Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-12-2008

La limpieza tnica contina en Palestina

Javier Barreda
Informacin (Alicante)


El pasado 4 de noviembre, Israel rompio la tregua que desde junio haba mantenido con Hams en Gaza, al penetrar sus tropas en la franja y matar a 6 milicianos con el argumento de evitar el comienzo de la construccin de un presunto tnel que segn l sera utilizado para secuestrar a soldados israeles. Desde entonces, los ataques israeles, respondidos por Hams con el lanzamiento de misiles artesanales, han provocado la muerte de 10 milicianos ms y varios heridos. Desde entonces tambin, Israel ha privado a Gaza del aprovisionamiento de alimentos y combustibles, con lo que la nica planta productora de electricidad ha quedado paralizada y, segn la ONU, la poblacin de Gaza se encuentra a las puertas de una hambruna.

El hecho cierto y probado es que ha sido Israel quien ha roto la tregua, como la ha roto desde el ao 2000 en todos los casos de treguas bilaterales anteriores, o ha conseguido que los palestinos las rompieran en los casos de treguas unilaterales. Pero, por qu lo ha hecho en este momento? El ataque del 4 de noviembre coincidi con la eleccin como presidente de Estados Unidos de Obama, de quien se ha sabido en estos das que en mayo pasado envi a colaboradores suyos a Gaza para que se reunieran con representantes de Hams. En la ltima semana, asimismo, el primer ministro electo palestino desposeido de sus funciones en Cisjordania, pero gobernante en Gaza, Ismail Haniyye, reiter ante un grupo de diputados europeos la disposicin de Hams a reconocer el Estado de Israel dentro de las fronteras de 1967, y a declarar una tregua de varias decenas de aos si se reconocan los derechos nacionales de los palestinos. Ante estos movimientos diplomticos, la ministra de Exteriores y candidata a primer ministro israel, Tzippi Livni, declar el 14 de noviembre que no volver a Israel ni un solo refugiado palestino, y que el proceso de paz no requiere la intervencin de Obama, ya que la situacin es de calma. Ms expeditiva aun con la UE, el 13 de noviembre Israel haba impedido el acceso a Gaza de una delegacin diplomtica europea que pretenda oficialmente verificar el desarrollo de varios proyectos de asistencia y cooperacin de la UE. As pues, parece que una vez ms Israel ha provocado un aumento de la tensin con los palestinos, con la UE, y quizs incluso con EEUU- ante la mera insinuacin de que alguien pueda entrometerse en sus propios designios unilaterales para Palestina.

Hace ahora 20 aos que la OLP acept, mediante la Declaracin de Argel, el derecho de Israel a existir dentro de las fronteras de 1967, y 15 desde que Yser Arafat inici en Oslo el llamado proceso de paz, que avanz a golpe de cesiones palestinas hasta el ao 2000, ao en que por primera vez Arafat dijo no (Camp David), cuando se le pidi que renunciara al derecho al retorno de los refugiados palestinos. Se cumple ahora tambin un ao desde la Conferencia de Annpolis, que pretendi haber sentado las bases para la recuperacin del dilogo entre palestinos e israeles sobre los compromisos de no recurrir a la violencia y de detener la construccin de asentamientos en Cisjordania. Sin embargo, el 14 de noviembre el diario israel Haaretz informaba de que en los ltimos meses el ministro de Defensa israel, Ehud Barak, ha autorizado decenas de proyectos de nuevos asentamientos, continuando la poltica de colonizacin a machamartillo que no se ha detenido ni un momento desde el inicio del llamado proceso de paz hasta hoy, a pesar de todos los compromisos y promesas israeles. Tan solo en los primeros aos de aquel (1993-1996), bajo el gobierno laborista de Rabn, la poblacin juda de Cisjordania se increment en un 48%, y desde 1993 hasta hoy la proporcin es del 70%. La ampliacin de las colonias existentes y la creacin de otras se ha complementado con la penetracin del Muro del Appartheid en las tierras palestinas y la incesante construccin de nuevas carreteras, tneles y barreras militares, que disminuyen y fragmentan el espacio que va quedando a los palestinos, los cuales poco pueden hacer ms que esperar: esperar a que Israel les deje ir al trabajo, a las escuelas o a los hospitales; esperar que Israel siga permitiendo el suministro de alimentos, de energa o de sus salarios; esperar la prxima incursin militar, el prximo bombardeo o la prxima demolicin de casa u olivos Y, si no aguantan la espera, pueden matarse o marcharse.

Hace pocos meses que se ha publicado en Espaa La limpieza tnica de Palestina, obra en la que Ilan Pappe, profesor israel y judio de la Universidad de Haifa, demuestra que el xodo de los palestinos de sus casas y tierras fue un objetivo buscado por los dirigentes israeles desde antes incluso de que se llevaran a cabo sistemticamente las operaciones de aterrorizamiento de las poblaciones rabes, una vez generalizadas las hostilidades en 1948, y desde luego antes de que entraran en escena los ejrcitos rabes, en mayo de dicho ao (la propaganda oficial israel afirma que huyeron ante el miedo a la guerra) . En Gaza, que ocupa tan slo el 1,4% del territorio de la Palestina del Mandato Britnico se encuentran hoy el 25% de los palestinos que hoy viven bajo control israel, incluyendo entre estos al 25% que viven dentro del propio Estado de Israel, tambin concentrados en zonas claramente delimitadas, como ciudadanos israeles. Si consideramos que los habitantes de Cisjordania van siendo tambin comprimidos en un espacio cada vez menor (aproximadamente un 10% de la Palestina del Mandato para casi un 50% de la poblacin palestina, ms de 2 millones de personas), resulta evidente que, como seala Darryl Li, el mantra operacional del sionismo inicial (el mximo de tierra, el mnimo de rabes) ha sido adaptado a las nuevas circunstancias: el mximo de rabes en el mnimo de tierras. La limpieza tnica contina.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter