Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-10-2008

Carta Fundadora de la Red Juda Antisionista Internacional
El sionismo no solo es racista sino antisemita

IJAN International Jewish Antizionist Network


Somos una red internacional de judos incondicionalmente comprometidos con las luchas de emancipacin humana, de las cuales la liberacin de los habitantes de Palestina y de su tierra es una parte primordial. Nuestro compromiso es el desmantelamiento del apartheid israel, el retorno de los refugiados palestinos, y el fin de la colonizacin israel de la Palestina histrica.

Desde Polonia hasta Iraq, desde Argentina hasta Sudfrica, desde Brooklyn hasta Mississippi, judos fueron parte en la bsqueda de justicia, manifestando su deseo por un mundo ms justo, participando con otros en luchas colectivas. Judos participaron prominentemente en la lucha de los trabajadores durante la depresin americana, en el movimiento de los derechos civiles, en la lucha en contra del apartheid sudafricano, en la lucha contra el fascismo en Europa y en muchos otros movimientos por el cambio social y poltico. La histrica y progresiva limpieza tnica de la poblacin palestina de sus tierras por parte del Estado de Israel contradice y traiciona esta larga historia de participacin juda en luchas de liberacin colectivas.

El sionismo -la ideologa fundadora que se manifiesta actualmente en el Estado de Israel- ech races en la era del colonialismo europeo y se disemin a continuacin del genocidio Nazi. El sionismo se nutri de los ms violentos y opresivos hechos del siglo diecinueve, limando los numerosos esfuerzos de una militancia de judos en las luchas de liberacin. Honrando estas luchas y para retomar un lugar en los vibrantes movimientos populares de nuestro tiempo, el sionismo, en todas sus formas, debe ser abandonado.

Esto es crucial, primero que nada, por su impacto en los habitantes de Palestina y el resto de la regin. El sionismo tambin deshonra la persecucin y el genocidio de los judos europeos al usar su memoria para justificar y perpetuar el racismo y colonialismo europeos. El sionismo es responsable por el extenso desplazamiento y alienacin de los judos mizrahi (judos de ascendencia africana y asitica) de sus diversas historias, idiomas, tradiciones y culturas. Los judos mizrahi tienen una historia en esta regin de ms de 2.000 aos. Mientras el sionismo se arraigaba, estas historias fueron interrumpidas de su propio devenir en pos de la segregacin de los judos impuesta por el Estado de Israel.

Como tal, el sionismo nos implica en la opresin del pueblo palestino y en la denigracin de nuestras propias tradiciones, luchas por la justicia y alianzas con nuestro prjimo.

Nos comprometemos a: Oponernos al sionismo y al Estado de Israel

El sionismo es racista. Demanda poder poltico, econmico y legal para las personas y culturas judas y europeas por encima de los pueblos y las culturas autctonas. El sionismo no solo es racista sino antisemita. Respalda la imaginera antisemita europea y sexista del "judo diasprico" afeminado y dbil y contrapone a ste un "judo nuevo" violento y militarizado, que es un perpetrador y no una vctima de la violencia racializada.

El sionismo por lo tanto busca convertir a los judos en blancos, a travs de la adopcin del racismo blanco en contra del pueblo palestino. A pesar de la necesidad de Israel de integrar a los mizrahi para mantener una mayora juda, este racismo tambin se manifiesta en la marginacin y la explotacin econmica de la poblacin mizrahi socialmente pobre. Esta violencia racializada tambin incluye la explotacin de los trabajadores migratorios.

Los sionistas diseminan el mito de que Israel es una democracia. En realidad, el Estado de Israel ha establecido e implementado prcticas y polticas internas de discriminacin contra los judos de ascendencia mizrahi y excluye y restringe a los palestinos. Adems, el Estado de Israel, en colaboracin con los Estados Unidos, socava cualquier movimiento rabe por la liberacin y el cambio social.

El sionismo perpeta el excepcionalismo judo. Para defender sus crmenes, el sionismo cuenta una versin de la historia juda que est desconectada de la historia y las experiencias de otras personas. Promueve la narrativa del holocausto nazi como excepcional en la historia de la humanidad - a pesar de ser uno de muchos holocaustos, desde los aborgenes estadounidenses hasta Armenia y Ruanda. El sionismo separa a los judos de las vctimas y los sobrevivientes de otros genocidios en lugar de unirnos a ellos.

A travs de una islamofobia compartida y un deseo de controlar a Medio Oriente y Asia occidental, el Estado de Israel hace causa comn con los cristianos fundamentalistas y otros que llaman a la destruccin de los judos. Juntos, llaman a la persecucin de musulmanes. Esta promocin conjunta de islamofobia sirve para demonizar a la resistencia contra la dominacin econmica y militar de occidente. Contina una larga historia de colusin con regmenes represivos y violentos, desde Alemania nazi hasta el rgimen de apartheid de Sudfrica y las dictaduras reaccionarias a lo largo de Latinoamrica.

El sionismo sostiene que la seguridad juda depende de un estado judo altamente militarizado. Pero el Estado de Israel no contribuye a que los judos estn seguros. Su violencia garantiza inestabilidad y miedo para los que estn dentro de su esfera de influencia y pone en peligro la seguridad de todas las personas, incluyendo a los judos, mucho ms all de sus fronteras. El sionismo voluntariamente coludi para crear las condiciones que llevaron a la violencia en contra de los judos en los pases rabes. El odio que la violencia y dominacin militar israeles generan hacia los judos que viven en Israel y en otros lugares es usado para justificar ms violencia sionista.

Nos comprometemos a: Rechazar el legado colonial y su expansin progresiva

En el momento en que el movimiento sionista decidi construir un Estado judo en Palestina, se convirti en un movimiento de conquista. Al igual que las conquistas imperiales y las ideologas genocidas de las Amricas o de frica, el sionismo conlleva la segregacin entre las personas, la confiscacin de la tierra, la limpieza tnica y la implacable violencia militar.

Los sionistas trabajaron de comn acuerdo con la administracin colonial britnica en contra de los habitantes originarios de la regin y sus legtimas esperanzas de libertad y autodeterminacin. El imaginario sionista de una Palestina "vaca" y desolada justific la destruccin de la vida palestina tal como anteriormente ese racismo justific la exterminacin de los autctonos estadounidenses, el trfico transatlntico de esclavos y muchas otras atrocidades.

Desde la progresiva expansin de las colonias hasta la construccin del Muro del Apartheid israel, el compromiso con la dominacin colonial del Estado de Israel imprime su marca de destruccin ambiental y del paisaje fsico de Palestina. Ante la falla de sus polticas para acabar con la resistencia palestina el Estado de Israel ataca con ms y ms violencia con polticas que, cuando son llevadas a su mxima expresin, apuntan al genocidio. En Gaza, el estado israel impide el acceso a la comida, al agua, electricidad, ayuda humanitaria y suministros mdicos como un arma dirigida a las bases mismas de la vida humana.

El Estado de Israel, que una vez fue vehculo para el ataque britnico y francs contra la unidad y la independencia rabes, actualmente es el socio ms joven en la estrategia de los Estados Unidos y sus aliados por el control militar, econmico y poltico, de dominacin, especficamente de la regin estratgica de Medio Oriente / Sudoeste Asitico. El peligro de una guerra nuclear a travs de un ataque estadounidense/israel contra Irn nos recuerda que el estado de Israel es una bomba atmica que debe ser desmantelada urgentemente para salvar las vidas de todas sus vctimas actuales y potenciales.

Nos comprometemos a: Desafiar a las organizaciones sionistas

Ms all de concretar la creacin del Estado de Israel, el sionismo determin su poltica internacional de antagonismo y dominacin militar hacia sus vecinos y estableci una sofisticada red global de organizaciones, grupos de presin poltica, empresas de relaciones pblicas, clubes en universidades y escuelas para perpetuar las ideas sionistas en las comunidades judas y el pblico en general.

Miles de millones de dlares americanos fluyen anualmente hacia el Estado de Israel para sostener la ocupacin y su ejrcito sofisticado y brutal. La mquina de guerra que financian lidera la industria global de armas, mengua los recursos ansiados por un mundo que desesperadamente necesita agua, comida, asistencia mdica, vivienda y educacin. Europa, Canad y las Naciones Unidas, mientras tanto, apoyan la infraestructura de ocupacin bajo el disfraz de ayuda humanitaria para la poblacin palestina. Juntos, los EEUU y sus aliados, cooperan para hacer ms profunda la dominacin de la regin y acabar con los movimientos populares.

Una red internacional de instituciones y organizaciones sionistas apoya los asentamientos judos militares y militantes con fondos directos. Estas organizaciones tambin proporcionan el apoyo poltico necesario para legitimar y promover polticas y programas de ayuda. En cada pas, estas organizaciones censuran las crticas a Israel y tienen en la mira a personas y organizaciones a travs de listas negras, violencia, vandalismo, encarcelamiento, deportacin, despidos y otras privaciones econmicas.

Estas organizaciones facilitan la difusin de la islamofobia. Tocan los tambores de guerra en el exterior mientras presionan por una legislacin represiva en sus pases. En Estados Unidos y Canad, las organizaciones sionistas ayudaron a promover la legislacin "anti-terrorista" convirtiendo todo esfuerzo organizado para apoyar al boicot, retiro de inversiones y sanciones contra el Estado de Israel, o para apoyar organizaciones palestinas, iranes, iraques, libanesas y musulmanas, en sujetos a perseguir acusndolos de ayudar al terrorismo y cometer traicin. Tanto en Europa como en EEUU, organizaciones supuestamente "judas" son las primeras en ejercer presin para entrar en guerra con Irn.

Estn apareciendo fisuras en el edificio del sionismo as como en la dominacin mundial misma de los Estados Unidos. En la regin, la resistencia extraordinaria por parte de Palestina y Sur de Lbano en contra de la agresin y ocupacin israel y estadounidense sigue en pie, a pesar de los recursos limitados y muchas traiciones. El movimiento de solidaridad con el pueblo de Palestina y la confrontacin con la poltica de los Estados Unidos e Israel est cobrando mpetu en el mundo. En Israel, este mpetu lo vemos en el disentimiento creciente, que favorece las condiciones para retomar dos legados de los aos '60: Matzpen, una organizacin israel palestina y antisionista juda y el Partido Mizrahi Panteras Negras. Podemos agregar un creciente rechazo por parte de los jvenes a participar en la conscripcin obligatoria del ejrcito.

Dentro de los gobiernos y las discusiones pblicas en los Estados Unidos y Europa, el costo del apoyo incondicional hacia el estado de Israel est siendo cuestionado cada vez ms. Israel y EEUU buscan nuevos aliados en el sur global para que se unan a sus conquistas econmicas y militares. La relacin creciente entre Israel y la India es un ejemplo sombro de esto. Al compartir un inters en el control poltico y la ganancia de capital para unos pocos a expensas de muchos, la elite en India y las de Asia Occidental y Medio Oriente, se hallan en connivencia con la economa y la agenda militar occidental en la regin.

La propaganda de la guerra global occidental contra el terror repercute en la islamofobia y es requerida y promovida por la elite india; Aprovecha esta oportunidad para reprimir severamente la disensin en regmenes de Medio Oriente as como Asia del sur y Asia occidental. No obstante, surgen levantamientos populares basados en las ricas historias de lucha anticolonial desafiando, y en ltima instancia, derrocando esta alianza.

Junto con nuestros aliados, intentamos contribuir a ampliar esas fisuras, hasta que el muro caiga y el Estado de Israel sea aislado como lo fue Sudfrica durante el apartheid. Prometemos emprender la batalla en contra de estas organizaciones que pretenden hablar por nosotros y derrotarlas.

Nos comprometemos a: Extender nuestra solidaridad y nuestro trabajo por la justicia

Comprometemos nuestros corazones, nuestras mentes y nuestras energas polticas para apoyar al movimiento vibrante y diverso de resistencia del pueblo palestino y a enfrentar las injusticias de las cuales los pases donde vivimos son responsables.

Apoyamos inequvocamente el derecho de retorno palestino. Llamamos al desmantelamiento de la ley israel racista del retorno que privilegia los derechos de cualquier persona que el Estado de Israel estima como "juda" para establecerse en Palestina, mientras que excluye a los palestinos y los convierte en refugiados.

Respondemos sin reservas al llamado de Palestina al boicot, retiro de inversiones y sanciones contra el Estado de Israel.

Apoyamos la exigencia de la liberacin de los presos polticos palestinos y de acabar con los encarcelamientos de lderes polticos, mujeres, nios y adultos palestinos como mtodo de control y terror.

No es nuestra tarea prescribir el camino que el pueblo palestino debe tomar para definir su futuro. No pretendemos sustituir nuestras voces por las de ellos. Nuestras estrategias y acciones surgirn de nuestras relaciones activas con quienes estn involucrados en la gama de luchas de liberacin dentro de Palestina y en el resto de la regin. Apoyaremos su lucha por sobrevivir, mantenerse firme y avanzar en su movimiento lo mejor que puedan, en sus propios trminos.

Somos copartcipes de los vibrantes movimientos populares de resistencia de nuestro tiempo que defienden y enaltecen las vidas de todas las personas y la del planeta mismo. Somos copartcipes de los movimientos que lideran los ms afectados por la conquista del imperio, la ocupacin, el racismo, el control y la explotacin global de personas y recursos. Defendemos la proteccin del mundo natural. Defendemos los derechos de los pueblos autctonos a sus tierras y a su soberana.

Defendemos los derechos de los inmigrantes y refugiados a la libre circulacin y seguridad a travs de las fronteras. Defendemos los derechos de los trabajadores - incluyendo a los trabajadores inmigrantes introducidos en Israel para reemplazar tanto la mano de obra palestina como la mizrahi - a la justicia econmica y a la auto-determinacin. Defendemos los derechos a la justicia racial y a la expresin cultural. Defendemos los derechos de las mujeres y los nios y de todos los grupos explotados a ser libres de subyugacin. Y defendemos los derechos universales al agua, a la alimentacin, la vivienda, la educacin, los servicios de salud y a vivir sin violencia - la nica base sobre la cual la sociedad humana puede sobrevivir y florecer.

Nos comprometemos a apoyar la justicia para curar las heridas ocasionadas por la imposicin y el funcionamiento de la dominacin colonial en Palestina y en el resto de la regin; los traumas de la opresin europea de judos que el proyecto sionista est explotando; los miedos y privaciones sufridas a travs de aos de derramamiento de sangre; las manipulaciones de la cultura y los recursos usados para explotar a los judos mizrahi y para separarlos de los palestinos; y la progresiva masacre, violacin y despojo del pueblo palestino.

La justicia por la que trabajamos debe ser construida por todos a lo largo de Palestina, incluyendo Israel y por los refugiados palestinos, cuya lucha por su autodeterminacin puede llevar a la igualdad y la libertad de todos los que viven all y en las tierras circundantes.

Te llamamos para que te unas a nosotros

Estas promesas requieren la construccin de un movimiento judo internacional unido que desafe al sionismo y su pretensin de hablar en nombre de todos nosotros. Ante un adversario internacional, no es suficiente trabajar localmente, o incluso nacionalmente. Debemos encontrar formas para trabajar juntos a travs de fronteras, distancias, sectores e idiomas. Existe la posibilidad para muchas iniciativas y organizaciones, establecidas y nuevas, para trabajar independientemente y conjuntamente, en apoyo y colaboracin mutuas.

Ests en contra del racismo en todas sus formas?

Entonces te llamamos para que te unas a nosotros para acabar con el apartheid israel.

Apoyas la soberana y los derechos a sus tierras de los pueblos autctonos?

Entonces te llamamos para que te unas a nosotros en la defensa de la soberana y los derechos de los palestinos a sus tierras.

Crees que todas nuestras vidas dependen de la sustentabilidad econmica y ambiental? Te enfurece el robo y la destruccin de los recursos del planeta?

Entonces te llamamos para que te unas a nosotros para detener la destruccin de la agricultura y la tierra palestina, su robo y el del agua y la destruccin de sus aldeas y plantaciones.

Buscas terminar con las guerras infinitas por el petrleo y la dominacin de los Estados Unidos y sus aliados? Quieres terminar con las culturas militarizadas, la conscripcin de nuestros jvenes y el saqueo de recursos para financiar ejrcitos en lugar de las necesidades de la vida?

Entonces te llamamos para que te unas a nosotros para desmantelar una pieza decisiva de la maquinaria de guerra global.

Deseas desvincularte de la limpieza tnica de Palestina por parte del Estado de Israel y de la destruccin de la historia, la cultura y su autogobierno? Crees que no hay paz sin justicia? Te enfurece y te entristece que el holocausto judo est siendo usado para perpetrar otras atrocidades?

Entonces te llamamos para que te unas a nosotros para terminar con el colonialismo sionista.

Para que todas las personas del planeta vivan con seguridad, justicia y paz, el proyecto colonial Israel debe llegar a su fin. Nosotros jubilosamente asumimos esta tarea colectiva de socavar un sistema de conquista y saqueo que ha atormentado a nuestro mundo desde hace demasiado tiempo.

Sito web : http://www.ijsn.net/

correspondencia: ijsn (@) ijsn.net .



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter