Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-10-2008

Antonio Guerrero, hroe cubano preso en Estados Unidos junto a sus cuatro compaeros, cumple 50 aos
Y ve pasar el colapso del neoliberalismo

Luca Seplveda Ruiz
Rebelin


En su cumpleaos nmero 50, que es este 16 de octubre, el cubano antiterrorista Antonio Guerrero, ingeniero y poeta, escucha quizs en sordina en la crcel de alta seguridad del estado de Colorado, Estados Unidos, los ecos del desplome de la economa norteamericana y los anuncios esperpnticos del gobierno de Bush buscando frenar el colapso del neoliberalismo y asegurar el bienestar de los poderosos. Tras las rejas penitenciarias de Florence, no es posible ver las noticias sobre Wall Street, las quiebras de bancos, las familias que pierden su hogar y los padres que quedan sin empleo. La tv est prohibida. No es raro tampoco que Antonio ni siquiera pueda escribir, como cuenta en su libro Desde la altura, publicado en La Habana en 2001.

Hace tres das que no puedo escribirte,
Y t intranquilo volando, de rincn en rincn
Alegre en la maana, nostlgico en la tarde,
Soador en la noche.

Hace tres das, perdname poema
Me dejaron sin lpiz.

Sin diarios, y sin revistas estn Antonio y sus compaeros, los otros cuatro patriotas cubanos, que sin embargo reciben cartas de solidaridad de todo el mundo. En Chile, Sandra Rojas, activa impulsora de la Coordinadora de Solidaridad les escribe a los cinco una vez al mes, y lleva ya ms de 600 cartas Y as, de alguna manera se filtrarn sin duda hechos que puedan hacer sonrer en su cumpleaos a este ingeniero, que en Cuba estuvo a cargo de la ampliacin del aeropuerto de Santiago de Cuba. El tena 40 aos cuando fue arrestado. Trabajaba en un taller de metales en la Base Naval estadounidense de Boca Chica, Florida. Fue detenido junto a otros cuatro patriotas cubanos dispersos ahora en crceles de Kentucky, Tejas, California, Wisconsin y Florida. Todos formaban parte de la red Avispa Roja que alertaba a la isla sobre los planes de las organizaciones terroristas del exilio cubano de Miami.

Mara Eugenia Guerrero, hermana de Antonio, acaba de partir a Australia luego de visitar Chile, donde este sbado 11 presidi en el instituto Alejandro Lipschutz un acto realizado por la Coordinadora de Solidaridad con Cuba, revelando las difciles condiciones de la vida de Antonio en una crcel con un reconocido historial de violencia, maltrato y racismo. En abril de este ao, durante la ltima visita de Mara Eugenia y su madre, Mirta, a la crcel de Florence, Colorado, vivieron aterradas los disturbios que en el patio de la prisin cobraron la vida de dos prisioneros y les significaron a ellas la interrupcin de su derecho a visita.

Tony, el hijo de Antonio, es abogado y trabaja activamente desde Cuba en su defensa, que en Estados Unidos est a cargo del abogado norteamericano Leonard Weinglass (75 aos, Universidad de Yale). Weinglass visit Chile a comienzos de septiembre, donde enfrent con serenidad la noticia del rechazo del ltimo recurso legal de apelacin por los cinco cubanos antiterroristas encarcelados en Estados Unidos.

El fallo

El fallo ratifica las penas las penas de cadena perpetua para Gerardo Hernndez, y de 15 aos para Ren Gonzlez. Ellos debern recibir nuevas sentencias en Miami, que deberan ser dictadas por la misma jueza que en 2001 conden a prisin perpetua a Antonio Guerrero y a Ramn Labaino y a Fernando Gonzlez, le di 19 aos.

En la marcha por la libertad de los Cinco, realizada frente a la Casa Blanca al cumplirse los 10 aos de prisin, en septiembre de este ao, se ley una carta en que Gerardo Hernndez expresaba: Alguien mencionaba recientemente que ahora la ltima palabra la tiene la Corte Suprema. Yo dira que es, en todo caso, la penltima. La ltima palabra en el caso de los Cinco la tienen ustedes, nuestras hermanas y hermanos de Cuba, de los Estados Unidos y de todo el mundo, que a lo largo de estos aos han sido nuestra principal fuente de aliento. Nuestras esperanzas no estn depositadas en ninguna corte. Diez aos son ms que suficientes para habernos curado de cualquier ingenuidad. Sabemos que la razn est de nuestra parte, pero para que se haga verdadera justicia necesitamos un jurado de millones de personas en todo el mundo, y los necesitamos a ustedes, defensores de las causas justas, para dar a conocer nuestra verdad.

Weinglass se enter del rechazo de su apelacin en Santiago de Chile, al finalizar el intenso programa preparado por el Centro de DDHH de la Universidad Central - presidido por el ex juez Juan Guzmn - y por la Coordinadora de Solidaridad con Cuba. Anunci entonces que el 1 de diciembre solicitar a la Corte Suprema de Estados Unidos la revisin del caso. La respuesta se conocera entre febrero y junio de 2009. El jurista sostiene que la libertad de los cinco cubanos depende ahora en gran medida de la presin de movimientos sociales, juristas, y luchadores por los derechos humanos. El ex juez Guzmn solidariz con su causa, ya que l mismo asisti a una de las etapas del juicio en Atlanta- comprobando las irregularidades. El present a Weinglass ante colegas chilenos de organizaciones de derechos humanos, y ante la Asociacin Americana de Juristas, bautizando a Weinglass como Gladiador, por su lucha contra el imperio y en pro de los derechos humanos.

Vasta trayectoria

Weinglass logr en 1972 la absolucin de la afroamericana Angela Davis, acusada de asesinar a un polica. Tambin defendi a Jane Fonda en su demanda contra Nixon y a los 8 de Chicago que en 1971 revelaron los documentos secretos del Pentgono sobre la guerra de Vietnam. En 1987, demostr la inocencia de Amy Carter, hija del ex mandatario Jimmy Carter, por la toma del edificio de la Universidad de Massachussetts. Enarbolando la doctrina jurdica de la necesidad, argument que ella cometi un delito menor para evitar un mal mayor: el ingreso al campus de agentes que buscaban reclutar estudiantes para la CIA, responsable de crmenes y asesinatos. En 2003, Glasswein logr la libertad condicional para Kathy Boudin, del movimiento radical de los Weather Underground, luego de 23 aos de prisin.

Qu hechos hacen de Los Cinco de Cuba un caso sin precedentes en la justicia norteamericana?

A ellos no se les conden por violar nuestras leyes, sino por dejar en evidencia a quines s lo hacan. Al infiltrar la red terrorista en Florida ellos demostraron la hipocresa de Bush, que protege a los terroristas en Estados Unidos.

Es primera vez en nuestra historia que se ha sentenciado a personas por un cargo de conspiracin para cometer espionaje, sin que hubiera ni una sola pgina de documentos clasificados obtenidos por ellos.

Tambin es primera vez que se condena por conspiracin para cometer asesinato a alguien que estaba en Estados Unidos cuando las vctimas mueren. Gerardo Hernndez estaba en Miami el da en que la Fuerza Area de Cuba derrib a dos aviones tripulados por miembros de Hermanos al Rescateque amenazaban su espacio areo. Murieron cuatro miembros de esa organizacin para-militar. La aeronutica civil de Florida alert a Cuba de este vuelo. El jurado oy grabaciones de las autoridades cubanas solicitando al piloto salir de su territorio. Pero la sentencia afirma que l se concert con los pilotos de los Mig para derribar ese avin.

Tampoco haba sucedido nunca que una sala de la Corte de Apelaciones del Circuito de Atlanta, revocara un fallo federal. Joan Lenard, la jueza del distrito de Miami dependiente del citado circuito, haba rechazado la peticin de la defensa de trasladar el juicio a una ciudad a 40 km de Miami. En agosto de 2005, los tres jueces de apelaciones revocaron las condenas perpetuas dictadas en 2001 por cargos derivados de su pertenencia a la red de espionaje Avispa Roja, sosteniendo que los acusados no tuvieron un debido proceso, a causa del predominante prejuicio anticubano. Era un fallo histrico. La administracin Bush adopt otra decisin indita:apelar sometiendo el caso al plenario de doce jueces del Decimoprimer Circuito de Atlanta. As se revoc, en 2006, ese fallo. El juicio en Miami dur siete meses, es el ms largo que se conozca en estos tiempos, con 119 volmenes de transcripciones.

Pese a las dramticas acusaciones y declaraciones de los testigos, slo la prensa de Miami habl del caso. En Chile habl con ms periodistas y jueces de los que he podido contactar en Estados Unidos durante los cinco aos que he trabajado en el caso!

Quines fueron esos testigos?

Declararon aseverando que su misin en Estados Unidos no represent peligro alguno para la seguridad de Estados Unidos, Richard Nuccio, el ex consejero presidencial sobre Cuba del ex Presidente Clinton; el almirante Eugene Carroll, miembro del Centro de Informacin para la Defensa de EE.UU y los generales de ejrcito James R. Clapper, Charles Elliot Wilhelm y Edward Breed Atkeson. Adems, los fiscales y abogados defensores grabaron en Cuba la declaracin del ex jefe de la contrainteligencia General Fabin Escalante, sobre el historial de agresin por los grupos paramilitares de cubanos exiliados, acerca de lo cual tambin declar el teniente Roberto Hernndez Caballero, el nico oficial cubano que lo hizo en Miami.

Los cinco y su historia

Cmo describira usted a los cinco?

Son valientes. Tienen slidos principios y estn decididos a defender a su pas, por eso emprendieron una misin tan peligrosa. En Angola hay un activo Comit de Solidaridad con los 5 porque en 1988, Ren Gonzlez, Fernando Gonzlez y Gerardo Hernndez combatieron en la batalla de Cuito Cuanavale, que sell la suerte del colonialismo en Africa.

En Estados Unidos ellos estaban desarmados y no cometieron ningn dao contra bienes norteamericanos ni hicieron acto alguno de sabotaje.

Desde que ellos alertaron al gobierno cubano sobre los planes terroristas de Hermanos al Rescate, Alfa 66 y otros, nunca ms hubo que lamentar muertes o sabotaje en la isla.

Mi cliente, Antonio Guerrero, a diferencia de los otros cuatro, que infiltraron organizaciones mercenarias, trabajaba en un taller de metales en la Base Naval estadounidense de Boca Chica, ubicada en Key West a una distancia de apenas 4 minutos de vuelo con Cuba. Su tarea era reportar las actividades abiertas de esa base de entrenamiento de pilotos, que no tena guardias ni vallas de acceso. El comandante de la base explic en el juicio que ellos queran que viniera la gente a conocer el lugar y tomaran fotos de los aviones, para que as supieran en qu se gastaban sus dineros como contribuyentes.

Fue grande el impacto de su detencin?

Enorme. De inmediato el Pentgono y el Ministerio de Justicia sacaron una declaracin asegurando que l no haba tenido acceso a documentos secretos en Boca Chica, y eso mismo le dijeron al jurado. Lo condenaron porque tena la intencinde espiar algn da segn ellos. Antonio postul al empleo con su identidad real como cubano americano, graduado de ingeniero en la Unin Sovitica. Uno de los cargos que le hicieron fue no haber cumplido con la ley que obliga a los agentes extranjeros a advertir al Ministerio de Justicia. No hacerlo acarrea una sentencia de diez aos de prisin.

Cules fueron los argumentos de la defensa?

Se intent usar la doctrina de necesidad que esgrim al defender a Amy Carter. Este era un caso de autodefensa, en que ellos actuaban como agentes infiltrados en las organizaciones cubano-americnas y reportaban su informacin al gobierno cubano para detener el terrorismo que haba significado en total ms de 3.600 muertes, atentados y mltiples actos de sabotaje orientados, en los 90, a impedir que Cuba pudiera desarrollar la industria del turismo y se derrumbara, como efecto de la crisis declarada por el colapso de la Unin Sovitica.

Cuando se inici el juicio en Miami la defensa le inform a la corte que iba a usar esta doctrina, presentando35 documentos que mostraban la muerte en 1997 del turista italiano Fabio Di Celmo, bombas en buses de turistas, etc. La defensa llam a declarar a los terroristas responsables de esos actos, ya identificados por Los Cinco. Sin embargo la jueza, luego de escucharlos sostuvo que la defensa no haba logrado acreditar la defensa por necesidad. Orden retirar las pruebas y no tomar en cuenta esas declaraciones.

En la apelacin rechazada ahora, inclu un texto escrito por un jurista brillante de la Facultad de Leyes del estado de Utah. Afirma que es un error no aceptar esa doctrina ya que estos hombres estaban haciendo una obra de bien al tratar de detener la violencia.

Qu pueden esperar los 5 cubanos si Obama gana la eleccin presidencial?

El pueblo chileno sabe muy bien que la salida de escena de alguien que ha tenido el poder a nivel nacional no es sinnimo del fin de todo el mal, porque permanece su herencia de continuidad. En Chile, me ha parecido alentador constatar que la izquierda est viva, luchando contra la herencia de Pinochet sobre la base del legado del Presidente Allende, que no se ha olvidado.

En Estados Unidos la herencia de Bush es el poder imperialista, acompaado ahora de un fuerte control de la poblacin. El desmantelamiento del aparato construido para ello no se logra de la noche a la maana. Es probable que se reconsideren los excesos de la poltica de Bush. Tal vez ya no habr tortura, se cierre Guantnamo, se reduzcan las fuerzas en Irak, y disminuyan algunos excesos derivados de la Ley Patritica contra el terrorismo. Pero no habr cambios estructurales. La administracin de Obama continuar con los objetivos fijados en Afganistn y eso nos podra conducir incluso a un nuevo Vietnam.

En cuanto a los Cinco Cubanos, es posible que ya no sean objeto de tanto maltrato y a las esposas se les permita visitarlos, porque ahora dos de ellos no han visto a sus esposas en estos diez aos.

Ciertamente, el presidente tiene la facultad de conmutar una pena una vez concluido el juicio. En 1999, al finalizar la presidencia de Clinton, logr el indulto para el lder independentista portorriqueo Juan Segarra Palmer, miembro de Los Macheteros que llevaba 19 aos en prisin. Es ms difcil saber si Obama liberara a los cinco, especialmente en el caso de Gerardo Hernndez, porque las familias de las cuatro vctimas del derribamiento de los aviones que sobrevolaron La Habana viven en Miami. Su defensor es el presidente del Colegio de Abogados de Florida, y futuro Presidente de la Asociacin Nacional de Abogados. Miami decidi la ltima eleccin presidencial.All viven 650.000 cubano- americanos, y su Alcalde, los concejales, el Presidente de la Cmara de Comercio y el dueo del diario Miami Herald tambin lo son. Por eso en 1997, cuando el gobierno cubano advirti al gobierno norteamericano a travs del almirante Eugene Carroll que deba impedir que los aviones de Hermanos al Rescate continuaran sobrevolando Cuba, y que a partir de esa fecha defendera militarmente su espacio areo, Washington no hizo nada. Miami es la nica ciudad de Estados Unidos que tiene una poltica de relaciones exteriores propia, orientada a derribar el gobierno de Ral Castro.

Cmo puede ser optimista con este panorama?

En mis 50 aos de abogado he visto mucha injusticia, pero tambin la reparacin de mucha injusticia. Por eso no soy pesimista. En los casos polticos el proceso est vinculado con la fortaleza de los movimientos polticos. He visto xitos notables cuanto esos movimientos son fuertes, como el caso de Angela Davis. Adems, cuando visito a los cinco, y veo su fuerza y conviccin, eso me da la inspiracin necesaria para seguir trabajando con ms fuerza. Para m tambin son hroes.

Haba estado antes en Chile?

S. Slo das despus del golpe, el estudio en que yo trabajaba en Nueva York recibi una peticin desde Cuba, de indagar qu haba sucedido al economista Jaime Barrios, asesor del Presidente Allende, cuya esposa era cubana. Viaj a Chile la semana despus del golpe militar. Pero nada pude hacer, l haba sido hecho prisionero, se neg toda la informacin sobre el caso, y entiendo que hasta ahora permanece desaparecido.

Esa estada en Chile lo marc a usted?

Totalmente. Por eso en mis charlas aqu yo part pidiendo perdn por el papel de Estados Unidos en el golpe militar, por su rol aqu y en tantos otros lugaresMilan Kundera dijo que la lucha por la justicia es una batalla entre la memoria y el olvido. La mayor parte de la gente est tratando de olvidar, y por eso es que no hay continuidad de las luchas. Pero cuando uno recuerda, entonces tiene la base para continuar la batalla. De manera que yo recuerdo. Recuerdo a Chile con los tanques en las calles vacas.
























Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter