Portada :: Otro mundo es posible
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-12-2008

El Sucre contra el FMI

Bernard Cassen
Le Monde Diplomatique

Traducido para Rebelin por Caty R.


La enorme cobertura meditica de la que disfrut la Cumbre del G20 del 15 de noviembre en Washington, que no desemboc en nada concreto, ha sido directamente proporcional al silencio que han guardado los medios de comunicacin de todo el mundo con respecto a una reunin que, sin embargo, va a desembocar en un acontecimiento histrico: el establecimiento de una estructura monetaria regional que rompe totalmente con la lgica de las instituciones de Bretton Woods y que destruir el monopolio del Fondo monetario internacional (FMI).

Recordemos que para frenar la gran crisis financiera de 1997, parte de Asia oriental, Japn, propuso la creacin de un Fondo monetario asitico que, inyectando liquidez en los circuitos financieros de los pases afectados, habra permitido limitar la amplitud del tsunami y evitar su propagacin a Rusia y despus a Brasil. El gobierno estadounidense y el FMI cortaron de raz aquella iniciativa.

Lo que Tokio no pudo llevar a cabo en aquella poca, un pequeo grupo de pases lo est haciendo en Amrica Latina y adems va mucho ms lejos: reunidos en Caracas el 26 de noviembre, los dirigentes de los seis pases (1) miembros de la Alternativa bolivariana para los pueblos de nuestra Amrica (Alba), a los que se uni Ecuador, decidieron no slo crear un Fondo de estabilizacin y reserva que los proteger colectivamente (2), sino, adems, para todas las transacciones comerciales, tanto en el mbito regional como fuera de la zona, dotarse de una unidad de cuenta comn combinada con una cmara de compensacin de pagos. La unidad de cuenta comn y la cmara llevarn el nombre de Sistema unitario de compensacin regional, el Sucre (3).

En este dispositivo tambin se reconocen tanto los mecanismos de la Unin Europea de los pagos que, de 1950 a 1958, aseguraron una total estabilidad de los intercambios entre sus 18 pases miembros, como los del Sistema monetario europeo y su elemento central: el ECU (European Currency Unit), antecesor del euro. Como el ECU, el sucre ser nicamente, al menos de momento, una unidad de cuenta y valor. No una moneda con su organismo emisor y sus piezas o billetes.

Esta iniciativa, que deber concretarse a principios de 2009, es un pedrusco en el jardn del FMI. Efectivamente, la declaracin final de la reunin de Caracas critica agriamente: Un sistema financiero internacional que promovi la libre circulacin de los capitales y la dominacin de la lgica de la especulacin financiera en detrimiento de la satisfaccin de las necesidades de los pueblos. Sin que se le haya nombrado expresamente, el G20 tambin ha recibido lo suyo: los firmantes denunciaron la ausencia de propuestas crebles y firmes para hacer frente a los efectos devastadores de la crisis financiera.

La creacin del Sucre se inscribe en una lgica geopoltica: poner fin a la hegemona del FMI el presidente venezolano, Hugo Chvez, incluso ha exigido su disolucin y por lo tanto de Estados Unidos y el billete verde, para encaminarse a un mundo multipolar. La declaracin hace constar la firme conviccin de que el mbito regional es el espacio privilegiado para dar respuestas inmediatas y efectivas a la crisis, con vistas a crear un espacio liberado de ineficaces instituciones financieras globales y del monopolio del dlar como moneda de cambio y reserva y para avanzar hacia la creacin de una moneda comn, el sucre.

El Sucre no plantea ningn problema de financiacin: por hablar slo de Venezuela, este pas dispone de reservas de cambio de 100.000 millones de dlares. Por otra parte, su simple existencia tendr un efecto disuasorio sobre la especulacin. El Sistema est abierto a todos los pases del hemisferio y, tras una nueva reunin de sus miembros el 14 de diciembre en Caracas, se presentar en la Cumbre de Latinoamrica y Caribe, prevista en Salvador (Brasil) el 16 de diciembre. Presentado pero no negociado, para evitar los avatares del Banco del Sur, cuya creacin ciertamente est decidida, pero su puesta en marcha se hace esperar, especialmente debido a las prrrogas de Brasil.

Durante la visita a Caracas del Presidente ruso Dmitri Medvedev el 27 de noviembre, al da siguiente de la reunin del Alba ms Ecuador, se plante la eventual entrada de Rusia en el Alba en calidad de observadora, como se hizo anteriormente con Irn. Rusia tambin suea con crear una zona rublo que podra dotarse de mecanismos de cooperacin con la zona Alba ampliada. En Asia, el proyecto frustrado de 1997 podra volver a tomar forma. Parece que la multipolaridad monetaria est en marcha

(1) Bolivia, Cuba, Dominica, Honduras, Nicaragua y Venezuela.

(2) De momento, por razones de procedimientos de decisin, Dominica slo tendr el estatuto de observadora.

(3) Del nombre de Antonio Jos de Sucre (1795-1830), teniente de Simn Bolvar y vencedor de la batalla de Ayacucho (1824) que asegur la independencia de las colonias espaolas de Amrica del Sur.

Original en francs: http://www.monde-diplomatique.fr/carnet/2008-12-02-Sucre

Bernard Cassen es miembro de Attac France y de la asociacin Mmoire des Luttes. Ha escrito, en colaboracin con Christophe Ventura, el libro: En finir avec leurolibralisme, Editions des 1001 Nuits, Pars, 2008.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter