Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-11-2004

Como en Irak
Guerra privada en Colombia

Hernando Calvo Ospina
Le Monde Diplomatique


En el Tour de Francia 2004, el tercer puesto individual y por equipos lo ganaron ciclistas de la formacin CSC. Seguro que poqusimos aficionados en el mundo saban que esas letras significan Computer Sciences Corp. ; y mucho menos que esta es una transnacional estrechamente vinculada con las fuerzas de seguridad estadounidenses. Relacin reforzada desde marzo 2003 cuando CSC adquiri a DynCorp, una de las compaas militares privadas, CMP, preferidas de Washington.

Desde 1993 DynCorp est presente en Colombia. Junto a ms de 30 CPM participa en la lucha contra las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, el Ejrcito de Liberacin Nacional, ELN, y en la represin al movimiento social, aunque sus actividades son presentadas como parte de la denominada guerra a las drogas. Estas CPM estn bajo contrato directo con el Departamento de Estado, el Pentgono o la Agencia para el Desarrollo Internacional, USAID, por lo tanto responden a los intereses de la superpotencia.

El 23 de septiembre de 1999, el presidente Andrs Pastrana regres de Washington con la noticia de haber obtenido de su homlogo, William Clinton, la aceptacin de una estrategia presuntamente antinarco denominada Plan Colombia. Dentro de dicho Plan, previendo protestas pblicas y el impacto sicolgico negativo de una intervencin muy visible, el nmero de militares estadounidenses autorizados a trabajar en las operaciones se limit a 400. Y estos llegaran a Colombia nicamente para operar sofisticados sistemas de vigilancia, asesoramiento y entrenamiento. Cuando el Plan es aprobado por el Congreso estadounidense, julio 2000, se conoce que tambin era posible contratar a 400 civiles. Era lo que esperaban ansiosamente las CPM.

As, Washington aceleraba la confeccin del principal conflicto interno privatizado del mundo, despus de Irak.

En la prctica, el Plan Colombia dio legalidad a las actividades que ya realizaban varias de estas empresas, aunque ahora llegaban repletas de moderna tecnologa y en toda legalidad.

En 1987, con el visto bueno gubernamental, gremios econmicos, terratenientes y narcotraficantes contrataron a la empresa israel de seguridad Hod Hehanitin (Spearhead Ltd) para entrenar paramilitares. Cuarteles militares y terrenos de la Texas Petroleum Co. fueron utilizados por ex altos mandos del ejrcito israel y del Mossad (1), as como ex comandos del SAS britnico, para tal efecto. Estos mercenarios ensearon tcnicas terroristas y antisubversivas con las cuales se limpiaron las zonas bananeras y petroleras de sospechosos de apoyar a la guerrilla. Entre 1987 y 1989, los graduados, con el apoyo logstico del ejrcito, realizaron unas 40 masacres de campesinos. La capacidad operativa se demostr en el asesinato de tres candidatos de la izquierda a la presidencia (Jaime Pardo Leal, Bernardo Jaramillo y Carlos Pizarro), y del liberal Luis Carlos Galn. El gobierno de Israel neg la extradicin de los mercenarios a la justicia colombiana.

El informe presentado por el Relator Especial de la ONU a la Comisin de Derechos Humanos, febrero 1990, demostraba que ms de 140 grupos paramilitares operaban en Colombia, en ntima relacin con el ejrcito y la polica. Puntualizaba que los miles de asesinados no slo eran simpatizantes de la guerrilla, sino tambin sindicalistas, campesinos y hasta defensores de derechos humanos. Hbilmente utilizado, el paramilitarismo servira hasta para ocultar la responsabilidad de los cuerpos armados estatales en la guerra sucia, mientras lavaba las manos de la dirigencia poltica que promova el exterminio (2).

Como esta poltica de terror no fue suficiente para erradicar a las fuerzas insurgentes, Washington decidi acrecentar su presencia militar pero ingresando al conflicto por la puerta trasera: Era el fin del Plan Colombia. Las compaas petroleras presentes en Colombia, las industrias de armas y las CMP invirtieron unos 6 millones de dlares en lobby para que el Congreso estadounidense diera luz verde al Plan Colombia. Aprobado, con los contratos se recuper ampliamente la inversin. De los 1.300 millones que ofreci Estados Unidos para el Plan, a los pocos meses ya se haban gastado 1.130 millones, sin que un funcionario colombiano tocara un centavo. Ademas, los millones que Colombia fue consiguiendo con la banca mundial, como aporte al Plan, tambin fueron canalizados por Estados Unidos hacia sus CMP.

La primera inversin que se realiz con ese dinero fue comprarle al Pentgono un avin espa RC-7, de 30 millones de dlares. Este

reemplazaba uno que se haba estrellado en la frontera con Ecuador mientras colectaba informacin sobre las FARC, en julio 1999. La nueva nave le fue prestada a la CMP Northrop para que siguiera el trabajo : en la primera haban muerto 5 militares estadounidenses, tragedia que por poco destapa un escandalo al demostrar el grado de involucramiento de Washington en el conflicto. (3)

Tres Esquinas y Larandia son prcticamente bases de Fuerzas

Especiales estadounidenses, ancladas al sur de Colombia desde hace varios aos. Estas han visto llegar a los contratistas. En ellas todo lo que se consume y se utiliza es importado desde Estados Unidos por alguna de las CMP. Fueron en esas bases, principalmente, donde se entrenaron a miles de militares y paramilitares para que recuperaran la zona del Cagun, territorio donde el gobierno de Andrs Pastrana haba adelantado negociaciones con las FARC.

Las relaciones de las CMP son con alguien en la embajada estadounidense en Bogot. Ninguna autoridad colombiana tiene derecho a controlarlas, ni a sus aviones, ni equipajes, ni cargas. Sus hombres ingresan con visa de turista pero tienen proteccin diplomtica. Las veces que a una alta autoridad colombiana le brot dignidad e intento protestar, Washington amenaz con retirar las ayudas econmicas.

Existen en Colombia CMP para todo, aunque la ms polivalente es DynCorp que ofrece hasta cocineros. Arinc, construye sistemas para aprovisionamiento de gasolina en pistas de aterrizaje. El Grupo Rendon, ensea a los oficiales de la polica y del ejrcito colombiano como explicar el Plan Colombia. ACS Defense, brinda apoyo logstico y asesora al personal de la embajada estadounidense involucrado en el Plan.

Entre otros servicios, la Lockheed-Martin da apoyo logstico a helicpteros de combate y aviones que transportan tropas. Northrop Grumman Corp., instal y maneja 7 poderosos radares en coordinacin con un sofisticado sistema areo de espionaje. Esta CMP tambin entrena fuerzas militares y paramilitares en operaciones especiales (4). Otras empresas que trabajan con alta tecnologa para fotografiar desde el espacio, interceptar comunicaciones y procesarlas son : ManTech, TRW, Matcom y Alion. Estas informaciones son transferidas al Sistema de Reconocimiento del Comando Sur del ejrcito estadounidense (Southcom), y a la CIA, que las procesan y redistribuyen a las instancias que crean conveniente. Las fuerzas armadas colombianas son las ltimas a tenerse en cuenta.

El Pentgono, el Departamento de Estado y la USAID han dejado en claro que la mayora de estos programas, en particular los de asistencia militar, logstica e inteligencia, no se podrn transferir a los colombianos rpidamente porque no cuentan con las capacidades tcnicas para realizarlas (5). No se sabe, entonces, a qu sirven los instructores contratados!

Ms de 20 mercenarios han muerto desde 1998, y casi todos en extraas circunstancias, inmediatamente silenciadas. Hasta donde se conoce, Eagle Aviation Services, East Inc, empresa subcontratada por DynCorp, la cual estuvo bastante involucrada en el Irangate por cuenta de la CIA (6), puso los dos primeros muertos en julio de 1988. Oficialmente, se estrellaron mientras fumigaban plantos de coca. Otra versin asegura que la guerrilla los derrib.

Michael Demons, de la DynCorp, muri antes de llegar al hospital de Florencia, al sur del pas, el 15 de agosto 2000. La necropsia indic que haba sufrido un ataque cardico debido a una sobredosis de herona con morfina. Trabajaba en la base de Larandia. Alexander Wakefield Ross, tambin de la DynCorp, muri accidentalmente destrozado por la hlice de un avin en agosto 2002, segn los informes oficiales. A su madre le han contado que fue asesinado porque saba mucho sobre el trafico de drogas que realizaban algunos de sus camaradas.

Lo del trfico de drogas parece que no es una fantasa. La revista colombiana Semana, cuando al fin toc el tema que ya manejaban medios estadounidenses, subtitul : Los gringos que fumigan en el Plan Colombia son una banda de Rambos sin Dios ni ley que incluso se han visto involucrados en un escndalo de trfico de herona (7).

Efectivamente, el 12 de mayo 2000 la polica del aeropuerto El Dorado de Bogot encontr dos frascos con un lquido que al analizarse result ser 250 gramos de herona diluda en aceite. Para la mala suerte de DynCorp, sus hombres haban utilizado una empresa privada Federal Express- que deba entregar la carga en Patrick Air Force, una base militar estadounidense situada en la Florida. La polica colombiana estuvo obligada a guardar silencio hasta que, un ao despus, la prensa estadounidense retom un informe de la Drug Enforcement Administration, DEA. Tambin 10 mercenarios de la Dyncorp se vieron involucrados en un trfico de anfetaminas en el 2000. Las investigaciones oficiales colombianas desaparecieron misteriosamente. Ante la evidencia de los hechos, la DynCorp expuls y/o traslad a los involucrados.

La gran preocupacin en Washington es que estos sucesos no trasciendan, pues pondran en peligro las operaciones que el Pentgono tiene con DynCorp en varios pases, principalmente en Irak. Es por ello que no se ha mediatizado la captura por las FARC de tres mercenarios -nombrados como rehenes por la mayora de medios informativos- el 13 de febrero 2003. Estos hombres, que trabajan al sur del pas para California Microwave Systems, realizaban operaciones de inteligencia. (8)

Hasta los atentados del 11 de septiembre 2001, a las guerrillas colombianas se les haba reconocido estatuto de fuerzas polticas beligerantes. Despus, el Departamento de Estado las incluy en la lista de organizaciones terroristas. En 2002, el Congreso estadounidense aprob el aumentar hasta 500 el nmero de miembros de las Fuerzas Especiales en Colombia, pero elimin el lmite que exista sobre la cantidad de contratistas de las CMP. De igual manera autoriz la utilizacin de la ayuda militar antinarco para fines contrainsurgentes. Con esto Washington no daba ms rodeos, y oficializaba lo que siempre ha sido una realidad. A este cambio, dentro de la misma estrategia, se le ha llamado Plan Patriota, y el eje de la guerra se desplaz hacia las zonas petroleras, cercanas a la frontera con Venezuela.

La guerrilla dificulta la explotacin y transporte del petrleo, al juzgar que las ganancias slo benefician a las transnacionales y a unos cuantos colombianos. La primera petrolera en utilizar mercenarios para proteger las infraestructuras fue la Texaco. En 1997 y 1998, la britnica Defence Systems Ltd. colabor con el ejrcito entrenando paramilitares por cuenta de la British Petroleum, Total y Triton, subcontratando a la empresa israel Silver Shadow para adquirir armamento.

El 13 de diciembre de 1998, helicpteros artillados bombardearon unas casuchas en Santo Domingo, un caserio no lejos de Venezuela. El ejrcito dijo que ah se encontraban miembros de una columna guerrillera. En realidad, los 18 asesinados eran campesinos. Quienes ubicaron el objetivo y ordenaron el bombardeo fueron 3 mercenarios estadounidenses al servicio de la Occidental Petroleum, en cuyas propiedades se prepar parte del operativo, y despegaron las naves de la Florida Air Scan. Los mercenarios se esfumaron, y el gobierno estadounidense se niega a entregarlos a la justicia colombiana, a pesar de que uno es militar activo (9).

En septiembre 2003, el gobierno colombiano firm un convenio con Washington donde se compromete a no enviar ciudadanos estadounidenses que hayan cometido crmenes de lesa humanidad ante la Corte Penal Internacional, sin la autorizacin de Washington. Quin se encargar, entonces, de castigar los crmenes y delitos cometidos por los mercenarios que trabajan para las CMP?

Paramilitares. Mercenarios de las CMP. No son todo: Como apoyo a la estrategia contrainsurgente denominada seguridad democrtica, del presidente Alvaro Uribe, est en creacin un contingente de 25 mil soldados-campesinos, frentes locales de seguridad en los barrios, y una red de un milln de informantes. Entonces, quin controlar efectivamente las acciones de todos estos nuevos actores involucrados en una guerra que cada da tiende a ser ms, peligrosamente, privatizada?

Acaso la suma de todo ello no es la extensin, y la actualizacin, de la estrategia teorizada en 1976: Si una guerra limitada convencional entraa demasiados riesgos, entonces las tcnicas paramilitares pueden proveer una manera segura y til que permita aplicar la fuerza a fin de lograr los fines polticos. (10)

(*) Hernando Calvo Ospina, periodista y escritor.

Le Monde Diplomatique. Noviembre 2004.

1. Centro de inteligencia y de operaciones especiales de Isral.

2. Leer: Los paramilitares en el corazn del terrorismo de Estado en Colombia, Le Monde Diplomatique, abril 2003.

3. Caicedo Castro Germn. Con las manos en alto. Episodios de la guerra en Colombia. Planeta. Bogot, 2001.

4. Cahier dtudes stratgiques. N 36-37. Cirpes. Pars, junio 2004.

5. El Tiempo, Bogot, 20 de junio 2003.

6. Ken Guggenheim, Associated Press, 5 de junio 2001. Iran-Contragate: escndalo por el financiamiento de los contrarrevolucionarios nicaragenses con las ganancias generadas por la venta de armas a Irn, por parte de Estados Unidos, a pesar de tenerle declarado un embargo.

7. Mercenarios, Semana, Bogot, 13 de julio 2001.

8. Mercenarios S.A., El Tiempo, Bogot, 20 de junio 2004.

9. Caicedo Castro Germn, op.cit.

10. La guerra en el mundo moderno, Revista de las Fuerzas Armadas, Bogot, mayo-agosto 1976.





Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter