Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-11-2008

Plan Mxico: el contexto de la militarizacin, la violencia relacionada al narcotrfico, y los derechos humanos

Kristin Bricker
Narco News




El Plan Mxico incluye as llamadas condiciones de derechos humanos. Son:

Muchas de esas condiciones ya son ley en Mxico, pero el gobierno Mexicano no hace nada para que la ley se aplique de hecho.

Cuando el Congreso gringo aprob la primera versin del Plan Mxico, polticos mexicanos discreparon de las condiciones de derechos humanos, diciendo que quebraban la soberana nacional de Mxico. Y si, hasta un cierto punto tenan razn. Estados Unidos nunca permitira que los pases donde hay bases militares estadounidenses sometan los soldados gringos a investigaciones. Fjense si el pueblo de Irak o Afganistn o el gobierno cubano pudieran someter soldados y contratistas gringos a investigaciones y rechazar soldados y contratistas que no cumplen con sus estndares de derechos humanos. De hecho, cuando contratistas de Blackwater hicieron una masacre en Irak en 2007, el gobierno de Irak anunci que los echara de su pas. Pocos das despus se cambio su postura por presin de George Bush, y Blackwater sigue trabajando all.

Sin embargo, los polticos mexicanos no se quejaron del despliegue de agentes y contratistas estadounidenses que entrenaran fiscales y jueces y policas mexicanos para seguir con la gringoizacion del sistema judicial mexicano y para que EE.UU. amplen el alcance de sus servicios de inteligencia. A lo mejor EE.UU. desplegara agentes de la Agencia de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF por sus siglas en ingls) a Mxico para vigilar el trfico de armas ilegales como parte del Plan Mxico y el Operativo Gunrunner.

Muchas organizaciones mexicanas de derechos humanos rechazaron la idea de que condiciones de derechos humanos quiebren la soberana nacional de Mxico. Dicen que los derechos humanos son una responsabilidad mundial, protegidos por tratados internacionales que el gobierno mexicano firm. Por eso, dicen, cuestiones de la soberana nacional no aplican cuando tiene que ver con los derechos humanos.

Sin embargo, la irona que EE.UU. exija cumplimiento con condiciones de derechos humanos no se escapa en Mxico. La Jornada, el peridico ms ledo en todo Mxico, coment: la exigencia estadounidense de verificar el respeto a los derechos humanos en otras naciones constituye una pretensin grotesca y disparatada, habida cuenta de que, a escala planetaria, la superpotencia es la principal violadora de tales derechos. Abu Ghraib, Guantnamo, los vuelos secretos de la CIA, el severo recorte legal a las libertades ciudadanas y a las garantas individuales, as como los crmenes de lesa humanidad perpetrados en Afganistn e Irak son referentes ineludibles de un gobierno que ha convertido el asesinato, el secuestro, el bombardeo de civiles y el terrorismo en general en poltica de Estado.

Pero las condiciones de derechos humanos incluidas en el Plan Mxico no fueron diseadas para proteger o mejorar los derechos humanos en pases afectados por el Plan Mxico. Solo 15% de los fondos destinados a la seguridad pblica y las fuerzas militares son condicionados. Eso significa que el gobierno de EE.UU. dar 85% de los fondos para la seguridad pblica y el ejrcito aun si Mxico no cumple con las condiciones de derechos humanos.

Adems, la persona encargada de certificar el conforme de Mxico a las condiciones de derechos humanos es la Secretaria de Estado, actualmente Condoleezza Rice. Es la misma Condoleezza Rice que sigue encubriendo al gobierno de Bush y sus crmenes de lesa humanidad. Tambin es la misma Condoleezza Rice que llam a todos los miembros del congreso gringo el da antes de la votacin del Plan Mxico para decirles que aprobaran la Iniciativa. No es muy probable que Condoleezza Rice no confirme el conforme de Mxico a las condiciones de derechos humanos.

Al final, el debate sobre los derechos humanos fue una distraccin. Washington se apropi del discurso de derechos humanos y quiere apropiar organizaciones de derechos humanos para impulsar su doctrina militar y de seguridad publica en Mxico, Centroamrica, y el Caribe. La condicin que la sociedad civil mexicana aconseje al gobierno mexicano sobre la implementacin del Plan Mxico significa que organizaciones que estn en contra del Plan y dicen no a la militarizacin no tendrn lugar. Adems, hay fondos en el Plan para entrenar las organizaciones de derechos humanos mexicanos a monitorear el Plan, a lo mejor de manera que les conviene a los gobiernos de EE.UU. y Mxico.

El Plan Mxico apoya la poltica fracasada de utilizar la seguridad pblica y el ejrcito para combatir el narcotrfico y las maras. Esta poltica de mano dura ha resultado en una aumentacin exponencial de violencia y violaciones de derechos humanos en Mxico y Centroamrica, pero desde todo punto de vista fracas en contener el narcotrfico y las maras. Ninguna cantidad de condiciones de derechos humanos cambiar el hecho de que es una poltica que no logr sus metas, y que es una poltica que aumenta la violencia y represin.

En Mxico, el presidente Caldern despleg cuarenta mil soldados militares y cinco mil policas federales a once estados a partir de hace un ao y medio cuando declar la guerra contra el crimen organizado. Eso ha convertido muchas partes del pas en una verdadera zona de guerra.

Bush y Caldern dicen que el aumento de violencia y muertos vale la pena. Dicen que demuestra que la estrategia militar est funcionando bien. Sin embargo, ndices de interdiccin de las drogas que entran a EE.UU. por Mxico han sido constantes en 10%. Solo parece que los ndices de interdiccin se han aumentado porque ahora cada vez que el gobierno mexicano confisca drogas, organiza una conferencia de prensa.

Represin de movimientos sociales tambin se ha aumentado bajo Caldern y su militarizacin del pas.

En Chiapas, incursiones militares en comunidades en resistencia se han aumentado. Durante un plazo de siete semanas entre abril y junio de 2008, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolom de las Casas document 13 operativos militares o policacos en comunidades indgenas en resistencia. Eso no solo ocurre en comunidades zapatistas, pero tambin en comunidades donde hay presencia de la Organizacin Campesino Emiliano Zapata (OCEZ) y aun comunidades del PRI, un partido poltico conocido por su dictadura de ms que 70 aos, y que todava tiene mucho poder en el gobierno.

Los gobiernos estatales y federales colaboran en operativos militares-policacos en estas comunidades. Muchas veces entran sin rdenes de aprensin, y actualmente su pretexto es casi siempre drogas y armas ilegales. No confiscaron ni siquiera una bolsita de marihuana ni una pistola en ninguno de los operativos en comunidades en resistencia. Su objetivo verdadero es obvio: reprimir comunidades en resistencia.

Pero militarizacin y ocupaciones militares no son novedades en Chiapas. Las tcticas del gobierno y su pretexto de represin cambian tras los aos, pero la represin sigue siendo constante.

Sin embargo, en el norte donde Caldern despleg las tropas, ciudadanos ven que recursos para combatir el crimen organizado se utilizan contra lderes sociales y activistas. El 27 de marzo de este ao, el gobierno federal emprendi el Operativo Chihuahua para, en sus palabras, localizar, combatir, y desmantelar la redes del narcotrfico, el crimen organizado, y el blanqueo de dinero. Bajo el Operativo Chihuahua, se desplegaron 2,000 soldados y 400 (cuatro cientos) policas federales a Ciudad Jurez. Dentro de la primera semana del operativo, seis activistas3 de ellos muy destacadosfueron arrestados por agentes federales. Se arrest una bajo un orden de aprensin que llevaba tres aos. Cinco de ellos eran del Agro dinmica Nacional, lderes de movimientos sociales por tarifas justas de electricidad y en contra del TLC con EE.UU. La sexta era una activista que trabajaba contra los femicidios en Jurez. La arrestaron regresando de llevar una mama para identificar los restos de su hija.

Fondos para la ILEA

Plan Mxico incluye fondos (pero no se sabe cuntos) para entrenar policas centroamericanos en la Academia Internacional Para la Aplicacin de la Ley, en ingles conocida como Internacional Law Enforcement Academy (ILEA). Tiene mala fama como La escuela de las Amricas para policas.

Una persona que colabor en la fundacin de la Academia es el polica gringo John Timonel. Es muy conocido en EE.UU. por ser experto en reprimir protestas y activistas. En protestas donde l dirigi las fuerzas policacas y la represin, nos golpearon en las calles y nos torturaron en las crceles. Por ser experto en represin, lo mandaron a Irak para entrenar la polica de Bagdad. Ahora trabaja en una ONG derechista en el gabacho donde aconseja en la aplicacin de la ley, y la propuesta de cmo sera la Academia para la Aplicacin de la Ley sali de esa ONG.

Los presidentes de EE.UU. y El Salvador hicieron un acuerdo secreto para fundar la escuela y evitar broncas con los movimientos sociales, as que activistas de Costa Rica ya haban logrado echar la Academia de su pas antes de la primera clase. La Academia empez a dar clases en El Salvador antes de que el presidente informara el Congreso gringo de sus planes, aunque la gran mayora de los fondos y entrenadores de la Academia vienen del Congreso de EE.UU.

Es imposible monitorear cmo la Academia afecta los derechos humanos. Su trabajo es mas secreto que el de la Escuela de las Ameritas. Solo hay una organizacin de derechos humanos que tiene acceso al currculo de la Academia. Esa organizacin recibe fondos de la Academia para dar clases de derechos humanos a los estudiantes policas. As que la ONG es empleada de la Academia, no est compartiendo la informacin muy importante que tiene con las dems organizaciones de derechos humanos.

Pero organizaciones de derechos humanos sealan a la Polica Nacional Civil de El Salvador como ejemplo de los efectos del entrenamiento de la Academia. La PNC manda ms policas a la Academia que las dems fuerzas policacas en Amrica Latina. 40% de las quejas que recibe la comisin de derechos humanos en El Salvador se tratan de la PNC. Agentes de la PNC hacen asesinatos polticos, por ejemplo el del lder de la FMLN, Francisco Velis. Tambin forman escuadrones de muerte como la Sombra Negra, que tortura y asesina a pandillas (o maras) sospechadas.

Ponencia de Kristin Bricker de Narco News en el Foro Social Amricas en Guatemala como parte del taller Plan Mxico: Nueva ofensiva del Imperialismo.

Kristin Bricker es corresponsal basada en Mxico de Narco News Tambin forma parte del colectivo Rebel Imports que vende textiles, caf y miel de comercio justo de las cooperativas zapatistas. Para contactos con Kristin escriba a [email protected]. Su blog personal es http://mywordismyweapon.blogspot.com



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter