Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-10-2008

Galicia sitiada

Alexandre Carrodeguas
Rebelin


Qu es el mundo? Una cantera para explotar sus minerales con beneficio, o un bello y frgil jardn que cuidar y mejorar?

En Galicia estamos sumidos en una crisis ecolgico-poltica que pone de manifiesto el desfase existente entre las instituciones polticas " representativas",que nicamente funcionan como agentes de los grandes poderes econmicos, y la poblacin, que sufre la depredacin del territorio que habita. En nuestro pas, treinta aos despus de la llamada transicin, vivimos instalados en el paraso de la corrupcin poltico-financiera, que provoca un desencanto general y un desprecio por la legalidad vigente que nos convierte en el pas de "todo vale" y del " todo se vende". Vivimos hasta ahora en la economa del "pelotazo" que ha propiciado una degradacin del territorio sin precedentes.

Se piensa que este pas, de naturaleza privilegiada, lo aguanta todo. Pero ya no. De las sucias ras, del inflamable eucaliptal y de las heridas montaas brota un grito de alarma que, por mucho que se empeen, no podrn callar.

Esta economa basada en la pura especulacin es fruto de la connivencia de los poderes pblicos con los "emprendedores" de turno, sean los Tojeiros, Joves, Caixas y tutti cuanti que hacen negocio a costa de "poner en valor" nuestro territorio. Segn ellos, todos los recursos naturales son reducibles a la mera condicin mercantil, todo es mercanca : nuestras ras, nuestros montes, nuestro viento Todo sirve para alimentar la mquina infernal del capitalismo ,este capitalismo salvaje que necesita expropiar el territorio para seguir acumulando, en un remedo de aqulla acumulacin primitiva de la que habl Marx.

Todo este nuevo y supuesto "milagro" econmico se hace a cuenta del nuevo "deus ex machina" de la produccin a costa de los recursos naturales que son patrimonio de nuestro pueblo. Este nuevo saqueo, a imitacin del de las antiguas Indias, no sabe sino producir a partir del expolio de la Tierra, que, como saban los clsicos, es la nica que realmente produce, en la sucesin de sus ciclos naturales.

Frente a todo esto, surgen iniciativas como Galiza Non se Vende, que articula la defensa del territorio gallego como forma de oponerse a este neomodelo de capitalismo delincuente que est siendo impulsado por las nuevas clases depredadoras. Luchando contra la ideologa del megavatio, las regasificadoras ,las canteras, las piscifactoras, los AVES, contra esa nueva barbarie del que llaman progreso. El movimiento GNV supone la organizacin de un pueblo construyendo en compaa un mundo mejor. Contra este estilo de vida derrochador, contra las grandes megainfraestructuras que olvidan que lo pequeo es lo ms hermoso.

Luchando contra este sistema basado en el consumismo sin freno y en el individualismo ms atroz. Todos juntos ,lo que antes se llamaba pueblo, luchando por una nueva economa moral de la multitud en la que no sea necesario destruir nuestro hogar comn para poder vivir. Para vivir en paz con la tierra.

No aspiramos a que este nuevo capitalismo gallego se haga amigo de nuestra tierra, sabemos que eso no es posible, aspiramos a que esa coartada de los "puestos de trabajo" no sirva para seguir arrasando, para que no nos sigan vendiendo sus iniciativas como desarrollo, cuando lo nico que les preocupa es el dinero.

Estamos juntos para trabajar por una tierra en que la nueva oligarqua no logre imponer su modelo corrupto, que genera desigualdad y falta de libertad real. Estamos contra esta falsa democracia dirigida por empresarios y polticos que dominan los llamados medios de comunicacin e que funcionan como meros intermediarios de los grandes intereses corporativos.

Se nos puede acusar, como antes se acusaba a algn partido del actual gobierno, como "los del no". Pero no, es evocacin a Celso Emilio, nosotros somos los del s ,decimos s a mejorar la calidad de vida de nuestras gentes. S al Courel , s a la ra de Ferrol, S a nuestros montes, s a Corrubedo, a Laxe Brava. En fin,s a nuestros ros limpios, a nuestro paisaje, a nuestras costas, a la tierra madre llena de vida.

Es por eso que tomamos la calle, para que se haga visible el conflicto, para que se vea como se pisotean las leyes del estado de derecho, como domina la arbitrariedad, que el conflicto nos interpele a todos. Para que la ley del mnimo esfuerzo, que es la ley de los cobardes,no se haga popular. En los paises donde prima la ley del silencio ,lo ms probable es que prime la injusticia del orden antiguo, o sea el desorden que denunciaba el gran comunista italiano. Acabemos con los que prefieren la injusticia a un nuevo mundo compartido.

Esta ao, el Festival de Poesa do Condado se dedica al Movimiento Galiza Non Se Vende y confluye en esa lucha comn de compartir nuestras soledades para que desemboquen en esa gran marea de alegra compartida que supone la lucha colectiva. Los verdaderos poetas siempre estuvieron al lado de los que sufren, de los que son explotados, de las gentes del comn y en este caso tambin estn con nuestro pas. Deca alguien que el fascismo es el desprecio, que toda forma de desprecio prepara e instaura el fascismo. Acabemos ya con el desprecio a nuestra tierra y cantemos todos juntos, poetas todos con el gran Uxo:

Galicia

Ser mi generacin quien te salve?

Ir un da del Caurel a Compostela por tierras liberadas?

No ,la fuerza de nuestro amor no puede ser intil.

Nota: es el manifiesto del Festival de poesa del Condado dedicado a Galiza non se vende. El texto del incansable colaborador de Espai Marx tambin sirvi de prlogo a la recopilacin de poesa que se edito con tal motivo. La traduccin al castellano es del propio autor



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter