Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-12-2008

Una receta para xito corporativo en tiempos difciles?
Pica verduras, paales para adultos y municin tctica

Nick Turse
TomDispatch

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Introduccin del editor de TomDispatch, Tom Engelhardt

Nick Turse, de vuelta al futuro con El Complejo?

Una receta para xito corporativo en tiempos difciles?

Pica verduras, paales para adultos y municin tctica

Nick Turse

Es posible que uno de los contratistas del Pentgono tenga un modelo empresarial tripartito para nuestros difciles tiempos econmicos: una divisin que se especialice en ollas de coccin lenta, otra en paales para adultos y una tercera en municin tctica de calibre medio? Puede el fabricante del Saladshooter, un cortador/picador elctrico porttil que pica y descarga vegetales rebanados, ser realmente un destacado fabricante de armas? Podra una compaa que produce el Horno para Pizzas Pizzazz ser tambin un mercader de la muerte? Y podra esa compaa ser un modelo de xito en una economa que va en descenso?

Erase una vez un complejo militar-industrial repleto de compaas de nombres famosos como General Motors, Ford, y Dow Chemical, que producan sistemas de armas, que el experto en armas Eric Prokosch llam, la tecnologa de la muerte. Con el pasar de los aos, por motivos econmicos as como de relaciones pblicas muchas de esas firmas se salieron del negocio de crear tecnologas letales, incluso si siguieron siendo contratistas del Departamento de Defensa (DoD).

El complejo militar-corporativo actual sigue repleto de nombres familiares de nuestra cultura de consumo, incluyendo a contratistas de la defensa como el fabricante del iPod, Apple, el gigante del cacao, Nestl, el productor de Ketchup, Heinz, y el fabricante de barras de chocolate Hershey, para no hablar de Tyson Foods, Procter & Gamble, y la Walt Disney Company. Pero aunque puedan suministrar los productos de todos los das que permiten que funcionen los militares, que hagan la guerra, y que realicen ocupaciones en el extranjero, la mayora de esas firmas ya no se interesan por la manufactura de armas propiamente tales.

Whirlpool: Entonces y ahora

Tomemos a la Whirlpool Corporation, que se presenta como el principal fabricante y vendedor del mundo de grandes electrodomsticos y alardea de ventas anuales de ms de 19.000 millones de dlares a consumidores en ms de 170 pases. Whirlpool fue reconocida recientemente como una de las compaas ms ticas del mundo por el Instituto Ethisphere. La compaa tambin profesa una fuerte creencia en valores ticos que viene de sus fundadores hace casi 100 aos que crean que no hay un camino correcto para hacer algo malo.

A mediados del siglo pasado, sin embargo como documenta Prokosch Whirlpool estuvo involucrada en lo que muchos podran considerar como malo. En 1957, Whirlpool inici trabajo en flechettes, - dardos afilados como navajas con aletas a su lado mocho para los militares de EE.UU. Mientras International Harvester, el anterior contratista del Pentgono que las produca, haba logrado empaquetar slo 6.265 de esos mortferos dardos en un frasco de 90 mm, Whirlpool se puso a trabajar para descubrir una manera de meter casi 10.000 flechettes en el mismo medio de entrega. Su objetivo: mejorar la letalidad de los frascos. (Adems, tambin se dice que Whirlpool trabaj en "Sting Ray" un proyecto del Ejrcito que tena que ver con un proyectil repleto de flechettes cubiertas con un agente qumico todava no revelado.)

En 1967, un informe de Associated Press, seal que tropas de EE.UU. estaban utilizando obuses de artillera con flechettes para rociar miles de saetas de acero en forma de dardo sobre amplias reas de la selva o territorio abierto en Vietnam. He visto informes de soldados enemigos que fueron realmente clavados a los rboles por esas cosas, coment un oficial del Ejrcito.

En un viaje reciente a Vietnam, habl con un testigo vietnamita que haba visto semejantes balas-alfiler empleadas muchas veces por fuerzas de EE.UU. en esos aos. En un caso, Bui Van Bac record que una mujer de su aldea, detectada por un avin de EE.UU. mientras caminaba por un arrozal, fue gravemente herida por ellas. Guerrilleros locales fueron a ayudar a la mujer y la llevaron a un hospital donde un cirujano encontr una cantidad de alfileres extremadamente agudos, de tres centmetros de largo, dentro de su cuerpo. Desde el punto de vista mdico, era casi irremediable y la mujer muri.

Protagonista de punta en tecnologas letales en aquel entonces, Whirlpool es ahora uno de los contratistas de la defensa ms pequeos. Aunque, en los ltimos aos, la compaa ha ignorado los pedidos de informacin de TomDispatch.com sobre sus tratos con el Pentgono, los antecedentes indican que el ao pasado, por ejemplo, recibi slo algo ms de 105.000 dlares del Departamento de Defensa, en su mayor parte por instrumentos de cocina y muebles para el hogar.

Del mismo modo, el predecesor de Whirlpool en el juego de las flechettes, International Harvester, es ahora Navistar International Corporation. Navistar Defense, una divisin de la compaa, sigue siendo uno de los billion dollar babies ocultos del Pentgono. Pero aunque el ao pasado hizo ms de 1.000 millones de dlares en negocios con el Departamento de Defensa, Navistar parece haber estado construyendo vehculos para el Pentgono, no armas antipersonal. Son sin embargo, compaas, que no parecen haberse despedido de las tecnologas letales.

National Presto Industries

National Presto Industries comienza su historia con la fundacin en 1905 de Northwestern Iron and Steel Works en Eau Claire, Wisconsin, segn el Business & Company Resource Center. En 1908, la compaa produca ollas a presin de vapor industriales y, en 1915, comenz a hacer modelos para uso domstico. La vspera de la entrada de EE.UU. a la Segunda Guerra Mundial, la compaa entr a los juegos de guerra cuando consigui un contrato multimillonario para producir espoletas de artillera. Incluso con ese negocio entre manos, se dice que estaba al borde de la quiebra cuando su nuevo presidente, Lewis Phillips, consigui una serie de otros lucrativos contratos militares.

Durante los primeros aos de la Guerra Fra, aproximadamente cuando Whirlpool entr al negocio de las flechettes, National Presto Industries acababa de introducir un revolucionario nuevo concepto en la cocina elctrica una lnea completa de instrumentos de cocina elctrica totalmente sumergibles que empleaban un control de calor desmontable y estaba a punto de lanzar la primera cafetera del mundo de acero inoxidable, automtica, totalmente sumergible. La compaa tambin produca en abundancia material blico.

En 1953, National Presto anunci planes de construir una planta multimillonaria para producir obuses de artillera de 105 mm. En 1955, le adjudicaron millones para hacer obuses de caones sin retroceso para el Ejrcito, y el ao siguiente, recibi millones de la Fuerza Area para partes de cazas-bombarderos. En 1958, el presidente de la compaa, Lewis Phillips, declar: El futuro de esta compaa en Eau Claire, y por lo tanto la seguridad de nuestros puestos de trabajo, depende ahora casi por completo de contratos de defensa del gobierno de EE.UU. Cuando el Ejrcito anul sus contratos con Presto en 1959, Phillips se lament: Con poco o ningn aviso, la decisin de este gobierno nos obliga a abandonar completamente la manufactura aqu en Eau Claire.

Los tiempos difciles no duraron. Bastante pronto, National Presto volvi al ataque, beneficindose de la desastrosa guerra estadounidense en Vietnam. De 1966 a 1975, la compaa produjo ms de dos millones de obuses de ocho pulgadas para caones sin retroceso y ms de 92 millones de obuses de artillera de 105 mm. En Vietnam, los obuses de 105 mm mataron o mutilaron a cantidades innumerables de civiles, pero fueron das de auge para National Presto, que recibi por los menos 163 millones de dlares en contratos del Pentgono en 1970-1971 slo para partes de obuses de artillera. Cerrada finalmente en 1980, la planta de defensa de la compaa fue mantenida en lista de espera por el gobierno hasta los aos noventa, un acuerdo entre amigos que hizo ganar a Presto 2,5 millones de dlares al ao por no producir absolutamente nada.

Al terminar la Guerra de Vietnam, National Presto volvi al mercado civil con una serie de nuevos artilugios para la cocina: en 1974, el PrestoBurger, una parrilla elctrica rpida para una sola hamburguesa; en 1975, el

Hot Dogger; y en 1975, la freidora Fry Baby. En 1988, la compaa introdujo su extremadamente popular SaladShooter, seguido en 1991 por su pelador de patatas Tater Twister. Cuando se ralentizaron las ventas de sus SaladShooters, mquinas para palomitas de maz, ollas a presin, freidoras, y parrillas, sin embargo, las armas volvieron a salvarla.

En 2001, National Presto decidi volver al juego de las armas. Meses antes del 11-S, el presidente de la compaa, Melvin Cohen, expres temores de que una futura guerra podra significar la ruina para el negocio de artefactos para la cocina de la compaa. Como resultado, Presto adquiri al fabricante de municiones Amtec. En los aos desde entonces, segn las presentaciones a la Comisin de Valores y Cambios (SEC), Presto tambin ha hecho otras adquisiciones complementarias en la industria de la defensa. Estas han incluido a Amron, un fabricante de cascos de cartuchos de municin de mediano calibre (20-40 mm) y Spectra Technologies, que participa en la manufactura, distribucin, y entrega de municiones y de productos relacionados con suministros de guerra para el DoD y contratistas de primera lnea del DoD.

Esos tipos de municiones son extremadamente verstiles y son disparados desde vehculos terrestres, barcos y varios tipos de aviones tanto helicpteros como aviones de alas fijas.

Adems, en los meses despus del 11-S, National Presto entr al negocio de los paales, y lo estableci en su antigua planta de municiones. En 2004, con la hija de Melvin Cohen, MaryJo, a la cabeza, la compaa sigui expandiendo en el negocio de los productos para incontinencia de adultos. Pas un par de das con ellos puestos, dijo la Cohen ms joven al Milwaukee Journal Sentinel en esos das. Son muy cmodos.

En 2005, el Pentgono adjudic a Amtec, de Presto, un trato quinquenal para su familia de balas de 40 mm. A fines del ao pasado, ya haba recibido 454 millones de dlares y esperaba que la suma llegara, al terminar el contrato, a ms de 550 millones.

Tal como los casquillos de 105 mm del tipo producido por Presto fueron una pesadilla para la gente de Vietnam, la municin de 40 mm result ser desastrosa para los civiles en Iraq y Afganistn. Durante este ao, la BBC inform sobre un tpico ataque conjunto de EE.UU. y el Reino Unido contra una casa en Iraq en la que se haban refugiado insurgentes. Despus de un intercambio de fuego en tierra, las fuerzas de la coalicin pidieron un ataque areo. Segn la BBC: El avin dispar balas de can de 40 mm contra las dos casas, y finalmente lanz una bomba sobre una de ellas. Se derrumb. La otra casa fue incendiada. Los dos insurgentes en la casa fueron enterrados, pero lo mismo ocurri con una cantidad de mujeres y nios. Del mismo modo, en agosto, las noticias nos informan que tropas de EE.UU. pidieron un ataque areo de un AC-130 que lleva caones de 40 mm que ayudaron a matar a aproximadamente 90 civiles en la aldea de Azizabad en Afganistn, segn investigaciones del gobierno afgano y de Naciones Unidas.

Como en el pasado, la guerra ha sido un tiempo de auge para Presto. En 2000, antes del comienzo de la Guerra Global contra el Terror, las ventas anuales de National Presto llegaban a 116,6 millones de dlares. En 2007, totalizaron 420,7 millones, y ms del 50% provino de la fabricacin de armas. A principios de este ao, Presto logr otro contrato por municin de 40 mm (por un monto adicional de 97,5 millones de dlares) para entregas en 2009 y 2010. Segn cifras oficiales del DoD, entre 2001 y 2008 National Presto recibi ms de 531 millones de dlares, mientras que Amtec se llev otros 171 millones. Su total combinado, aunque no llega a colocar a Presto en el tercio superior de los contratistas de armas del Pentgono, es a pesar 702,8 millones de dlares lo que no est mal para una compaa conocida por el corte y la trituracin de vegetales.

La muerte es nuestro negocio y el negocio marcha bien

Estos das, la mayora de los contratistas civiles de la defensa no son como Presto. General Tire and Rubber Company, por ejemplo, dominaba otrora un imperio empresarial que produca no slo neumticos para coches, sino minas antipersonal y mortferas bombas de racimo. Actualmente la compaa parece haber abandonado sus das de aprovisionamiento de los militares de EE.UU. con tecnologas letales.

Dow Chemical atrajo tpicamente la ira de manifestantes durante la Guerra de Vietnam por producir el agente incendiario Napalm que se pegaba y quemaba la carne de sus vctimas vietnamitas. Dow se sali del negocio del Napalm mucho antes de que terminara la guerra, pero, debido a protestas generalizadas en esos das, la compaa sigue sufriendo de ese legado.

En una Conferencia de tica y Observancia en 2006, el presidente, director ejecutivo y jefe de Dow, Andrew Liveris record: Creedme, tuvimos nuestra racin de desafos ticos, en su mayor parte muy pblicos comenzando con la produccin de Napalm durante la Guerra de Vietnam cuando repentinamente pasamos de ser una compaa que haca Saran Wrap [film plstico, N. del T.] para mantener frescos los alimentos a ser vista como una especie de mquina blica por lo menos segn las caracterizaciones de la poca. Aunque Dow sigue siendo un contratista de la defensa, sus contratos con el DoD parecen no incluir la manufactura de armas de ningn tipo. En su lugar, tales compaas han cedido el terreno en gran parte a fervorosos mercaderes de la muerte gigantes de la industria de armamentos como Alliant Techsystems (ATK), Lockheed Martin, y Boeing.

Ahora mismo, National Presto Industries podr parecer un recuerdo de una era pasada en la que las compaas hacan regularmente tanto tems inocuos para uso domstico como armas pesadas. En una nueva economa de los tiempos difciles, sin embargo, en la cual los dlares del contribuyente probablemente sigan fluyendo generosamente al Pentgono, podra ser ms bien un presagio del futuro? Despus de haber demostrado que el equipamiento de verdaderas descargas mortferas es ms lucrativo que producir descargas de vegetales triturados, Presto se ha enriquecido en los aos de guerra de Bush. En los hechos, ha funcionado mucho mejor que los grandes del negocio de los armamentos. Mientras las acciones de los mximos contratistas de la defensa Lockheed Martin, Boeing, y Northrop Grumman han perdido todos significativamente su valor en el pasado ao un descenso de 29,3%, 55,3% y 50.1%, respectivamente el precio de la accin de National Presto haba aumentado un 28,1% a mediados de diciembre.

No cuesta imaginar que ms firmas civiles, especialmente aquellas que ya son contratistas del Pentgono, entren (o vuelvan) al juego de las armas. Despus de todo, cuando los Tres Grandes fabricantes automotrices de Detroit andaban limosneando por un rescate hace slo algunas semanas, utilizaron la participacin persistente de EE.UU. en conflictos armados como argumento a su favor. Por ejemplo, Robert Nardelli, jefe ejecutivo de Chrysler, dijo al Senado que la quiebra de la industria automotriz debilitara la capacidad de nuestra nacin de reaccionar ante desafos militares, y amenazara nuestra seguridad nacional. Aunque el argumento fue descartado categricamente por el teniente general en retiro del Ejrcito John Caldwell, presidente de la divisin de vehculos de combate de la Asociacin Nacional Industrial de la Defensa, probablemente no lo habra hecho si las automotoras fabricaran ms sistemas de armas.

Ser Presto el modelo de vuelta al futuro para contratistas del Pentgono en los tiempos magros que se avecinan? Slo el tiempo lo dir. Por lo menos, parece que, mientras los estadounidenses permitan que el pas haga guerras en el exterior, necesiten que sus ensaladas sean desmenuzadas y tengan problemas de vejiga, el futuro de National Presto Industries estar asegurado.

----------

Nick Turse es editor asociado y director de investigacin de Tomdispatch.com. Ha escrito para Los Angeles Times, San Francisco Chronicle, Adbusters, the Nation, y regularmente para Tomdispatch.com. Su primer libro: The Complex: How the Military Invades Our Everyday Lives, una exploracin del nuevo complejo militar-corporativo en EE.UU., fue recientemente publicado por Metropolitan Books. Su sitio en la red es: Nick Turse.com

Copyright 2008 Nick Turse

http://www.tomdispatch.com/post/175014/nick_turse_back_to_the_future_with_the_complex_



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter