Portada :: Chile :: El centenario del Compaero Presidente: Salvador Allende (1908-2008)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-11-2008

Allende y el ALBA que crece

Jos A. Buergo Rodrguez
Rebelin


Llegamos a diciembre y comienza a declinar el 2008. El ao del centenario del natalicio de Salvador Allende ha sido recordado en toda la geografa poltica. Ha sido un homenaje global.

Lanzamiento de diversos libros, incontables artculos en la prensa digital, actos pblicos en monumentos e instituciones que llevan su nombre, otorgamiento de becas a estudiantes, conciertos de msica, exposiciones de fotos, obras de arte de la plstica universal, pero sobre todo, la intima satisfaccin de mujeres y hombres de todos los confines de la tierra, que hicieron de este 2008 un ao trascendente de recordacin, como trascendentes la prdica revolucionaria y el ejemplo personal del presidente Allende.

Es, en sntesis, la historia que no se olvida, la obra que prevalece, la presencia de sus ideas y vienen al recuerdo instantes de esa historia, un singular momento que refuerza el mrito de su vida:

Dentro del Palacio de la Moneda, el 11 de septiembre de 1973, quizs la ultima oportunidad donde se reunieron el mayor nmero de colaboradores y amigos del presidente que quedaron junto a el, fue en el saln Toesca, que habitualmente se reservaba para ceremonias de alta significacin poltica o social. Ya se estaba en combate y se hacia evidente y audible el intercambio de disparos de ambas partes. Todos de pie. Allende habla con emocin y serenidad. Son sus ltimas palabras de las cuales no qued un registro taquigrfico, sin embargo, a decir del Dr. scar Soto, testigo ocular de aquellos momentos, esas palabras reconstruidas luego del paso del tiempo y documentadas en su libro El ultimo da de Salvador Allende mostraran la fortaleza de espritu de este y su profunda conviccin de resistir y luchar hasta el final. Terminadas sus palabras, se produce un silencio prolongado y los embarga a todos la emocin del instante. Se canta el Himno Nacional y alguno de ellos grita Viva Allende!, Viva la Unidad Popular!. Luego, van saliendo del saln y saludando a Allende con un apretn de manos y es cuando al pasar el Doctor Hernn Ruiz, Allende le comenta:

Interesante historia est viviendo, doctor. Escrbala , a lo que Ruiz responde

Story or History?, Presidente  

History, doctor!, Contesta Allende con determinacin.

Historia digna y pica. Historia que 35 aos despus hace que multitudes a coro griten Allende est presente!, y lo est, en la conciencia, en el animo, en la voluntad y los sueos de su pueblo.

Ahora, despus de un ao de tantos homenajes, seguirn los pueblos su marcha, en la bsqueda de la justicia social y el fortalecimiento de la unidad de las fuerzas de izquierda y democrticas.

En este sentido, el concepto de unidad adquiere una renovada significacin. Allende nos convoca permanentemente a esa unidad, de partidos, de voluntades, unidad de nuestros pueblos de Amrica. Entonces podramos decir que el ALBA en Latinoamrica constituye uno de los mejores reconocimientos y homenajes que se le ha brindado a Salvador Allende en el ao de su centenario.

History! de una Amrica Latina que comienza a abrir sus grandes alamedas.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter