Portada :: Economa :: Especial "El capitalismo cruje"
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-11-2008

Reunin del G-20
Estados Unidos y Gran Bretaa buscan que los salve el mundo

Alfredo Jalife Rahme
La Jornada


Salvo un milagro, no se espera mucho de la cumbre del G-20, cuando el mismo anfitrin ignora en forma increble su significado (ver Bajo la Lupa, 12/11/08), y Gran Bretaa ha puesto sus lmites a las tan solicitadas regulacin y reformas al caduco sistema financiero internacional que domina la dupla anglosajona y, por extensin, el G-7.

Pareciera que el rgimen torturador bushiano y el premier britnico Gordon Brown buscan que el mundo refinancie su casino financiero totalmente quebrado.

Mientras Baby Bush se afianza en su catatonia, Brown est dispuesto a ceder una minora de los activos burstiles de su insolvente banca a las petromonarquas rabes (fortalecidas con sus fondos soberanos de riqueza), en espera de mejores tiempos para expulsarlas soberanamente a patadas, pero nunca conceder el control total de sus empresas ni, mucho menos, aceptar una reforma regulatoria a su contabilidad invisible en sus parasos fiscales (Hernsey, Guernsey y Isle of Man) donde se practica generosamente el blanqueo. Sera como pronunciar la muerte oficial de Gran Bretaa, que preferir mejor empujar a Estados Unidos e Israel a una tercera guerra mundial.

Por desgracia, son los vencedores de las guerras desde hace siglos (Holanda, Gran Bretaa y Estados Unidos) quienes han impuesto el nuevo orden financiero que ms conviene a sus intereses corporativos, segn ilustra el libro Caos y orden en el sistema-mundo moderno, de nuestro amigo Giovanni Arrighi.

Estados Unidos y Gran Bretaa desean aplicar la modalidad inversa del sndrome Sansn, algo as como: si no quieren caerse con nosotros, entonces, slvennos con sus reservas de divisas.

Las reformas de Bretton Woods de 1944 fueron impuestas por Estados Unidos y Gran Bretaa en vsperas de concluir la Segunda Guerra Mundial. En estos momentos, esos dos pases e Israel han perdido algunas guerras (Irak, Afganistn y Lbano), que han acelerado su decadencia, pero an no sufren una derrota definitiva que los obligue a adoptar sin chistar las condiciones de Europa continental y del BRIC (Brasil, Rusia, India y China).

Sera muy ingenuo esperar un acto de generosidad humanista de parte de Estados Unidos y Gran Bretaa para aceptar un nuevo Bretton Woods que afecte sus intereses.

Rusia, que Estados Unidos y Gran Bretaa desean aislar (como tambin a Francia), tampoco aceptar la edulcoracin de la anglsfera liderada por la City y Wall Street con el fin de preservar su hegemona financiera global.

Ante la Asamblea Federal de la Federacin Rusa, Dimitri Medvediev expres que su pas sobrevivir al tsunami financiero estadounidense (Ria Novosti, 5/11/08). Cabe sealar que Rusia ha sido presa de una genuina guerra financiera desde la City, que ha desestabilizado sus finanzas, poniendo en jaque a su bolsa y al rublo. Baste leer la prensa britnica para percatarse de la feroz campaa en contra de las vulnerables finanzas de Mosc, pese a sus slidos parmetros econmicos.

Dimitri Medvediev seal que la determinacin de supervivencia de Rusia, que no hay que olvidar es la nica competidora nuclear de Estados Unidos, pasa por la abolicin del sistema financiero global, hoy totalmente fracasado, pero que la dupla anglosajona desea imponer al mundo entero para su beneficio unilateral. mencion que su pas haba preparado sus propuestas para la Cumbre del G-20.Vamos a ver qu tanto les hace caso Baby Bush.

En forma interesante, correlacion la crisis financiera global con el ataque de Georgia a Osetia del Sur, apuntalado por Estados Unidos y Gran Bretaa, los cuales catalog como los dos grandes eventos de 2008.

Explic que posteriormente a la barbrica agresin a Osetia del Sur, la OTAN moviliz sus navos al Mar Negro, mientras Estados Unidos intensific su despliegue misilstico antibalstico (ABM, por sus siglas en ingls) en Europa del Este, lo que ha desestabilizado los fundamentos del orden global.

Ms all de las contramedidas tomadas para contrarrestar el cerco anglosajn, Dimitri Medvediev inst a una reforma radical del sistema poltico y econmico internacional, y coment que Rusia estaba dispuesta a trabajar en comn con Estados Unidos, la Unin Europea, los otros tres pases del BRIC, as como otros pases, para conseguir tal objetivo.

Se pronunci por la configuracin de una nueva arquitectura financiera mundial con nuevas reglas y por la necesidad de prevenir la emergencia de crisis y minimizar su efecto. Exhort al desarrollo de nuevos sistemas de evaluacin de riesgos que tomen en cuenta las relaciones de las instituciones financieras con la economa real y propuso a Rusia como un nuevo centro de liderazgo financiero mundial que cotice los hidrocarburos rusos en rublos.

Por su parte, He Yafei, viceministro de Relaciones Exteriores de China, adelant los tres tpicos de deliberacin del G-20: 1) la evaluacin de las medidas tomadas ante el tsunami financiero estadunidense; 2) la discusin de las causas del estallido de la crisis, y 3) la exploracin de los parmetros regulatorios y las reformas sistmicas.

No haba necesidad de que se reuniera el G-20 para evaluar que las medidas tomadas hasta ahora han sido precarias y nicamente han servido para rescatar a la plutocracia bancaria del G-7 (extensivo a sus caricaturas tropicales como el Mxico neoliberal, donde Caldern se ha preocupado ms por salvar a la parasitaria Cemex, de la que es publicista Enrique Krauze Kleinbort, que a las empresas y ciudadanos comunes).

Sera ms que bizantino discutir las causas del estallido de la crisis cuando es ampliamente conocido el culpable: la desregulada globalizacin financiera (con sus letales derivados financieros, su contabilidad invisible y sus parasos fiscales), que impuso la dupla anglosajona a los subyugados del mundo.

En cuanto a la exploracin (sper-sic!) de las reformas y su regulacin resulta ms que estril cuando Estados Unidos (en la fase crepuscular de Baby Bush y en espera del ascenso de Obama) y Gran Bretaa se aferran a un modelo que los ha beneficiado sustancialmente y que pretenden conservar con el mnimo de daos y al menor costo posible.

Hasta The Wall Street Journal (7/11/08) confiesa que las ventas masivas de hedge funds (fondos de coberturas de riesgos) por miles de millones de dlares, para devolver su dinero a los inversionistas en pleno pnico, como consecuencia de las grandes prdidas en sus apuestas ldicas, constituyeron el mayor factor en el desplome de las bolsas en el mundo.

Segn The Financial Times (11/11/08), cuando las recetas monetaristas se han agotado, el G-20 se encamina a un estmulo fiscal coordinado mediante reduccin de impuestos e incremento al gasto pblico, medidas necesarias pero insuficientes desde el punto de vista estructural, ya que no abordan siquiera la perniciosa hegemona del dlar ni el modelo mismo del neoliberalismo global que result tan letal.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter