Portada :: Europa :: La regresin de Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-11-2008

Los suburbios franceses bajo vigilancia teledirigida

Noel Mamre
Libration

Traducido para Rebelin por Caty R.


Mientras el Parlamento se prepara para ratificar la enmienda ADN en una ley sobre la inmigracin que presagia el fin del reagrupamiento familiar y el desmantelamiento del derecho de asilo, la informacin segn la cual el ministerio del Interior utilizar drones (aviones espas teledirigidos, NdT) para vigilar los suburbios, refuerza el sentimiento de guerra civil larvada. El proyecto denominado Elsa, engin lger pour la surveillance arienne (aparato ligero para la vigilancia area) se present la semana pasada en la Feria Milipol, dedicada a la seguridad interna. El artefacto es un avin de un metro de ancho y sesenta centmetros de largo equipado con una cmara.

Este aparato formar parte del equipo de la polica nacional para vigilar a distancia los barrios populares y las manifestaciones. Los drones ya se han utilizado en Israel para misiones de control y tambin para acciones militares. Su generalizacin en Francia ser una etapa ms en la estigmatizacin de una parte de la poblacin, en el momento en que reaparece, en edicin rstica, el clsico de Louis Chevalier: Classes laborieuses et classes dangereuses (Clases laboriosas y clases peligrosas). En realidad, se trata ms de crear un clima de desconfianza hacia los habitantes de los suburbios que de buscar la reduccin de una violencia real.

La metfora es obvia: las ciudades deben estar rodeadas de muros virtuales bajo control areo permanente. La sensacin de vivir en territorios ocupados militarmente, en una especie de colonizacin, ya est interiorizada por numerosos jvenes procedentes de la inmigracin desde las revueltas de noviembre de 2005 durante las cuales se instaur la ley de estado de emergencia, aplicada por primera vez desde la guerra de Argelia. Ese sentimiento puede salir fortalecido por la obscena exhibicin de esta tecnologa futurista que dejar el 1984 de Orwell a la altura de los cuentos de la Condesa de Sgur.

Los discursos repetitivos sobre las Krcher (1), la identidad francesa, la colonizacin positiva, las caractersticas de la raza negra, las redadas incluso en escuelas, las enmiendas relativas al ADN y la exclusin de los sin papeles de los albergues de guardia, forman parte de la misma y nica lgica que no ha dejado de atacar desde hace meses para buscar chivos expiatorios y estigmatizar y racializar la cuestin social.

Esta lgica de guerra colonial conduce a tragedias como la de la muerte de Chunlan Zhang Liu, un chino sin papeles que se arroj por una ventana el 21 de septiembre para huir de un control de la polica. Anteriormente, en dos meses, otros cuatro extranjeros tambin se lanzaron por las ventanas, lo que demuestra el miedo que se ha apoderado de los hogares de miles de familias que no se atreven a salir, viajar, ir al trabajo, acudir a la escuela un escarnio de los derechos fundamentales.

Los drones en los suburbios slo son un dispositivo ms del sistema de vigilancia generalizada que se va instalando da tras da. En su obra Surveiller et punir (Vigilar y castigar), con respecto a la crcel, Michel Foucalt describa lo que calific como panoptismo (2), un sistema en el que el guardia, aislado en su torre, vigila a sus prisioneros sin ser visto. El efecto principal del panptico es que crea en las personas un estado consciente y permanente de visibilidad que garantiza el funcionamiento mecnico del poder; hace que la vigilancia produzca efectos permanentes incluso aunque su accin sea discontinua, que la perfeccin del poder tienda a hacer innecesaria la continuidad de su ejercicio. Foucault contina: una autntica dependencia real nace mecnicamente de una relacin de ficcin, de tal forma que no es necesario recurrir a la fuerza para obligar a los condenados a la buena conducta, al loco a la calma, al obrero al trabajo, al estudiante a la dedicacin. El drone es la aplicacin modernizada del panptico a toda la ciudad, es un sistema de vigilancia disciplinaria generalizada con la misin de encasillar, controlar y dominar a las personas.

La sociedad de vigilancia de los drones y el biopoder instaurado por el ADN estn transformando la democracia y diseando la sociedad del futuro. Aceptaremos sin rebelarnos ese mundo feliz en el que una parte de la sociedad vivir, con el miedo en el cuerpo, confinada en un apartheid silenciado? La sociedad se dejar secuestrar por un Estado autoritario dominado por un superpoder monrquico imperante en un espacio donde cada individuo continuamente es identificado, fichado, examinado, registrado a sus espaldas, donde hasta sus menores movimientos son observados por miles de cmaras de videovigilancia? Es necesario luchar contra este totalitarismo de guante blanco porque es la negacin de los valores que, de la Revolucin francesa a la Resistencia, pasando por 1848, la Comuna o Mayo del 68, han forjado la singular identidad nacional en la que me reconozco y que se sustenta en los tres principios grabados en los frontones de la alcalda de Bgles y de los 36.000 ayuntamientos de Francia: Libert, Egalit, Fraternit.

Hago un llamamiento a los alcaldes cuyas ciudadanas se van a convertir en objetos de esta sospecha generalizada para que exijan el respeto a nuestros principios declarando sus ciudades zonas libres de vigilancia area. Los drones no surcarn el cielo de mi municipio.

Notas de traduccin:

(1) Limpiadoras industriales a presin a las que se refiri Nicolas Sarkozy, ministro del Interior de Francia en la poca de los disturbios de 2005, como metfora de la limpieza que pretenda llevar a cabo en los barrios de inmigrantes.

(2) http://www.avizora.com/publicaciones/derecho/textos/0044_foucault_vision_androcentrica_panoptico.htm

Texto original en francs: http://www.liberation.fr/tribune/0101113837-les-banlieues-sous-drone-de-surveillance

Noel Mamre es el alcalde de Bgles y diputado de Gironde (Francia) por el Partido de Los Verdes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter