Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-09-2008

Ni Estado de Derecho ni democracia

Paco Azanza Telletxiki
Rebelin


La pasada semana se cometi un grave atropello contra la democracia? En tan slo un par de das, dos partidos polticos ANV y EHAK- fueron ilegalizados por unanimidad de la sala 61 del Tribunal Supremo, que, sin necesidad de mucho debate, accedi a la peticin de la Fiscala del Estado y del Gobierno.

Al parecer, amparadas por una Ley de Partidos Polticos diseada aos atrs por los dos partidos que se alternan en el poder, las ilegalizaciones se llevaron a cabo para impedir la participacin de ETA en las instituciones; eterno delito que a da de hoy todava no ha sido probado.

En cualquier caso, una cosa est muy clara: tamao atrevimiento inculca los derechos civiles y polticos de miles de personas, a la vez que incita a hacer unas cuantas preguntas: Ser el PP representante del sangriento franquismo en las instituciones del Estado y el PSOE del GAL? Jaime Mayor Oreja expres, no hace mucho, algo as como que en tiempos de la dictadura franquista se viva de manera placentera; y la imagen de Felipe Gonzlez acompaando hasta la puerta de la crcel de Guadalajara a dos condenados Vera y Barrionuevo-, por su relacin con el GAL, todava la tenemos muy fresca en nuestras memorias. Cometieron ambos delito de enaltecimiento del terrorismo? Por qu estos dos individuos no han pisado nunca el interior de una crcel? El PP jams ha condenado al franquismo, y el PSOE tampoco al GAL Por qu estos dos partidos no son sometidos a las exigencias de su propia ley? A qu espera el Tribunal Supremo para ilegalizarlos? O es que nicamente la Ley de Partidos se aprob para eliminar de la escena poltica a una parte concreta de la sociedad?

Resulta curioso cmo todos los partidos polticos con representacin en Euskal Herria incluidos el PSOE y el PP- albergan en sus filas a ex militantes de ETA. De la mano del PP, ufano, va Jon Juaristi, y hace un par de elecciones municipales, en Donostia, Mikel Azurmendi engros la lista del mismo partido. De ETA al PP! Son dos ejemplos de extrema reconversin ideolgica?

Del PSOE no hace falta decir nada porque, cuando absorbi a buena parte de Euskadiko Ezkerra, a su seno cayeron no pocos ex terroristas? Y acaso las listas de ambos partidos se han considerado alguna vez contaminadas? No hace falta ser un avispado observador para darse cuenta de que la justicia no es aplicada de idntica manera a todos los ciudadanos del Estado. Pero, por si las pruebas aportadas no son an suficientes, aado otra ms: Hace tan slo unos das fue renovado el Consejo General del Poder Judicial CGPJ-, y, como resultado del pacto alcanzado el pasado mes de julio entre Zapatero y Rajoy, se hizo de esta significativa y vergonzosa manera: de los veinte miembros que lo componen, el PSOE eligi a ocho; el PP a otros ocho; y la eleccin de los otros dos correspondi al PNV y a CIU. El magistrado Carlos Divar ser el presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, y el vocal Fernando de Rosa el vicepresidente. Este hecho evidencia que el rgano de gobierno de los jueces, encargado de organizar la administracin de la justicia, mantiene estrecho vnculo con el poder poltico y econmico, en definitiva-. Debemos seguir tragando, pues, que la democracia espaola se sustenta en un Estado de Derecho?

Nunca me he credo aquello de que llevamos treinta aos disfrutando de democracia. Y es que soy de los que piensan que la sociedad capitalista jams podr ser democrtica, porque, como dijo el compaero Fidel, es la mxima expresin de la lucha feroz entre los hombres, la mxima expresin de la falta de igualdad y de fraternidad entre los hombres. Se puede reconocer la existencia de democracia en un pas cuyo sistema permite y facilita- la existencia de una minora con fortunas inmensas, mientras muchos de sus habitantes no tienen nada o casi nada? Qu atisbo de igualdad y fraternidad puede haber entre el millonario y el pordiosero? Obviamente ninguno. Los dos partidos antes mencionados no son ms dos empresas dedicadas a facilitar el trabajo saqueador de los grandes capitalistas, clase a la que, en mayor o menor medida, sus mximos dirigentes tambin pertenecen.

La democracia slo puede existir dentro del sistema socialista, fuera de l siempre ser un maloliente cadver con, segn los casos, diferentes grados de permanente descomposicin. Cracia quiere decir poder y demos pueblo. De modo que la democracia es el poder del pueblo, basado en el principio de la subordinacin de la minora a la mayora, y no al revs. Algo muy diferente a lo que sucede en este engendro que llamamos Espaa.

http://baragua.wordpress.com



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter