Portada :: Europa :: Revuelta en Grecia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-12-2008

Se repiten los disturbios en Grecia tras el entierro de Grigoropoulos

Gara

Las llamadas a la calma realizadas por el Gobierno griego no impidieron ayer que manifestaciones, destrozos y enfrentamientos con la Polica se avivaran tras el entierro del adolescente muerto el sbado por un disparo policial. Ms de cinco mil personas se reunieron a las afueras de Atenas para asistir al funeral. Las autoridades calificaron de catastrfico el balance de los daos materiales, mientras la oposicin pidi la dimisin del Gobierno y elecciones anticipadas.


Una nueva batalla campal sacudi ayer los suburbios de Atenas despus del entierro de Alexandros Grigoropoulos, el joven de 15 aos muerto el sbado por un disparo policial, cuyo fallecimiento ha desencadenado una ola de violencia que se agrava con el paso de las horas y que ha sumido al pas en una profunda crisis que da a da adquiere un cariz ms poltico.

La Polica volvi a utilizar gases lacrimgenos para dispersar a grupos de jvenes que causaron destrozos en comercios y vehculos y reprimi con dureza a los manifestantes que protestaban por la muerte Grigoropoulos.

Nadie tiene derecho a utilizar este suceso trgico como una excusa para las acciones de violencia contra ciudadanos inocentes, sus bienes, contra la Polica y la democracia, seal el primer ministro conservador, Costas Caramanlis, tras reunirse con el presidente, Karolos Papulias, y celebrar dos reuniones extraordinarias de su Gabinete.

Las autoridades volvieron a recalcar que no tolerarn el vandalismo y la violencia, al dar c conocer que durante la jornada de ayer fueron arrestadas decenas de personas. Los detenidos desde el sbado superan ya los doscientos.

Caramanlis pidi la unidad poltica para restar credibilidad a los violentos, cuyo aislamiento solicit. Giorgios Papandreu, lder de la oposicin mayoritaria del Movimiento Socialista Panhelnico (PASOK) le respondi que el pueblo ha perdido la confianza en el Gobierno, por lo que pidi su dimisin y la convocatoria de elecciones anticipadas.

Las primeras reacciones a la muerte de Grigoropoulos en el barrio ateniense de Exarhia las protagonizaron grupos de jvenes anarquistas, pero el suceso ha catalizado, segn diversos analistas, el descontento existente en Grecia por la crisis econmica y las anunciadas reformas, los escndalos de corrup- cin en el seno del Ejecutivo y el malestar de muchos jvenes abocados a un empleo precario o directamente al desempleo, cuya tasa en Grecia (22,9%) es la ms alta de la UE.

La tranquilidad con la que amaneci ayer Grecia tras una nueva noche de enfrentamientos, destruccin y saqueos en tiendas del centro de Atenas y otras ciudades fue desapareciendo con el paso de las horas.

Miles de estudiantes se unieron ayer a las manifestaciones de protesta por la muerte de su compaero, inundando las principales avenidas de la capital.

Al trmino de la marcha se produjeron enfrentamientos entre unos 300 manifestantes y policas antidisturbios a las puertas del Parlamento. Un grupo de personas destroz varios escaparates con piedras y caus daos en vehculos. Testigos relataron que durante los choques varios policas dispararon muchas veces al aire con sus pistolas reglamentarias.

Entierro

En las afueras de Atenas, en el cementerio de Nea Smirni, ms de cinco mil personas vestidas de luto acudieron al funeral de Grigoropoulos. Los asistentes corearon consignas contra la Polica y aplaudieron el paso del fretro blanco cubierto de flores. Fuera del cementerio, policas antidisturbios cargaron con gas lacrimgeno contra un grupo de manifestantes que respondi lanzando piedras y artefactos incendiarios.

Durante todo el da, cientos de atenienses inundaron la esquina de la capital en la que falleci el adolescente para dejar mensajes, flores y velas, mientras los enfrentamientos se extendan de nuevo por toda Grecia y se volvieron a reproducir en el puerto de Tesalnica, Patras, las islas de Creta y Corf y las localidades de Ioannina y Alexandroupolis.

Autoridades y comerciantes calificaron ayer de catastrfico el balance de daos materiales de los ltimos cuatro das de disturbios en Grecia. Los daos son incalculables, aseguraron. Cientos de edificios han sido incendiados o han sufrido destrozos y ms de medio centenar de personas han resultado heridas.

Algunas cadenas de televisin mostraron la desproporcin de las cargas policiales contra los estudiantes, mientras se censur que la incompetencia de la Polica, queraramente intervino para poner fin a los actos de vandalismo protagonizados por grupos de personas al margen de las manifestaciones de protesta, limitndose a lanzar gases lacrimgenos. Como consecuencia de ellos, una treintena de personas ha tenido que ser hospitalizada con sntomas de intoxicacin.

De arriba a abajo

Por otro lado, la autopsia realizada al cuerpo del joven fallecido por un disparo realizado por un polica ha revelado que la bala entr de arriba a abajo en su corazn para terminar alojndose en la dcima vrtebra torcica, segn inform el diario Ta nea.

El resultado del anlisis forense desmiente la versin policial, que aseguraba que la bala rebot en el asfalto e hiri por accidente al joven.

El autor del tiro mortal, que mantiene haber disparado al aire, se encuentra detenido acusado de homicidio, aunque varios testigos afirman que dispar contra el menor.

AI denuncia el uso desproporcionado de la fuerza por la Polica

Amnista Internacional (AI) pidi ayer a las autoridades griegas un compromiso claro para poner fin al uso ilegal y desproporcionado de la fuerza de la Polica para contener las manifestaciones ciudadanas.

Imgenes en los medios internacionales y declaraciones de testigos a AI demuestran que la Polica ha golpeado y maltratado a manifestantes pacficos, seal su portavoz para Europa y Asia Central, Nicola Duckworth.

Miembros de AI en Grecia -dos de los cuales fueron apaleados por agentes, segn la ONG- afirman que la Polica reparte golpes de forma indiscriminada sin perseguir a los verdaderos causantes de la violencia.

Por eso, recuerda el deber de la Polica de vigilar las manifestaciones segn los estndares mnimos recogidos en la legislacin internacional. Reconoce la dificultad de los agentes, pero apunta que las autoridades griegas tienen la responsabilidad y el deber, bajo la legislacin internacional, de garantizar la seguridad tanto de la gente como de la propiedad.

Tambin solicita una investigacin exhaustiva, independiente e imparcial sobre las circunstancias de la muerte de Grigoropoulos, ya que los testimonios son contradictorios. Aade que su muerte y el aparente uso desproporcionado de la fuerza en la vigilancia de las manifestaciones sigue una distintiva pauta de graves violaciones de los derechos humanos por parte de la Polica. Duckworth indic que esas violaciones incluyen el uso de la fuerza, la tortura y otros maltratos, y el mal uso de armas de fuego y la impunidad.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter