Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-11-2008

Crisis crediticia o el colapso de un timo Ponzi?
El agujero negro de dos billones de dlares

Pam Martens
CounterPunch

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Libera tu mente por un momento de todo lo que has odo y ledo en la ltima dcada sobre inversiones en Wall Street y piensa en el siguiente modelo de negocios:

Llevas tus ahorros, ganados durante una vida duro trabajo, a una firma de Wall Street y te dicen que si inviertes para el futuro a largo plazo puedes esperar ingresos anuales superiores al 10 por ciento. Nunca sabrs realmente en qu invierten tu dinero porque va combinado con el de otros inversionistas y te presentan prospectos incomprensibles pero de aspecto legal. Los jefes de esas firmas de Wall Street han estado cobrando durante varios aos masivos pagos para s mismos, que van de 160 millones a mil millones de dlares por director ejecutivo. Mientras ms dinero siga fluyendo de nuevas cuentas exticas llamadas 401(k), Roth IRA, planes de ahorro para educacin 529, y hedge funds (cada cual con restricciones cada vez mayores para el retiro de tu dinero y cada vez ms intransparencia) todo parece perfecto en la superficie. Y luego, repentinamente, te dicen que muchas de esas firmas de Wall Street no tienen activo alguno que alguien quiera comprar. Porque esas firmas manejan tu dinero y tienen sus propias acciones que constituyen un gran porcentaje de tus inversiones combinadas, tus fondos comienzan a desplomarse a medida que la confianza desaparece del artilugio.

Ahora considera cmo describe Wikipedia un esquema Ponzi:

Considerando los resultados 1, 2 y 3 mencionados, la situacin actual es la siguiente. Los promotores evidentemente no se han escapado como en el resultado 1. De hecho, se comportan como si supieran que no tienen nada que temer. Mientras ms de 2 billones de dlares de dineros pblicos son rpidamente inyectados a travs de prstamos de la Reserva Federal y ms de 125.000 millones de dlares en compras de valores del Tesoro de EE.UU. para salvar a esas firmas del colapso, los promotores se muestran codo a codo con el presidente electo en conferencias de prensa (El promotor de Citigroup, Robert Rubin); son presentados como gurs empresariales en el canal de negocios CNBC (el ex director ejecutivo de AIG y promotor, Maurice Hank Greenberg); son puestos a cargo de firmas zombis nacionalizadas como Fannie Mae (Herbert Allison, ex presidente de Merrill Lynch); pagan 26 millones y 42 millones de dlares, respectivamente, por nuevos alojamientos en 15 Central Park West en Manhattan, donde sus choferes tienen su propia sala de espera (Lloyd Blankfein, director ejecutivo de Goldman Sachs); Sanford Sandy Weill, ex director ejecutivo de Citigroup, quien puso su tico de lujo a nombre del fideicomiso de su mujer, tal vez oli algunas preguntas molestas por los 1.000 millones de dlares que sac de Citigroup antes de que la Reserva Federal tuviera que ponerle un tubo de alimentacin.

Definitivamente vemos todas las seales del resultado 2: el timo se cae por su propio peso; hay corridas y pnico en todo el globo, dondequiera Wall Street haya dejado su huella.

Pero el resultado 3 es el rea de diferencia ms fascinante con el esquema Ponzi clsico. Las autoridades legales han, por cierto, examinado los libros de estas firmas, excepto en un rea que discutiremos posteriormente. Encontraron activos sin valor junto con deudas ocultas en el balance en lugar de verdaderos fondos de depositantes. En lugar de arrestar a los perpetradores y de clausurar los timos, las autoridades federales desarrollaron sus propios timos y bombearon 2 billones de dlares de dineros pblicos para apuntalar a las firmas mientras dejaban en su sitio a los timadores. Igualmente sorprende que el Congreso no haya realizado ninguna investigacin significativa. Esto ha hecho que muchos veteranos de Wall Street se pregunten si el problema no ser que las firmas sean demasiado grandes para quebrar sino ms bien que son demasiado parecidas a Ponzi para procesarlas. Imagnate la reaccin mundial si se sabe que toda la charlatanera proveniente de los think-tanks y de los acadmicos de las mejores universidades de EE.UU. durante el ltimo decenio sobre teora eficiente de mercado y desregulacin y el efecto goteo no fue otra cosa que una aagaza para un timo de Ponzi que ahora es apuntalado por un rescate del Departamento del Tesoro de EE.UU. y prstamos de nuestro banco central, la Reserva Federal.

Por suerte para los contribuyentes estadounidenses, Bloomberg News tiene algunas mentes inquisitivas, aunque el Congreso y los fiscales no las tengan. El 20 de mayo de 2008, el periodista de Bloomberg News, Mark Pittman, present una solicitud segn la Ley de Libertad de la Informacin (FOIA) ante la Reserva Federal pidiendo informacin detallada sobre a quin el banco central estaba otorgando esos masivos prstamos y precisamente qu valores esas firmas estaban colocando como colateral. Bloomberg tambin quera detalles sobre contratos con entidades externas que muestren que empleados o entidades estn siendo utilizados para evaluar los Valores Relevantes y para conducir el proceso de prstamos. Hasta ahora, nuestro intransparente banco central ha guardado silencio sobre todos los puntos.

Por ley, la Reserva Federal tena hasta el 18 de junio de 2008 para responder a la solicitud segn la FOIA. En lugar de hacerlo, segn la demanda de Bloomberg: El 19 de junio de 2008, la Reserva Federal invoc su derecho de prorrogar el tiempo de respuesta hasta el 3 de julio de 2008. El 8 de julio de 2008, la Reserva Federal llam a Bloomberg News para decir que estaba procesando la solicitud. La Fed volvi a llamar a Bloomberg el 16 de agosto de 2008: Alison Thro, asesora jurdica snior y otra empleada, Pam Wilson, informaron al servicio noticioso de negocios que su solicitud iba a ser rechazada a fines de septiembre de 2008. No se recibi ninguna reaccin ulterior de ningn tipo, incluyendo el rechazo. El 7 de noviembre de 2008, Bloomberg News present una demanda judicial federal contra el Consejo de Gobernadores de la Reserva Federal, afirmando lo siguiente:

Los documentos gubernamentales que busca Bloomberg son primordiales para comprender y evaluar la reaccin del gobierno ante la crisis financiera ms catastrfica en EE.UU. desde la Gran Depresin. El efecto de esa crisis sobre el pblico estadounidense ha sido y continuar siendo devastador. Cientos de corporaciones estn anunciando despidos como reaccin a la crisis, y la economa fue el tema principal para muchos estadounidenses en las ltimas elecciones. Como reaccin a la crisis, la Fed ha expandido ampliamente sus programas de prstamos a instituciones financieras privadas. Para obtener acceso a ese dinero pblico y para salvaguardar los intereses de los contribuyentes se exige que los prestatarios presenten colateral. A pesar del manifiesto inters pblico en tales temas, sin embargo, ninguno de los programas hace referencia en s a alguna divulgacin pblica del colateral proporcionado o de los mtodos de la Fed al avaluarlo. Por lo tanto, aunque los contribuyentes son la contraparte en ltima instancia para el colateral, no se les ha dado informacin alguna sobre el tipo de colateral recibido, cmo fue evaluado, o por quien.

Como evidencia de que Bloomberg News no est empeada en una hiprbole al utilizar la palabra catastrfica en una demanda judicial federal, considera los siguientes movimientos de precios de algunas de esas gigantescas instituciones financieras. (Todos los precios actuales son intrada el 12 de noviembre de 2008):

American International Group (AIG): Actualmente US$ 2.16; en mayo de 2007, US$ 72.00

Bear Stearns: Absorbido por JPMorganChase para evitar la quiebra; precio de la accin en abril de 2007, US$ 159

Fannie Mae: Actualmente 65 centavos de dlar; en junio de 2007, US$ 69.00

Freddie Mac: Actualmente 79 centavos; en mayo de 2007, US$ 67.00

Lehman Brothers: Actualmente 6 centavos; en febrero de 2007, US$ 85.00

Lo que todas las compaas en este artculo tienen en comn es que estaban escribiendo contratos secretos llamados Credit Default Swaps (CDS) sobre cada una de las otras y/o entre una y otra. No se trata de los credit default swaps recientemente revelados por la Depository Trust and Clearing Corporation (DTCC). Se trata de los contratos que todava mantienen ocultos y que estn a la raz del motivo por el cual los bancos de Wall Street no se prestan dinero mutuamente y por qu los valores de sus acciones se funden ms rpido que un cono de nieve en julio.

Un Credit Default Swap puede ser utilizado por un banco para protegerse contra incumplimiento de prstamos que ha otorgado, comprando un tipo de seguro de otra parte. El comprador paga una prima por anticipado y anualmente y el vendedor paga el valor nominal del seguro en caso de incumplimiento. En los ltimos aos, sin embargo, los contratos han sido utilizados crecientemente para especular en incumplimientos cuando el comprador de los CDS no es vulnerable a la firma o a los instrumentos de deuda subyacentes. Los contratos de CDS pendientes actualmente suman algo entre 34 billones de dlares y 54 billones de dlares, dependiendo qu datos se quiere utilizar, y sigue siendo un mercado oscuro no regulado. Es tambin bastante probable que ninguna de las firmas que aceptaron pagar los cientos de miles de millones de dlares en seguro, como AIG, tenga el dinero para hacerlo. Es tambin bastante probable que si esas coberturas resultan ser coberturas incobrables, las grandes firmas de Wall Street necesiten cantidades masivas de nuevo capital y algunas sean consideradas insolventes.

Hasta que el Congreso realice investigaciones y audiencias serias, puede que el contribuyente de EE.UU. est financiando poco ms que timos Ponzi mientras permiten que quiebren compaas que proveen genuinos productos y servicios, puestos legtimos de trabajo y contribuciones a la economa.

--------------------------------

Pam Martens ha trabajado en Wall Street durante 21 aos. No tiene ningn tipo de ttulos de ninguna de las compaas mencionadas en este artculo. Escribe sobre asuntos de inters pblico como independiente desde New Hampshire. Puede contactarse en [email protected].

http://www.counterpunch.org/martens11132008.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter