Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-11-2008

El Congo, "cultura de la violencia" o conflicto geoestratgico?

Tony Busselen
Solidaire

Traducido para Rebelin por Caty R.


Desde finales de agosto, la violencia se ha desencadenado de nuevo en el este del Congo. Los congoleos han desarrollado una cultura donde el homicidio y la violacin son la norma? La reciente ofensiva demuestra que hay que buscar el origen del conflicto en otro sitio.

Desde la guerra de agresin que llevaron a cabo Ruanda y Uganda (19982003), estos pases continan manteniendo las milicias en territorio congoleo. Nkunda, general pro Ruanda, es uno de los jefes de milicias ms conocidos. La semana pasada, el ejrcito congoleo aport pruebas de la participacin de los soldados ruandeses en los combates. Pruebas que Occidente ha negado directamente. Nuestros medios de comunicacin presentan este conflicto como una cultura de la violencia que habran desarrollado los congoleos. Todo el debate se ha referido desde entonces a la cuestin de por qu Europa no interviene para detener a esos congoleos asesinos y violadores.

Durante su intervencin en la comisin parlamentaria del pasado mircoles 22 de octubre, Dirk Vandermaelen (del Partido Socialdemcrata Flamenco de Blgica) admiti sin rodeos que, efectivamente, el conflicto tiene causas ms profundas. Todos nosotros sabemos que Estados Unidos y China estn librando una batalla geoestratgica. Tambin sabemos que las materias primas son el punto dbil de China. Y adems sabemos todos que China busca su aprovisionamiento en frica. Temo, en lo que se refiere al este del Congo, que estamos asistiendo a un choque entre China y EEUU. Un choque delegado en personas interpuestas, a saber, el Congo de Kabila y la Ruanda de Kagame, declar.

Lo ms sorprendente es que, por otra parte, Vandermaelen se expres principalmente sobre sus sospechas en cuanto a entregas de armas chinas al ejrcito congoleo. Incluso exigi que se intensifique la presin sobre el gobierno de Kabila y se imponga un embargo sobre las armas con destino a Kinshasa. Sin embargo, Vandermaelen no solt palabra sobre la agresin de Ruanda o del papel que juega Estados Unidos en la regin.

El domingo 26 de octubre, las tropas de Nkunda tomaron una gran base militar y una banda estratgica de 30 km situada entre Goma y Rutshuru. Los testigos denuncian las masacres perpetradas sobre la poblacin local que apoya al ejrcito congoleo. Los sucesos, desde ese domingo, hacen que no se pueda seguir negando el papel agresor de Ruanda. No se puede seguir echando la culpa a los congoleos.

El pueblo congoleo quiere la paz

Despus de todos estos aos de guerra, el pueblo congoleo reclama la paz, desea que se preserven la unidad y la soberana del Congo y que por fin se pueda emprender la reconstruccin econmica. El Presidente Kabila, elegido por el pueblo congoleo, estableci una alianza con el ex lumumbista Gizenga y la fraccin ms ilustrada de la antigua lite de Mobutu. Sus principales enemigos son los aliados de Estados Unidos dentro y fuera del Congo. Por lo tanto, si la alianza en torno a Kabila quiere mantenerse, dicha alianza tiene todo el inters en acabar con la guerra lo antes posible. Para conseguir la paz, la poltica del gobierno elegido se apoya en dos pilares. Por una parte, mantenerse fiel a los principios de cooperacin con la ONU y a los recientes acuerdos firmados en Nairobi y Goma. Por otro lado, el gobierno congoleo tiene que aplicarse a fortalecer su ejrcito para defender su territorio.

En noviembre de 2007, el Congo y Ruanda firmaron un acuerdo de paz en Nairobi. En enero de este ao, en Goma, la comunidad internacional y todas partes implicadas incluido Nkunda- ratificaron un acuerdo destinado a desarmar a las milicias e integrarlas en el ejrcito congoleo. Pero ni Nkunda ni Ruanda toman en serio estos acuerdos. Nkunda incluso rechaz abiertamente el acuerdo de Goma.

Muchos congoleos acusan a su gobierno de colaborar demasiado con el Monuc y de no dotar de suficientes medios al ejrcito para imponer la paz. Y precisamente en este punto Vandermaelen exige un embargo contra Kinshasa con respecto a las armas.

China, la piedra en el zapato

Despus de treinta aos de explotacin por un Mobutu apoyado por Occidente, el Congo conoci diez aos de guerra, pillaje y caos. De tal manera que de las infraestructuras y la economa congolea no quedan ms que grandes escombros. El presidente Kabila anunci antes de las elecciones de 2006 que basara la reconstruccin del pas en cinco obras: infraestructura, sanidad y educacin, agua y electricidad, vivienda y empleo. Su objetivo es poner la economa del Congo al servicio del pueblo congoleo. Despus de esperar en vano una iniciativa por parte de Europa o Estados Unidos, el Congo decidi finalmente, a finales de 2007, firmar acuerdos con China. Lo que le acarre duras crticas por parte de Occidente y una nueva amenaza de guerra. Efectivamente, el contrato con China es una piedra en el zapato de los capitalistas europeos y estadounidenses.

Sin embargo ni Estados Unidos ni Europa se hallan en situacin, aunque quisieran, de proporcionar los medios necesarios para la reconstruccin del Congo, mientras que China dispone actualmente de los medios para financiar grandes proyectos. Por otra parte China, a su vez, necesita materias primas para su propio desarrollo. Ir a la bsqueda de dichas materias primas a frica es lo que Vandermaelen calific de punto dbil. Como si fuese necesario, a cualquier precio, detener el desarrollo econmico del principal pas del Tercer Mundo. Y pretende, adems, que Blgica siga leyendo la cartilla al gobierno congoleo soberano. Como si el problema estuviera en Kinshasa y no en Kigali.

Original en francs: http://socio13.wordpress.com/2008/11/01/congo-culture-de-la-violence-ou-conflit-geostrategique-par-tony-busselen/

Tony Busselen es periodista de Solidaire, publicacin semanal del Partido del Trabajo de Blgica (PTB). Adems trabaja como voluntario en Kinshasa en el centro Etoile du Sud (EDS), un centro de coordinacin de varias organizaciones de base en los barrios populares de Masina.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter