Portada :: Mentiras y medios :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-11-2008

El imperio de los medios de comunicacin

Ulises Casas Jerez
Crtica Poltica


El mundo actual se encuentra secuestrado por los Medios de Comunicacin en manos de los representantes ideolgicos del gran capital internacional y nacional.

La evolucin de las sociedades ha devenido desde las ms remotas comunidades en donde la comunicacin era gestual hasta las ms modernas en las cuales esa comunicacin es virtual e incluso de ficcin. La comunicacin masiva, desde esas antiguas comunidades, se genera en quienes poseen el poder o la autoridad; el cacique, el brujo y el jefe militar eran la voz de la comunidad, de la Tribu o del clan. En similar forma se ha venido dando a travs de los grandes imperios antiguos como los de los grandes khanes chinos, faraones, emperadores, reyes, y dems personajes que han definido el curso de sus pueblos en tantos y tan brbaros ciclos histricos de la Humanidad. Quienes dominaban eran quienes hablaban y ordenaban; el resto de la poblacin oa y obedeca. Ms an, quien no oyera o no obedeciera enfrentaba no solamente las torturas sino la muerte misma. Que lo digan las innumerables vctimas de tanto personaje criminal en el poder.

Con el desarrollo de la tecnologa, la comunicacin se va haciendo ms amplia e intensa; la impresin de la palabra en signos legibles hace que la comunicacin llegue a espacios sociales ms amplios sin embargo de lo cual era selectiva; muy pocas personas lean cuando se invent la imprenta, primero en China y luego en Europa.

En el momento que vivimos, la comunicacin se ha masificado en tal forma que no hay rincn del mundo en donde no se halle mnimamente un aparato de radio. Y esto marca un nuevo fenmeno ideolgico: la inmensa mayora, por no decir, toda la Humanidad, se encuentra bajo el influjo de quienes 'hablan' y 'pontifican' desde la sede radial, televisiva o internutica. Y quienes 'hablan' y 'pontifican' desde esas sedes, son los que poseen el poder, de la misma manera que lo posea el cacique, el brujo y el lder militar de la tribu o del clan, del kalifato, del imperio o del reino de las civilizaciones antiguas.

Primero la radio, luego la televisin, ahora el internet y la telefnica, son los medios a travs de los cuales la poblacin se 'informa' de lo que sucede y de cmo y porqu sucede. La 'informacin' la manejan quien representan los intereses del gran poder econmico mundial y quienes no tienen poder 'creen' lo que esos medios 'informan'.

La formacin del individuo ya no se encuentra en su hogar, en la escuela, el colegio y ni siquiera la Universidad; la formacin de los asociados se encuentra en los medios radiales, televisivos e internuticos. Lo que hay que hacer, lo que hay que vestir, lo que hay que leer, lo que se ha de pensar, lo indican los habladores o escritores en los medios de comunicacin cuya propiedad se encuentra en cabeza de los mismos que poseen la inmensa riqueza que la Humanidad ha acumulado en toda su Historia.

Se ha sintetizado hoy la radio y la televisin y el internet en los telfonos llamados 'mviles'; en esa forma la conduccin del individuo va con l a todas partes; ya ni siquiera la intimidad de quienes se encuentran es respetada porque dentro de una conversacin, que puede ser muy agradable por la cultura que implica, irrumpe violentamente la llamada al celular del amigo y la conversacin queda interrumpida; lo ms probable es que no se retome el tema que se vena tratando y el encuentro ha quedado roto. Quien llam gener esa ruptura y cada quien tom otro camino, otro tema y hasta nuevo encuentro los amigos podrn volver a conversar, con el riesgo de ser nuevamente interrumpidos por el amigo del uno o del otro.

La ideologa o modo de pensar del individuo del presente es la que imponen los poderosos a travs de sus medios de comunicacin; la libertad, la igualdad y la fraternidad de la revolucin burguesa, la misma que dio inicio al capitalismo actual, han quedado liquidadas bajo el peso de la nueva cultura, la cultura de la comunicacin masiva y la imposicin de los criterios y modos de pensar impuestos a travs de esa comunicacin. De qu libertad de compra puede hablarse cuando por los medios se impone la moda y las mercancas que impulsan los grandes monopolios. De qu libertad de pensamiento se puede hablar cuando a travs de los medios se dice quin es el que piensa, cmo ha de pensarse; de qu libertad de locomocin se habla cuando por los medios de comunicacin, las agencias de turismo de las grandes empresas le dicen al individuo a dnde, cmo y con qu ha de viajar; de qu libertad de comercio se puede hablar cuando quienes imponen las normas son los ms poderosos de la tierra y as lo afirman por los medios de comunicacin. En fin, el individuo de hoy se encuentra preso en las redes de la informacin que le botan la radio, la televisin, el internet y los pocos medios escritos que quedan como una muestra de lo antiguo pero que, tambin, se encuentran en manos del gran capital nacional e internacional. Y cada medio va siendo desplazado por el siguiente: la radio por la televisin, sta por los telfonos mviles y el internet que los reune a todos; la televisin que se ve y escucha es apenas un remedo de comediantes que sirven los intereses de los grandes monopolios a cambio de elevados salarios a sus principales protagonistas, bufones del rgimen dominante econmico; porque, a veces se toman el derecho a burlarse del gobernante de turno cuando a los poderosos del dinero ste no les gusta. Los programas televisivos, principalmente las novelas, son manifestacin mediocre de lo que el individuo del comn desea ser; se le hace pensar que lo que le presentan es realidad cuando todo es ilusin, convirtiendo a sta en realidad y a aquella en ilusin. Viven los actores, y hacen vivir a sus simpatizantes, sobre el reino de la MENTIRA a la que hacen ver y or como VERDAD.

Quienes nos hemos separado de esa dominacin de los medios masivos de comunicacin, vivimos como en una isla, rodeados de todo lo anteriormente descrito; sin embargo, disfrutamos de una libertad que el resto de la sociedad no puede comprender y no lo comprender en mucho tiempo. El estar libre de la influencia de los medios de comunicacin masiva, produce una sensacin de placer y felicidad que tal vez existi en comunidades al margen del desarrollo tecnolgico moderno, pero con la adicin de ser consciente en nosotros: somos conscientes de lo que significa el momento histrico presente, somos conscientes de la decadencia de la sociedad y, en consecuencia, de la deformacin del ser humano al convertirlo en un ente robtico dirigido por los poderosos dueos de las riquezas ms grandes y de sus respectivos medios de comunicacin; esa sensacin tanto material como cultural de vivir al margen de lo existente pero disfrutando del acumulado social, es lo que permite obtener una calidad de vida que la gran mayora de la sociedad actual no puede disfrutar. Y no lo puede hacer porque carece de los elementos filosficos y culturales que da la concepcin materialista y dialctica de lo existente. Lo ideolgico es el elemento fundamental en la conducta del individuo y es el arma ms poderosa en cabeza de las castas dominantes durante todo el transcurso de la Historia Humana.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter