Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-12-2008

El acuerdo de seguridad sobre la retirada de tropas estadounidenses, un contrato de permanencia

Pedro Rojo
IraqSolidaridad


La necesidad de un nuevo marco para la ocupacin.

La evolucin de la situacin iraqu por derroteros no previstos por el gobierno estadounidense ha obligado a replantearse el marco de su presencia en Iraq. La constante presin de la resistencia iraqu y la falta de apoyo popular entre la sociedad iraqu, ha obligado a los estadounidenses a retirarse, de forma significativa, a sus bases fortificadas, lo que implica una notable la reduccin de sus acciones y patrullas en campo abierto.

La cobertura terica, en la que hasta ahora se ha sustentado la ocupacin, podra seguir siendo la misma, pues la situacin no parece haber cambiado. El 18 de diciembre de 2007 , el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas determin que [...] la situacin en el Iraq sigue constituyendo una amenaza para la paz y la seguridad internacionales y, en virtud del Captulo VII de la Carta de Naciones Unidas, legitim la presencia de tropas extranjeras en territorio iraqu (Resolucin 1790) [1]. A da de hoy, nada ha cambiado significativamente en Iraq para que lo que lo que en diciembre de 2007 era una amenaza para la paz y seguridad internacionales, deje de serlo hoy. Pero teniendo en cuenta que ninguna de las razones que esgrimi Estados Unidos para intentar justificar su invasin de Iraq tenan veracidad (armas de destruccin masiva y vinculacin del rgimen iraqu con Al Qaeda), queda por saber en qu consista la citada amenaza para la paz y la seguridad internacionales que ha justificado los primeros cinco aos de ocupacin.

En cualquier caso, parece claro que ni al gobierno estadounidense ni al iraqu les convena seguir manteniendo la farsa de la amenaza internacional y as, el 26 de noviembre de 2007, George Bush y Nuri al-Maliki firmaron la Declaracin de Principios para una Relacin a Largo Plazo de Cooperacin y Amistad [2], en cuya seccin 3 queda estipulado que el mandato de Naciones Unidas no debera extenderse ms all del 31 de enero de 2008. En aquel momento ya se escucharon voces augurando el final de la ocupacin estadounidense para esa fecha. Nada ms lejos de la realidad.  

Qu significa este nuevo acuerdo?

En primer lugar, la ocupacin militar estadounidense de Iraq deja de estar bajo el amparo de la resolucin de Naciones Unidas y pasa a estar inscrita en el laxo marco de este acuerdo, con el que se pretende dotar de legitimidad a una ocupacin ilegal y sangrienta, y todo ello con la nica pretensin de justificar la presencia estadounidense all, cuando en realidad, segn Nizar Samerrai, analista iraqu y miembro del Centro de Estudios Estratgicos Iraques [3], [...] significar ms saqueo estadounidense, ms destruccin, no tiene ningn aspecto positivo para Iraq [...].

El rechazo al acuerdo es categrico por parte de todas las fuerzas contrarias a la ocupacin, que lo describen como una continuacin de la ocupacin y una claudicacin de la clase poltica colaboracionista: [...] El Consejo Poltico de la Resistencia Iraqu rechaza este acuerdo ilegal, as como todos los acuerdos surgidos, a la sombra de la ocupacin, de mano de un gobierno que no es ms que un producto del ocupante y no representa la voluntad popular de nuestro paciente pueblo. Este gobierno no ostenta la potestad de ratificar ningn acuerdo o sellar ningn pacto, por lo tanto lo que emane de l es nulo y no lo reconocemos [4]. En una carta abierta al pueblo iraqu, la Asociacin de Ulemas Musulmanes de Iraq afirma: [...] Somos conscientes de que la ocupacin va a continuar, por lo que es lgico y natural pensar que la resistencia continuar su lucha, los hechos histricos as lo atestiguan. Esto significa que Iraq no conocer la tranquilidad, que la hemorragia no se detendr, que los estadounidenses seguirn bombardeando y llevando a cabo saqueos y detenciones, con la excusa de que luchan contra personas que se encuentran al margen de la ley. Viviremos estos prximos aos como los pasados [5]. 

Los polticos y analistas que han seguido el desarrollo de las negociaciones desde la primera versin del acuerdo aseguran que los estadounidenses propusieron borradores flexibles en cantidades ingentes para permitir a los distintos sectores iraques justificar sus posturas y su capacidad de reformar el acuerdo. Los analistas aseguran que la Casa Blanca saba con certeza que el acuerdo se iba a aprobar, a pesar de que en los ltimos meses se llegara a decir que era imposible a tenor de las exigencias de ambas partes. Una fuente iraqu asegura que [...] el acuerdo ha discurrido por dos vas de negociacin paralelas. Una de ellas era la oficial y pblica entre los dos negociadores los gobiernos iraqu y estadounidense, mientras la otra se produca entre la embajada estadounidense en Bagdad y los representantes de los tres sectores polticos, y se centr en los propios beneficios de cada sector.

Para Abu Mohamed, portavoz poltico del resistente Frente Yihad y Liberacin, [...] El Acuerdo de Seguridad no es nada ms que una decisin estadounidense; no es un acuerdo entre dos partes iguales, entre dos Estados independientes. Por una parte tenemos un pas ocupado con un gobierno fruto de esta ocupacin y, por otra, la ocupacin en s. Se trata, por tanto, de una negociacin endgena: la ocupacin negocia consigo misma. Las supuestas discusiones, los cambios exigidos aqu y all no son ms que maniobras de distraccin para dar un halo de democracia a este acuerdo, para poder decir al mundo que el gobierno iraqu es soberano y tiene capacidad decisoria y de negociacin. Sin embargo, la realidad es bien distinta: los polticos del gobierno iraqu son funcionarios colaboracionistas con la ocupacin, con los estadounidenses en definitiva, porque son stos quienes los han nombrado en sus cargos para gobernar Iraq [6].

La esperpntica votacin del pasado da 27 de noviembre, en la que el presidente del Parlamento iraqu se esforzaba por contar los votos a favor (148 votos de los 198 diputados presentes en la cmara de un total de los 275 escaos del Parlamento iraqu, es decir una exigua mayora del 53,8%) mientras que los diputados del bloque de Al-Sder no dejaban de vociferar en pie, al tiempo que golpeaban las mesas, fue la culminacin de un despropsito de cancelaciones y aplazamientos impuestos por los grupos parlamentarios que seguan negociando las astronmicas cantidades y prebendas que recibirn de EEUU a cambio de su voto positivo: [...] Con la firma de la Presidencia del Acuerdo de Seguridad con Estados Unidos se ha cerrado el balance de prdidas y ganancias decantado claramente del lado de los tres sectores que representan la nueva capa poltica gobernante de Iraq: la Alianza [Unida] chi, el Pacto kurdo y el [Frente del] Acuerdo sunn [7].

Con la entrada en vigor de este acuerdo se mantendr el status quo actual, es decir, el control y la impunidad militar estadounidense sobre el terreno y el sometimiento, la corrupcin y el sectarismo de la actual clase poltica iraqu, pero sin necesidad ya de acudir a Naciones Unidas y con el discurso de que se trata de una presencia tolerada y hasta solicitada por los iraques.

Tras la aprobacin del acuerdo, la fractura entre la clase poltica iraqu colaboracionista y los sectores mayoritarios de la resistencia, tanto poltica como armada, es total. Algunas de las facciones de la resistencia, que sin aprobarlo toleraban la presencia de algunos de los diputados crticos dentro del Parlamento, se han vuelto tajantes: [...] La votacin que tuvo lugar ayer viene a confirmar al pueblo iraqu que los miembros del Congreso de los Diputados que votaron a favor del acuerdo han vendido Iraq y a su pueblo al ocupante, pero su venta, gracias a Dios, es nula, pues han vendido algo que no era suyo. Por lo tanto, Iraq sigue perteneciendo a su pueblo, que lucha contra la ocupacin y sus proyectos polticos con todas las formas de resistencia [8].

Y es que las maniobras y acrobacias de algunos grupos polticos para intentar lavarse la cara antes de votar a favor slo ha servido para ahondar en estas crticas y de forma especial contra el Frente del Acuerdo, sunn, responsable de la iniciativa de realizar un referndum en 2009 (previsto ahora para finales de julio) para que el pueblo vote un acuerdo que, en ese momento, ya llevar siete meses en funcionamiento, lo cual da idea del grado de transparencia del sistema electoral iraqu y de la lgica tan particular de este parlamento. Siempre en caso de que llegue a celebrarse dicha consulta popular, porque Ali Debbag, portavoz del gobierno iraqu, ya ha declarado que este referndum [...] no es un artculo del acuerdo, no forma parte de l, sino que se trata de una ms de las resolucin tomadas por el Parlamento y, por lo tanto, debe pasar por la oficina de la Presidencia para su aprobacin y posterior publicacin en el Boletn Oficial del Estado[9]. Inmediatamente antes de la votacin del Acuerdo de Seguridad, el Parlamento iraqu aprob un documento titulado Documento de reconciliacin poltica promovido por el mismo Frente. Se trata de una serie de puntos para mejorar la convivencia entre iraques, que van desde la exigencia de reconstruir las fuerzas de seguridad del Estado, sobre la base de criterios profesionales y no sectarios (lo que implica un reconocimiento explcito de la sectarizacin de la actual polica y del ejrcito iraques), a la peticin de retorno de los refugiados iraques. Este documento viene a cumplir con lo que se est convirtiendo en una costumbre del proceso poltico iraqu, es decir, aprobar acuerdos vitales con notas a pie de pgina para su futura reforma. De estos, el caso ms palmario es la actual Constitucin iraqu, refrendada el pasado 15 de octubre de 2005, la cual se aprob con el acuerdo de reformar alguno de sus artculos en los cuatro meses posteriores. A da de hoy, no se ha hecho ninguna modificacin. Ni tan siquiera la bulliciosa oposicin sadrista, a la que se le exige que se retire del proceso poltico y cumpla su tantas veces anunciada incorporacin a la resistencia contra la ocupacin, se libra de estos ataques: [...] No es posible rechazar con una mano el acuerdo, asegurando que se trata de un complot contra Iraq y su pueblo, mientras que con la otra se aferran al proceso poltico con la excusa de intentar desactivarlo[10].

DETALLES DEL ACUERDO

El Acuerdo de Retirada de las Fuerzas de Estados Unidos de Iraq [SAFO, en sus siglas en ingls] no es tal. La tan proclamada fecha de retirada total de todo el territorio iraqu (31 de diciembre de 2011) [11] no es ms que otra fecha en el camino de la ocupacin, pues el mismo acuerdo se preocupa de indicar la va para su renovacin en el ltimo artculo (art.30, apartado 2): El Acuerdo ser modificado solo mediante el compromiso oficial de las partes respetando los procedimientos constitucionales de ambos pases. Ms importante an, es el hecho de que este acuerdo est enmarcado en el Acuerdo para el Marco Estratgico para una Relacin de Amistad y Cooperacin entre los Estados Unidos de Amrica y la Repblica de Iraq, acuerdo ms amplio firmado el mismo da, el cual no ha sido discutido, ni siquiera publicado en rabe y que marca no slo los puntos vitales en las relaciones militares, sino tambin en las econmicas, culturales o sanitarias. En la seccin I, apartado 3 de este acuerdo se estipula que La presencia temporal de las fuerzas de Estados Unidos en Iraq es fruto de la peticin y la invitacin del soberano gobierno de Iraq y respeta completamente la soberana de Iraq [12], lo que deja la puerta abierta a cualquier nueva invitacin de Iraq a la presencia de tropas estadounidenses en su territorio.

A este respecto, Nizar Samarrai asegura que [...] EEUU se quedar en sus bases permanentes incluso despus de 2011. Ali Debbag, portavoz del gobierno iraqu, ya ha declarado que: [...] despus del 31 diciembre de 2011 el gobierno iraqu podr pedir la renovacin del acuerdo o que se firme uno nuevo para que las fuerzas estadounidenses permanezcan en Iraq. Las tropas estadounidenses no son una asociacin benfica ni una organizacin humanitaria, como la Media Luna Roja, sino una fuerza que tiene sus propios intereses. Independientemente de quin gobierne en la Casa Blanca, hay un establishment que vela por sus intereses en todo el mundo [13].

La eleccin de Barack Obama tampoco parece que vaya a cambiar sustancialmente la estrategia militar en Iraq, a pesar de su promesa de retirada de las tropas en 16 meses. Durante la campaa electoral, su vicepresidente ya habl de la posibilidad de revisar esta promesa por problemas logsticos. La permanencia del actual secretario de Defensa, Robert Gatesen su cargo durante un ao ms, as lo corrobora.

La retirada de las tropas estadounidenses de las ciudades y aldeas iraques a sus bases (supuestamente, y como muy tarde, el 30 de junio de 2009) tampoco est clara, pues todava hay cinco provincias Nnive, Tamim, Saladino, Diala y Bagdad donde la seguridad est bajo control estadounidense y las autoridades de EEUU podran considerar que las fuerzas de seguridad iraques no estn en condiciones de hacerse con el control de estas zonas.

Otro de los avances de este acuerdo que se estn publicitando como un gran logro es el final de la impunidad de las tropas y contratistas estadounidenses desplazados en Iraq. El Sindicato de Abogados Iraques ha emitido un comunicado, que ha hecho llegar a la CEOSI, en el que analizan el artculo 12 del citado acuerdo y ponen el nfasis en que: [...] Est muy claro que los efectos de este artculo sobre la jurisdiccin iraqu, una parte fundamental de la soberana de Iraq, queda en suspenso porque excluye cualquier crimen cometido en acto de servicio, los cuales ser juzgado por las autoridades estadounidenses (apartados 1 y 3) [14]. En el apartado 5 del mismo artculo, se obliga a que en caso de que cualquier miembro de las fuerzas estadounidenses, ya sea civil o militar, sea [...] arrestado o detenido por las autoridades iraques, stas deben notificarlo inmediatamente a las fuerzas de los EEUU y [los detenidos] entregados a las mismas en un periodo mximo de 24 horas desde su arresto. Cuando los crmenes sean susceptibles de ser juzgados por la jurisdiccin iraqu (slo aquellos que hayan sido cometidos fuera de las bases y no en acto de servicio), [...] la custodia [...] ser responsabilidad de las autoridades de las fuerzas de EEUU, que deberan asegurar que estas personas estn disponibles ante las autoridades iraques para la investigacin y el juicio, lo que sigue manteniendo, de facto, la actual situacin de impunidad pues las entradas y salidas de Iraq, tanto de material como de personal estadounidense no estarn controladas por las autoridades iraques. Adems, en caso de que se llegue a juzgar en Iraq a un soldado estadounidense deber serlo [...] segn los estndares y garantas establecidas en las leyes estadounidenses e iraques. El comit mixto deber establecer los procedimientos y mecanismos para implementar este artculo (apartado 8).

Para el Sindicato de Abogados Iraques el hecho de que cuando un tribunal iraqu juzgue a un estadounidense deba aplicarle la ley estadounidense adems de la iraqu, segn determine el comit mixto, constituye una violacin del artculo 6 de la ley de detencin preventiva n 111 del ao 1969 relativa a la jurisdiccin local, la cual establece con claridad que: [...] se debe aplicar la ley iraqu y la jurisdiccin iraqu a los crmenes cometidos en suelo iraqu [15].

Polmica por las versiones en rabe y en ingls.

Durante la etapa de tramitacin y votacin del acuerdo en el Parlamento iraqu se especul mucho sobre las razones que llevaron a Estados Unidos a ocultar el texto original en ingls. Segn tres altos responsables estadounidenses, citados por McClatchy Newspapers, el documento era confidencial pero no estaba clasificado [16]. Finalmente, las dos versiones oficiales se han dado a conocer y las dudas sembradas se han demostrado ciertas. A modo de ejemplo se menciona el artculo 24, apartado 1. La versin rabe es categrica: Todas las tropas estadounidenses debern retirarse del territorio iraqu antes del 31 de diciembre de 2011, mientras que la versin inglesa usa la frmula shall, que segn los autores del artculo tiene un matiz menos imperativo y que podra traducirse por Todas las tropas estadounidenses deberan retirarse del territorio iraqu antes del 31 de diciembre de 2011. De hecho, la versin inglesa del acuerdo est redactada con esta partcula que indica posibilidad no obligacin y que ha sido traducida al rabe como imperativo. Otro ejemplo lo aporta un teletipo de la agencia AFP, reproducido por Tatib.net, en el que la interpretacin del acuerdo que los responsables estadounidenses piensan defender es distinta a la que se plasma en la versin rabe. Se trata del artculo 4 , que parece que obliga a las tropas estadounidenses a avisar y a coordinarse con las tropas iraques antes de llevar a cabo una misin militar. Segn responsables estadounidenses , citados por dicha agencia , [...] El gobierno de EEUU no piensa interpretar este apartado como si tuviese que dar informacin detallada de ninguna operacin militar [17]. La razn que se esgrime es clara y palpable: Las tropas de seguridad iraques estn infiltradas de resistentes y son de poca confianza, sobre todo porque estn formadas por milicias sectarias dependientes de Irn, lo cual pondra en peligro a los soldados estadounidenses ante cualquier operacin sorpresa: [...] anunciar con antelacin a los iraques una accin significara enviarles una invitacin para que preparasen una emboscada asegura el mismo responsable [18].

Iraq tras el 1 de enero de 2009

En el contexto general nada cambiar para los iraques, quienes seguirn sufriendo la brutal ocupacin por parte de las tropas estadounidenses [19], cuya misin segn el nuevo acuerdo ser mantener la seguridad y estabilidad en Iraq (artculo 4, apartado 1) garantizndoseles el derecho a la defensa propia (art.4 apartado 5). Estas tropas seguirn apuntaladas por un nmero desconocido de mercenarios y por unas fuerzas de seguridad iraques, formadas sobre bases confesionales, que persiguen sus propios objetivos, convergentes en muchos casos con los de los ocupantes. Iraq seguir gobernada por el tercer ejecutivo ms corrupto del mundo, confinado en la Zona Verde debido a la presin de la resistencia y a su falta de popularidad; un gobierno que debe fidelidad a Irn y a sus intereses particulares.

Es en los detalles donde cambiarn las cosas. EEUU ya no tendr que acudir anualmente al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para ampliar su misin en Iraq, puesto que tras el acuerdo asegura su presencia all es fruto de la voluntad iraqu. La retirada de sus tropas a las bases har que sean menos vulnerables (al estar menos expuestas), mxime cuando su presencia en las calles iraques no sirvi para reducir los ataques de la resistencia contra ellos ni para frenar los asesinatos sectarios. EEUU ha tenido que contratar mercenarios iraques (los llamados Consejos de Al Sahua o del Despertar) y convertir los barrios de las ciudades en crceles comunales que dividen a la poblacin por confesiones mediante el mismo sistema de muros que se levantan en Cisjordania (declarados ilegales por el Tribunal de La Haya), con el fin de disminuir significativamente los ataques. No obstante, la resistencia ya ha anunciado que se ha adaptado a la nueva tctica de Washington y ha incrementado el nmero de ataques contra las bases estadounidenses [20].

Sin embargo, la inestabilidad seguir siendo la tnica general en la vida diaria de los iraques. La cifra de civiles iraques muertos por actos violentos se calcula ya en ms de un milln trescientos mil iraques desde el inicio de la ocupacin sigue siendo elevadsima a pesar de la inclaustracin en la que viven: 340 muertos en noviembre y 278 en octubre [21]. Las previsiones no parecen muy halageas con el horizonte de las decisivas elecciones municipales y provinciales del 30 de enero de 2009. Segn prev el sheij Harez al-Dari, secretario general de la Asociacin de Ulemas Musulmanes, estas elecciones podran significar un paso ms en la desmembracin de Iraq, debido a que es probable que los nuevos consejos provinciales reclamen una mayor autonoma, e incluso el diseo de nuevas fronteras provinciales, como ya se est pidiendo en Basora y en la zona limtrofe del Kurdistn iraqu, acercndose, as, hacia el objetivo iran, que no es otro que el lograr una zona bajo su dominio en el sur de Iraq [22]. Ante esta posibilidad, la revista Al Mushahid al Siyasi [23] asegura que Estados Unidos se autoproclamar guardin de la unidad iraqu para alargar su presencia en Iraq indefinidamente.

Frente a este proyecto sectario, la resistencia iraqu ha reiterado su compromiso con la lucha por la liberacin de la nacin iraqu del yugo al que los ocupantes estadounidenses y sus colaboradores la tienen sometida, y han recordado, asimismo, que los terroristas que entraron con los ocupantes Al Qaeda y las milicias proiranes saldrn con ellos.

Notas de IraqSolidaridad:

1 . http://daccessdds.un.org/doc/UNDOC/GEN/N07/650/75/PDF/N0765075.pdf?OpenElement

 

2. http://www.whitehouse.gov/news/releases/2007/11/20071126-11.html

3. Entrevista personal realizada por el autor, 23 de noviembre de 2008.

4. Comunicado sobre la aprobacin del acuerdo de seguridad en el Congreso de los Diputados. Consejo Poltico de la Resistencia Iraqu, 27de noviembre de 2008, disponible en: http://pciraq.org/index.php?option=com_content&task=view&id=55&Itemid=26

5. Carta abierta al orgulloso pueblo iraqu sobre el acuerdo de seguridad Asociacin de Ulemas Musulmanes de Iraq, 22 de noviembre de 2008, disponible en: http://www.iraq-amsi.org/news.php?action=view&id=

30176&a1a1eed3ba8209e73e065ec219e4cfe7 Vase tambin: El secretario general del Grupo de Ulemas e Intelectuales de Iraq anuncia la creacin de una alianza nacional contra el acuerdo de seguridad, Al Quds al Arabi, 2 de diciembre de 2008.

6. Entrevista personal realizada por el autor, 24 de noviembre de 2008.

7. Bagdad: detrs del acuerdo de seguridad hay un "pacto" kurdo-chi-sunn, Al Hayat, 1 de diciembre de 2008, traducido por Boletn de Prensa rabe (www.boletin.org): Disponible en rabe en: http://www.daralhayat.com/arab_news/levant_news/11-2008/Item-20081130-eefddf14

-c0a8-10ed-0074-2397cf822bcd/story.html

8. Comunicado n 594 de la Asociacin de Ulemas Musulmanes de Iraq, 28 de noviembre de 2008, disponible en: http://www.iraq-amsi.org/news.php?action=view&id=

30361&22f488ea02739254ad712d60b3f34183

9. Declaraciones recogidas en Al Quds al Arabi, 1 de diciembre de 2008, traducido por Boletn de Prensa rabe (www.boletin.org)

10. Comunicado n 594 de la Asociacin de Ulemas Musulmanes de Iraq, 28 de noviembre de 2008. http://www.iraq-amsi.org/news.php?action=view&id=

30361&22f488ea02739254ad712d60b3f34183. Vase tambin: El bloque Al Sder amenaza con sumarse a la resistencia Al Quds al Arabi 1 de diciembre de 2008, traducido por Boletn de Prensa rabe (www.boletin.org),

11. Artculo 24, apartado 1. Texto oficial en ingls: http://www.whitehouse.gov/infocus/iraq/SE_SOFA.pdf

12. http://www.whitehouse.gov/infocus/iraq/SE_SFA.pdf

13. Entrevista personal realizada el 23.11.08

14. Comunicado del Sindicato de Abogados Iraques. Comentarios de principios sobre los aspectos legales del acuerdo de seguridad entre Iraq y EEUU. (En rabe), 25 de noviembre de 2008.

15. Idem.

16. http://www.mcclatchydc.com/227/story/56474.html

17. http://www.tatib.net/popupwnd.aspx?FID=data/GEN_NEWS081126-

160649.mht&Id=afe443d4-bdcd-4806-bc65-d66d3ab22783

 

  18. En las ltimas dos semanas, cuatro soldados estadounidenses han muerto y ocho han resultado heridos en dos acciones distintas protagonizadas por soldados iraques. The New York Times, 26 de noviembre de 2008, disponible en: http://www.nytimes.com/2008/11/26/world/middleeast/26mosul.html Segn el comunicado n 593 de la Asociacin de Ulemas Musulmanes, con fecha 26 de noviembre de 2008, el ataque llevado a cabo en Baach, cerca de la frontera siria, tuvo como balance al menos cinco muertos estadounidenses, uno de ellos un oficial. http://www.iraq-amsi.org/news.php?action=view&id=

30320&f11c883486213a5f3dbafbf3a076a5bf

19. Amnista Internacional [AI] ha mostrado su preocupacin por la suerte de los 16.000 presos iraques que actualmente estn bajo custodia de las tropas estadounidenses y que pasarn a ser responsabilidad de las fuerzas iraques. Estos prisioneros, [...] se enfrentan al riesgo de ser torturados e incluso ejecutados. Con este comentario se da a entender que AI no ha recibido ninguno de los cientos de testimonios de torturas en las crceles estadounidenses en Iraq. http://www.amnesty.org/en/news-and-updates/news/security-agreement-

puts-16000-iraqi-detainees-risk-torture-20081128

20. Abu Mohamed, portavoz poltico del Frente Yihad y Liberacin, afirma: [...] Bombardeos constantes contra las posiciones estadounidenses, [] Antes, las patrullas estadounidenses eran objetivo pero ahora que se estn retirando a las bases, la resistencia ha adoptado la tctica de bombardear las bases; en los ltimos meses han atacado aviones derribando ms de uno. Entrevista personal, 24 de noviembre de 2008. El da 29 de noviembre de 2008, el Ejrcito Islmico en Iraq, uno de los principales grupos de la resistencia, da cuenta de seis operaciones contra los ocupantes (http://www.iaisite.org/), de las cuales tres son bombardeos a bases estadounidenses.

21. http://www.uruknet.de/?s1=1&p=49242&s2=02

22. Entrevista personal en Amn, 23 de septiembre de 2008.

2 3. Al Mushahid al Siyasi, 30 de noviembre de 2008, traducido por Boletn de Prensa rabe (www.boletin.org)

http://www.iraqsolidaridad.org/2008/docs/05_12_acuerdo.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter