Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-12-2008

Ecuador: Medios pblicos en etapa de construccin

Eduardo Tamayo G.
Alai-amlatina


El tema de los medios pblicos es algo nuevo en el Ecuador. El nuestro es un pas que ha estado rezagado en este tema y solo ha conocido y ha estado condicionado por un modelo privado- empresarial que ha sido predominante durante casi un siglo. Vale sealar, sin embargo, que junto a este modelo tambin han existido experiencias de comunicacin popular, comunitaria y alternativa y tambin medios estatales (radios, televisin) circunscritos al mbito local como municipios, universidades o instituciones publicas. Durante algunos aos funcion la Radio Nacional, sin embargo los gobiernos anteriores la dejaron morir porque no le vean ninguna utilidad o estaban demasiado comprometidos con el intocable poder meditico.

Es con el actual gobierno de Rafael Correa que comienza a hablarse de medios pblicos de carcter nacional en el marco de la recuperacin del Estado como ente regular y planificador de la vida nacional. De esta manera, se crea el canal pblico Ecuador TV, se recupera el diario El Telgrafo que haba estado en manos de los banqueros morosos con el Estado y se reactiva la antigua Radio Nacional del Ecuador bajo el nombre de Radio Pblica del Ecuador.

Es necesario, de manera sucinta, poner algunos elementos del contexto en el que surgen los medios pblicos en el Ecuador.

1. Los grandes medios privados han entrado en una grave crisis, fenmeno que no es exclusivo del Ecuador. Como aparatos ideolgicos y simblicos de las lites dominantes, cuya funcin principal es mantener el statu quo, han sido los puntales para la aplicacin de las polticas neoliberales del Consenso de Washington durante las ltimas tres dcadas que han trado desastrosas consecuencias para nuestros pueblos, como la concentracin acelerada de la riqueza en pocas manos y el aumento del nmero de pobres y excluidos. Los medios coinciden plenamente con algunos principios consagrados en este Consenso, esto es con la desregulacin, la liberalizacin, la globalizacin neoliberal, con la mercantilizacin acelerada de todos los mbitos de la sociedad. La lnea informativa que adoptan estos medios refleja esta posicin, que, por lo dems, se subordina cada vez ms a las transnacionales mediticas de Estados Unidos. Cuando en Amrica Latina se producen levantamientos sociales que cuestionan el neoliberalismo y la poltica imperial y triunfan gobiernos nacionalistas y progresistas, los medios comienzan a ser los principales contradictores de esos procesos que no les benefician ni se corresponden con sus intereses. Los medios, en algunos pases, asumen el rol de actores polticos en sustitucin de los partidos de la derecha neoliberal que ha sido fuertemente golpeados. Es all donde se produce el distanciamiento entre medios y movimientos sociales y ciudadanos, se rompe el consenso y empiezan a marchar por senderos separados. Estos ltimos constatan que los medios no solo ignoran sus demandas, sino desinforman, sobreinforman o manipulan la informacin.

2. Sectores sociales organizados y los ciudadanos buscan informarse por otros canales y por otros medios para poder expresarse y participar. Y por ello aparecen en escena algunas radios, sitios web y redes electrnicas, etc., etc., es decir un tejido comunicacional que opera fuera y en forma contrapuesta al aparato meditico dominante. Pero esto, evidentemente es insuficiente, tambin surge una demanda social de medios pblicos de carcter masivo que informen incorporando principios de diversidad, ciudadana, democracia, pluralidad, respeto a la privacidad. Estos, por lo tanto, son el resultado ms que de una decisin gubernamental, el producto de una demanda social de un pblico que quiere ver otro periodismo, transparente y con una nueva tica.

3. Los medios pblicos nacen tambin de la necesidad de combatir la mercantilizacin de la informacin. Bajo el modelo neoliberal, la noticia se ha convertido en una mercanca sujeta a las leyes de la oferta y la demanda, lo cual se aleja diametralmente de los valores fundamentales del periodismo que indican que la informacin es sobre todo un bien y un servicio pblico y que la comunicacin es un proceso de dilogo para construir democracia. Hay un creciente conflicto entre el inters privado de sectores econmicos, bancarios y financieros que en los ltimos aos se apoderaron de muchos medios y el inters pblico. Los grupos privados quieren a las empresas periodsticas para hacer negocios o para defender sus intereses particulares y los pblicos no quieren ser tratados como clientes o simples consumidores sino como ciudadanos con derechos tambin en el campo de la comunicacin.

Las crticas al proceso de mercantilizacin no solo provienen de periodistas e investigadores de izquierda sino del propio establisment. Por ejemplo, los estadounidenses Bill Kovach y Tom Rosenstiel, sostienen que el periodismo es un negocio y los directivos de empresas periodsticas tienen responsabilidades empresariales que consiste en ajustarse a los presupuestos y atraer nuevos clientes A finales del siglo XX, no nominalmente, pero si de facto, los lderes del periodismo estadounidense se han transformado en hombres de negocios. La mitad de ellos han manifestado que dedican al menos una tercera parte de su tiempo a asuntos ms empresariales que periodsticos. Como ciudadanos deberamos estar alarmados. Los periodistas, a su vez, deberan comprender que han sido socavados . (1)

Los medios pblicos son la anttesis de los medios privados y funcionan con otra lgica. Los medios pblicos no tienen como finalidad el lucro sino el servicio pblico. Por lo tanto, su tarea es desmercantilizar la informacin lo cual implica recuperar el espacio pblico como espacio de debate, de construccin de ciudadana y de sentidos, de ejercicio de la democracia, en el que los derechos a la comunicacin predominen sobre las mercancas, la competencia y el raiting.

Los propietarios de los grandes medios y algunos periodistas han cuestionado a los medios pblicos acusndolos de estar al servicio del gobierno. Por ejemplo, Karla Pesantes de la revista Vistazo sealaba que Ecuador TV, Radio Nacional y diario El Telgrafo se embarcan en un aventura comunicacional a travs de mares dominados, en su mayora, por medios privados. (2) El socilogo Felipe Burbano, ligado al diario Hoy, dice que a los medios pblicos los miro como marginales y perifricos y refirindose al diario pblico El Telgrafo dice que es un proyecto que apunta al fracaso, que no va a tener rectora o inters. (3) Jaime Mantilla Anderson, propietario del diario Hoy y presidente de la Asociacin Ecuatoriana de Editores de Peridicos (AEDEP) expresa su preocupacin por el poder que el Ejecutivo estara ocupando sobre los medios de comunicacin y considera como peligrosa la publicidad oficial. (4) El periodista Rubn Daro Buitrn escribe en El Comercio que hasta ahora la Radio Pblica del Ecuador mantiene un irrefutable olor a oficialismo, burocracia y culto a la personalidad. (5)

Son explicables estas posiciones de quienes han mantenido el monopolio de la palabra por mucho tiempo y se niegan a ver que estamos ante un nuevo momento en el que el pueblo mayoritariamente se ha pronunciado por una nueva Constitucin en la que se reconoce el derecho a la comunicacin y la democratizacin de la misma.

Pero fuera de esas crticas, creo que es necesario defender el espacio ganado hasta ahora por los medios pblicos e incluso por la prensa estatal, la misma que, como sostiene el socilogo brasileo Emir Sader, es perfectamente posible, no es vergonzante, porque en caso contrario se coloca a la defensiva lo que se opone a la esfera mercantil, pretendiendo caracterizar que todo lo que es estatal es antidemocrtico (6). Segn este mismo autor los gobiernos democrticamente elegidos tienen todo el derecho y la obligacin de informar, sino quedan de rehenes de los espacios de la prensa privada.

Vale aclarar, sin embargo, que hay diferencias entre medios estatales y pblicos, pues estos ltimos deber ser el escenario del debate publico en donde se expresen una diversidad y pluralidad de voces - incluida la del Estado, como una voz mas- que participan en la construccin de la vida poltica y de democracia, sin dejar de lado las voces criticas y discrepantes.

Al respecto hay que interrogarse si la actual estructura de direccin de los medios a los que aludimos constituida mayoritariamente por representes del Estado permite garantizar la condicin de medios pblicos. Por ejemplo el directorio de Ecuador TV y de a Radio Pblica del Ecuador est presidido por el Secretario General de la Administracin, y por cuatro ministros de Estado. (7) Varias voces indican que es esa estructura de direccin del canal la que hay que cambiar si se quiere abrirlo a la participacin de los sectores y grupos sociales, universidades, etc. a fin de disear en forma conjunta los contenidos y formatos del canal. Esto asegurara, adems, que los comunicadores del canal tengan autonoma y que toda la programacin sea sometida al escrutinio pblico. (8)

Cuando ha transcurrido ms de un ao desde que vienen funcionando los medios pblicos, la pregunta que surge es si realmente estn cumpliendo o no las expectativas y las esperanzas que muchos sectores depositaron en ellos.

Veamos caso por caso.

Ecuador TV

Este canal ha tenido que soportar una serie de obstculos hasta ponerse en funcionamiento. El primero, increblemente, fue el de las frecuencias. Siendo el Estado el propietario de las mismas, no dispona de una que le permitiera salir al aire. Los canales de VHF, del 2 al 13, que dan mejores facilidades para el acceso al pblico, estaban en manos privadas. El canal pblico tuvo que salir en el canal 48 de UHF que presenta una serie de limitaciones para cubrir a todo el pas. Sin embargo, ante la ltima incautacin por parte del Estado de los canales Gamavisin y TC que eran de propiedad de los banqueros Isaas prfugos de la justicia, no es descabellado plantear que uno de ellos sea asignado al canal pblico. Ello sera un acto legtimo de justicia y de utilizacin del espectro radioelctrico en funcin del inters pblico.

Ecuador TV ha sealado que en su programacin prioriza la educacin, el debate, la participacin ciudadana y los programas culturales. Hay cierta apertura a productores independientes de TV. El ex vicepresidente de Ecuador Enrique Bayas, sealaba que al menos el 60% de la programacin ser de productores ecuatorianos y que para ello se ha logrado un acuerdo con la Asociacin de Cineastas del Ecuador. Sin embargo, an hay una fuerte dependencia de enlatados de corporaciones y canales extranjeros. (9)

Las retransmisiones de la Asamblea Nacional y de las cadenas informativas del Presidente Correa de los das sbados, y otras, en alguna medida han permitido romper el bloqueo informativo, el canal no incluye la crnica roja ni la farndula en su programacin, lo cual es positivo.

El canal, sin embargo, tiene limitaciones que hay que puntualizar. Gran parte del equipo profesional ha sido reclutado de los canales privados, mismo que viene con los mismos criterios y recetas, todava no hay innovaciones sustanciales que permitan ofrecer una programacin diferente que permita romper con el modelo de la televisin comercial y apunte a promover y fortalecer una identidad nacional y latinoamericana. A veces, tengo la impresin de que el canal sintoniza muy poco con el proceso de cambio que est viviendo el Ecuador y que tampoco contribuye a la disputa de sentidos que se vive en Amrica Latina. En los noticieros, por ejemplo, hemos visto cmo se utiliza las mismas fuentes de los dems canales comerciales: la CNN, la Televisin Espaola, etc. donde est la diferencia?, preguntamos. E incluso se retransmiten programas de la Voz de Estados Unidos de Amrica, la famosa VOA, algo que ni los canales pro- estadounidense lo hacen. Cabe indicar que la VOA actualmente mantiene una abierta campaa meditica contra los gobiernos de Cuba, Venezuela y Bolivia.

Hemos visto asombrados como en el noticiero se pas un reportaje en el que se haca propaganda a la labor que cumplen los militares de Estados Unidos en la base de Manta, sin que en el reportaje se ofrezca la versin de los sectores que los cuestionan, incluido el propio gobierno.

Teniendo a mano la informacin de TELESUR, por qu no utilizar ms intensamente sus servicios que de cierta manera son una alternativa en relacin a la CNN? Es posible utilizar la imgenes de la CNN y al mismo tiempo criticar el papel que sta cumple como la principal cadena que defiende la globalizacin neoliberal y la poltica imperial?

Tambin nos preguntamos, Quin establece la lnea editorial del canal? Hay participacin de la ciudadana en esa programacin? Cmo se evala la programacin?

El presidente Correa ha hablado de salir de la larga noche neoliberal. Esta frase tambin es aplicable a la comunicacin. En la dcada de los 60 y 70 hablbamos de imperialismo cultural, que es un etnocentrismo convertido en ideologa que se presentaba como una va de salvacin de los pueblos del Tercer Mundo, a los cuales se les conminaba a ponerse al da con la civilizacin occidental so pena de ser considerados indignos de ser entidades respetables. (10)

A finales del siglo XX y comienzos del siglo XXI ese imperialismo cultural, disfrazado de pensamiento nico, se esparci de la mano de la expansin de los mastodontes mediticos que tienen la capacidad de cubrir todo el planeta y las 24 horas del da con sus satlites y redes electrnicas. Diez megacorporaciones mediticas de Estados Unidos (AOL/Times Warner, Gannett Company, Inc., General Electric, The McClatchy Company/Knight-Ridder, News Corporation, The New York Times, The Washington Post, Viacom, Vivendi Universal y Walt Disney Company) llegan con sus informacin, sus productos culturales y de entretenimiento a centenares de millones de Amrica Latina y el mundo. (11) Estas corporaciones han sido definidas como los aparatos de la globalizacin neoliberal y son los principales agentes para la reproduccin simblica del sistema capitalista. Una gran parte de los medios privados del Ecuador estn subordinados y son dependientes de estas corporaciones limitndose a retransmitir pasivamente sus mensajes. Los medios pblicos del Ecuador no pueden caer en esa red, tiene que buscar y alimentarse de otras fuentes que felizmente si existen.

La tarea de la televisin publica ciertamente no es fcil cuando se encuentra con pblicos, que como plantea el documentalista cubano Rigoberto Lpez, han estado sometidos a todos los condicionamientos de los valores ticos y estticos del cine dominante durante infinidad de aos. (12) Pero salir de la esfera de Hollywood y de la CNN es posible, porque, como dice el mismo Lpez, est ms que probado que nuestro pblico cuando encuentra obra con valores artsticos significativos, que cuentan historias en las cuales se reconocen, absolutamente quedan seducidos e interesados en acercarse al cine. Y nosotros decimos tambin a la TV, pero para ello hay que partir de otros lenguajes, de propuestas estticas y expresivas que se correspondan con esos contenidos.

El vicepresidente de TELESUR, Aram Aharonian, plantea que un nuevo canal de televisin no sirve para nada si no tiene contenidos y formatos nuevos. Si no lo entendemos, estaremos condenados a ver El Chavo del Ocho y Walt Disney hasta el ltimo da de nuestras vidas. Falta una fbrica de contenidos latinoamericanos. Lo que la gente necesita son documentales, filmografa, cultura, entretenimiento en el mejor sentido de la palabra, telenovelas o deportes, con perspectiva latinoamericana. (13)

El Telgrafo

Es el decano de la prensa nacional y desde marzo de 2008 apareci con un nuevo formato y contenido y un tiraje de 25000 ejemplares. Se edita en Guayaquil, la ciudad ms poblada del Ecuador. El peridico se debate entre lo nuevo y rezagos de lo viejo. Entre los aspectos rescatables de la nueva propuesta est su pgina editorial que ha abierto sus pginas a acadmicos, hombres y mujeres, lderes sociales, periodistas, historiadores, escritoras, religiosos que realmente estn aportando en forma permanente en la orientacin de la ciudadana. El sitio que antes tenan la prensa alternativa como Punto de Vista en los aos ochenta, luego Tintaj y de alguna manera el diario Hoy en sus comienzos, ahora lo ocupa el Telgrafo, aunque ha ampliado el espectro de editorialistas. Tambin han recuperado como actores y protagonistas de la comunicacin al hombre y la mujer de la calle, aquellos que han estado siempre olvidados y postergados. El peridico ha recuperado el reportaje que es el ms completo de los gneros periodsticos y que la prensa comercial lo ha proscrito para dar paso a notas breves y superficiales imitando a la televisin. La asociacin que mantiene el Telgrafo con el Ministerio de Cultura para la difusin masiva de lo mejor de la literatura ecuatoriana a precios asequibles, es un aspecto positivo en un pas en el que, en los ltimos aos, la prensa comercial sobre todo vende libros de business, y de autoayuda.

Las deficiencias del peridico se presentan en la parte informativa pues no se vislumbra con claridad hacia donde pretende ir. Las noticias muchas veces repiten el repertorio noticioso que ya se ha conocido el da anterior a travs de la radio, la televisin e Internet, el tratamiento informativo a veces deja que desear pues falta contextualizar de mejor manera las noticias y ofrecer, en algunos casos, por lo menos las dos versiones sobre un tema determinado a fin de que sean el pblico el que se forme su propia opinin. Tampoco los actores sociales organizados son tomados como actores de la comunicacin, se prefiere a los ciudadanos en su expresin individual.

En lo internacional, salvo excepciones, se recurre a las tradicionales agencias de prensa como fuentes de informacin y se desecha otras que ofrecen otra visin como sera IPS, Prensa Latina, ALAI, Agencia Periodstica del MERCOSUR, Adital, Comcosur, Carta Maior, Brasil de Fato, Centro de Colaboraciones Solidarias de Espaa, Telesur, para citar unas pocas.

Sobre la Radio Pblica del Ecuador, hay ms preguntas que certezas Cul es el pblico meta de la radio? Por el tipo de programacin que transmite son acaso los sectores de clase media para arriba? Qu visin predomina en el diseo de la radio? Es la visin meramente comercial de las radios comerciales o se ha tomado en cuenta el rico aporte de la radio popular y comunitaria del Ecuador y Amrica Latina?

Como conclusin se podra sealar que los medios pblicos estn en una etapa de nacimiento y de construccin. Es necesario fortalecerlos pero a la vez reorientarlos como espacios de debate pblico y participacin social. Urge la conformacin de una red de medios pblicos en el que converjan, con autonoma, todos los medios que comparten un proyecto comn. Por ltimo es necesaria la creacin de un Instituto de Medios Pblicos que permita la formacin y capacitacin de las personas involucradas en este empeo.

Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4

Notas

 

1. Kovach Bill y Rosenstiel Tom Los elementos del periodismo, Ediciones El Pas, Madrid, 2004.

2. http://www.vistazo.com/webpages/edicionanterior.php?ID=1769&edicion=975&sID=2

 

3. http://www.hoy.com.ec/temas/temas2008/aniversario/donoso.htm

 

4. http://www.fundamedios.org/home/contenidos.php?id=154&identificaArticulo=482

 

5. Radio pblica?, Buitrn Rubn Daro, El Comercio, Quito, Ecuador, 06-12-2008, p. 10

 

6. Sader Emir, Qu es una prensa pblica?, Amrica Latina en Movimiento, ALAI, N 426, noviembre 2007, Quito.

 

(7) La empresa originalmente creada como Televisin Nacional del Ecuador, TEVECUADOR S.A., se transform en Televisin y Radio de Ecuador, RTVECUADOR Sociedad Annima, incluyendo Ecuador TV y Radio Pblica del Ecuador. El Ministerio de Cultura es el principal accionista y la Corporacin Nacional de Telecomunicaciones (ex-Andinatel) es accionista minoritario. El directorio est conformado por el Dr. Vinicio Alvarado, Secretario General de la Administracin y Comunicacin de la Presidencia; Dra. Caroline Chang, Ministra de Salud, Dr. Galo Mora, Ministro de Cultura; Dr. Ral Vallejo, Ministro de Educacin. El presidente ejecutivo es Enrique Arosemena. El Consejo Consultivo, creado por iniciativa de ste ltimo, est compuesto por: Patricio Montaleza, Anna Tripaldi, Sammy de la Torre, Gabriela Malo, Rubn Torres. Tamara Navas, Cecilia Ugalde, Ivn Cevallos, Ana Rosenfeld, Jorge Torres, Edgar Jaramillo, Marina Salvaretza, Monica Maruri e Isabel Ramos. Los dos medios pblicos tienen una cobertura inicial en Quito, Guayaquil, Cuenca y la zona de Manta, Montecristi y Portoviejo. Para el 2009, la cobertura llegar a todas las capitales de provincia incluyendo las Islas Galpagos. ECTV depende totalmente del presupuesto del Estado, los recursos se reciben a travs del Ministerio de Cultura. La Ley de Radio y Televisin y su reglamento prohben expresamente la transmisin de publicidad comercial en estaciones de servicio pblico, sin embargo, RTVECUADOR S.A. ha implementado el rea comercial, gracias a una reforma al reglamento que permite contar con publicidad de instituciones del Estado y privadas sin fines de lucro. Recientemente, firm un convenio con el Consejo Nacional de Radiodifusin y Televisin, CONARTEL, para contar con fondos provenientes de los pagos que realizan los medios privados por la concesin de frecuencias. Adems, estos dos medios cuentan con aportes del Banco del Estado (BEDE) (Informacin proporcionada por Enrique Arosemena, presidente de TEVECUADOR S.A. en el Encuentro Medios Pblicos y Democracia en Amrica Latina, Quito 11-13 de diciembre 2008)

 

8- Cabe indicar que el sitio Web del canal pblico http://www.ecuadortv.ec/ecu.php?c=1227

ofrece muy poca informacin sobre los objetivos, el organigrama y otros datos importantes del mismo.

 

(9) Flor Mara Torres, jefa de Programacin de Ecuador TV, explica que para ofrecer una alternativa distinta a los televidentes ecuatorianos, esa estacin tuvo que adquirir derechos y licencias de programas que pertenecen a cadenas estatales de televisin internacional, como la BBC de Londres, la Televisin Espaola (TVE), la Deutche Welle (Alemania) y la NBC de Corea. Convenios similares se negociaron con estaciones como Discovery Channel y Discovery Kids, y hay acuerdos por firmarse con la National Geographic.

http://www.ecuadorinformado.com/?aid=695

 

(10) Mattelart Armand, Diversidad cultural y mundializacin, Ediciones Paids Ibrica S.A, Barcelona 2006.

 

(11). Los amos de la prensa ( I), Ernesto Carmona

http://alainet.org/active/17670&lang=es

 

(12). http://www.telesurtv.net/noticias/entrev-reportajes/index.php?ckl=116

 

(13). http://www.rebelion.org/noticia.php?id=76084

 

Ponencia presentada por el autor en el Encuentro Medios Pblicos y Democracia en Amrica Latina, Quito 11-13 de diciembre 2008.

 





Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter