Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-12-2008

La Familia Real, un saco sin fondo
El Gobierno se gasta 3 millones de euros en un cuadro de Dal para decorar el despacho de Juan Carlos de Borbn

El Confidencial


Los casi tres millones de euros del 'capricho' real se suman a los 3,3 millones que costarn las obras de jardinera y mejoras en la piscina del palacio de La Zarzuela, aprobados recientemente por el Gobierno, cantidades a las que hay que aadir los 8,9 millones de euros consignados en los Presupuestos Generales del Estado del prximo ao para la Casa Real, y que Juan Carlos de Borbn distribuye libremente entre los miembros de su familia.

Casi tres millones de euros. sa es la cantidad que el Gobierno de Jos Luis Rodrguez Zapatero se ha gastado en la adquisicin del cuadro El atleta csmico, pintado por Salvador Dal en 1968, y que ya decora las paredes del despacho oficial del Rey Juan Carlos en el palacio de La Zarzuela. La operacin, que se formaliz la semana pasada, fue aprobada por el Consejo de Administracin de Patrimonio Nacional, organismo dependiente del Ministerio de la Presidencia, cuya titular es Mara Teresa Fernndez de la Vega.

El atleta csmico es un enorme leo de dos por tres metros en el que destaca la figura de un lanzador de disco que sujeta en su mano derecha una luminosa esfera solar, y en el que predominan los colores amatista, amarillo y verde aceituna. El cuadro, inspirado en El Discbolo, de Mirn, le fue encargado a Dal por el Gobierno de Francisco Franco para representar al arte espaol en los Juegos Olmpicos que se celebraron en Mxico en 1968.

El cuadro forma parte de la decoracin del despacho del Rey desde principios de la dcada de los 80, pero hasta este viernes no ha pasado a ser propiedad de Patrimonio Nacional, que ha pagado por l 2,88 millones de euros. En el expediente de adquisicin -registrado con la clave 2008/1402 MHMSG- aparece como vendedor Alberto Anselmo Lpez Rib, que rechaz ayer, a preguntas de El Confidencial, revelar cualquier detalle de la operacin. El atleta csmico, por el que don Juan Carlos siente una especial predileccin, ocupa un lugar destacado en el despacho del monarca, junto a un retrato de Alfonso XIII pintado por Laszlo. La estancia, con paredes recubiertas de madera, cuenta adems con una enorme biblioteca de roble, fotografas familiares y varias carabelas de plata, rplica de las de Cristbal Coln.

Los casi tres millones de euros de El atleta csmico se suman a los 3,3 millones que costarn los trabajos de remodelacin de La Zarzuela, aprobados recientemente por el Gobierno a travs de Patrimonio Nacional, para obras de jardinera y mejoras en la piscina del palacio, entre otras reformas.

A esas cantidades hay que aadir los 8,9 millones de euros consignados en los Presupuestos Generales del Estado del prximo ao para la Casa Real, cifra que el monarca distribuye libremente entre los miembros de su familia, y que se destina, adems, a abonar los salarios de los principales cargos de confianza del Rey y del personal de los departamentos de administracin, protocolo, personal y comunicacin que trabaja en La Zarzuela.

Derechos de reproduccin


Casi dos dcadas despus de pintar el cuadro, en 1985, Dal se sum a la campaa para apoyar la candidatura de Barcelona como ciudad olmpica. El pintor cataln cedi al Ayuntamiento de la Ciudad Condal, presidido entonces por Pasqual Maragall, los derechos de reproduccin de El atleta csmico en miles de litografas con la firma del artista.

En 1989, tras la muerte de Dal, el Gobierno de Felipe Gonzlez acu y puso en circulacin varias series de monedas conmemorativas de los Juegos Olmpicos que se celebraran tres aos ms tarde en Barcelona. Una de las series, con un valor facial de 80.000 pesetas, llevaba en su reverso el tema central de El atleta csmico, y en su anverso las efigies de la Familia Real.

En 1968, mientras daba los ltimos retoques al cuadro, Dal concedi una entrevista al periodista mexicano Enrique Loubet en la que describa el leo como "una copia exacta del yeso que hice como adolescente sobre El Discbolo, de Mirn. Pero, en vez de un disco en la mano, est el sol. Y el atleta est plasmado en el momento de poner en rbita la energa humana cuantificando la solar". Cuando el periodista le pregunta por el precio de la obra, Dal responde: "Es confidencial". Y al pedirle permiso para ver el cuadro, el artista de Figueres le corta tajante: "No. Nunca la enseo antes".


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter