Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-12-2008

El tringulo Cuba-EE.UU. Unin Europea en 2008

Esteban Morales Domnguez
Visiones Alternativas


El contexto que nos sirve como punto de partida para el anlisis de la confrontacin Cuba-EE.UU. en el contexto europeo, se remonta al perodo de la segunda mitad de los aos 80.Partimos de considerar que el perodo 1986-1996, constituy un momento crucial en la formacin del contexto en que an se desenvuelve el enfrentamiento entre ambos pases.

Durante el perodo sealado, tuvieron lugar acontecimientos que generaron el fenmeno que hemos denominado como el "cambio de foco" de la poltica de EE.UU. hacia Cuba, as como el impacto que este tuvo en las relaciones entre Cuba-Unin Europea y para las relaciones internacionales de Cuba, en sentido general.

Mientras la Revolucin Cubana fue percibida como un proceso consolidado en lo interno y con un gran activismo internacional, la poltica norteamericana enfocaba principalmente su atencin sobre la presencia internacional de la Isla. Pero durante la dcada mencionada (1986-1996) tanto en Cuba, como en su entorno, comenzaron a desplegarse acontecimientos, que implicaron serias dificultades, las que afectaron mucho a la Isla, sobre todo, internamente, ponindola al borde del derrumbe de su proceso revolucionario socialista.[1]

Se formaron durante el perodo variables que an continan determinando el contexto en que se desenvuelve la confrontacin con EE.UU. y su poltica.

El ao 1986, marca el inicio de un perodo difcil para Cuba, con el comienzo de las dificultades en el intercambio econmico y comercial con sus aliados socialistas europeos de entonces, los que hasta esos momentos haban constituido una retaguardia econmica segura de la construccin socialista en Cuba.

Todo comienza porque en la llamada Glasnost y la Perestroika en la URSS, principal aliado estratgico de Cuba, los procesos que comenzaban a ser vividos, se daban de narices con el llamado "Perodo de Rectificacin de Errores y Tendencias Negativas" en la Isla. No exista coincidencia alguna entre cmo Cuba planeaba y asuma la solucin de sus dificultades internas, y cmo pretenda hacerlo su aliado estratgico principal.[2]

Todos esos aos, desde 1986 en particular, hasta 1989, las relaciones econmicas con los socialistas se deterioraban, con la URSS tambin, aunque ms lentamente, y la economa cubana comenzaba a entrar en un perodo de fuertes dificultades.[3]

En 1989 tiene lugar lo que se ha denominado como el "Verano Caliente", cuando a la altura de junio de ese ao, comienzan en Cuba las llamadas Causa 1 y Causa 2, como consecuencia del descubrimiento de los casos de corrupcin y narcotrfico en los que estaban involucrados altos oficiales del Ministerio del Interior y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, entre ellos, un hroe de la Repblica de Cuba. Coincidentemente ello con el agravamiento de la situacin econmica, que ya venia avanzando.[4]

En 1989 tambin estalla la crisis econmica ms desastrosa del perodo revolucionario, la que en 1993 an tuvo su peor ao.

En 1991, despus de un prolongado perodo de inestabilidad interna y de la ocurrencia de un golpe de estado, la URSS se derrumba como estado socialista multinacional.

El comercio de la URSS con Cuba, en 1992, se derrumba definitivamente, reducindose en un 75%, de 8,500 millones, aproximadamente a 1200.

Ya en 1992, Bush (padre) presionado por W. Clinton, durante la campaa presidencial, aprueba la llamada Ley Torricelli, eliminando el comercio de Cuba con filiales de empresas norteamericanas en terceros pases. Generando a su vez un entorno propicio para la actividad subversiva interna en Cuba.[5]

Cuba, en 1994 logra detener la crisis,[6] comenzando un crecimiento econmico en 1995. De modo que en 1996, despus de las provocaciones de las avionetas de "Hermanos al Rescate", derribadas el 24 de febrero del mismo ao, W. Clinton, aprovechando la ocasin, firma la llamada Ley Helms-Burton, paquete legislativo contra Cuba, que ya haba sido introducido en el congreso desde 1995. Su objetivo principal, frenar el proceso inversionista de Cuba, en coordinacin con el capital extranjero.

En particular, la Ley Helms-Burton, al quitar al presidente la prerrogativa de levantar el bloqueo y ponerla en manos del congreso, produjo un cambio importante en el proceso de formulacin y ejecucin de poltica hacia Cuba.

En 1996, en octubre, el entonces presidente de Espaa, Jos Mara Aznar, en total contubernio con la poltica de EE.UU., introduce la denominada "Posicin Comn Europea" contra Cuba. Esta tena como objetivo apoyar a la Helms-Burton en su afn de presionar a la Isla, obstaculizando al mximo su proceso de reinsercin econmica internacional y poniendo condiciones polticas para conceder el llamado "Acuerdo Marco" a la Isla.

Producindose as, en el corto perodo de 10 aos, la acumulacin de una serie de acontecimientos negativos, que amenazaban con derrumbar a la Revolucin Cubana, y que hubieran sido suficientes para lograrlo, si Cuba, en los ms de 25 aos previos de relaciones econmicas con los pases socialistas europeos, no hubiera sido capaz de acumular las potencialidades que finalmente la salvaron de la debacle.

Si fusemos a caracterizar muy sintticamente cmo fue la vida de los cubanos, que permanecieron en la Isla durante esos aos, no seria tico ni justo, deserselo, ni aun a nuestros peores enemigos. Por lo que no sera exagerado decir, que la heroicidad de nuestro pueblo, ha sobrepasado todos los lmites imaginables. A los cubanos mismos, nos resultaba difcil explicarnos como fue posible sobrevivir a tantas dificultades.

Un amigo norteamericano, por esos das, nos deca, "por menos de lo que ustedes han pasado, en Caracas asaltaban los supermercados"; y nosotros le respondamos, "es que nosotros no tenamos ni supermercados que asaltar".

Sin embargo, dentro de ese mismo perodo, Cuba lograba detener la crisis econmica y en 1995 la economa cubana iniciaba el crecimiento y la superacin de sus dificultades ms apremiantes, proceso que con sus altas y bajas, no se ha detenido.

En tal contexto ms arriba analizado, emergieron las variables que an caracterizan a la confrontacin entre Cuba y EE.UU.

VARIABLES DEL CONFLICTO

Para entender el contenido especfico de las variables que conforman hoy el conflicto entre Cuba y EE.UU., as como poder apreciarlas en el contexto europeo, se hace indispensable tomar en consideracin los escenarios o contextos bsicos ms particulares en los que el conflicto se desenvuelve.

A nuestro entender, son tres los escenarios bsicos:

- La realidad interna cubana.

- La realidad interna norteamericana.

- La realidad del contexto internacional

Hay que agregar, que por lo general, en los estudios sobre el Conflicto Cuba-EE.UU., la realidad interna cubana, no ha tenido la consideracin que este escenario merece.

Sin embargo, nosotros decimos, cualquier pas que enfrenta la realidad internacional, lo hace, en primer lugar, desde su realidad interna. Es decir, la capacidad de cualquier pas para enfrentarse las relaciones internacionales, confrontacionales o no, depende, primero que todo, de su fortaleza interna.[7]

Adems, siempre se formula poltica para un objeto determinado; luego entonces, cmo sera posible formular poltica, sin tomar en consideracin la realidad interna del objeto de esa poltica. Cuando EE.UU. formula poltica, lo hace en primer lugar para Cuba como una realidad, internacional s, pero para Cuba como pas, primero que todo.

Entonces, adems, dentro de esos tres escenarios estn las variables, o escenarios ms especficos en que se desenvuelve la confrontacin.[8]

Realidad Interna Cubana.

Dentro del escenario de la Realidad Interna Cubana, la variable, Dinmica de la Situacin Interna (Si), resulta ser la sntesis entre la marcha de la recuperacin econmica de la Isla, junto a los retos provenientes de un proceso de reformas econmicas en Cuba y su entorno internacional, de acercamiento a la llamada economa de mercado, dentro de lo cual, Cuba debe desplegar su proceso de reinsercin econmica, sin hacer concesiones en la defensa y estabilidad de su rgimen poltico.[9]

Realidad Interna Norteamericana

Este escenario lo sintetizamos en cinco variables bsicas: La Correlacion Congresional en la Poltica hacia Cuba, (Ki), El Lobby Econmico (Le), Apoyo de la Extrema Derecha Cubano- Americana a la Poltica Contra Cuba (Ac), La Agresividad Informativa Contra Cuba (Ai), El Efecto Administracin (Ea).

La correlacin congresional, da respuesta al cambio que se produce cuando el congreso pasa tener un papel ms activo en la poltica hacia Cuba y se inicia cierto debate de esa poltica; lo que paradjicamente tiene lugar, despus de aprobada la Helms-Burton.

El efecto administracin, no hace sino connotar que cada administracin ha tratado de imprimir su sello particular en la poltica hacia Cuba.[10]

El resto de las variables, se explican por s solas.

LA REALIDAD DEL CONTEXTO INTERNACIONAL

La realidad del entorno internacional, inmediato al conflicto, la perfilamos en tres variables fundamentales.

De manera sintetizada, el conflicto Cuba-EE.UU., visto internacionalmente, es decir, en su tendencia a la internacionalizacin, toma su expresin en tres variables fundamentales: La Transnacionalizacin del Bloqueo (Tb), La resistencia a la Transnacionalizacin del Bloqueo (Rat) y La Negociacin de EE.UU. en la bsqueda de un consenso Internacional, o Matriz nica de Poltica, para Subvertir a Cuba.[11]

Estas ultimas, son las variables que ms directamente se conectan con el conflicto, expresado por el tringulo, Cuba - EE.UU.- Unin Europea, en el contexto de la poltica de Estados Unidos hacia Cuba. Sin que podamos soslayar la importancia que ha tenido la posicin cubana y su realidad interna, en medio de una situacin de presiones, que tanto EE.UU. con la Unin Europea, han hecho para que Cuba acepte la llamada "posicin comn ".

EL TRINGULO CUBA-EE.UU.- UNIN EUROPEA.

Durante el largo perodo en que la Unin Europea ha acompaado estratgicamente a EE.UU. en su poltica hacia Cuba, se cre un triangulo de fuerzas y de presiones sobre Cuba muy complejo.

-En el nivel bilateral, con varios pases miembros de la UE, Cuba ha logrado establecer asuntos de inters comn y ejecutarlos. De modo que las relaciones econmicas y comerciales con varios miembros de la Unin Europea son fluidas.

- En el nivel multilateral, es decir de sus relaciones con la UE como organizacin, esta ltima ha aplicado la poltica siguiente:

- Tratar de imponer la llamada "Posicin Comn ", continuamente reafirmada.

- Peridicamente, pulsar a Cuba, para ver si ya esta ha decidido cumplir con las condiciones que le impone la posicin comn, para tener relaciones con la UE.

Mientras, la UE ha aplicado una poltica, que solo la diferencia de EE.UU. el que del grupo de pases que la integran algunos hacen caso omiso y tienen relaciones econmicas con Cuba. Por lo que se puede decir, que a nivel multilateral y estratgico, la UE, siempre ha seguido a la poltica norteamericana hacia Cuba.

Pero el asunto ha sido an ms complejo por dos razones adicionales:

- Todos los miembros de la UE, votan a favor de la Resolucin contra el Bloqueo, en los marcos de la Asamblea General de Naciones Unidas.

- Todos los miembros de la UE, tambin han presionado a Cuba, votando en su contra dentro de la ahora extinta Comisin de Derechos Humanos.[12]

Las llamadas Leyes Antdoto, y el Panel contencioso ante la Organizacin Mundial de Comercio, no fueron ms que intentos que se desvanecieron, ante una correlacin de fuerzas que finalmente pleg a la UE a los intereses de la poltica norteamericana contra Cuba.[13]

La situacin interna de Cuba, ha experimentado tambin, no pocas veces, las presiones de la Unin Europea. La que lleg al extremo de suspender los intercambios culturales y acadmicos con Cuba. Dentro de la UE, algunos como los checos, desplegaron fuertes campaas contra Cuba.

Se trata de que Cuba ha estado sometida por mucho tiempo a los intentos de EE.UU., por consensuar una poltica con la Unin Europea para subvertir a Cuba.

No pocos empresarios europeos, despliegan sus inversiones en Cuba, bajo las presiones de que estas no solo deben desempear un papel econmico, sino tambin servir de palancas de subversin del rgimen poltico cubano. Todo ello, bajo los llamados "principios Sullivan", o su versin criolla, los principios "Arcos".

Hay que decir que aliados importantes de EE.UU., como el Reino Unido y Francia, que no se plegaron a esta poltica. Pero, la supervivencia de Cuba, ante los intentos de EE.UU. por subvertirla, va encontrando respuesta favorable.

Los intentos de forjar una poltica europea hacia Cuba.

A pesar de una visin europea de la confrontacin entre Cuba y EE.UU., que rene los requisitos para hacerla peculiar. Sin embargo, Europa, la UE en particular, ha vivido un largo perodo de supeditacin a la poltica de EE.UU. hacia Cuba.[14]

La incapacidad de la Unin Europea de tener una poltica propia hacia Cuba proviene al parecer de los fenmenos siguientes:

- Las fuerzas polticas que en la UE han pugnado por la existencia de una Europa independiente de la poltica norteamericana, nunca han logrado hacerse del poder.

- El compromiso con la ideologa imperial, fraguado desde finales del siglo, 1898 en particular.

- Europa, sobre todo, despus de la Segunda Guerra Mundial, qued definitivamente atada al carro de los intereses norteamericanos.

- La supremaca econmica de Estados Unidos en Europa, hace que las burguesas europeas, estn continuamente interesadas en cumplir los deseos y aspiraciones de la Oligarqua financiera Norteamericana. La clase burguesa mejor estructurada y ms ramificada, dentro del sistema capitalista de economa mundial.

Todos estos fenmenos, ms arriba esbozados, producen una situacin de permanente inestabilidad en las relaciones entre Cuba y la Unin Europea.

Por lo que la UE ha condicionado continuamente sus relaciones con Cuba a que esta cumpla con los requisitos de economa de mercado, democracia pluripartidista y derechos humanos. Cuba, por su parte, se ha negado continuamente a que la UE la haga objeto de un condicionamiento que, en definitiva, es el mismo que le exige la poltica norteamericana.

Durante todo el perodo 1996- 2005, las relaciones entre Cuba y la Unin Europea, fueron sistemticamente inestables.

La UE adopt sanciones contra Cuba en el 2003, que en el 2005 fueron suspendidas temporalmente. Ante la insistencia del gobierno espaol, algunos pases presionaron a favor de su eliminacin, segn estos ltimos, para favorecer las tmidas reformas puestas en prctica por el presidente Ral Castro.[15]

Con el ascenso al poder de la nueva administracin de Rodrguez Zapatero, se inicia un perodo en las relaciones con Espaa, que al parecer tambin tiende a impactar positivamente las relaciones de Cuba con la Unin Europea.[16]

Desde el principio, la administracin de Rodrguez Zapatero consider como inefectivas las sanciones del 2003, as como declar, su Ministro de Relaciones Exteriores: "...EE.UU., tiene su poltica con Cuba que no compartimos. Le pedimos que respete la poltica desde la UE... los europeos tienen compromisos, intereses y autonoma en poltica exterior..." Realmente, declaraciones muy fuertes para lo que estamos acostumbrados.

Espaa entonces se ha propuesto iniciar una etapa de dilogo con las autoridades cubanas, que no est condicionada por las medidas contra Cuba del 2003.

Ante ello, EE.UU., como era de esperar, de manera inmediata, mostr su inconformidad, oponindose y advirtiendo a la UE que no levantase las sanciones impuestas a Cuba, argumentando que tal medida enviara una seal equivocada al rgimen cubano.[17]

Una seal positiva de este reciente acercamiento, ya la haba dado el Comisario de Desarrollo de la UE, Louis Michel, cuando al visitar Cuba a principio del 2008, se abstuvo de conversar con la llamada disidencia; la cual como se sabe, no es reconocida por el gobierno cubano.

Durante su estancia en Cuba el Comisario Michel se reuni con varios altos dirigentes cubanos, y si bien no fue recibido en tal ocasin por Fidel Castro o Ral Castro, como en el viaje anterior, lo cierto es que ahora lo atendan personas claves dentro del gobierno cubano.[18]

Actualmente, impulsado por Espaa, avanza un dilogo poltico entre Cuba y la UE.

Se ha reanudado la cooperacin en el desarrollo, logrado por ambos actores polticos, concretndose en la firma de una declaracin que favorecer la ejecucin de proyectos en distintos sectores.

Se ha reanudado la cooperacin en el desarrollo, lograda por Cuba y la Unin Europea. Concretndose la firma de una declaracin que favorecer la ejecucin de proyectos en distintos sectores.

Stefano Manservisi, director general de desarrollo de la Comisin Europea, junto al Ministerio de la Inversin Extranjera y la Colaboracin Econmica, firmaron un acuerdo que incluye la rehabilitacin de zonas afectada, prevencin de desastres, seguridad alimentaria, medio ambiente y cultura. Sin dudas, un retorno a las relaciones anteriores a las sanciones.

La firma de la cooperacin se llevo a cabo luego de que una delegacin tcnica de la Comisin Europea constatara las condiciones en que se encuentran las zonas afectadas por los huracanes, que provocaron prdidas a Cuba por ms de 10,000 millones de dlares.

La UE entonces, ha ofrecido al gobierno de Cuba 2 millones de euros (2,6 millones de dlares) como ayuda de emergencia inmediata. As como otros 25 a 30 millones de euros (32 a 38,4 millones de dlares) a partir del ao 2009.

El comisario europeo de desarrollo y ayuda humanitaria, el belga Louis Michel, junto al canciller Cubano, establecieron una declaracin para avanzar en la cooperacin que haba sido interrumpida en el 2003.

Durante las conversaciones con la cancillera cubana, el Sr. Manservisi asegur que uno de los temas abordados haban sido los derechos humanos, por ser parte del dilogo conjunto, al tiempo que se mostr optimista en que el trabajo ser capaz de abrir otras puertas.

Creo, dijo Manservisi "... que hay ahora un marco de dilogo poltico entre Cuba y la Unin Europea, que va a producir resultados en todos los campos; el de la cooperacin econmica, el de las reformas, de los derechos humanos y el de la situacin poltica internacional, que es muy difcil..."

Las relaciones entre Cuba y la UE, al parecer, han comenzado a dar un giro hacia la negociacin.

Pero no es primera vez que lo anterior ocurre. Por lo que nuestra esperanza, en la etapa que ahora se abre, es que tiene lugar despus de un largo perodo de encontronazos, con posterioridad, sobre todo, a que el entonces presidente Jos Mara Aznar, haya impuesto la llamada "posicin comn" en 1996, perodo durante el cual Cuba se resisti denodadamente a la aceptacin de tales condicionamientos. Producindose entonces las sanciones del 2003.[19]

Pero decimos en Cuba "... perro huevero vuelve a comer huevos, aunque le quemen el hocico". La Unin Europea no ha cambiado su poltica hacia Cuba, ms bien, ha levantado las sanciones para volver a acercarse a Cuba y estar en condiciones de negociar con ella sus intereses.

Lo que ms bien ha hecho la UE, es levantar las condicionantes polticas, que Cuba nunca ha aceptado y que le impiden a la Unin Europea acercarse a la Isla.

Que la UE ahora, llegue entregando ayuda humanitaria, restableciendo el intercambio cultural y lanzando el ramo de olivo, no quiere decir que haya abandonado sus viejos propsitos polticos.

Sin embargo, creo que es posible otorgarles el beneficio de la duda, a los que ahora han venido. Sobre todo, porque la voluntad mostrada por Espaa, que fue la artfice de la "posicin comn" y del lacayismo frente a EE.UU., queriendo mostrar ahora adems, una actitud de independencia frente a la poltica norteamericana hacia Cuba.

Nos puede querer decir, que Espaa, parece desear tener su propia poltica hacia Cuba, inducir a la UE a hacer lo mismo y as declarar el final del servilismo anterior a la poltica norteamericana. Es decir, hacer ahora, casi exactamente lo contrario de las burradas que hizo Aznar en su momento.

Pero si la actitud con Cuba ahora, no es mas que un cambio de mtodos, para lograr los mismos objetivos; ello entonces no devendr mas que, en "ms de lo mismo", produciendo el fenmeno, ya caracterizado por nosotros antes, de que la UE, respecto a Cuba "...ella misma se pellizca y se corre atrs".

Pues Cuba, tampoco ha cambiado su poltica con la UE. A nuestro entender, Cuba solo lo que ha hecho es aceptar el gesto, otorgndole el beneficio de la duda a Espaa y a la UE, de que puede tratarse de un acto de buena voluntad y no otra simple "vuelta de tuerca".

Pues hay que decir, que en poltica, se acepta el ramo de olivo, an de las manos de aquellos que te han querido matar.

---------------------------------------------------------------------

versin original publicado en Correos para la Emancipacin

[1] Se dice que entre finales del ao 1993 y principios de 1994, los Hoteles de La Habana estaban abarrotados de periodistas esperando por la cada del socialismo en la Isla.

[2] Ya tal incoincidencia levantaba muchas expectativas dentro de la extrema derecha norteamericana, quien incluso comenzaba exigir a Cuba, que esta deba moverse en la misma direccin en que lo hacia la URSS. Sin dudas, ya de hecho las diferencias entre ambos procesos representaban peligros potenciales. [2] Poco antes, en agosto de 1994, se producan los fenmenos de indisciplina social en el Malecn de La Habana, conocido como crisis de los balseros. Los incumplimientos de los acuerdo migratorios de 1985, la ley de ajuste cubano con su incitacin a la emigracin ilegal, que produjo actos de secuestros de naves y asesinatos, los que junto a las dificultades del periodo especial, generaron una situacin migratoria interna explosiva, ante la cual el gobierno cubano abri las costas para que emigrara todo el que lo deseara. Por primera vez se producan tales actos y tambin el gobierno se vea obligado a tomar tan drsticas medidas. Finalmente Estados Unidos cedi y en septiembre de 1994 y mayo de 1995, se firmaron nuevos acuerdos para tratar de lograr una emigracin pacifica y ordenada para Cuba. Es el momento en que Fidel Castro responde, que el socialismo a Cuba, no lo haban trado los ejrcitos rojos, significando de ese modo el carcter propio y legtimo del proceso que Cuba estaba viviendo.

[3] El comercio socialista de Cuba se desarrollaba a un promedio del 15% con el resto de los socialistas y ms o menos un 85% con la URSS. Por lo cual, las verdaderas dificultades econmicas de Cuba, comenzaron cuando, a la altura de 1989, el comercio con la URSS comenz a caer seriamente.

[4] La lectura que hizo la extrema derecha norteamericana, en particular la cubano-americana, de estos acontecimientos, fue que Cuba viva una crisis econmica y tambin poltica que no tena solucin.

[5] La llamada Ley Torricelli, con un gran eclecticismo, apretaba en la lnea del bloqueo contra Cuba, pero al mismo tiempo, facilitaba el acercamiento subversivo a la realidad interna de la Isla.

[5] El congreso es el nico autorizado a levantar el bloqueo. Pero el presidente, en el margen de esa prerrogativa que no tiene, toma medidas contra Cuba, que no tienen que pasar por el congreso. Ejemplo de ello, son las que Bush tom y que restringieron las remesas y los viajes hacia Cuba agravando las condiciones del comercio entre ambos pases que ya se realizaba.

[6] El congreso es el nico autorizado a levantar el bloqueo. Pero el presidente, en el margen de esa prerrogativa que no tiene, toma medidas contra Cuba, que no tienen que pasar por el congreso. Ejemplo de ello, son las que Bush tomo y que restringieron las remesas y los viajes hacia Cuba agravando las condiciones del comercio entre ambos pases que ya se realizaba.

[7] Para ampliar acerca de los factores del cambio de foco, ver: Esteban Morales, Economa y Poltica de Conflicto Cuba.-Estados Unidos en los aos 90, Revista Economa y Desarrollo, No.3-4, La Habana, 1996, pp. 91-96.

[8] Una variable, es una relacin relativamente estable. Tambin puede haber constantes, pero no nos meteremos en eso ahora aqu. Otros aspectos metodolgicos importantes del modelo de anlisis, se encuentran recogidos en el artculo del autor: Un Modelo para el Anlisis del Conflicto Cuba- Estados Unidos en los Umbrales del siglo XXI, Revista Poltica Internacional, No. 7, enero-julio del 2006, ISRI, La Habana, pp. 79-106.

[9] Cuba perdi sus mercados en los otrora pases socialistas europeos, por lo que buscar nuevos espacios internacionales para su economa, es una cuestin estratgica y de supervivencia.

[10] La Helms-Burton, tuvo tambin efectos no considerados por la extrema derecha que la introdujo. Hizo ms evidente la irracionalidad del bloqueo y conmin a muchos a resistirse a tal poltica, proceso del cual emergi la variable, Resistencia Internacional a la Transnacionalizacin del Bloqueo.

[11] Pueden existir otras variables. Pero las diseadas, nos permiten un acercamiento al conflicto, en trminos esenciales. Dado que no se trata de hacer la historia del Conflicto y ni siquiera de hacer su sociologa, sino de caracterizarlo en su rasgos ms ntimos por lo que agregar variables, podra significar sacrificar capacidad analtica. Se trata de un modelo terico, lo cual exige determinados requisitos. Ver Revista ISRI, No.7, enero-julio del 2006, ya citada.

[12] Sobre todo los ex socialistas, que tienen que dar voto de fe ms que ningn otro. Comportndose tambin, algo as, como una quinta columna de Estados Unidos dentro de la Unin Europea.

[13] En todo ello, el entonces presidente Jos M. Aznar, no habra podido jugar una posicin mas entreguista y lacaya de Estados Unidos. Siguiendo la tradicin de sus ancestros en la Guerra de 1895-1898 en Cuba.

[14] Europa, habituada a vivir con el socialismo en la acera de enfrente, nunca ha asimilado totalmente esa actitud prepotente de Estados Unidos con relacin a Cuba. En ello radica la inestabilidad de las posiciones de la UE, la que se ha desenvuelto entre el lacayismo y los intentos de forjar una poltica propia hacia Cuba.

[15] Tales sanciones, haban sido adoptadas en respuesta a las medidas que Cuba haba tomado de encarcelar algunos llamados disidentes. Las sanciones adoptadas consistan en: restringir las visitas oficiales, a Cuba; evitar los contactos culturales e invitar a los llamados disidentes cubanos a las embajadas europeas en La Habana. Cuba respondi restringiendo todos sus contactos.

[16] El periodo de la presidencia de Aznar, entre 1996 y el 2004, puede ser calificado como el peor, tanto de las relaciones de Cuba con Espaa como con la UE.

[17] Segn Tom Casey, vice portavoz del Dpto. de Estado, Estados Unidos no apoya el levantamiento de las sanciones, pues las reformas introducidas bajo la presidencia de Ral Castro son unos cambios cosmticos .

[18] En realidad, no vale la pena especular, porque en esos momentos no lo recibi la mxima direccin del Pas. Cuba, en definitiva, le provey la posibilidad de ser recibido por personalidades tales como: Ricardo Alarcn, Felipe Prez Roque, Carlos Lage, Marta Lomas y Fernando Gonzlez.

[19] Cuba se resisti a que la UE sea quien determine que puede ser considerado un delito, por el cual se puede encarcelar a alguien. Inmiscuyndose la UE en asuntos internos de Cuba, que no son de su incumbencia.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter