Portada :: Economa :: Especial "El capitalismo cruje"
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-10-2008

Crisis del capital especulativo: La quimera del dinero

Juan Francisco Coloane
Argenpress


Esta crisis ocurre frente a un contexto de inestabilidad crtica en la regin que alberga la mayor parte de las reservas energticas del mundo, y en el momento en que Rusia recupera sus bros de potencia nuclear. Estalla cuando el pas que hace de cabeza del sistema financiero mundial, est a punto de efectuar un cambio de rumbo poltico mayor, en el caso de una victoria de Barack Obama.

Claramente el desplome de este sistema financiero vino por otro lado, demostrando su autonoma respecto a la poltica, comprobando su autosuficiencia en relacin al sistema productivo y alejado de los vaivenes de la geopoltica.

Sin embargo, los esfuerzos por rescatar el espacio econmico dominado por el mercado del dinero y las bolsas en EEUU, para muchos hacen sonar los ecos de la crisis de 1930, que s tuvo implicancias en las relaciones internacionales. Tras poco tiempo, el mundo vera como se descompona en tensiones que llevaran a una conflagracin de dimensiones inimaginables hoy.

Es as que la reconversin del sistema econmico con una mayor intervencin del estado, regres bruscamente al tapete. Conversos prosistema, de pronto introducen frases para estar a tono, y que la dura realidad no los deje atrs. Se reabre una polmica, que ha estado cerrada desde que las economas adoptaron en la dcada de los aos 80, la doctrina del monetarismo como la esencia ideolgica para administrar el sistema.

Por una parte, estn los que usan esta crisis para pronosticar la esperada fractura mayor en el sistema econmico, y por derivada la catstrofe del sistema capitalista. Por la otra, los que defienden el sistema a ultranza. Como que el sistema compuesto por la rentabilidad del capital especulativo fuera inexpugnable. Plantean que lo que sucede, es esencialmente el resultado de prcticas inaceptables, y no fallas intrnsecas de un sistema basado en la especulacin y marginalmente respaldado por el capital productivo.

Mientras EEUU intenta resolver un problema estrictamente de las reglas del mbito interno, no obstante, las fallas tienen un impacto directo en la interseccin con el sistema financiero global. El rescate de 700 mil millones de dlares en este sentido es unilateral.

Por esa unilateralidad, ahora se presenta la reaccin del europesmo, anclado en una tradicin del estado regulador y de bienestar, y en la coyuntura se pierde de vista especialmente hacia el pblico, un problema central. Este consiste en la poltica econmica sustentada principalmente por la doctrina monetarista que toma cuerpo ms agresivo con el ajuste estructural de las economas aplicado en los aos 80. Hoy se da por sentado este ajuste y solamente se conversa del modelo neoliberal o del neoliberalismo, trminos con los cules se desea definir todo, y que no explican los procesos.

Han pasado 25 aos del inicio del ajuste, y se palpa que el fenmeno Margaret Thatcher de ajustar la economa con el levantamiento indiscriminado de las trabas regulatorias, no tuvo en Europa el impacto que tuvo el fenmeno Ronald Reagan en EEUU y el resto del hemisferio occidental.

Sobre la desregulacin desatada por la primera administracin del Presidente George W. Bush, con contribuciones del perodo previo del ex Presidente Bill Clinton en 1999 (The Glass-Steagall Act), hay una frecuente polmica. Estn los que sostienen que estas intervenciones para desregular no son la causa de la actual crisis, sino que por el contrario, sin ellas sta habra sido peor. Piensan que las causas subyacentes residen en una poltica negligente en los prstamos al pblico (Weekly Standard Blog). Al otro lado, estn los que de plano encuentran que el libre mercado en el sistema financiero no se autorregula y que fiscalizacin y establecimiento de reglas son necesarios.

La repetida contencin al alza en las tasas de inters por la Reserva Federal de EEUU y nuevas inyecciones de liquidez fresca en el mercado del dinero efectuadas en 2007 y 2008, confirmaron que el sector productivo mantena sus limitaciones para generar liquidez en forma fluida. La estampida del sector rural agrario durante los aos 80 y 90 es un ejemplo. Lo que impacta es la lenta restitucin de ingresos proveniente de la rentabilidad del capital productivo: sector manufacturero de bienes y servicios, explotacin de recursos fsicos, y tecnologa, especialmente. Es decir, an contando con el despegue asitico, el marcado desnivel entre especulacin y economa global, en cuanto al producto, repercute en el circuito bsico integrado por costo, ingreso, beneficio y produccin.

El capital especulativo apoyado por una economa poltica sustentada en el monetarismo como doctrina, detracta los principios ms bsicos de la economa, al distorsionar el mbito financiero de este circuito bsico.

Por encima de esto hay algo ms grave cuando repunten las bolsas con el monto de 700 mil millones de US Dlares. El debate sobre las respuestas polticas para contener la demanda social respecto al actual sistema, es discontinuo y fragmentado en la poblacin. Esto es vlido para la parte desarrollada como la subdesarrollada del mundo.

El condicionamiento europeo al paquete de rescate en EEUU, es un aviso poltico para enfrentar una agenda ms realista para el largo plazo.

La discusin del rol del estado est abierta y la llamada de urgencia vino del lado ms inesperado: del sistema financiero que se olvid e inclusive ironiz con su propia existencia. Angela Merkel y Nicols Sarkozy, pudieron ser elegidos hacindole un guio a la presin popular de mantener algn remanente del estado de bienestar.

Por eso es que la consistencia republicana en EEUU para restarse en el apoyo al rescate es irredimible y es hasta respetable. Es difcil echar pi atrs, con un sistema de bienestar que cost tanto desmantelar. Tal vez mucho ms que 700 mil millones de dlares.

La legin de admiradores (as) del sistema financiero que quebr, es la que domina la elite poltica, tanto en Europa como en EEUU. La utopa de un cambio de sistema se enfrenta a la quimera del dinero en desigualdad de condiciones. Por mucho que haya quebrado un sistema descontrolado, sus claves siguen prevaleciendo.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter