Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-11-2004

Jorge Moragas, el diputado del PP non grato en Cuba, arremete contra la escritora Beln Gopegui y el ministro Abel Prieto en un encuentro internacional que comenz con slo 52 personas
Que otros se ocupen del comunismo de China o Corea del Norte, yo prefiero centrarme en Cuba"

Iaki Errazkin
Rebelin


Con treinta minutos de retraso sobre el horario previsto y una audiencia formada por 52 personas (incluidas las presentes en la mesa y los periodistas acreditados), se inaugur ayer en el Aula Magna de la Facultad de Filosofa y Letras de la Universidad de Cdiz el III Encuentro Internacional Con Cuba en la distancia.

Tras una breve intervencin del decano Francisco Vzquez, tom la palabra el presidente del Comit Organizador, el cubano Fabio Murrieta, que respondi a las manifestaciones realizadas recientemente por el alcalde de Puerto Real, Jos Antonio Barroso, sobre la condicin de maltratador de mujeres del escritor Ral Rivero, condenado en Cuba por un delito de terrorismo, afirmando que no se puede permitir que a un poeta que no puede defenderse, porque est encarcelado en su pas, se le acuse de maltratador. A continuacin, el editor Matas Jov hizo una breve disertacin sobre la situacin de los presos en Cuba, para dar paso a Elas Amor, economista y dirigente de la Unin Liberal Cubana. Cerr el acto Jorge Moragas, Secretario General de Relaciones Internacionales del Partido Popular, que arremeti contra los organizadores y participantes de las Jornadas sobre Cultura y Libertad en Cuba, celebradas a finales del mes pasado en la misma capital gaditana. Se da el caso de que Moragas es el diputado del PP cuya presencia en Cuba fue considerada non grata por el Gobierno, por lo que fue embarcado en un avin que lo devolvi a Espaa. Las autoridades cubanas explicaron en su momento que la expulsin se debi a que el diputado intent entrar fraudulentamente en la isla con un visado de turista cuando, en realidad, pensaba dedicar su estancia a contactar con grupos terroristas como ya haba hecho en ocasiones anteriores, aunque, segn el diputado, se limit a llevar armas de destruccin masiva como el libro Rebelin en la granja de George Orwell, o alguno de Martin Luther King.

Jorge Moragas calific las Jornadas sobre Cultura y Libertad en Cuba, en las que participaron intelectuales espaoles y cubanos de la talla de Alfonso Sastre, Andrs Sorel, Eva Forest, Beln Gopegui, Carlo Frabetti, Iroel Snchez, Armando Cristbal, Pedro Pablo Rodrguez, Alexis Daz Pimienta o el ministro de Cultura de Cuba, Abel Prieto, como una mera contraprogramacin de las inauguradas ayer. Sobre la novelista Beln Gopegui, autora de El lado fro de la almohada, asegur que no era ms que una snob poltica que se mueve por el inters de promocionar su ltimo libro, para aadir que hay intelectuales que canalizan su odio a los EEUU legitimando a dictaduras como la de Fidel Castro y que en vez del lado fro de la almohada, debera conocer el lado fro de las celdas en las que han dado con sus huesos un gran nmero de escritores y poetas cubanos, en referencia a los condenados por la justicia cubana por conspiracin y colaboracin con una potencia extranjera al quedar demostrado en el juicio que recibieron dinero del representante de Estados Unidos en La Habana.

La Diputacin Provincial de Cdiz, presidida histricamente por el PSOE, tambin fue blanco de sus descalificaciones, porque invitaron al ministro de subcultura Abel Prieto, quien, segn Moragas, practica la cultura pret porter que tanto gusta a determinada izquierda. A una pregunta sobre el motivo de su animadversin por el comunismo cubano y no por el de China o por el de Corea del Norte, el dirigente conservador manifest que aunque resulte polticamente incorrecto, lo cierto es que me siento ms prximo al dolor del pueblo cubano que al de los pueblos de Corea del Norte o de China. Que otros se ocupen de ellos, que yo prefiero centrarme en lo que siento ms cercano, que no tengo el don de la ubicuidad, sentenci.

Tras anunciar que el Partido Popular va a enviar prximamente directrices a sus organizaciones provinciales y locales en el sentido de que no apoyen econmicamente en caso alguno a las asociaciones de solidaridad con Cuba, se felicit por haber conseguido meter el tema cubano en la agenda de la Unin Europea y concluy su intervencin parafraseando a Vargas Llosa, afirmando que una izquierda no puede acabar siendo la puta triste de Fidel Castro, en referencia a la ltima novela de Gabriel Garca Mrquez.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter