Portada :: Cultura :: Leer
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-12-2008

Fredric Jameson, Terry Eagleton, Daniel Bensad, Etienne Balibar, Alex Callinicos, Domenico Losurdo, Stathis Kouvelakis y Slavoj iek defienden la obra de Lenin
Por qu leer a Lenin hoy?

Paul Le Blanc
Socialist Worker

Traducido para Rebelin por ngel Ferrero


El aclamado historiador marxista Paul Le Blanc explica por qu las ideas polticas de Lenin son de vital importancia para cualquiera que quiera comprender el sistema capitalista y luchar contra l.

Hace unos 40 aos, un familiar mo, ya bastante mayor, me dio una panfleto de 1925. Bajo el ttulo de LENIN VIVE!, nos peda que acudiramos en masa al Madison Square Garden de Nueva York para asistir un acontecimiento que durara toda la tarde del domingo. El programa inclua un coro de 400 voces, una orquesta sinfnica de 100 instrumentos y los discursos de cuatro de los principales dirigentes comunistas de los EE.UU. Todo ello por una entrada de 50 cntimos, una suma de dinero significativa para un obrero de aquella poca. Pero miles de obreros acudan a este tipo de mtines. El revolucionario ruso Vladimir Lenin y su partido bolchevique eran vistos en todas partes como los poseedores de la respuesta a la miseria que el capitalismo haba creado.

Pero Lenin vivi y muri hace mucho tiempo. Por qu deberamos de ocuparnos de l nosotros, que vivimos en un mundo muy diferente?

Una respuesta rpida incluye el hecho de que la pobreza, la opresin, la explotacin, el imperialismo, la violencia militar y las desigualdades de riqueza y poder siguen siendo un problema en nuestro mundo. Y todas ellas forman parte del capitalismo que Lenin analiz y combati enrgicamente.

Por supuesto, eso no significa que Lenin tuviera la razn en todo. Pero sugiere que muchas de sus ideas podran tener importancia para aquellos que hoy tratan de desarrollar una comprensin de nuestra historia.

A pesar de ello, mucha gente de izquierdas se muestra de acuerdo con aquellos liberales que, citando a notorios conservadores, nos aseguran que Lenin y su perspectiva comunista y revolucionaria eran inhumanos y autoritarios. Existe, sin embargo, una cantidad cada vez mayor de trabajos acadmicos, creativos e intelectuales que desafan esa nocin.

Un ejemplo reciente es un libro de ensayos titulado Lenin Reloaded, en el cual una impresionante lista de intelectuales del siglo XXI [Kevin B. Anderson, Alain Badiou, Etienne Balibar, Daniel Bensad, Sebastian Budgen, Alex Callinicos, Terry Eagleton, Fredric Jameson, Stathis Kouvelakis, Georges Labica, Sylvain Lazarus, Jean-Jacques Lecercle, Lars T. Lih, Domenico Losurdo, Savas Michael-Matsas, Antonio Negri, Alan Shandro y Slavoj iek] argumentan a favor de lo que aquel viejo panfleto deca: que LENIN VIVE!

Escritos

En ese libro, el crtico marxista estadounidense Fredric Jameson describe los formidables escritos de Lenin como procedentes de un hombre que no es consciente de su muerte, de alguien que

No se da cuenta de que el inmenso experimento social que, sin la ayuda de nadie, ha creado (lo que llamamos comunismo sovitico) ha perecido. [Alguien que] permanece lleno de energa, aunque est muerto. Toda la difamacin a costa suyo -que fue el creador del terror estalinista, que tena una personalidad agresiva y llena de odio-, ninguno de esos insultos ha conseguido darle muerte, incluso una segunda muerte... Cmo es posible? Cmo ha sido posible que an pueda creer que vive?

Esta inquietud intelectual y acadmica refleja algo que ha estado ocurriendo a una escala mayor en la realidad poltica y social.

En el mundo post 11-S las ideologas dominantes estn siendo minadas por las crisis polticas, sociales y econmicas; crisis, todas ellas, que han generado fuerzas insurgentes que puede que pronto vean una nueva relevancia en las obras de Lenin.

Se han intentado, y todava se siguen intentando, variantes de conservadurismo, reformismo, anarquismo y fundamentalismo (religioso, pero tambin secular), y los tiempos en que vivimos parece que son cada vez ms oscuros. Y no parece que vayan a cambiar, a pesar del recin elegido presidente estadounidense el mes pasado.

Lo que amplias masas de poblacin estn experimentando, sintiendo y pensando hoy da los trabajos recientes influidos por Lenin una resonancia an mayor, y de ese modo puede que encuentren un pblico ms amplio del que hasta ahora han contado.

El punto de partida de Lenin es la creencia de que la teora y la prctica socialistas estn necesariamente conectadas al movimiento obrero. La clase obrera -aquellos cuya vida depende de vender su fuerza de trabajo a cambio de un salario, aquellos cuyo trabajo proporciona la base para la riqueza de la sociedad- se est convirtiendo en mayora en la poblacin mundial. ste es, desde luego, el caso de los pases capitalistas avanzados como los Estados Unidos.

Desde el punto de vista de Lenin, la clase obrera no puede defender adecuadamente sus intereses y superar su opresin sin adoptar el socialismo como fin, un sistema en el cual los medios de produccin son apropiados colectivamente y controlados demcraticamente con arreglo a las necesidades de la ciudadana.

Inseparable de lo anterior es la necesidad de que los socialistas comprendan la clase obrera como realmente es, lo que implica darse cuenta de su enorme diversidad y de lo desigual de su experiencia y su consciencia de clase.

Desarrollo

Esto significa el desarrollo de un acercamiento prctico revolucionario que trate de conectar, con rigor y seriedad, a los diferentes sectores y capas de la clase trabajadora. Implica comprender que se requieren diferentes acercamientos y objetivos para conseguir implicar a unos y otros obreros, grupos, sectores y capas de la poblacin trabajadora.

Significa emplear cuidadosamente varias formas de literatura didctica y de agitacin, y desarrollar diferentes tipos de discursos y debates con el objetivo de conectar las diferentes experiencias de la clase obrera y, lo que es ms importante, ayudar a iniciar o apoyar varios tipo de luchas prcticas.

Las capas ms avanzadas de la clase obrera deben cohesionarse no para la consecucin de fines estrechos e inmediatos (en el espritu del puro y simple tradeunionismo), sino para difundir un sentimiento de solidaridad y causa comn que tenga el potencial de unificar a la clase obrera en la lucha por sus intereses colectivos.

Esta orientacin fundamental es la base de mucho de lo que Lenin tiene que decirnos. Es la base, tambin, de otras perspectivas importantes que uno puede encontrar en sus voluminosos escritos y que incluyen:

Lenin acentu la necesidad de que la clase obrera socialista organizada apoyase todas las luchas de quienes sufren opresin.

La conciencia de la clase obrera no puede ser una genuina conciencia poltica a menos que los trabajadores estn dispuestos a responder en todos los casos de tirana, opresin, violencia y abuso, no importa que clase sea la afectada, escribi.

Esto inclua las cuestiones de libertad de discurso y de expresin, la libertad de expresin cultural, los derechos de las minoras religiosas, los derechos de los grupos tnicos y raciales, los derechos de la mujer, de los soldados, de los estudiantes y de los campesinos.

Esta opresin ha de verla el obrero como proveniente, segn Lenin, de aquellas mismas fuerzas oscuras que le oprimen y subyugan a cada paso que da a lo largo de toda su vida.

Un revolucionario tiene que ser un tribuno del pueblo, alguien capaz de reaccionar a cada manifestacin de tirana y de opresin, sin importarle dnde tenga lugar o a qu estrado o clase social afecte, escribi.

La aproximacin de Lenin tambin implica integrar las luchas reformistas dentro de una estrategia revolucionaria. Este punto guarda relacin con una notable comprensin de cmo las luchas democrticas desembocan finalmente en una revolucin socialista.

En el corazn de la teora de Lenin lata un imperativo democrtico que une a la lucha democrtica contra el capitalismo con el programa revolucionario y las tcticas revolucionarias relacionadas con el resto de demandas democrticas: funcionarios de la repblica y de la milicia democrticamente elegidos por la poblacin, igualdad de derechos para la mujer, autodeterminacin de las naciones, etc.

Partiendo de la democracia existente, exponiendo sus carencias bajo el capitalismo, defensamos el derrocamiento del capitalismo [y] una realizacin completa de la democracia, bajo todas sus formas.

Poder

Por supuesto, la burguesa -los capitalistas, los propietarios de las grandes empresas, las multinacionales que explotan nuestro planeta- tienen un inmenso poder y quieren prevenir la posibilidad de que la cuidadana gobierne la economa.

Su poder slo puede ser desafiado y vencido mediante una educacin sistemtica y sostenida y un trabajo de agitacin y organizacin de la mayora de la clase obrera. Y esto no puede cumplirse a menos que los revolucionarios se organicen para trabajar colectivamente.

Las habilidades y conocimiento necesarios para llevar a cabo protestas efectivas y esfuerzos vivificadores de reforma, y para crear posibilidades revolucionarias, slo podrn hacerlos quienes se dediquen, como Lenin dej por escrito, toda su vida a los esfuerzos por dar nacimiento a un mundo mejor.

Fuente: http://www.socialistworker.org.uk/art.php?id=16645



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter