Portada :: Cultura :: Arte
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-11-2008

Exposicin de Michael Ruetz en el Goethe Institut de Barcelona. Hasta el 17 de diciembre
Los otros 68

ngel Ferrero
Rebelin


Exposicin
Mircoles 12 de noviembre hasta
mircoles 17 de diciembre de 2008
Goethe-Institut Barcelona
C/Manso, 24-28
08015 Barcelona
Entrada libre

Si dicen que la memoria selectiva, se hacen una idea de lo que ocurre con la memoria histrica. Pongamos que digo: mil novecientos sesenta y ocho, qu les viene a la cabeza? A la mayora, con toda seguridad, las barricadas de mayo de los estudiantes en el Barrio Latino de Pars. A otros, pero menos, los tanques del Pacto de Varsovia recorriendo las calles de Praga. A los menos, las escasas imgenes de la matanza de la plaza de las Tres Culturas en Mxico. La ofensiva del Tet o las protestas en Pakistn contra la dictadura de Ayub Khan, por citar slo dos sucesos de los muchos otros que tuvieron lugar aquel ao, no han recibido el homenaje del que han gozado franceses y checos. Parte de ello se debe al eurocentrismo (perspectiva dentro de la cual Francia se ve a s misma todava como potencia intelectual de primer orden), y parte, an, a los prejuicios procedentes de la poltica de la Guerra Fra, segn los cuales la revuelta en Praga tuvo un carcter limpiamente anticomunista y no se trat, como fue en realidad, de un intento por dotar al socialismo de un rostro humano.

Quiz a causa de todo lo anterior una fotografa de Michael Ruetz (Berln, 1940) cobre un nuevo significado a cuarenta aos vista. En ella un pequeo grupo de campesinos, con sus aperos al hombro, atraviesa en manifestacin una densa niebla en direccin a la cmara, portando banderas rojas.


Michael Ruetz

No es de extraar que esta exposicin sobre el mayo del 68 en el Goethe Institut de Barcelona (C/Manso, 24-28) empiece, entre otras, con esta fotografa. Los campesinos de Manifestacin contra el ruido de los aviones en Hahn parece que vayan en direccin al espectador con el objetivo de decirle: Nosotros tambin estuvimos ah.

Hoy nadie parece acordarse, pero en los sesenta Alemania occidental fue un centro de agitacin poltica que nada tena que envidiar a Pars, si acaso a la inversa. Comparar la trayectoria del SDS (Sozialistische Deutsche Studentenbund, sindicato socialista de estudiantes) y de Rudi Dutschke con la del Movimiento 22 de marzo y Daniel Cohn-Bendit slo puede hacer palidecer a los segundos, lo mismo en la teora como la prctica. Considrese que en esta poca no era extrao que los estudiantes interceptasen los envos del diario Bild -un conocido tabloide conservador, propiedad del grupo Springer- y los quemasen. El fotgrafo alemn Michael Ruetz fue uno de los que march al paso del Zeitgeist (y no solamente por Alemania), documentando los momentos clave y los protagonistas ms destacados de este momento histrico. Sus fotografas se publicaron en revistas como Time, Life, Der Spiegel y Stern. La Akademie der Knste, en colaboracin con el Goethe Institut, ha seleccionado 44 de las mejores fotografas de su libro 1968. Die unbequeme Zeit para esta exposicin titulada 1968: un temps agitat.

La exposicin, que se extiende por las cuatro plantas del edificio, comienza en la planta baja, adems de con la fotografa arriba mencionada, con la de un superviviente de los campos de concentracin. El olvido consciente del pasado nazi fue una de las razones del 68 alemn: recurdese que la oligarqua alemana en pleno fue juzgada en la segunda parte de los procesos de Nuremberg -los llamados juicios subsiguientes-, en los cuales Krupp, Flick y varios responsables de la IG Farben fueron condenados, pero prontamente absueltos, con sus empresas prcticamente intactas. Los supervivientes ms recalcitrantes del III Reich fundaron el NPD (Nationaldemokratische Partei Deutschlands , Partido Nacional Democrtico) y siguieron como si tal cosa hasta el da de hoy. Una de las fotografas de la exposicin muestra a un joven zafndose de la polica en una manifestacin contra el NPD. Otra, el jardn-atelier de Arno Breker, el escultor favorito de Hitler, que sigui trabajando hasta su muerte realizando bustos por encargo de los grandes empresarios alemanes.


Michael Ruetz

Otra de las razones -que, ironas del destino, cuarenta aos despus se ha repetido- fue el abierto rechazo y profundo descontento por la Groe Koalition entre formada dos aos antes por el SPD y la CDU/CSU, que dej fuera del parlamento al resto de fuerzas polticas a excepcin de los liberales del FDP (Freie Demokratische Partei, Partido Demcrata-Liberal). stas se agruparon en la llamada APO (Auerparlamentarische Opposition; oposicin extraparlamentaria), de la cual el SDS fue su cabeza y su corazn. Rudi Dutschke, su representante ms visible y, con toda seguridad, el ms preparado, fue vctima de un intento de asesinato en 1968. Recibi un disparo en la cabeza que le dej graves secuelas fsicas de las que nunca se recuperara. La misma noche del atentado los estudiantes de toda Alemania reaccionaron interceptando la entrega del Bild-Zeitung -que haba calificado a Dutschke de enemigo pblico-, quemaron los envos y se manifestaron frente a las oficinas del grupo Springer. La polica carg, la represin fue considerable: cuatrocientos estudiantes resultaron heridos y dos murieron.

Fue, en efecto, poca de convulsiones. Muchas de ellas, fotografiadas por Ruetz y aqu expuestas: manifestaciones en apoyo al gobierno checo de Alexander Dub č ek (cuyo aplastamiento Ruetz cubri como fotgrafo); ocupaciones de universidades como la de Dahlem, donde unos policas, curiosos, observan, ante la atenta mirada de su orondo oficial, a un estudiante sentado en el suelo leyendo un libro; guerrillas ocultas en oscuras selvas africanas. Todo ello fue documentado por Ruetz con rigor, y en ocasiones irona, como puede verse en fotografas como la de la imposible pareja de baile del restaurante 'Schsische Schweiz' o la de Matrimonio, fotografiada justo en el momento de despertarse . Nada falta en este dormitorio: desde los retratos de Karl Liebknecht y Rosa Luxemburg en la cabecera de la cama hasta el pster del SDS, pasando por la ropa que se quitaron antes de acostarse y que arrojaron en cualquier lugar y la mquina de escribir en el suelo con un escrito, seguramente muy revolucionario, a medio terminar. Tambin las convulsiones fueron culturales: Ruetz retrata a Joseph Beuys boxeando en una de sus performances, al escritor Walter Kempowski asomndose, curioso, a una ventana, o al nunca lo suficientemente recordado dramaturgo Heiner Mller (quien con su epigrama Me cago en el orden del mundo / estoy perdido lo dej todo dicho sobre lo que supone enfrentarse al poder), con su sempiterno cigarro en mano, trabajando de pie, inclinado sobre una mesa.

El estreno en Alemania de Der Baader-Meinhof Komplex (Uli Edel, 2008) ha hecho saltar de nuevo a la palestra la polmica de si el 68 alemn fue o no el prembulo del terrorismo de la RAF, como segn parece sostiene esta pelcula. El argumento para desacreditar al movimiento estudiantil es por todos conocido, y cabe suponer que se trasladar a nuestra prensa cuando se estrene la pelcula en Espaa. En una de las fotografas de Ruetz unos militantes comunistas italianos escriben A vitria dificile en una pared a orillas del mar. La pintada dice difcil. No imposible.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter