Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-12-2008

Una reflexin poltico-cultural sobre la crisis

Joaqun Miras
Espai Marx


Fue muy interesante el debate que introdujo al final de la reunin [Josep] Bel, y deseo seguir un poco. Para situar a los que no pudieron estar. Josep contaba de las posiciones de los distintos grupos polticos, de las consignas-vanguardia que se planteaban, los recelos entre ellos, las convocatorias que han estado lanzando sin que apenas tengan repercusin. Creo que todos esos grupos son los restos del naufragio, que han seguido vivos hasta ahora porque no haba surgido nada nuevo, ninguna condicin nueva haba aparecido, y que tiene los mismos vicios autoritarios, los mismos sectarismos, el mismo desprecio hacia la mayora de la gente y sus opiniones que las fuerzas polticas triunfante. Todos se han basado en la misma teora de elites, y creen ser cada uno y por su parte, la sal de la tierra, pero es la gente, en todo caso la que extiende el documento acreditativo de ser tal cosa y no el secretario general. Y la gente ya ha emitido su veredicto: ni caso. Claro, la gente est enajenada

Pero creo que ahora han cambiado muchas cosas, estamos ante el inicio de un proceso que va a ser largusimo, muy largo, no sabemos cun largo sea, pero mucho y que una vez termine, difcilmente nada vaya a ser como ahora es, y que por tanto, las cosas que podan ser sensatas de hacer hace un ao, aunque fuese para no aburrirse, ya no tiene sentido

Me refiero a la crisis y me estoy metiendo mucho en poltica. Normalmente siempre me ha costado tratar directamente de poltica. No soy nada lcido al respecto. Pero s creo que ahora estamos de verdad y de lleno, en una crisis Yo nunca haba credo en esto de la crisis, al menos desde la universidad y las primeras lecturas marxistas. Como hablbamos Alejandro y yo durante el viaje de vuelta. Recuerdo que dej de creer que eso de las teoras de las crisis fuera algo sensato de tener en cuenta en 1973 porque, se dijo, aquella era una crisis de pelotas y nada; recordis, el petrleo, la OPEP, el dlar flotante fin de Breton Woods- y la doctrina que se elabor fue: que el estado capitalista tena recursos financieros para evitar los daos de la crisis. Y bueno, tras el 73, en las dcadas siguientes las casas se llenaron de nuevos cachivaches, las calles de coches cada vez ms potentes, las tierras de autopistas, los cielos de charters y se generaliz, no ya las vacaciones sino el irse a Cancn y esas cosas. Para m la crisis deba ser algo que explicase las condiciones de posibilidad de un ciclo revolucionario, y cuando qued convertida en esos speros debates entre economistas marxistas que discutan con calor mientras metan el picatoste en la taza de chocolate, dej de parecerme til. As que yo, eso de los ciclos, bueno, me pareca lo de los adventistas del sptimo da en un mundo con semanas de seis das. S que las cosas iban mejor y peor etc, pero la crisis no deba ser una teora sobre la cuenta de resultados y el comercio mundial, sino una teora para la poltica. Por lo dems descubr que Marx no era un economista sino un revolucionario y que la teora del valor trabajo sirve para denunciar que la riqueza de los magnates es sustancia humana reventada, pero que no sirve ni lo pretenda- para calcular el precio de unos calcetines y que ese libro que se titula precisamente crtica de la economa, poda ser considerado con ms sensatez una ontologa crtico filosfica sobre del ser humano y sus destinos bajo el capitalismo que un manual de eso que se llama economa en cualquier faculta

Pero ahora s hay una crisis econmica. Y, me puedo equivocar como un burro, pero esto va a ser muy largo, muy duro, terrible, y cuando termine, nada ser como antes. Por primera vez me atrevo a escribir algo que no creo haber escrito nunca al menos desde que dej la universidad-: condiciones objetivas. Han cambiado las condiciones objetivas. Cosas que podan ser sensatas hace un ao ya no lo son. No es sensato aguantar las fugas consignistas de las mini vanguardias que son restos de una izquierda inexistente, conservados gracias al formol de que no haba nada nuevo. Todo eso es pasado, y si surge lo nuevo, le toca morir Ni es sensato buscar arrimos ni amistades entre los institucionales.

Hay que tener paciencia, y ahora, creo, paciencia significa paciencia, no hay que joderse no se puede hacer otra cosa, as que matemos el tiempo. Porque en el prximo largo periodo de crisis, a medida que la gente se vaya convenciendo de que los gobiernos no pueden sacarlos de la crisis y que esta crece comenzar la movilizacin de la gente. Y la crisis va a durar mucho la clase dominante ni tan siquiera sabe cmo salir de ella. No tienen alternativa. Probablemente porque esta pase por un feroz ajuste de cuentas en el ncleo del capital financiero, en que una gran parte sera destruido eso era lo que ocurra como salida de crisis- pero ahora todo sea un intento de evitar eso con el dinero de los pobres. Pero eso no es salida. Y eso repercute en la economa productiva, etc. Pero si no hay un proyecto de salida elaborado por ellos, que por duro que sea y por mucho que cargue las cuentas a otros- sea una salida, ellos no estn en condiciones de restablecer la situacin de hegemona. hegemona: el rico me explota, me saca las entretelas, pero al menos se puede ir viviendo y se vive mejor, incluso, que antes. La gente poco a poco ir haciendo la experiencia de que no se puede vivir, de que sus expectativas de ahora hace 20 meses ya no sern.

No es ahora el momento de perder la paciencia. Porque la gente se ir incorporando a la movilizacin. Todos tendremos que aprender. La gente, aprender que esta situacin es gravsima y su vida luego ya no ser la misma. Nosotros, los que queramos ser tiles a la gente y ayudar a que se estabilicen organizaciones tambin. Las consignas y propuestas de accin poltica buenas en cada momento van a ser no las ms fantasiosas y audaces sino las que conecten en cada momento con la experiencia de la gente, con su percepcin y con su grado de organizacin Comentbamos que el NEW DEAL fue una consigna acertada porque era la que la mayora de la sociedad popular de los EEUU, con el mayor movimiento obrero organizado de la historia a su cabeza sinti como suya. Se podan haber extrado del catlogo de alternativas otras, y hubo quienes los hicieron, y solo incordiaron. Lo mismo la ruptura democrtica. Se podan haber pensado otras ms audaces y en abstracto, la consigna de Ruptura era moderadapero era la que era sentida como vlida por el sector que se movilizaba, como la posible para sus fuerzas lo mismo la idea de Repblica en 1931, como tantas veces nos ha recordado Joan, frente a los vivas a los soviets de nuestros abuelos del PCE

Tratar de que hagamos debates sobre posibilidades alternativas, sobre posibles proyectos, etc. favorecer el grosor cultural de ideas, el bagaje cultural de ideas que en su momento puedan entrar en el nuevo movimiento es, por ahora sigue siendo- la tarea, y luego, en la medida en que la gente se organice, estar y formar parte de la percha que verdaderamente ayuda a que la gente se organice, y que ayuda a sintetizar sus ideas sus experiencias, sus deseos. Garantizar que las nuevas experiencias puedan ser reflexionadas con el mejor legado intelectual que seamos capaces de incorporarle a lo que nazca organicidad, s, vanguardismo, no- El programa de lo que nazca deber ser, ser, consecuencia de lo que la gente vaya pensando, sintiendo, experimentando. De los xitos que el movimiento experimente nunca de sus derrotas: nada sale del cuanto peor mejor-. De la capacidad e inteligencia que tengamos de aprovechar la debilidad del enemigo y la fuerza propia, de la capacidad de no cometer errores, de no dejarnos poner a tiro de su todava gigantesco poder

Si se produce lo que pienso que va a ocurrir, el panorama poltico cambiar radicalmente. Porque en la medida que tenga xito lo que nazca, si bien no creo que seamos capaces de derrotar al capitalismo, s al menos caern los actuales regmenes polticos , el proyecto Europa de las burocracias oligrquicas, el sistema de partidos polticos turnantes. Todo ese entramado canalla neoliberal que nos domina, desde Trichet y Barroso a Zapatero. Se abrir paso una nueva democraciala ciudadana existir, la gente se habr constituido en ciudadana soberana, pues eso es el nombre que recibe una gente que delibera y se moviliza. De fracasar esto, se producir una terrible involucin. El fracaso vendr como consecuencia de la violencia represora que las fuerzas institucionales ejercern, ya comienzan a ejercer. Bel contaba persecuciones de dirigentes sindicales de una dureza nueva, CCOO instrumento de desmovilizacin activa etc., a cara de perro. Bel dijo en dos ocasiones: habr muertos nuestros, claro-. Ellos saben mejor que nosotros que el ciclo que la poca nueva va a ser muy dura y estn, creo, tratando de segar a ras todo lo que hay y desde ya, para evitar la existencia de instrumentos organizativos. El triunfo de esas polticas reaccionarias, en caso de que tengan xito, habr transformado a las fuerzas que las apliquen en algo siniestro, los habr "reaccionarizado" y corrompido en grado extremo, ya no sern mafias, sino fuerzas represoras

Una primera cosa que s veo clara. El sindicalismo que se ha mantenido independiente va a tener una importancia capital, capital, en la nueva etapa. Tambin va a ver y sentir cmo lo intentan crujir. Van a darse las condiciones de que el proyecto de COBAS, de crear una gran central tenga condiciones objetivas. No s si en el 9 o en el 12porquen siempre he sido muy incapaz de esas cosas, pero s creo que esto va para muy largo y muy duro.

Creo que habr que aprender a recuperar discurso poltico, ciudadana republicanismo, forma nueva de pensar el estado y las forma de relacin con el estado. Nuevas formas de relacin entre las gentes y los instrumentos polticos

Pero nuestro proyecto es , y hay condiciones objetivas, hacer que a medida se genera la crisis social, como consecuencia de la econmica, cuaje una Linke. Podemos ser ms exigentes que un simple partido res publicano de ciudadanos, y dejar de lado el partido anticapitalista.Contaba Alejandro que Pere Sol, estaba en contra del proyecto de privatizacin de la universidad que se oculta bajo lo de Bolonia. Universidad pblica, universidad que haga ciencia fundamental ese hombre ha debido de estar en CUI pues hoy es objetivamente, por ser antiliberal, un antisistema en el sentido verdadero de la palabra, no en el sentido de los cuatro violentos tirapiedras pirados que llevan pantalones pitillo- : la Linke

La Linke cuaja en Alemania como consecuencia de unas extraordinarias condiciones que se producen en Alemania tras el 89, la exclusin y persecucin de sectores populares que quedan fuera del rgimen, la pobreza econmica, la prdida de asistencias sociales, de puestos de trabajo, el maltrato y el desprecio. etc cataclismo nacional que se parece bastante probablemente en reducido- al que hoy se nos echa encima. Esas condiciones son las que hacen que una persona que sea de veras socialdemcrata est fuera del sistema. Que una persona que est por la polticas pblicas para el pueblo, que una persona que no acepte el liberalismo, est fuera del sistema. La Linke, fuerza de izquierda que adems trate de vertebrar en su entorno a la mayora de las clases populares machacadas por una crisis generada por el neoliberalismo y de laque se quiere salir con programas liberales. Se trata de tener claro quin es el enemigo, el neoliberalismo del gran capital, y que los dems son aliados, son pueblo. Es la idea de los frentes popularesy del PSUC, partido frente, alianza popular con un programa, batir la dictadura. No batirla es lo que lo destruye, Partido que se construye y nace cuando las condiciones objetivas posibilitan, obligan a que socialdemcratas y comunistas coincidan en un programa. Si se consigue liquidar al enemigo combatido, la correlacin de fuerzas nueva Hoy creo, se darn las condiciones objetivas para que se tengan que unir fuerzas comunistas socialistas y socialdemcratas verdaderas, y otras democrticas que son tambin de izquierdas, defensoras de la pequea propiedad y otras que son empresariales, en un programa de movilizacin. De MOVILIZACIN, de defensa de derechos democrticos Todo eso est por verse, desde luego, pero lo que s estoy convencido que vamos a ver y vivir y nos va a `pasar por nuestras costillas es una larga dursima crisis econmica.

Cuando uno escribe sobre cosas as, la tentacin es guardar el borrados y mejorarlo. Pero eso es querer hacer fuertes los argumentos a base de reescritura y retrica. Prefiero enviar as el texto y que sirva para debatir entre nosotros.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter