Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-11-2008

Sobre la detencin de "radicales" en Francia
Terrorismo o tragicomedia

Giorgio Agamben
Libration


Durante la madrugada del pasado 11 de noviembre 150 policas, la mayora de los cuales pertenecan a las brigadas antiterroristas, rodearon un pueblo de 350 habitantes en la meseta de Millevaches antes de penetrar en una granja para arrestar a 9 jvenes (que haban recuperado la tienda de ultramarinos para intentar reanimar la vida cultural del pueblo). Cuatro das ms tarde las 9 personas detenidas fueron llevadas ante un juez antiterrorista y "acusados de asociacin de malhechores con fines terroristas" . Los peridicos informan que la ministra del Interior y el jefe del Estado "han felicitado a la polica y a la gendarmera por su presteza" Todo est aparentemente en orden. Pero intentemos examinar ms de cerca los hechos y delimitar las razones y los resultados de esta " presteza " .

Primero , los motivos: los jvenes que han sido detenidos "estaban siendo vigilados por la polica a causa de su pertenencia a la extrema izquierda y a la esfera anarco autnoma". Como precisa el entorno de la ministra del Interior, "tienen discursos muy radicales y contactos con grupos extranjeros" . Pero hay ms: algunos de los detenidos "participaban de manera regular en manifestaciones polticas" , por ejemplo, "en las manifestaciones contra el fichero Edvige [1] y contra el refuerzo de medidas sobre la inmigracin". Una adhesin poltica (es el nico sentido posible de monstruosidades lingsticas como "esfera anarco autnoma" ), el ejercicio activo de las libertades, el sostenimiento de discursos radicales basta para poner en marcha a la Subdireccin antiterrorista de la polica (Sdat) y a la Direccin central de la oficina de informacin del interior. Ahora bien, quien posea un mnimo de conciencia poltica no puede sino compartir la inquietud de estos jvenes frente a la degradacin de la democracia que conllevan el fichero Edvige, los dispositivos biomtricos y el endurecimiento de las reglas de inmigracin.

En cuanto a los resultados, se podra esperar que los investigadores hubiesen encontrado en la granja de Millevaches armas, explosivos y ccteles Molotov. Ni mucho menos. Los policas de la Sdat cayeron sobre "documentos en los que se precisaban las hojas de paso de los trenes, municipio por municipio, con el horario de salida y llegada a las estaciones" . Es decir: un horario de la SNCF [2]. Pero tambin han requisado "material de escalada" . Es decir: una escala como las que se puede encontrar en cualquier casa de campo.

Es momento de volver a las personas detenidas y, sobre todo, al presunto jefe de esta banda terrorista "un lder de 33 aos que procede de una clase acomodada y parisina y que sobrevive gracias al apoyo econmico de sus padres" . Se trata de Julien Coupat, joven filsofo que dio vida no hace mucho tiempo, con algunos de sus amigos, a Tiqqun, una revista responsable de anlisis polticos sin duda discutibles, pero que se sita an hoy entre los ms inteligentes de este periodo. Yo he conocido a Julien Coupat en esa poca y guardo de l, desde un punto de vista intelectual, una perdurable estima.

Pasemos pues a examinar el nico hecho concreto de toda esta historia. La actividad de los detenidos podra relacionarse con los actos malintencionados contra la SNCF que han causado el 8 de noviembre el retraso de algunos TGV [3] de la lnea Pars-Lille. Estos dispositivos, si creemos las declaraciones de la polica y de los propios agentes de la SNCF , no pueden provocar en ningn caso daos a las personas: pueden como mucho al obstaculizar la alimentacin de los pantgrafos de los trenes, causar retrasos de stos ltimos. En Italia, los trenes llegan con retraso muy a menudo, pero nadie ha pensado todava acusar de terrorismo a la sociedad nacional de ferrocarril. Se trata de delitos menores aunque nadie los apruebe. El 13 de noviembre un comunicado de la polica afirmaba con prudencia que, tal vez, hay "autores de los daos entre los detenidos, pero que no es posible imputar una accin a alguno de ellos".

La nica conclusin posible de este tenebroso asunto es que aquellos que hoy en da se comprometen activamente contra la manera (discutible) en la que se resuelven los problemas sociales y econmicos, son considerados ipso facto como terroristas en potencia, aunque ningn acto justifique esta acusacin. Hay que tener el coraje de decir con claridad que hoy, en numerosos pases europeos (en particular en Francia y en Italia) se han introducido leyes y medidas policiales que en otros tiempos habran sido juzgadas como brbaras y antidemocrticas y que no tienen nada que envidiar a las que estaban en vigor en Italia durante el fascismo. Una de estas medidas es la que autoriza la detencin preventiva durante 96 horas de un grupo de jvenes imprudentes, tal vez, pero a los que "no es posible imputarles una accin". Otra igual de grave es la adopcin de leyes que introducen delitos de asociacin cuya formulacin se deja intencionadamente en la ambigedad y que permiten clasificar como "con fines" o "con vocacin terrorista" unos actos polticos que hasta ahora nunca haban sido considerados como destinados a producir el terror.

 

  1. El fichero Edvige consiste en la posibilidad de que el Ministerio del Interior pueda archivar toda informacin sobre los ciudadanos mayores de 13 aos respecto a sus actividades polticas, filosficas, sociales, etc.
  2. Compaa nacional de ferrocarril.
  3. Tren de alta velocidad.


 

Artculo aparecido en el diario francs Libration el 19 de noviembre, traducido del italiano por Martin Rueff y del francs por Elena Garrido Torres.


Fuente en francs: http://www.liberation.fr/societe/0101267186-terrorisme-ou-tragi-comedie



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter