Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-12-2008

Cui bono en los atentados de Mombai

Nazanin Amirian
Rebelin


El Terrorismo islmico se ha convertido en el recurso cmodo aunque pobre y estril a mano de los analistas polticamente correctos para explicar los conflictos que suceden en buena parte del mundo, y por supuesto en los atentados de Mombai. El asesinato de varios judos en un templo, justificara esta teora, si no fuera porque se ha omitido un dato: no se trataba de Eliyahoo, la gran sinagoga oficial juda, sino de un humilde local perteneciente a los ortodoxos Chabad -Lubavitch que se oponen al Estado israel, por ilegtimo. Corriente nacida en Rusia, su lder Mendel Pewzner recibi la medalla de oro en octubre del 2003 a manos de Putin mientras se impeda la entrada a Rusia de Pinkhas Goldchmidt, gran rabino de este pas tras su visita a Israel. Un inocente despiste informativo?

Otro elemento a resaltar ha sido la gran repercusin que han tenido esos ataques en los medios de comunicacin occidentales, y bautizarlos como el 11s indio, y eso cuando los atentados perpetrados en los trenes y estaciones de la misma urbe que dejaron cerca de 200 muertos y casi mil heridos, y adems tuvieron lugar un da 11, de julio de 2006, pasaron casi desapercibidos. Si el 11s de Nueva York provoc la ocupacin de Afganistn, puede que el 11S indio d luz verde a un consenso internacional para legitimar la intervencin militar de la OTAN en Pakistn, que ya est en curso? Hace algn tiempo que la suerte de ese Pas de los Cndidos (as significa su nombre), ha cambiado en el nuevo diseo estratgico de Washington, para caer espiritosamente en desgracia.

Ms all de quin haya sido el autor de los dichos actos terroristas, ser Islamabad quien pague sus temibles consecuencias, mientras la rentable bandera de la guerra contra el terrorismo seguir siendo izada por Washington y aliados en provecho de sus agendas estratgicas.

En ese complejo guin son tres los principales actores EEUU, Pakistn e India-, y un escenario: Afganistn.

La Casa Blanca, tras el fracaso de su Plan A en Afganistn, que consista en crear un gobierno central afn y fuerte, capaz de establecer la seguridad en lo que iba a ser nuevo bastin del Occidente en las fronteras de China, Rusia e Irn, lanza el plan B que propone desmembrar a Afganistn y Pakistn, y convertir a la India en su nuevo aliado. Todo empez cuando la coalicin de militares y civiles fanticos religiosos y corruptos que dirigen la peculiar Repblica Islmica pretoriana de Pakistn, vio cmo EEUU incumpla su promesa de gratificarle por su lucha contra el terrorismo, no hacindole partcipe en el negocio de gas de Asia central e impidindole permitirle el acceso a inmenso mercado de las repblicas ex soviticas. Aunque la guinda fue la visita de Bush en el verano del 2006 a Nueva Delhi. Pakistn ya haba sido sustituido por su gran enemiga, la India, pas que abandonaba su poltica No Alineada, y a cambio de defender la estrategia norteamericana en la zona sobre todo con respecto a Irn-reciba la grata noticia de que no slo sus armas nucleares fabricadas fuera del Protocolo de No Proliferacin de Armas Nucleares se volvan legales pro arte de magia, sino que podr almacenar uranio enriquecido, a pesar de lo dictado por el propio Bush tres aos antes.

Y fue as cmo los generales cndidos encabezados por Musharraf, que guardaban en la retina la suerte de los ex aliados de Washington Saddam Husein y los Taliban afganos-, decidieron elaborar su propia agenda y acercarse a los rivales del imperio. Con Irn firmaron un megacontrato para la construccin de un gasoducto llamado Paz, y con China un acuerdo para levantar seis centrales nucleares. La reaccin de la Casa Blanca fue rotunda: el influyente ex secretario de Estado, Richard Armitage, le amenaz con bombardear su pas y devolverlo a la edad de piedra, y por si alguien pensaba en el trnsfuguismo, el 13 de mayo envi a Anne Patterson, experta en lucha contra las fuerzas antinorteamericanas en Latinoamrica, como nueva embajadora en Islam Abad. El asesinato de Benazir Bhutto, la nica lder de carcter nacional, la posterior destitucin del rebelde Musharraf, un gobierno central sin autoridad y control sobre los territorios federales, que adems no goza precisamente del apoyo del cerca del 70% de sus gentes que vive con menos de un euro al da, podrn acabar con el mapa actual de este pas.

Es significativo que el informe del Consejo de Inteligencia Nacional estadounidense en 2005 previera un destino igual al de Yugoslavia para Pakistn.

A la vista de que los Taliban afganos ya estn negociando con EEUU para gobernar el sur del pas a cambio de abandonar el resto, los generales pakistanes se han puesto mano a obra y coordinan las redes de activistas contra la coalicin occidental en las provincias de Wazirestn sur y norte, y de paso han engendrado una nueva criatura talibaniana llamada los hijos de la Patria. La iniciativa del presidente Zardari, muy prximo a los intereses de Washington, de clausurar el departamento poltico de ISI, organizacin que emplea a unos 55.000 hombres que en su mayora pertenecen, como los Taliban, a la etnia  pashtun, as como su intento de mejorar las relaciones con Afganistn y la India, en un contexto de incertidumbre, ha unificado a los nacionalistas civiles y militares, religiosos o laicos para defender la integridad y soberana del pas a su manera: atentar contra la embajada india en Kabul, el 7 de julio, o eliminar a Hamid Karzai, presidente afgano el pasado mes de abril.

Mientras tanto, se asoma parte del diseo de las nuevas fronteras de la zona: La creacin de Pastunistn y el Gran Baluchistan. El primero integrara a los 43 millones de gentes de esta etnia repartidas entre Afganistn y Pakistn, y el segundo a partir de provincias con el mismo nombre en Irn, Afganistn y Pakistn, que en ste comprende el 45% de su territorio, y la mayor parte de los campos de gas y petrleo que posee la nacin.

Resistencia hay y habr. El jefe militar de Pakistn, Ashfaq Kayani, en un gesto de advertencia el 3 de septiembre mand abrir fuego a los helicpteros de EE UU que invadieron el cielo de su pas y mataron a decenas de civiles.

En el 60 aniversario de sus independencias, mientras India emerge, Pakistn ser sacrificado por Washington para ganar en Afganistn? Qu monumental estupidez!



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter