Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-12-2008

Teodoro Petkoff: una izquierda que cumple los requisitos

Luis Hernndez Navarro
La Jornada


La prensa internacional tiene especial debilidad por Teodoro Petkoff. Cada vez que un peridico fuera de Venezuela quiere publicar una declaracin en contra de Hugo Chvez entrevista al ex guerrillero y ex comunista. No falla. l les dice lo que quieren escuchar.

Teodoro Petkoff es el ejemplo vivo de lo que la derecha desea que sea un hombre de izquierda. Los medios de comunicacin lo presentan como un izquierdista democrtico y responsable, un socialdemcrata moderno. l mismo, en su libro Las dos izquierdas, se presenta como un representante de la otra izquierda, distinta a la de Chvez y cercana a Lula y a Ricardo Lagos.

Su trayectoria poltica va del comunista ortodoxo a la apologa del neoliberalismo en nombre de la izquierda. Opositor a modo durante la cuarta repblica, su proyecto poltico se convirti, como afirma el periodista Ernesto Villegas, en la tercera pata del sistema bipartidista, constituido por Accin Democrtica (AD) y el Comit de Organizacin Poltica Electoral Independiente (COPEI), adems de ser el pro- cnsul del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Venezuela. Justific su trapecismo poltico diciendo que slo los estpidos no cambian de opinin.

Economista, periodista y, por encima de todo, poltico profesional, Petkoff tiene ahora 76 aos de edad. Hijo de inmigrantes blgaro y polaca, en 1949 ingres al Partido Comunista de Venezuela (PCV). Junto a Douglas Bravo particip en la guerrilla. Detenido en tres ocasiones, se fug de la crcel en episodios que parecen extrados de una novela. Gabriel Garca Mrquez narr uno de ellos.

Crtico de la invasin sovitica a Checoslovaquia, rompe con el PCV en 1970 y funda, meses despus, el Movimiento al Socialismo (MAS). El nuevo proyecto poltico suscit muchas simpatas internacionales por su planteamiento en torno a un socialismo con rostro humano y su distanciamiento del leninismo clsico. En poco tiempo, sin embargo, se volvi parte de la partidocracia tradicional y en uno de los beneficiarios de la renta petrolera.

Petkoff ha sido elegido diputado en distintas legislaturas. En 1983 y 1988 fue candidato a la Presidencia de la Repblica, pero las votaciones que obtuvo fueron ms bien modestas. Cuando en 1989 los habitantes pobres de Caracas se levantaron en contra de las medidas de austeridad del mandatario Carlos Andrs Perez, en lo que se conoce como el caracazo, y el gobierno respondi masacrando a civiles desarmados, guard silencio. Corrido ya abiertamente hacia la derecha, en 1992 fue derrotado en las elecciones para la alcalda de Caracas por un candidato de la izquierda radical. Un ao despus apoy la carrera presidencial de Rafael Caldera, un socialcristiano que haba roto con su partido, el COPEI.

El ex comunista fue integrado al gabinete del nuevo gobierno. Ocup la direccin de Cordiplan (Oficina Central de Coordinacin y Planificacin) y fue el jefe de la poltica econmica. Desde all llev adelante un agresivo plan de privatizaciones que la revista Producto resumi en una portada con el ttulo: Venezuela, pas en venta.

Sin ninguna mediacin, anunci en 1997 que apretara ms las tuercas a los venezolanos en un momento en el que 67.8 por ciento de ellos eran oficialmente clasificados como pobres. Pidi comprensin y sacrificio a los trabajadores y las clases medias. Despidi a ms de 50 mil empleados pblicos. Modific el rgimen de las prestaciones sociales para eliminar su retroactividad, con la promesa de que ello permitira aumentar los niveles salariales.

Petkoff aval la apertura petrolera, mediante la que se privatiz, por la va de los hechos, la columna vertebral de la economa venezolana, suscribiendo contratos leoninos en favor de las compaas trasnacionales. Como parte de esa poltica se apoy la aplicacin de descuentos en el precio de barril para refineras de Estados Unidos. Petrleos de Venezuela (Pdvsa) entreg su sistema informtico a una empresa mixta llamada Intesa, formada por la propia Pdvsa y SAIC, compaa fachada de la CIA, entre cuyos directores se encuentran varios ex secretarios de Defensa de Estados Unidos. Esa entrega fue clave en el paro/sabotaje petrolero de 2002.

El gobierno de Caldera despreci a la OPEP llamndola, segn palabras del entonces ministro de Energa, un cartel de Pinochos. Viol sus cuotas de produccin y propici la competencia entre sus integrantes. Las consecuencias no se hicieron esperar: el precio del crudo cay estrepitosamente.

Petkoff fue el principal funcionario encargado de negociar un acuerdo entre el gobierno de Venezuela y el FMI. Sin resistencia alguna se allan a los dictados del organismo financiero internacional. Poco despus habl de que era necesario democratizar la institucin.

Cuando en 1998 el MAS, el partido que haba formado, decidi apoyar la candidatura presidencial de Hugo Chvez, lo abandon entre abucheos. En el ao 2000 fund el vespertino Tal Cual, desde el que dedica al mandatario venezolano una crtica sistemtica, visceral, amarga y facciosa. La publicacin est muy lejos de ser el medio objetivo y equilibrado que sus apologistas dicen que es.

Desde entonces, en cada ocasin en que un medio de comunicacin requiere de un comentario contra Hugo Chvez que pueda acreditar a un izquierdista, recurre a Teodoro Petkoff. Mientras tanto, la oposicin venezolana lo utiliza como quiere. Y, a la hora en que hay que escoger a su candidato a la presidencia de la Repblica, no lo deja llegar. A los que verdaderamente mandan dentro del bloque opositor les sirve donde est, haciendo lo que hace, pero no con ms poder.

Quienes desde Mxico ensalzan a Petkoff lo hacen no slo para oponerse a Chvez, sino para promover dentro del pas una izquierda institucional a gusto de la derecha. Es decir, una izquierda como la que hoy dirige al Partido de la Revolucin Democrtica (PRD).



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter