Portada :: Economa :: Especial "El capitalismo cruje"
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-10-2008

La crisis es tambin oportunidad

ngel Guerra
La Jornada


El sistema financiero internacional se desploma sin remedio y arrastra al mundo a una gravsima tragedia econmica y social. El plan Paulson/Bush rescata a los grandes banqueros y especuladores, ahonda las races del problema y har ms calamitosa la vida de los estadunidenses, ya endeudados hasta el cuello y empujados al mayor desamparo. Entre las causas de la debacle apenas se mencionan las guerras de rapia en Irak y Afganistn, el gasto blico y el consumismo desenfrenados que, como hemos reiterado en este espacio, hundiran la economa de Estados Unidos. Es indudable la incidencia del megafraude inmobiliario en el desenlace, pero visto en perspectiva no fue ms que su detonador pues el fenmeno lleva dcadas incubndose desde que Richard Nixon, ante el insoportable costo de la agresin a Vietnam, deslig el dlar del patrn oro y abri la llave a la inundacin del planeta por el dlar chatarra que ha terminado por ahogar su economa.

A ambos lados del Atlntico, quienes exaltaban el libre mercado y el enflaquecimiento del Estado como frmula nica de prosperidad, de un da para otro justifican su intervencin sin precedente contra el desastre ocasionado por aquel, y sin que nadie les crea argumentan la necesidad de la regulacin y la transparencia. En Alemania el ministro de economa anuncia el fin de Estados Unidos como potencia financiera y en la prensa especializada inglesa se vaticina la desintegracin del andamiaje financiero del orbe. Los directivos del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, cuyas recetas cimentaron la crisis, anuncian un largo periodo de estancamiento econmico y alza inflacionaria, especialmente en los pases pobres. Un rapto de esquizofrenia invade los centros de poder del primer mundo. Lo que esconde en el fondo es perplejidad y pnico ante un desbarajuste de consecuencias y proporciones que saben maysculas y no tienen ni idea de cmo remediar.

No es para menos aunque no ha sido por falta de advertencias. Economistas marxistas y no marxistas y estadistas revolucionarios como Fidel Castro han pronosticado hace tiempo esta hecatombe pero estudiosos dentro del establishment tambin dispararon las alarmas. Habra bastado que los seores del dinero reflexionaran sobre las alertas del premio Nobel Joseph Stiglitz o de Paul Krugman en The New York Times. El manejo de la crisis, sin embargo, est en manos de los mismos fundamentalistas del mercado que la ocasionaron y sus soluciones reiteran la codicia que la origina.

El capitalismo expuso desde el siglo XIX sntomas dramticos de su naturaleza destructiva e insostenible, comprobada con las guerras mundiales y la Gran Depresin de 1929. A tal grado que los estadistas e idelogos burgueses llegaron a abjurar del liberalismo econmico. As lo sugeran el New Deal de Franklyn Roosevelt y el propio intervencionismo estatal en la Alemania nazi. La edad de oro, el ms largo y deslumbrante periodo de expansin econmica del capitalismo, que se extendi desde el fin de la Segunda Guerra Mundial hasta los setentas del siglo XX, se logr a contrapelo del liberalismo, aunque a expensas de acentuar el saqueo y la opresin del tercer mundo.

Pero bajo el gobierno de Ronald Reagan se aceler la demolicin, iniciada por Nixon, del pacto econmico posterior a la Segunda Guerra Mundial y florecieron las polticas (neo)liberales, caracterizadas por la vorgine especulativa y el flujo internacional incontrolado de capitales ficticios, continuados con William Clinton y llevados al paroxismo por W. Bush con la proliferacin de las hipotecas basura y los derivados, que han implosionado las finanzas internacionales.

La crisis capitalista no es slo financiera. Tambin alimentaria, energtica y medioambiental, que pone a la humanidad a las puertas de las peores calamidades que haya sufrido. Grandes cambios econmicos y geopolticos se avecinan, que si existe rumbo y espritu de cooperacin podran ser benficos a la postre.

Si Amrica Latina y el Caribe se unen e integran solidariamente pueden dar el ejemplo y la indita Cumbre de jefes de Estado a celebrarse en Brasil en diciembre prximo les abre la oportunidad.

[email protected]

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter