Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-12-2008

El debate sobre la ley de proteccin a los glaciares, vetada por el Ejecutivo, debe ser asumido por los legisladores y por la sociedad
El agua y el oro

Miguel Bonasso
Sin Permiso


Los glaciares no son, simplemente, una atraccin turstica, un escenario suntuoso para desfiles de modelos. Constituyen una de las mayores reservas de agua dulce del planeta y aunque castigados ellos mismos por el calentamiento global siguen siendo, pese a todo, un factor que atempera y ralenta ese calentamiento. Impedir que los destruyan o contaminen es una cuestin de vida o muerte.

El dicho popular sentencia: "Sin oro podemos vivir, sin agua no". Sin embargo, hay quienes siguen considerando, como el Rey Midas, que el oro es la medida de todas las cosas de la Tierra, aunque la Tierra perezca.

Por eso, el debate sobre la ley de proteccin a los glaciares que fue vetada das atrs por el Poder Ejecutivo debe ser asumido por los legisladores que votaron por unanimidad esa norma y por el conjunto de la sociedad que puede ver afectados sus intereses vitales si el rechazo presidencial se impone.

Estamos frente a una de esas decisiones capitales que sobrevuelan los intereses parciales, la disciplina partidaria que exige la obediencia debida o las chicanas entre oficialistas y opositores. Estamos frente a una decisin de Estado. Del Estado entendido como sntesis institucional de las necesidades actuales y futuras de la sociedad y no como expresin circunstancial de tal o cual gobierno.

Un breve resumen para que el lector entienda de qu estamos hablando.

El 13 de noviembre de 2007, en la Comisin de Recursos Naturales y Ambiente Humano de la Cmara de Diputados que presido, aprobamos por unanimidad un proyecto de ley de la diputada (mandato cumplido) Marta Maffei de "presupuestos mnimos para la proteccin de los glaciares y del ambiente periglacial". La norma tena como objeto preservar los glaciares y sus zonas aledaas cubiertas de hielo (permafrost), para mantenerlos como reservas estratgicas de recursos hdricos y proveedores de agua de recarga de cuencas hidrogrficas que vienen desde la cordillera de los Andes hacia el ocano Atlntico. Tambin propona la creacin de un inventario de glaciares y geoformas periglaciales de todo el territorio nacional. Y, como es lgico, prohiba la explotacin minera o petrolfera sobre los glaciares y sus heladas adyacencias.

El proyecto de la entonces diputada del ARI cont con el asesoramiento cientfico del Instituto Argentino de Nivologa, Glaciologa y Ciencias Ambientales (Ianiglia), a travs de su propio director, el doctor Ricardo Villalba.

El dictamen de Comisin fue elevado al pleno sin disidencias ni observaciones y fue aprobado por unanimidad en el recinto el 22 de noviembre de 2007. Reitero: no tuvo votos negativos. Hubo solamente dos abstenciones, la del jujeo Carlos Snopek y la mendocina Susana Amanda Genem. Lo votaron los diputados de las "provincias cordilleranas" que estaban presentes. Incluidos los sanjuaninos y sanjuaninas Margarita Ferr de Bartol, Juan Carlos Gioja, Ruperto Eduardo Godoy y Jos Rubn Uac.

El 22 de octubre de este ao fue tambin aprobado en general por unanimidad en el Senado. Solamente interpusieron objeciones formales al artculo quinto los senadores Adolfo Rodrguez Sa (San Luis), Liliana Teresa Negre de Alonso (San Luis) y Roberto Gustavo Basualdo (San Juan).

Antes de la votacin, pronunci un elocuente discurso Daniel Filmus, titular de la Comisin de Recursos Naturales de la Cmara alta. Dijo, entre otras cosas: "Hablamos de uno de los temas ms importantes que puede tener la Argentina en el futuro. Un tema que no contaba con una legislacin especfica y que es fundamental y decisivo, porque aludimos principalmente a las reservas de agua de nuestro pas". Con la media sancin del Senado, el proyecto se convirti en la ley 26.418. Faltaba solamente que el Poder Ejecutivo la promulgara. Pero la vet mediante el decreto presidencial 1837/08, que lleva las firmas de Cristina Fernndez de Kirchner y del jefe de Gabinete, Sergio Massa.

Los argumentos para el rechazo de la ley son endebles y segn se desprende del texto mismo, se basan en preocupaciones de la Secretara de Minera y de "gobernadores de la zona cordillerana". El secretario de Minera es el sanjuanino Jorge Mayoral, relacionado con intereses mineros y el gobernador de San Juan, Jos Luis Gioja, tambin sealado pblicamente por sus vnculos con la empresa canadiense Barrick Gold, la misma que fue rechazada por la protesta pblica en Esquel y ahora capitanea el proyecto binacional Pascua- Lama (entre Chile y la Argentina), de 2.400 millones de dlares, casualmente en zona de glaciares.

Segn la Secretara de Minera, que depende del Ministerio de Planificacin, a cargo del arquitecto Julio De Vido, "el establecimiento de presupuestos mnimos no puede limitarse a la absoluta prohibicin de actividades". La ley no prohbe "absolutamente" cualquier tipo de actividad sino aquellas que se realicen directamente sobre los glaciares, destruyndolos o contaminndolos. Pero, adems, qu autoridad tiene para opinar sobre el derecho ambiental esta secretara de Estado y no la del ramo, que es la de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nacin, a cargo de Romina Picolotti, ausente en las menciones del decreto?

La observacin del Poder Ejecutivo argumenta, tambin, que la Ley General de Ambiente (25.675) prev "el sistema de evaluacin ambiental previo a la autorizacin de toda obra o actividad susceptible de degradar el ambiente" y que, por lo tanto, "la prohibicin contenida en el artculo 6 del Proyecto de Ley sancionado resulta excesiva". El decreto ignora que los informes de impacto ambiental que present la Barrick Gold en Chile y la Argentina omitan la existencia de glaciares en su zona de operacin.

El ncleo del veto aparece ntido en esta definicin negativa sobre la ley al considerar que "dara preeminencia a los aspectos ambientales por encima de actividades que podran autorizarse y desarrollarse en perfecto cuidado del medio ambiente". De eso se trata, precisamente, de otorgar preeminencia al derecho ambiental, consagrado por el artculo 41 de la Constitucin, por sobre cualquier otra actividad que pueda lesionarlo.

Por ltimo, el artculo 3 del decreto propone: "Invtase a los Seores Gobernadores, Senadores Nacionales y Diputados Nacionales de las provincias cordilleranas, a constituir un foro interdisciplinario para la discusin de las medidas a adoptar en orden a la proteccin de los glaciares y el ambiente periglacial".

Como es obvio, ningn foro puede subrogar al Congreso de la Nacin. Por eso, diputados y senadores debemos insistir en la ley original para que el veto se caiga. Hacen falta dos tercios de los votos, es verdad, pero tambin es cierto que la ley fue votada por unanimidad. Que cada uno se haga cargo de lo que vot.

Miguel Bonasso es un parlamentario argentino con una dilatada trayectoria poltica de militancia de izquierda.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter