Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-11-2008

Entrevista al periodista argentino Luis Bilbao:
En estas elecciones est en juego la profundizacin de la revolucin"

Hernn Cano y Patricia Rivas
Yvke

El periodista y escritor argentino Luis Bilbao, afirma que las elecciones regionales del 23-N en Venezuela tienen enorme trascendencia para Amrica Latina, ya que est en juego si la continuidad acelerada de la Revolucin Bolivariana se confirma con este resultado electoral o si tenemos una respuesta contraria a la profundizacin de los cambios en pos del socialismo.


El periodista y escritor Luis Bilbao, director de la prestigiosa revista de pensamiento Amrica XXI y autor de varios libros sobre el proceso revolucionario bolivariano, el ltimo de los cuales se titula Venezuela en Revolucin, el nacimiento del Socialismo (2008) convers con los conductores del programa En rbita de YVKE Mundial, Hernn Cano y Patricia Rivas, sobre el significado y la importancia estratgica de las elecciones regionales del prximo domingo en Venezuela.

Estas elecciones tienen alguna importancia ms all de las fronteras venezolanas?

S desde luego. No son elecciones normales dentro de Venezuela. Yo creo que la Revolucin Bolivariana ha arribado a un lmite. Ese lmite en realidad debera haberse resuelto en la eleccin de diciembre de 2007 y, como sabemos, la aprobacin de la transformacin constitucional no fue posible en aquella oportunidad.

En este momento, lo que est en juego es si la continuidad acelerada de la Revolucin Bolivariana se confirma con este resultado electoral o si, en realidad, tenemos una respuesta contraria a la aceleracin y la profundizacin de los cambios en pos del socialismo en Venezuela.

Esto tiene una trascendencia extraordinaria para el resto de Amrica Latina y mucho ms all, porque estamos en un cuadro mundial muy particular, en el cual qued claro ahora, yo creo, para todo el mundo- que el sistema capitalista no est en condiciones de tener una continuidad normal en la que mnimamente se resuelvan cuestiones elementales en la sociedad humana. El sistema capitalista muestra su incapacidad para dar estas soluciones mnimas y, por el contrario, empieza a plantear problemas gravsimos, como los que estn vindose hoy mismo: en Estados Unidos cunden los despidos en todos los rubros empresarios. Entonces, la idea de acabar con el capitalismo, de superarlo, es vital, ya no para Venezuela, sino para la sociedad mundial. De manera que, sin ninguna duda, las elecciones en Venezuela tienen una trascendencia en distintos planos, a escala internacional.

Cul ha sido en estos das y cmo espera que sea la actitud de Estados Unidos y sus servicios de inteligencia para intervenir en la campaa electoral de Venezuela?

Creo que hay muchos elementos como para que sospechemos con mucha firmeza que hay un plan de Estados Unidos para desconocer los resultados electorales. En general, el departamento de Estado no aplica polticas singulares en cada pas, y lo que ha pasado hace una semana en Nicaragua me parece que es un signo clarsimo de que, frente a la imposibilidad de contener la expresin electoral de los pueblos de Amrica Latina, Estados Unidos, sencillamente, lo que va a intentar hacer es desconocer el resultado electoral.

Hay muchos elementos, tambin en el plano interno, que indican eso, y desde luego eso no es sencillo por varias razones, una de ellas no atinente a la propia revolucin, sino a la oposicin. La oposicin no es homognea, no est unvocamente resuelta a asumir todo lo que significara desconocer el resultado de las elecciones, a la vista de los mltiples adelantos de encuestas y sondeos de opinin, que indican claramente una victoria oficial.

Yo creo que podemos esperar una intervencin estadounidense a travs de sus socios locales para desconocer el resultado electoral. La gran cuestin es si en el plano de la comunicacin mundial, est la Revolucin Bolivariana capacitada para hacer llegar su verdad a todo el mundo.

De qu dependera entonces que no se repita el escenario nicaragense?

La primera cuestin es que haya una victoria de tal magnitud que no sea posible negarla sin incurrir en actitudes grotescas. Pero cuando Estados Unidos y toda su parafernalia poltico-comunicativa resuelve asumir una posicin de este tipo, es prcticamente imposible evitarla a priori.

Lo nico que se puede hacer es enfrentarla a posteriori, y desde luego, en ese terreno est todo resuelto. Lo han repetido todos los candidatos, a propuesta del propio presidente Chvez: se debe ganar la calle, no se le debe permitir la calle a la oposicin.

Y hay una expresin muy clara que dijo el presidente Chvez en un acto en el Zulia, cuando repiti que no se puede asumir otra cosa que el hecho de que la calle no es de la oposicin, sino del pueblo. Y que los cuarteles no son de la oposicin, sino del pueblo.

Yo creo que con esta expresin: La calle es del pueblo, los cuarteles son del pueblo, me parece que est muy clara cul es la respuesta presumible en caso de que la oposicin se animara a dar el paso de desconocer con movilizaciones el resultado electoral.

Imaginando un escenario ideal, como el que se presentara con el triunfo en 21 gobernaciones y ms de 300 alcaldas, sera ste a su criterio un margen decisivo en la correlacin de fuerzas a favor del cambio revolucionario que los sectores de izquierda de la Revolucin y el Gobierno vienen empujando?

Sin duda. Una victoria contundente como la que es esperable el domingo prximo, es la plataforma necesaria y suficiente para que, efectivamente, la Revolucin Bolivariana asuma los pasos de profundizacin en su proceso de superacin del capitalismo y comience a afirmar estructuras y mtodos ya claramente dentro del mbito del socialismo.

Yo creo que a partir de una victoria contundente el domingo 23, podemos esperar para el ao 2009 una verdadera revolucin dentro de la revolucin.

Qu pasara si no se lograra un triunfo con un margen suficiente? Qu riesgos estaramos corriendo?

Habra, en primer lugar, una delimitacin de campos, incluso dentro de las propias filas oficialistas. Porque todava, una de las caractersticas de lo que est ocurriendo en Venezuela es que se estn delimitando los campos, incluso dentro de las propias filas oficialistas, en el sentido de revolucin, o no revolucin, o contrarrevolucin.

La decisin de dar los pasos para superar el sistema capitalista evidentemente pone en tensin alianzas internas, pone en tensin incluso la conciencia de cada individuo, porque es muy fcil decir Viva el socialismo!; no es tan fcil asumir que se avanza hacia una sociedad socialista, con todo lo que esto presupone en el plano interno y en el plano internacional.

De manera que una eventual victoria poco contundente en el resultado electoral alentara las vacilaciones que han mostrado en el ltimo perodo algunas franjas de las fuerzas que se han presentado desde hace 10 aos aliadas a la revolucin, pero que al momento mismo en que se comprueba que la revolucin no es una palabra, sino una estrategia que se cumple de milimtrica, sistemtica, implacablemente, en ese momento vacilan.

Habra ms vacilaciones y habra ms dificultades de orden poltico. Sera ms necesaria la lucha ideolgica y la lucha poltica, y no sera tan lineal el avance en pos de las medidas que urgentemente reclaman tanto la economa como la sociedad.

En este momento, estamos ante una institucionalizacin de la revolucin? Las alcaldas y gobernaciones podran ser espacios donde se expresara la revolucin en el sentido de la irrupcin de las masas en la poltica? De qu forma cree usted que se est articulando el doble poder que ha caracterizado al proceso revolucionario venezolano?

La formulacin del doble poder se plante hace muchos aos, y nos remite a la historia de las revoluciones y a las formas en que se han desarrollado, especficamente la Revolucin Rusa, que es el prototipo precisamente de esa instauracin de un doble poder.

En el caso venezolano, la circunstancia es completamente diferente. No hay un doble poder en ese sentido tradicional. Hay un doble poder con caractersticas absolutamente singulares, porque ese doble poder se expresa dentro de las propias instituciones: no est resuelto, no es algo neto, no es algo perceptible y palpable: un poder aqu y el otro poder all. El poder y el contrapoder estn dentro de las mismas instituciones, dentro de los mismos organismos, en todos los niveles, en todos los planos, en todos los lugares.

La pregunta que ustedes hacen es uno de los problemas tericos y prcticos ms difciles que plantea la revolucin venezolana. Yo la resuelvo con una afirmacin: la expresin se va a dar dentro de las instituciones, pero no necesariamente en su continuidad lineal. sta es una revolucin que no ha apelado a la violencia para destruir los cimientos de la estructura sociopoltica anterior, y esa revolucin est dentro mismo del edificio del status quo anterior.

Lo que me parece muy claro es que una victoria electoral sencillamente fortalecer el factor revolucionario dentro del cuadro general que tenemos hoy, donde se combinan las instituciones legadas por la IV Repblica o por el poder burgus con las instituciones que ha sistemticamente ido creando la revolucin, en una evolucin que al menos yo no puedo prever, pero que necesariamente tiene que resolverse por la victoria de una u otra. Y eso estaba precisamente planeado para que pudiera resolverse de una manera pacfica e institucional, a travs de la Reforma de la Constitucin, pero en la medida en que esa reforma no ocurri, continua la tensin interna.

No se puede pontificar cmo ser esto. De lo que no tengo dudas es de que la fuerza de la revolucin ha ido creciendo en muchos sentidos en la conciencia del conjunto social y ha dado un paso en mi opinin vital, que es la constitucin del Partido Socialista Unido de Venezuela y, a partir de all, la estructuracin de una fuerza capaz de actuar en todos los terrenos.

Es all precisamente donde vamos a ver el combate en el prximo perodo, porque el PSUV tendr que dar el combate dentro de las instituciones, en los organismos del Poder Popular y, muy paradojalmente, dentro de su propia estructura para poder avanzar en el sentido revolucionario.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter