Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-11-2004

Paro en la ciudad aymara de El Alto: es la movilizacin ms grande desde la cada de Snchez de Lozada en octubre de 2003
Se agudiza la crisis social en Bolivia; ultimtum contra las privatizaciones

Lus A. Gmez
La Jornada


El Alto, 15 de noviembre. "Parece que estn bloqueando all adelante. Hay hartitos policas, van a gasificar", deca esta maana el chofer de un colectivo en la autopista que sube de La Paz a la ciudad aymara de El Alto. Al inicio de una prolongada curva de ms de un kilmetro, los vecinos del viejo barrio de Alto Lima decidieron bloquear ah, donde las laderas paceas se convierten en otra ciudad, provocando caos vial desde las 11 de la maana. Arriba, en los principales cruces y caminos alteos, los vecinos instalaron puntos de bloqueo con piedras y quemaron llantas desde temprana hora. De esta manera dieron inicio las 24 horas de paro general decretadas por la Federacin de Juntas Vecinales de la Ciudad de El Alto (Fejuve), exigiendo respuesta a las demandas hechas al gobierno del Presidente Carlos Mesa.

Abel Mamani, secretario ejecutivo de Fejuve, explic los motivos de la medida de presin: "Hace casi dos meses que esperamos respuesta a nuestro pliego petitorio, hace un ao que le dimos la oportunidad a Mesa... hoy vemos que no han hecho nada. No vamos a permitir la traicin del gobierno". Instalado detrs de una manta de la Fejuve, en la zona de la Ceja, fronteriza con el oeste de La Paz, Mamani detall el pliego presentado el pasado 27 de septiembre: "Son 18 puntos, hermanito, que piden la nacionalizacin de los hidrocarburos, el juicio a Snchez de Lozada y sus lacayos, la reversin de las empresas capitalizadas (privatizadas) y otras cosas ms, como la creacin de empleos en salud y educacin en El Alto o el rechazo al TLC (con Estados Unidos, claro)".

A un centenar de metros, una enorme campana instalada en un quiosco dobl toda la maana. Y poco a poco, conforme el sol suba, varios lderes sociales se sumaron al contingente de la dirigencia vecinal altea. Estaban ah Jaime Solares, principal dirigente de la Central Obrera Boliviana, y tambin Miguel Zuvieta, de la federacin de mineros. Con un megfono, pidiendo justicia para el pueblo alteo y juicio al expresidente Snchez de Lozada, Jaime Alanoca se sum al frente del contingente del Movimiento de Trabajadores Desocupados. Varios miembros de la asociacin de heridos durante la insurreccin del ao pasado tambin llegaron. Cerca del medioda, varios centenares de comerciantes de la zona de Villa Dolores llegaron en marcha a mostrar su solidaridad con la medida.

En plena avenida la muchedumbre enarbol sus estandartes, rombos de tela con los colores de la bandera boliviana, que indican siempre que son alteos, que estn organizados (y desde cundo). Lo mismo los vecinos de 16 de Julio que los estudiantes de la Universidad Pblica de El Alto, todos se acercaron a gritar consignas. "Al final", dijo entonces Mamani, "el pueblo unido, como tiene que ser. Y las transnacionales se deben ir de El Alto, se deben ir de Viacha, se deben ir de Bolivia. Mesa es un traidor, traidor a los alteos, traidor a octubre".

"Una rosca de desocupados" da plazo al gobierno

Alrededor del medioda, el presidente Carlos Mesa asisti a un acto en el Colegio Militar para conmemorar un aniversario ms de la fundacin del ejrcito. Al concluir declar a periodistas que detrs del paro en El Alto se encontraba una "rosca (mafia) de desocupados". Luego de las 12:30 comenzaron a llegar hasta la Ceja los primeros "mensajeros" de la Fejuve para informar de la situacin en los nueve distritos que conforman El Alto: salvo por algunas zonas muy reducidas, el paro era total, se converta ya en la movilizacin ms grande desde que, armados con palos y piedras, los alteos bajaron a sacar a Snchez de Lozada del poder en octubre de 2003. A esa hora, los vuelos dejaron de salir del aeropuerto internacional y de los pocos que arribaron salieron los viajeros con sus maletas caminando varios kilmetros hasta encontrar transporte a La Paz.

As, el paro alteo se sum a la serie de conflictos que en el ltimo mes acosan desde varios frentes al gobierno boliviano por el tema del gas y el usufructo de los recursos naturales en este pas. Concebida como una "contra-manifestacin" al lock out realizado el jueves pasado por los empresarios de Santa Cruz de la Sierra, en el oriente, la movilizacin de este lunes tambin dirigi sus lanzas contra el Congreso nacional, los partidos polticos y el gobierno de Estados Unidos.

A las tres de la tarde se realizaron cabildos abiertos en todos los distritos de la ciudad para determinar el curso a seguir. "Vamos a decidir si seguimos hasta 48 horas o lo extendemos indefinidamente. Tenemos asamblea de presidentes vecinales en la noche", explic a La Jornada Mamani. Y pese al desdn con que unas horas antes se refiriera a la organizacin del paro, Mesa envi una comisin a las cinco de la tarde, con una nota escrita, para proponer un dilogo abierto en la sede del Ministerio de Trabajo, en La Paz. "Pero los presidentes no aceptaron esta situacin, han dicho que este gobierno ya no es creble y que todas las negociaciones sern en El Alto", respondi el ejecutivo de Fejuve luego de la asamblea de esta noche, "Le estamos dando 48 horas al gobierno para resolver, de lo contrario estaramos entrando a paro cvico indefinido".

-Pero entiende que muchas de sus demandas no podrn satisfacerse en ese plazo?

-Estoy consciente, y en ese sentido vamos a orientar a la poblacin. Mira, la cosa es que el gobierno sabe cmo contentarnos en algunos temas y dejar los ms amplios para una negociacin abierta. Sabemos adems que estamos tocando temas de inters nacional, como la privatizacin, el juicio de responsabilidades y los servicios bsicos.

-Se sienten con fuerza y apoyo?

-Por supuesto. Hoy, por ejemplo, tambin han parado campesinos en siete provincias del sector del lago (Titicaca) y en la provincia Ingavi, sector Viacha. Sabemos que es fcil convocar a la unidad de la poblacin boliviana, porque todos vivimos el mismo problema: el hambre, la miseria, la falta de servicios...

-Creen que el gobierno resistira un paro indefinido?

-(Risas) Definitivamente no, no nos aguanta. Y en El Alto estamos decididos a ir hasta las ltimas consecuencias. Ellos se lo han buscado, no es nuestra culpa esta situacin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter