda, se ha proscrito a una importante editorial por publicar libros que el lobby judo mundial considera anti-israeles.

Afortunadamente, existen muchos judos con conciencia que rechazan valerosamente la afirmacin sionista de que anti-sionismo y anti-semitismo son dos caras de una misma moneda.

El pequeo aunque cada vez ms activo grupo, conocido como Natori Karta (guardianes de la Ciudad), representa la ms relevante oposicin juda al sionismo y a Israel.

Este grupo considera que el sionismo es inherentemente inmoral y antittico del verdadero judasmo.

Ante esto, uno est casi innatamnente movido a preguntar cmo puede un grupo de judos ultra-ortodoxos que incluye a sabios de la Torah con credenciales impecables ser anti-semita.

Pues bien, la respuesta sionista clsica es que los judos que rechazan el sionismo son judos que se odian a s mismos!!!

Sin embargo, esta explicacin es tan vlida como afirmar que los alemanes que rechazaban el Tercer Reich eran alemanes que se odiaban a s mismos o alemanes incompletos.

Establezco esta analoga porque realmente existen ms puntos en comn entre sionismo y nazismo que entre sionismo y judasmo.

Qu es lo que quieren?

Pero, qu esperan lograr los sionistas tratando de poner fuera de la ley a los crticos con Israel y con el sionismo, y a la oposicin pblica a estos, especialmente en occidente?

Su objetivo ltimo est claro. Quieren que el resto del mundo reconozca y admita que Israel es una nacin especial ya que se afirma que los judos son un pueblo especial.

Quieren que el mundo admita que las leyes y las normas que se aplican para el resto del mundo, por ejemplo, el derecho internacional, no se aplican a Israel.

Quieren que yo y toda la humanidad admitamos que aunque los crmenes de guerra y los crmenes contra la humanidad pueden ser condenados cuando son perpetrados por los goyim (el mundo no judo), el mismo crimen se debe tolerar e incluso aceptar cuando es perpetrado por judos.

Y cuando el mundo habla en contra de esos crmenes si los cometen judos sionistas, se soltar la acusacin pre-fabricada de anti-semitismo a la cara de las personas crticas con Israel.

Y si da la casualidad de que las personas crticas son judas, se invocar la indigna mantra de los judos que se odian a s mismos para silenciar e intimidar a los judos crticos.

Pues bien, el mundo no debe sucumbir nunca ante la intimidacin y el acoso sionista. Se supone que vivimos en un universo tico donde lo que est bien est bien y lo que est mal est mal.

Y si permitimos que estos megalmanos auto-adoradores se abran camino, Dios no lo quiera, entonces en un determinado momento nos veremos obligado a metamorfosearnos en esclavos similares a robots al servicio de un poder satnico universal empeado en controlar a los pueblos del mundo controlando los gobiernos del mundo.

Por consiguiente, no debemos permitirnos nunca sucumbir ante este monstruoso poder judo que est tratando de envilecer la moralidad universal y de corromper la conciencia humana. Debemos seguir llamando al pan pan y al vino vino aunque los veamos en manos de los hombres ms poderosos.

No se odia a Israel porque es judo

Con todo, es importante dejar absolutamente claro que no se odia ms a Israel por ser judo de lo que se odiaba al nazismo alemn por ser ario o alemn.

Se odia a Israel por su maligna ideologa y sus igualmente malignas prcticas. Un pas cuyo nacimiento y supervivencia fue, y continua siendo, a expensas de otro pueblo es un pas maligno y no tiene derecho a existir.

Un pas que est entregado a la destruccin y aniquilacin de otro pueblo es un pas maligno independientemente de cuntos admiradores tiene por todo el mundo.

Se odia a Israel por su opresin sistemtica e institucionalizada, su limpieza tnica, sus asesinatos masivos, sus demoliciones de casas, su apartheid, racismo y genocidio a cmara lenta de los no judos, como es el caso en Gaza.

Se odia a Israel porque oprime a la gente y la discrimina de una manera que recuerda a la era nazi porque estas personas no pertenecen a la tribu elegida!!

En resumen, se odia a Israel por sus actos malignos, no por su identidad juda. Afirmar que se le odia por su religin o raza es un bulo equivalente a una mentira colosal.

La mayor obligacin moral del anti-sionismo

No existe la menor duda de que se debe luchar incansablemente contra el anti-semitismo, lo mismo que contra la islamofobia y otras formas de racismo, y que debe ser arrancados de raz, aunque dada la naturaleza humana esto pueda ser una tarea imposible.

El anti-sionismo, sin embargo, es algo diferente, ya que el sionismo representa el mal en su forma ms horrible. S, el sionismo ha producido muchos cientficos y hecho algunos avances tecnolgicos. Y bien? Tambin los nazis alemanes produjeron muchos cientficos y crearon muchos avances tecnolgicos.

En ltima instancia, las naciones, como los individuos, son juzgados en primer lugar por sus credenciales morales, no por sus logros cientficos, especialmente si estos ltimos son utilizados para provocar una mayor injusticia en relacin a otros seres humanos. Por ello un cientfico que practica y apoya el mal debera ser considerado un hombre malvado independientemente de los prestigiosos premios que haya recibido.

Por todo ello, creo que estar en contra del sionismo es una obligacin moral fundamental para toda la humanidad.

En ltima instancia, luchar contra el sionismo sirve tambin a los mejores intereses del pueblo judo.

Enlace con el original: www.uruknet.info?p=47391



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter