Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-09-2008

La tierra de los ogonis despus de la Shell

Mundo Negro


Un informe publicado el jueves por la organizacin britnica International Crisis Group advierte del riesgo que corre el proceso de paz en la tierra de los ogonis, el mayor esfuerzo de paz realizado desde los aos 70, para conseguir la estabilizacin de la rica regin petrolfera del Delta del Niger si no se tiene en cuenta las reivindicaciones de las comunidades locales. Para asegurarse de que no aparecern nuevos roces entre los ogonis y la compaa sucesora de la Shell y el resto de las compaas que operarn en un futuro, se debe implementar un programa comprensivo de consultas con las comunidades locales para tratar los temas pendientes relacionados con la produccin petrolfera en este rea, incluida la proteccin del medio ambiente y la distribucin de los beneficios, se afirma en el informe.

 

La nueva situacin en el Delta del Niger surge tras la histrica decisin del Gobierno de Nigeria, del pasado 4 de junio, de reemplazar la concesin de las operaciones de la compaia anglo-holandesa Shell en la tierra Ogoni, u Ogoniland. Esta decisin fue acogida con entusiasmo por los ogonis, que consideran esta nueva medida una victoria tras dcadas de lucha no violenta de las comunidad locales contra la compaa multinacional, que operaba en la zona desde 1956.

En aquel entonces el presidente Umaru YarAdua anunciaba la decisin con estas palabras: Para finales de ao otro operador asumir los intereses de Shell Petroleum en Ogoniland. Hay una total prdida de confianza entre Shell y el pueblo Ogoni. Nadie gana nada con el conflicto y el estancamiento, as que se trata de la mejor solucin.

Sin embargo, el reciente anuncio del Gobierno de que la concesin de la explotacin petrolfera pasar a manos de la Nigerian Petroleum Development Company (NPDC), una filial subsidiaria de la compaa estatal nigeriana Nigeria Nacional Petroleum Comporation (NNPC), no ha sido bien acogido por los ogonis que consideran que el hecho de que sea una compaa estatal la que decida, de una manera unilateral, quin operara en la zona puede poner en peligro el cumplimiento de sus reivindicaciones.

Segn algunos analistas de la industria extractiva las nuevas concesiones de explotacin podran ir a Addax Petroleum de Canada, aunque otros dijeron que a compaa rusa Gazprom. Entre otras grandes compaas, adems de Shell, que hasta ahora operaban en el Delta del Nger estn la Chevron, Elf, Movil, Texaco y Agip.

La regin del Delta del Niger cuenta con unos 5.000 kilmetros de oleoductos y gaseoductos y de esta zona se extraen unos 500.000 barriles diarios, la cuarta parte de la produccin petrolfera del pas.

En un informe de Human Right Watch sobre la degradacin medioambiental que supone la explotacin petrolfera en el Delta del Niger, del ao 2002, se aseguraba que la quema de gases provenientes de la produccin de petrleo emite 35 millones de toneladas de dixido de carbono y 12 millones de toneladas de metano al da.

Los ogonis se hicieron conocidos internacionalmente en la poca del general Sani Abacha, cuando en noviembre de 1995, Abacha decidi ejecutar a 9 activistas ogonis, entre ellos al escritor, poeta y fundador del MOSOP, Ken Saro Wiwa, que en sus escritos y poemas arremeta contra los daos irreparables que suponan las llamaradas continuas de gas 24 horas al da durante ms de 50 aos, las fugas de gases altamente txicos en la salud de los comunidades locales, la contaminacin de los ros y tierras, la polucin generalizada y por tanto el deterioro de las tierras cultivables, calificndolo de autntico genocidio contra su pueblo.

Saro Wiwa , y su movimiento MOSOP, adems exigan que su pueblo se beneficiara de las riquezas que generaba el petrleo extrado de sus tierras.

Pronto surgieron reivindicaciones parecidas de otros grupos como el Consejo de la Juventud ijow, el MORETO (Movimiento para la Reparacin de los Ogbia) o el ms reciente MEND (el Movimiento de Emancipacin del Pueblo de Nigeria) que se han hecho internacionalmente famosos por el secuestro de personal de las compaas petrolferas y el asalto a las instalaciones, para reivindicar sus derechos.

En el informe publicado ayer ICG sugiere que se firme un acuerdo en el que queden claramente detallado cmo y en qu proporcin se reinvertirn los beneficios petrolferos en la tierra Ogoni; qu medidas concretas socio-econmicas se tomarn para renovar las infraestructuras e incrementar la formacin y el empleo local; que se precise el proceso de control de los niveles de polucin y que se determine las reparaciones o compensaciones por los vertidos petrolferos y otros daos medioambientales; que se implemente un compromiso claro por parte de los lderes de las comunidades en el que se garantice la seguridad del personal de las compaas, de las instalaciones y de sus equipos.

Tambin considera necesario que se aplique un programa, creble y efectivo, con la PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente) y los lderes ogonis para limpiar los viejos pozos y para garantizar el pago apropiado como compensacin a los daos medioambientales a todas las comunidades afectadas por la polucin y la degradacin de sus tierras.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter