Portada :: EE.UU. :: Subasta electoral USA 2008
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-11-2008

La ilusin de Obama

Txente Rekondo
Rebelin


El triunfo de Barack Hussein Obama ha sido presentado como la victoria del cambio y la ilusin, pero para ilusin la que ha venido albergando el propio Obama desde hace aos. Toda su carrera poltica ha estado marcada por la bsqueda de su propio acomodamiento en las instituciones y el sistema actual, ms que a buscar cualquier transformacin del mismo.

El triunfo de Obama ha estado basado en varios pilares. Una campaa casi perfecta (uso de Internet, movilizacin de voluntarios, marketing), las grandes dotes comunicativas (como orador y escritor) del candidato, las grandes sumas de donaciones y dinero que ha recibido (claves en las primarias) y una coyuntura poltica y econmica favorable (la crisis financiera de septiembre, cuando las encuestas auguraban un vuelco favorable a McCain, y ser el candidato anti-Bush).

El hecho de que se convierta en el primer presidente negro de EEUU es un factor importante, pero los que tenan esperanzas en un cambio profundo pueden esperar sentados. Los discursos de Obama no varan en el fondo de lo que han defendido sus antecesores en el cargo, y su oposicin a Bush era tctica (crticas a los errores y el coste) ms que objeciones morales o ticas.

Como han sealado algunas voces crticas en EEUU, Obama ha sido el candidato de las clases dominantes. Los que manejan la poltica y la economa en el pas impediran que cualquiera que ponga en duda la jerarqua dominante y sus doctrinas llegara a la Casa Blanca. Y no debemos olvidar que Obama ha recibido ingentes donaciones econmicas de esos sectores, as como el apoyo de los medios de comunicacin del establishment.

La ancdota de color, con un presidente negro en la Casa Blanca, no significar una mejora sustancial para la minora negra, ni el racismo estructural que domina la sociedad cambiar. El futuro presidente de EEUU, definido con irona como republicrata (por su capacidad por absorber los discursos de los dos partidos mayoritarios y dominantes) proteger los privilegios de las lites y de las poderosas corporaciones, todas ellas dominadas mayoritariamente por blancos.

A partir de ahora el color del dinero en EEUU ser el verde del dlar, el de su presidente, negro, pero el de la Casa Blanca, y los pilares que sustentan a sta, seguirn siendo blancos. La obamana y las ilusiones que se han creado se irn diluyendo en los prximos meses, dando paso a la fotografa completa de este histrico acontecimiento.

TXENTE REKONDO.- Gabinete Vasco de Anlisis Internacional (GAIN)



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter