Portada :: frica :: Congo, una guerra por el derecho a la explotacin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-11-2008

El Foro Internacional por la Verdad y la Justicia en el frica de los Grandes Lagos denuncia los grandes intereses en la zona
Nkunda es el "gendarme" de "grupos poderosos" opuestos a la entrada de China en la RDC

Agencias/Rebelin


El Foro Internacional por la Verdad y la Justicia en el frica de los Grandes Lagos ha denunciado ayer en Madrid que las milicias del general rebelde congoleo Laurent Nkunda estn actuando de "gendarmes" de grandes intereses internacionales que, a travs de Ruanda, se oponen a la entrada de China en la Repblica Democrtica del Congo (RDC) para la explotacin de los recursos mineros del este del pas africano, segn ha informado Europa Press. El Forum Internacional para la Verdad y la Justicia en el frica de los Grandes Lagos est formado por personalidades como el Premio Nobel de la Paz Adolfo Prez Esquivel, la congresista norteamericana Cynthia A McKinney, el presidente de la fundacin SOlivar Joan Carrero y la Federacin de Comits de Solidaridad con frica Negra. Por otra parte, segn las declaraciones hechas la semana pasada por un "cualificado" testigo del caso abierto por el juez espaol Fernando Andreu contra el rgimen ruands por genocidio, el ex presidente Laurent Dsir Kabila, padre del actual mandatario congoleo, fue asesinado por orden del presidente de Ruanda, Paul Kagame, para impedir su acercamiento a China y Venezuela.

Estas dos noticias fueron explicadas y argumentadas por el presidente del Forum, Joan Carrero, que al frente de la Fundacin SOlivar, ha sido propuesto en varias ocasiones como Premio Nobel de la Paz.

Los rebeldes del Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP), del general tutsi Laurent Nkunda, "son los gendarmes de grupos mucho ms poderosos, estn representando a quienes se niegan a que China entre en ningn lugar del Congo", declar el presidente del Forum, Juan Carrero, durante una rueda de prensa celebrada en el Senado.

Segn ha denunciado Joan Carrero, desde que el Gobierno de Kinshasa firm "un contrato de 9.000 millones de dlares con China" se ha enfrentado "a niveles insoportables de chantaje". Segn denunci, "Nkunda ya ha advertido de que no parar hasta que Kabila negocie y rescinda sus contratos con China".

En este mismo sentido, el senador Pere Sampol, del BLOC, declar en la misma rueda de prensa que la nueva guerra del este de Congo "se ha presentado como un conflicto tnico o tribal, cuando el gran problema ha sido el control por parte de grandes empresas europeas y americanas de los recursos naturales de Congo".

"Justo cuando Congo haba intentado establecer contratos comerciales con China para explotar el cobre y el coltn, con unos contratos mucho ms ventajosos para Congo, ha sido cuando las multinacionales, con la complicidad de las potencias internacionales, han provocado el conflicto", asegur el senador.

El Gobierno de Paul Kagame, prosigui Carrero, se est apropiando de la mayora de los minerales estratgicos que se encuentran en el este de la RDC, de forma muy especial del coltn, compuesto de columbita y tantalio y fundamental en la industria de las telecomunicaciones, y casiterita. "Ruanda es un gran exportador de coltn, pero no tiene coltn en su territorio", explic.

Otra de las denuncias de Carrero cuestiona el papel de la MONUC, la Misin de la ONU en el Congo, formada por casi 17.000 cascos azules. Segn testimonios recogidos por l mismo durante una reciente visita a la R. Democrtica de Congo, "la MONUC desaparece con frecuencia cuando Nkunda lleva la voz cantante y, a la inversa, interviene y hace de moderador cuando Nkunda est muy presionado por las fuerzas congoleas".

Esta tesis de la inoperancia de la MONUC en el conflicto esta avalada tambin por fuentes directas de grupos de la sociedad civil que trabajan por la justicia y la paz en la zona del Kivu.

El presidente del Forum calific de "papel nefasto" el que ha jugado la ONU en la RDC. "El antiguo secretario general Butros Butros Ghali denunci que el genocidio era en un cien por cien responsabilidad de Estados Unidos, y por eso no se le renov el mandato", prosigui.

Esta inaccin de la ONU se refleja actualmente en "la paradoja de que 17.000 cascos azules no sean capaces de impedir que los 4.000 combatientes de Nkunda puedan aterrorizar y avasallar" a la poblacin, manifest. Segn Carrero, el general espaol Vicente Daz de Villegas, que dimiti como jefe de la MONUC a finales de octubre, "vino a insinuar que la MONUC tiene un mandato claro y enrgico pero que ciertas potencias impiden que se ponga en cumplimiento ese mandato".

Por otra parte, la semana pasada, cuatro testigos protegidos declararon ante el juez de la Sala cuarta de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, en relacin con la querella promovida por la muerte de cuatro millones de ruandeses, vctimas de un plan de "exterminio por razones tnicas" llevado a cabo por el actual partido gobernante, el Frente Patritico Ruands, entre 1990 y 2002.

Uno de los declarantes, un "nuevo testigo sumamente cualificado con conocimiento directo sobre el asesinato de Laurent Desir Kabila, el padre", asegur al magistrado que "un comando formado por ruandeses del entorno inmediato tutsi del presidente Kabila haba ejecutado el asesinato del asesino de Kabila, un miembro de la guardia personal, para cortar todas las pistas". Laurent Dsir Kabila fue asesinado en enero de 2001 y sucedido en el cargo por su hijo y actual presidente, Joseph Kabila.

El objetivo de este crimen, asegur, era "mantener el control de la explotacin de las riquezas mineras de Congo por parte de las grandes empresas que haban obtenido las concesiones de explotacin gracias a la anterior invasin" del pas. En aquellos momentos "haba aproximaciones muy serias con China y Venezuela, opuestos a esta explotacin, o ms bien pillaje, de los fabulosos recursos mineros del antiguo Zaire, entre los ms importantes del mundo", afirm Carrero. El juez Andreu, segn Carrero, se qued "impresionado" por este testimonio, hasta el punto de que ha ordenado nuevas declaraciones.

Los testimonios ante el juez Andreu, afirm Carrero, han revelado las "masacres" perpetradas por las fuerzas ruandesas entre 1997 y 1998 en "los mismos campos de refugiados donde ahora vuelve a haber desplazados".


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter