Portada :: Mentiras y medios :: Proyecto Censurado 2006/07
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-10-2008

Las 25 noticias ms censuradas en 2007-2008
Nuevo record en arrestos por marihuana

Bruce Mirken/Paul Armentano
Marihuana Policy Project/National Organization for Reform of Marihuana Laws


Por cuarto ao consecutivo, las detenciones por marihuana marcaron un rcord en Estados Unidos, de acuerdo al Informe del Crimen Uniforme del FBI correspondiente a 2006.

Las dtenciones sumaron 829.627, con un aumento de 43.000 personas respecto a los 786.545 encarcelamientos por marihuana de 2005. La tasa actual de arrestos es de un fumador de marihuana cada 38 segundos, con un total de presos que abarca casi el 44 por ciento de todas las detenciones por droga en Estados Unidos. En la ltima dcada, ms de 8 millones de estadounidenses han sido arrestados con cargos relacionados con marihuana, mientras que las detenciones por cocana y herona han declinado agudamente, segn Allen St. Pierre, director ejecutivo de la Organizacin Nacional por la Reforma de las Leyes de Marihuana (NORML, en ingls).

El nmero de arrestados aument ms del 5.4 por ciento en 2006 respecto a 2005. Del total de 829.627 detenciones, el 89 por ciento correspondi a posesin de marihuana, no a venta, cultivo o manufactura. Las detenciones por posesin excedieron a las capturas por todos los crmenes violentos combinados, como viene ocurriendo todos los aos. El resto de los detenidos [11 por ciento], incluyendo a quienes cultivaban marihuana para uso personal o mdico, recibi cargos por venta o manufactura.

En abril de 2008 se difundi un estudio sobre las detenciones por marihuana de la ciudad de Nueva York, encargado al Queens College, donde se informa que entre 1998 y 2007 la polica de la ciudad arrest a 374.900 personas, cuyo crimen ms grave fue "la ofensa por marihuana", considerada un delito menor y de bajo nivel. La cifra resulta ocho veces ms alta que el total de 45.300 detenciones registrado entre 1988 y 1997. Casi el 90 por ciento de los arrestados entre 1998 y 2007 fueron hombres, pese a que los estudios nacionales muestran un consumo de marihuana igual entre hombres y mujeres. Y mientras esos estudios nacionales revelan que los blancos son ms propensos a utilizar la marihuana que los negros y latinos, el estudio de Nueva York indic que el 83 por ciento de los arrestados eran negros o latinos. Los negros cubrieron el 52 por ciento de las detenciones, en tanto los latinos y otra gente de color alcanz el 33 por ciento, mientras los blancos llegaron slo al 15 por ciento. (1)

Respecto a la edad, aproximadamente el 30 por ciento de los arrestados estuvo por debajo de los 20 aos. El medio oeste muestra que el 57 por ciento de todas las detenciones estuvieron relacionadas con marihuana, mientras que una regin con pocas detenciones fue el oeste, con el 30 por ciento. Probablemente, este resultado se debe a que en los estados occidentales, por ejemplo en California, se descriminaliz la marihuana a nivel estatal y local desde hace varios aos.

"Hacer cumplir la prohibicin de la marihuana... ha conducido a las detenciones de casi 20 millones de estadounidenses, sin importar el hecho de que unos 94 millones de americanos reconocen haber consumido marihuana durante sus vidas", dijo St. Pierre.

En los ltimos quince aos las detenciones por marihuana han aumentado en 188 por ciento, mientras la opinin pblica exhibe cada vez ms tolerancia y el uso personal conocido, bsicamente no ha tenido cambios. "La escalada constante de las detenciones por marihuana est sucediendo en desafo directo a la opinin pblica", segn Rob Kampia, director ejecutivo del Proyecto Poltica de la Marihuana, de Washington DC. Los votantes de las comunidades de todo el pas desde Denver a Seattle, de Eureka Springs, Arkansas, a Missoula County, Montana han aprobado medidas diciendo que no quieren que las detenciones por marihuana sean una prioridad. Con todo, las detenciones por marihuana siguen marcando un rcord absoluto por cuatro aos consecutivos..." Entretanto, hace cumplir las leyes sobre marihuana cuesta de 10 a 12 mil millones de dlares al ao.

Actualizacin de Bruce Mirken

Esta historia fue esencialmente una porcin de una historia anual ms grande, los Informes [anuales] del Crimen Uniforme (UCR, en ingls) del FBI, cuyo reporte correspondiente a 2006, lanzado en septiembre de 2007, marc el cuarto ao consecutivo en que las detenciones por marihuana marcaron un nuevo rcord. Mientras que el UCR, como es costumbre, consigue amplia cobertura, el nico de los grandes medios que se ocup de observar el rcord de la detencin por marihuana fue el servicio de noticias de la agencia Reuters. Los directivos del Proyecto Poltica de la Marihuana tambin ofrecieron dos o tres entrevistas en radios locales, y la historia tambin fue tomada en una forma o en otra por un puado de otros medios ms notablemente por la columna de Bill Steigerwald en el conservador Pittsburgh Tribune-Review, AlterNet, y por el blog de Andrew Sullivan en The Daily Dish.

Esto es tpico en la tendencia de los medios de comunicacin que tienen una visin de la poltica de la marihuana a travs de los lentes de los estereotipos Cheech-and-Chong, como una historia trivial de menor importancia, ms una curiosidad que una noticia seria. Pero los nmeros escarbados sugieren algo que merece ms atencin: casi 830.000 detenciones anuales por marihuana, donde cerca del 89 por ciento es detenido por la simple posesin, no por vender o traficar. Eso equivale a una detencin por marihuana cada 38 segundos y ms detenciones por posesin de marihuana que por todos los crmenes violentos combinados. Pngalo de otra manera: equivale a arrestar a cada hombre, mujer y nio en el estado de Dakota del Norte, ms cada hombre, mujer y nio en Des Moines, Iowa, en un ao y hacer la misma cosa cada ao, ao tras ao. Todo esto tiene un costo total para los contribuyentes estimado desde 14 mil millones a 42 mil millones de dlares por ao.

La nueva estadstica nacional de arrestos no estar disponible hasta despus que se publique este libro, pero continan emergiendo datos cientficos que demuelen a los encubiertos intelectuales de la prohibicin de la marihuana. Los estudios continan encontrando que la marihuana es menos txica o adictiva que drogas legales como el alcohol y el tabaco, mientras en Gran Bretaa, donde la mayora de las detenciones por posesin de la marihuana fueron descontinuadas en enero de 2004, el uso de la marihuana ha declinado constantemente desde que las detenciones pararon, segn encuestas oficiales del gobierno. Tristemente, aunque los consejeros cientficos del gobierno britnico urgieron a la continuacin de la poltica de ningn arresto, a la fecha de esta escritura (mayo de 2008), el primer ministro Gordon Brown aparece resuelto a lanzar una nueva medida represiva.

En EEUU, las muestras ms claras de progreso han venido de esfuerzos de permitir el uso mdico de la marihuana. Doce estados ahora tienen leyes mdicas de la marihuana y en Michigan la propuesta de una iniciativa mdica de la marihuana en la segunda vuelta de las elecciones de noviembre 2008, gan casi dos a uno en la nica encuesta pblica lanzada hasta ahora. El candidato presidencial demcrata Barack Obama ha indicado que l terminara la guerra federal contra las leyes mdicas de la marihuana de ese estado, y su compaera demcrata Hillary Clinton tambin indic una cierta buena voluntad para repensar la poltica federal. El republicano John McCain ha expresado que apoya la ley federal actual.

Informacin extensa sobre la poltica de la marihuana y los esfuerzos por cambiar nuestras leyes actuales est disponible en el Proyecto Poltica de la Marihuana, www.mpp.org o en el telfono 202-462-5747. Un boletn de noticias ms vasto sobre poltica de la droga es Drug War Chronicle, en www.stopthedrugwar.org.

Actualizacin de Paul Armentano

Desde que comenz mi acercamiento a NORML [Organizacin Nacional por la Reforma de las Leyes de Marihuana] a mediados de la dcada de 1990, he observado cmo crece cada ao la cantidad de estadounidenses arrestados por las violaciones de menor importancia de la marihuana desde el bajo nivel moderno de 288.000 en 1991 a un rcord de 830.000 en 2006. La cobertura de los grandes medios a estas tasas de detencin que se elevan sbitamente sigue siendo nominal, a pesar de este casi 300 por ciento de aumento en faltas de menor importancia (casi 90 por ciento de todas las detenciones de la marihuana se deben a la "ofensa de la posesin").

El desinters de los medios sobre este tema resulta preocupante dado que los datos sobre detencin provienen del Informe del Crimen Uniforme [en EEUU] del FBI y que otros aspectos de este reporte (por ejemplo, aumentan o caen las tasas de crmenes violentos?) cada ao generan tradicionalmente centenares de historias importantes de noticias. Igualmente, preocupa el hbito de los medios de atribuir incorrectamente estas figuras de la detencin por marihuana a NORML ms bien que al FBI, la organizacin de aplicacin de ley que actualmente pesquisa y da a conocer los datos.

Discutible, pero el resultado ms perturbador del crecimiento de estas detenciones es que ahora un nmero rcord de americanos est siendo solicitado por las cortes para atender programas de tratamiento de droga por la marihuana, sin importar si requieren el tratamiento (no ms) o no.

Segn los datos ms recientes y la estadstica nacional, ms del 70 por ciento de todos los individuos en tratamiento de drogas ahora est siendo puesto a disposicin del sistema criminal de justicia. De esos enrolados en el tratamiento, ms de uno de cada tres incluso no haba utilizado marihuana en los 30 das anteriores a su admisin [en el programa de tratamiento]. Todava, falsamente, la Casa Blanca arguye que estas tasas de admisin justifican la necesidad de continuar arrestando a los usuarios de cannabis, pese al hecho de que es la poltica, no la droga por s misma, lo que realmente est aprovisionando de combustible al tratamiento por droga.

Finalmente, debe ponerse nfasis en que el desproporcionado procesamiento criminal por marihuana afecta a ciudadanos segn su edad, un hecho que demasiado a menudo se pasa por alto, pero tiene implicaciones serias para quienes trabajamos en reformar la poltica de la droga. Segn un estudio comisionado en 2005 por la fundacin NORML, el 74 por ciento de todos los estadounidenses que reventaron el pote ahora estn por debajo de los treinta aos de edad, y uno de cuatro tiene dieciocho o es ms joven. Aunque esta gente joven sufre lo mximo posible bajo nuestras leyes actuales, carece de los medios financieros y de capital poltico como para influir o desafiar con eficacia a los polticos. La gente joven tambin carece de dinero para financiar adecuadamente un movimiento de reforma de la ley de drogas en un nivel necesario para representar y proteger adecuadamente sus intereses. Consecuentemente, las detenciones por la marihuana continan subiendo imbatibles y pocos en la prensa e incluso pocos legisladoressienten necesidad o suficiente presin poltica para tratarla.

*) Paul Armentano es director de NORML y de la Fundacin NORML en Washington, D.C.

Cita:
1. Jim Dwyer, On Arrests, Demographics, and Marihuana, The New York Times, April 30, 2008

Fuentes:
Marihuana Policy Project, September 27, 2007
Ttulo: Marihuana Arrests Set New Record for Fourth Year in a Row
Autor: Bruce Mirken

National Organization for Reform of Marihuana Laws, September 24, 2007
Ttulo: Marihuana Arrests for Year 2006829,625 Tops Record High
Autor: Paul Armentano

Estudiantes investigadores: Ben Herzfeldt y Caitlyn Ioli
Consejero de la Facultad: Pat Jackson, Ph.D.

Ttulo original: Marihuana Arrests Set New Record
Traduccin: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter